La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / papagayo_desplumao / El topito lo sabía todo 2

 Imprimir  Recomendar
  [C:145806]

La pastorcilla marciana utilizaba al topito para su propio disfrute. Cualquier topo se hubiera sentido feliz de poder deslizarse por su perfumada espalda, de caminar entre sus piernas y recibir las caricias de aquellos finos dedos que acababan arrastrándolo impetuosamente por entre las sábanas hasta sus muslos, donde lo esperaba la calidez de su ropa interior, con su humedad creciente, para presionarlo con movimientos rítmicos cada vez más desatados, mientras él olisqueaba con frenesí, poniéndole toda la entrega que podía, pues era una buena mascota. Cualquier otro topo se hubiera sentido afortunado, pero nuestro topo era gay. Las pastorcillas, aunque bajo sus rústicas vestimentas ocultaran las curvas de una top model -como era el caso- no lo excitaban en lo más mínimo. Esto no nos debe sorprender, de sobras es sabido que los topos son grandes conocedores de los cuartos oscuros y que en el laberinto de túneles que se extiende bajo nuestro jardín el vicio y la perversión están a la orden del día.
El topito empezó a bailar el baile de las maracas locas para quitarse de encima los litros de flujo que lo empapaban. No podía dejar de pensar en aquel topito gordo y peludo con casco de bombero que había conocido la noche anterior.
El pastorcillo atravesó la ventana profiriendo un grito de Tarzán. Miles de cristales salieron disparados por toda la habitación.
-Si llego a tener hipo, me lo quitas –dijo la pastorcilla.
-¿Qué es eso? –dijo el pastorcillo señalando el lugar donde se encontraba el topito, atravesado por un enorme trozo de cristal.
La pastorcilla miró a aquel ser peludo que se desangraba sobre sus sábanas y suspiró no sabemos si afligida o aburrida.
-Te he traído la leche.
-¿Obra vez leche de conejo? –dijo la pastorcilla mirando la sospechosa forma del recipiente.
-Esta vez es auténtica leche de vaca.
En la cocina la pastorcilla se sirvió una taza del líquido blanco. El pastorcillo la observó mientras los reflejos blancos le iluminaban la cara. A mitad de beberse la taza, la pastorcilla se detuvo asustada.
-¿No me habías dicho que tus vacas tenían hepatitis acuática?
-Ya se han curado.
-A ver si me sienta mal…
-¡Que te la bebas! –dijo el pastorcillo y dio un golpe en la mesa.
La pastorcilla hizo glups y se la tragó y pronto empezó a sentirse extraña. La transformación se produjo enseguida. Lo que al principio parecían unos bultos saliéndole del cuello y de los costados, acabaron siendo la cabeza y los brazos de Silke, esa famosa actriz y musa de la modernidad, que asomaban por distintas partes de su cuerpo.
-¡Oh, Silke! –dijo el pastorcillo.
-Estoy atrapada en el cuerpo de otra mujer –dijo Silke.
-Parece una frase de una película de Julio Medem –dijo el pastorcillo admirado y luego se acercó tímidamente a la cabeza de su actriz favorita y le dio un beso.
-Estoy cansada de que me besuquees –contestó Natalie Portman enojada.
Entonces llamaron a la puerta.
-¡Lo que me faltaba! –bramó la pastorcilla y fue a abrir hecha una furia.
Era un vendedor de enciclopedias negro.
-¿Tiene un minuto para que le hable de una fantástica enciclopedia escolar?
-No –contestó la pastorcilla.
-¿Por qué?
-Porque eres negro –dijo la pastorcilla, que se había vuelto nazi.
-¡Is black, is white! –dijo el vendedor.
Hubo una nube de humo y el vendedor volvió a aparecer, pero ahora era blanco.
-¡Coño, eres blanco! –dijo la pastorcilla.
-Pero en el fondo sigo sintiéndome negro.
-Lo que has hecho me parece fascinante –dijo Silke, asomando del cuello de la pastorcilla-. ¿A mí me podrías hacer, no sé, china o mulata?
Entonces el espíritu del topito fue volando hasta la mesa y se puso a tocar las castañuelas.

Texto agregado el 05-10-2005, y leído por 315 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2008-06-08 14:40:51 De todo en este texto, giros y giros que no marean, que entretienen y esa imagen del topito atravesado por un vidrio, uuuffff me mató. Pero siempre tu cual dios creador lo traes a la mesa, bueno, su espíritu que total es el personaje que le da vida a todo. Estrellas vienen volando. FaTaMoRgAnA
2005-10-26 11:36:36 Perdón quise decir ¡¡¡Viva Boris Vian!!! pero la emoción por este cuento me nubló el entendimiento cual quijote. Sé que ete cuanto va a marcar un antes y un después, sé que la sociedad no se va a poder quedar al margen de este compendio de ideas y simbolismo y ese personaje con tanta fuerza y arraigo como es el topito que se despide de nosotro tocando las castañuelas...joder...no puedo seguir escribiendo...me emociono............. onanista_por_palabras
2005-10-24 13:05:08 Te voy a dejar un comentario pa que no se quede esto tan vacío. Muy bonito tu relato y mu tierno, me han traído imágenes muy reales y todo tiene mucho sentido. Después de leer esto, mi vida a tenido una catarsis. Papagayo sigue, creo que disfrutas intentando descubrir tus límites de la paranoia hecha palabra. Es lógico que no tengas comentarios, eres políticamente incorrecto y creo que eso también lo perseguías. ¡¡¡Viva Boris Bian!!! onanista_por_palabras
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]