La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / AAAManuelMartinez / EL GATO MALAMAÑOSO

 Imprimir  Recomendar
  [C:347309]


Este era una vez un gato, que era muy malamañoso. Después que se comía la comida que le daba su dueño, se comía todo lo que encontraba a su paso.
Un dia su amo dijo: me voy a conseguir un perro. Para que cuide la casa, ese gato que tengo se la pasa es dormido en el sillón viejo de la cocina y solo se levanta es a comer y a sopetear lo que encuentra.
El gato que se posaba en el sillón alcanzó a escuchar y empezó a temblar de rabia y miedo a mismo tiempo por que era un gran temeroso de los perros. El donde había un perro no pasaba. por lo que había escuchado, decidió marcharse a buscar otro hogar donde vivir ; pero con tan mala suerte que en todas las casas que llegaba había un perro que al verlo se molestaban y lo hacían correr y el pobre gato se iba cansado, en ese son de búsqueda duró dos semanas. De pronto miró a lo lejos una casa muy bonita, rodeada de 'arboles y se dijo haya voy esa tiene que ser mi nuevo hogar, caminó y cuando iba llegando alcanzó escuchar un ladrido de perro grande fue tanto su susto que corrió a toda prisa hasta la casa de su antiguo dueño. Que grande fue sus sorpresa que al llegar se meto por la ventana del cuarto donde estaba su sillón y encontró un enorme perro dormido en su lugar.
Solo se hecho a llorar en silencio pues temía que el `perro intruso lo escuchara. A eso de la cuatro de la madrugada escuchó el ruido de la puerta del cuarto donde dormía el señor se quedó quietecito y alcanzo escuchar al hombre hablar con voz entrecortada. Donde estará minino. Pobrecito debe tener mucho frio y hambre, el es malamañoso y flojo pero yo así lo quiero mucho me hace mucha falta. Si el se presentara yo le diría que no se fuera más y haría al perro que se hiciera amigo y así los tres viviéramos tranquilos. Como lo extraño.
Cuando de pronto el gato lanzo un maullido y saltó a los brazos de su amo, quien se alegró mucho y le dijo no te vallas gatico lo te pido que no te vuelvas a comer las cosas que no te doy, el gatico lo miraba y maullaba y con sus ojos mojados quería hablar para decirle a su amo que no lo volvería hacer nunca más. El hombre lo acostó junto al perro quien abrió los ojos y miró extrañado al gato gruñó muy molesto y el hombre le dijo este gato también es mío igual que tu así que no quiero peleas por que el primero que lo haga lo voto a la calle y no lo recibo más en mi casa. El perro solo movió la cabeza sacó la lengua y empezó a lamer a su compañero desde es día viven muy felices con su amo y compañero que los quiere mucho a los dos sus compañeros de toda la vida.

Texto agregado el 12-04-2008, y leído por 428 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
2008-05-12 01:46:02 que bonito, me encanto tu cuento. ese ejemplo lo tenemos que seguir tambien todas las personas carolina52
2008-04-17 08:00:00 una maravilla amigo.5* jardinerodelasnubes
2008-04-13 19:29:24 Muy buena historia. En lo personal adoro las historias de animales, y esta realmente tuvo todos los condimentos para envolverlo al lector, y deja más de una enseñanza entre líneas. Pero creo que lo importante es el cambio de actitudes que logró la felíz convivencia de los tres bajo un mismo techo. Preciosa historia, una vez más nos regalaste toda tu ternura en un escrito! ***** dulceamiga
2008-04-12 22:08:25 un cuentito muy tierno, me gustóoooo amo los gatos,buenos o mañosos divinaluna
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]