La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Buckethead / Niño Llorón.

 Imprimir  Recomendar
  [C:241999]

Tengo un moretón en el ojo y me duele, por la cresta que me duele. Todo empezó en el Gimnasio del Colegio, después de Educación Física y antes de Ciencias Naturales. El Maximiliano siempre ha sido más fuerte que yo y no hay nadie que le saque de la cabeza que soy una niñita, todo porque soy malo para el fútbol y soy el menor del curso, porque soy flaco, porque lloro con facilidad, porque tengo una polera de Duran Duran y según él, el vocalista es maricón, y porque, mi voz no es de niño. Y claro, en mi casa me retaron porque no me defendí como correspondía y a mi papá le dió con repetir una y otra vez que cuando hiciera el servicio militar lo iba a pasar pésimo si no aprendía a ser un hombre, pero ni siquiera ser el más alto de la clase ni llegar de la mano de mi primera polola a la fiesta del sábado hizo que este moretón desapareciera. El Guatón Ibañez dice que yo soy el hueco del curso y me molestó todo el año y el ojo aún me duele, por la cresta que me duele. Y el Sebastián, mi mejor amigo de la U, tuvo el descaro de preguntarme si me gustan las mujeres. "Y a ti qué te importa, chascón de mierda", debí responderle, pero me derretí en mil explicaciones, mientras mi papá sigue diciendo que lo que me faltó fue hacer el servicio militar y yo lo único que quiero es que este moretón deje de dolerme. El otro día casi le pegan a mi novia, por tratar de defenderme mientras me pateaban la cabeza en el suelo. "Le pegamos por maricón", le dijeron. Y qué saco con explicarles que no lo soy, qué saco con hablar de los matices y de las cientos de variables que me hacen ser como soy, qué saco con tratar de silenciar cientos de voces que a diario creen tener el derecho de ponerme a determinado lado de sus estúpidas líneas imaginarias, qué saco con tratar de hablar más fuerte si según el Maximiliano tengo una voz de niñita. Y por qué explicarles, pienso, si es mi vida no seguir la corriente del machismo, pero siempre estoy dando explicaciones y este moretón crece y crece. Estoy encerrado en un camarín, sigo aquí, antes de la clase de Ciencias Naturales, después de la clase de Educación Física. Y todavía me duele.

Texto agregado el 06-10-2006, y leído por 160 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]