La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jornuco / Dialogo con el tio.

 Imprimir  Recomendar
  [C:149338]

Temprano tocó la puerta y como siempre se le abrió con mucho beneplácito, entró como perro por su casa y se sentó en un sillón de piel quitándose el calzado y colocando los pies sobre un escritorio de caoba centenaria.

Los anfitriones se sorprendieron por lo temprano que llegó el tío al congreso, un atrevido congresista aprovechó el momento y le hizo una pregunta para ir matando el tiempo:

-¿Sam que piensan hacer ustedes (refiriéndose al grupo de los 8) con nuestro vecino que se está muriendo de hambre al cual ustedes le prometieron ayudas, a pasado el tiempo y hasta ahora nada?

El tío se puso de pies ante el congreso y dijo lo siguiente:

-Oigan mis sobrinos, cuando nosotros (el grupo de los 8) pensamos en ayudarles no pensamos solo en ustedes, sino también en su vecino.

En el congreso hubo un minuto de silencio no sé en honor a quien, hasta que el congresista atrevido lo rompió diciendo:

-Pero tío si ustedes en realidad quieren ayudar a nuestro vecino, ¿porque no le lleva la ayuda a su casa directamente?

A Sam no le gustaba el cuestionamiento del atrevido legislador y estaba apunto de ponerse los zapatos y marcharse, pero pensó que ese travieso no podía decidir por todos los demás congresistas que si entendían las buenas intenciones que el cargaba metida en una funda negra pero que aún no la había exhibido.

Colocándose el sombrero y arreglándose la corbata le respondió:

-Óyeme, para resolver el problema de tu vecino, en su misma casa es casi imposible de tan costoso que es para nosotros, es mucho más económico y fácil hacerlo desde aquí y los problemas que surjan en el futuro ya veremos en el camino.

Algunos congresistas solo observaban con la boca abierta mientras otros se entretenían desatando algunos regalos que el tío le había traído del norte.

Sam había amenazado con no firmar el TLC si el congreso no estaba dispuestos aceptar que el vecino moribundo viviera en la misma casa, aunque el TLC no nos beneficiara en nada, pero daba un fuerte dolor de cabeza a los congresistas el pensar que el tío se podía marchar disgustado.

Ya Sam se marchaba y el atrevido congresista se le atravesó en la puerta y le dijo:

-¿Usted no cree que aquel que tiene deuda histórica con mi vecino debería hacerse cargo del problema?, aquel que devastó su casa, aquel que se apropio de sus utensilios, aquel que se comió el sustento y el de sus hijos, aquel que desoló sus tierras y la hizo estéril, aquel que explotó sus gentes y las dejó en la ignorancia, aquel que tiene sus tesoros y presume de ser rico, aquel que solo le dejó una lengua mal hablada.

El tío se enojó bastante y no respondió al atrevimiento de un simple legislador y solo murmuró:

- ¡Maldito igualado! ¿Hasta cuando?

Texto agregado el 17-10-2005, y leído por 246 visitantes. (15 votos)


Lectores Opinan
2005-11-26 04:31:56 me gusta porque en tu texto no haces alucion a nadie, pero en mi cabeza pasaron un monton de recuerdos guardados los cuales se caracterisan por ser muy parecidos al tio sam, me gusto, me parece que ellos son los que se sienten superiores, y no nosotros los que nos sentimos inferiores, el problema es que ellos pueden expresarlo y todos lo escuchan en cambio..... scientist
2005-10-27 23:16:51 Gracias por invitarme a leer tan exquisita reflexión. No interesa hacer comentarios al respecto del mensaje porque se trata de destacar uno de los muchos defectos de la sociedad. Sin embargo, el estilo directo y las frases concisas dotan la historia de estilo propio. Felicitaciones por haberlo encontrado ya. ¡Sigue escribiendo! rosmira
2005-10-27 00:09:40 igualado??? Y el tío solo pensó en eso y no en el problema real de lo que se le estaba planteando. ¡Exelente historia! Nos has mostrado de manera tan clara este prejuicio que se encuentra en todos lados: que piensan que los demás son menos que él. _libelula_
2005-10-26 22:21:50 Lindo texto, nos llama a reflexionar para volcarnos contra el poder, la riqueza "solo de ellos" los privilegiados, con los sesos apolillados, viven haciendo injusticias, alimentandose del sudor ajeno, de nuestro trabajo. Felicitaciones. ***** MARIAOTILIA
2005-10-26 00:32:57 Muy buena propuesta, irónica. medeaazul
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]