La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Tejera / EL VIEJO MUSTANG

 Imprimir  Recomendar
  [C:288974]

Lo había conseguido a muy bajo precio, sin embargo siempre cumplió con sus obligaciones. Me llevaba al trabajo y de regreso, transportaba pesadas cargas, incluso en cuestas prolongadas.

Siempre le exigí bastante y él, sin embargo, se conformaba con poco. Lo lavaba todas las semanas y lo cepillaba con cariño. En época de lluvias, a causa del frío y de la nieve, sólo lo sacaba en casos de extrema necesidad. Puesto que los caminos se hacían impracticables para el viejo Mustang.

Él y yo nos quedábamos privados de libertad durante días en las duras estaciones invernales y nos entendíamos con la soledad tan sólo con mirarnos. Su anterior dueño lo tenía muy maltratado, y en largos periodos encerrado, a consecuencia de tan traumática vida lo recibí más bien rebelde.

En algunas ocasiones, mientras le colocaba la silla y tensaba las correas, su pezuña pisaba mi pie con saña y miraba para otro lado haciéndose el despistado. Pero bastaba un buen rodillazo en la corva.

Todos cuando recibimos un animal, ya sea para las labores del campo o con el único y simple fin de la compañía, le acomodamos un nombre. El suyo Mustang y el mío… me lo propinó él, un gruñido muy difícil de escribir.

La primera vez que lo emitió le salió por pura casualidad o fruto de un atragantamiento con agua y paja. En aquel momento, en el cual ocurrió aquel extraño hecho (el del graznido, rugido, rebuzno, alarido o la mezcla de todos), solté las herramientas en el cobertizo y corrí a mirar que extraño animal había invadido mis tierras. Pero sólo estaba Mustang, me acerqué a él y le di unas palmadas en el lomo.

Desde entonces y hasta el final de sus horas siempre que me requería me llamaba… me llamaba… Bueno, como nunca nadie me llamó jamás, con ese sonido como de tubo de escape de viejo Mustang.

http://es.youtube.com/watch?v=FVO5xEywhXw

Texto agregado el 13-05-2007, y leído por 437 visitantes. (32 votos)


Lectores Opinan
2007-06-24 12:53:29 Entrañable historia narrada de forma magistral. Enhorabuena. 5* Claraluz
2007-06-20 17:42:23 mustang.. como un helado que venden acá. mosquita
2007-06-10 14:15:34 Triste, humano, añoranza y buena literatura. churruka
2007-06-08 14:25:59 exceletne relatol, excelente marfunebrero
2007-05-30 09:11:30 Juegas bien con el equívoco y la mítica del Mustang-máquina y el Mustang-caballo, con esa relación especial que se establece entre propietario-posesión en la que la posesión se convierte en compañero, en camarada. Felicidades! moebiux
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]