La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / ninfadafne / LIBRE

 Imprimir  Recomendar
  [C:324759]

Miguel vivió en el siglo dieciseis, en Valencia,era humilde y sus padres trabajaban la tierra, pese a tener dolor , cansancio en sus piernas y fatiga , debían ganarse el sustento,trabajando de sol a sol,noche tras noche organizaban todo para el día siguiente.
Y para colmos ni las tierras , ni la vivienda eran de su pertenencia, puesto que fueron dadas por la familia para quienes ellos labraban el terreno.
Miguel, corría por entre el prado, y se perdía en la frondosidad del verde ;Miguel era feliz , reía con la niebla , jugaba con la brisa y contemplaba el río, era un niño, pequeño, pero ya , para lo que señalaba su temprana edad, era un muchacho listo, ayudaba a sus padres , luego de ir a la escuela.
Miraba el horizonte y ansiaba , la libertad sublime, la libertad del mar, sentirse etéreo y frágil , lo hacían transformarse en remolino,en ave y pez.
Deleitándose con los bellos colores del ocaso, que impactantes llegaban a él desde la cumbre donde lo esperaba.
En su mundo , mientras crecía, trabajaba y ayudaba en los quehaceres , soñaba con ser capitán de un barco y navegar por el Mediterráneo. Esos sueños de viajante eterno, lo mantenían ansioso.
Al cumplir los dieciocho años se alistó en las milicias , ya tenía estudios superiores en carrera y su buena salud e intelecto ayudaron para que enseguida lo acepten.
Mientras sus sueños de marinero se concretaban , despidió a su familia con un gran e inminente abrazo, su madre y hermanos especialmente Elena , la más pequeña asomaba por sus grandes ojos lágrimas cristalinas y abundantes .
Miguel, marchaba feliz, hacia Cartagena, el caballo lo esperaba , su equipaje era poco.
Al llegar al cuartel, se encontró con tanta gente y ya hablaban de avecinar una guerra .
Y que dijo José , un compañero militar,que las guerras continuaban ,mientras seguían las guerras de religión, ellos debían proteger a sus ciudadanos de los corsarios ,entonces,una parte partía hacia otros rumbos , Francia y otra parte se ocupaba de prevenir al pueblo de los corsarios.
Iban a tomar posición en torres que estaban terminando de construirse cercanas a las costas.
Al transcurrir dos semanas , se congregó todo el regimiento bajo las órdenes del mayor Pedro Gutiérrez, desde allá , se turnaban y además al acampar , debían hacer fogatas tras el avistamiento de alguna flota pirata o mediante un ataque corsario.
Siempre flamante, siempre en su posición , con la mirada de águila y los pies de viento, resguardaba la integridad de su país arriesgándose la vida , y así,pudieron mermar los ataques , la muralla Felipe 2 , era un gran invento para evitar saqueos, de a poco parecía estar todo contrarrestado, aunque esporádicamente acontecían viles secuestros y presas de estos andrajosos embaucadores.
Miguel se sentía un héroe, .Él y sus compañeros,tomaban vino y cantaban , y ya planeaban un viaje de placer hacia la isla de la Torrosa , puesto que pronto debían seguir cumpliendo sus tareas .
Pero si solo es por sentirse como el mar, como libre es el sol, viento y gaviotas , quien conoce más que ellos la libertad , libertad que hacía estrepitosamente sonreir al espíritu del más pobre y del más débil, quien hacía hasta soñar hasta al más pequeño su ilusión de naufragar por sus caminos trasnochar sus todas esquinas , solo, naturalmente la libertad aplaude .
Y aquella hermosa joven de vestido azul, lo esperaba en la orilla , para amarse frente a las olas , al mar....al viento.Frente al eco de la libertad.

Texto agregado el 03-12-2007, y leído por 107 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]