La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / TEJERA / EL SILENCIO DE LAS FUENTES.

 Imprimir  Recomendar
  [C:347588]

Media década de sequía había hecho estragos en la agricultura y en la moral económica de los agricultores.

La yerma tierra convertía la labranza en nubes de polvo, y el riego en arcilla.

–No podrás conmigo –dijo el sediento granjero mirando al sol, mientras sostenía el botijo por encima de su cabeza.

El abundante sudor de sus manos, junto al cansancio provocó la violenta y accidental caída del botijo. Con el resultado de fractura.

Indignado por el hecho, sediento y cabreado se encamina, en línea recta, a su rancho; violando así la propiedad privada.

Se tropieza con su vecino y decide éste, victima de su calentón mal intencionado, preguntarle al viejo Esteban:

–Oye compa, ¿Por qué aras semana tras semana tus tierras si nunca siembras nada?

A lo que Esteban le responde:

“Mi jubilación da para comer, sobretodo desde que falleció mi señora. El tiempo y el aburrimiento consumen mi vida y el burro… el burro sin mí se deprime”.

El viejo le ofreció un trago de su bota de vino bajo un almendro ya muerto, pero con sombra suficiente como para acoger a dos agricultores frustrados y de pequeña estatura.


http://es.youtube.com/watch?v=IZugMfqVcuU



Texto agregado el 14-04-2008, y leído por 457 visitantes. (13 votos)


Lectores Opinan
2008-07-13 14:04:05 Texto con garra, lo digo por ese zarpazo que se niega a aceptar la derrota, y por ello, tal vez, la convierta con el tiempo y la paciencia en una victoria a costa de volverse uno loco)..hasta la muerte es vida. churruka
2008-07-10 20:48:15 cuanta amargura y soledad desprenden tus letras, me encanta como escribes..besote almaguerrera
2008-07-06 12:01:45 Me recordaste a un amigo que no cesaba de regar casi a diario su árbol preferido, un tronco viejo y sin vida. Por más que yo le reprochaba su esfuerzo vano, tanta era la esperanza que él tenía de que el árbol rebrotara que nunca dejó de echarle agua. Lo mismo que ese médico al que se le muere un paciente, y aún viéndolo ya cadáver, no cesa de masajear sul corazón como un obseso. azulada
2008-06-21 23:06:18 Moraleja: todo va mejor cuando enviudas, el dinero te alcanza, te sobra el tiempo y podés sentarte a tomar un vino con un amigo sin que nadie te rompa la paciencia, por no decir otras piezas antómicas el-parricida-huerfano
2008-06-20 11:16:56 La relación entre el labrador y la tierra va más allá del interés. Se acerca casi al amor platónico en el que uno no puede vivir sin notarla en el olfato, entre los dedos, bajo las uñas... y la otra disfruta de las caricias y atenciónes. Una simbiosis emocional que conduce a la verdad, a la vida eterna. Un cuento precioso. Me gusta su ambientación sencilla y la naturalidad de los personajes. Las imágenes fluyen espontáneas en mi imaginación. electroduende
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]