La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Sofiama / EL MUNDO SILENCIOSO DE LA MADRE DE INOCENCIA

 Imprimir  Recomendar
  [C:369823]

Margarita, la mamá de Inocencia, a diferencia de su papá, era una mujer de pocas palabras. El silencio en ella era como de un cansancio infinito y de una resignación sin remedio. Nadie en la familia sabía el porqué de su silencio sepulcral.



Ese mutismo era la razón por la que muchas personas se acercaban a ella para contarle las vicisitudes de sus vidas, aun cuando ella no intimaba con nadie. La gente que hablaba con Margarita se sentía segura porque sabía que en su mundo silencioso no había eco. Las conversaciones entre la madre de Inocencia y esas personas eran como un ritual sagrado donde las impurezas de éstas quedaban lavadas después de ser escuchadas por ella. Margarita tenía el don envidiable de saber escuchar; sumado a ello, en lugar de hacer como todo el mundo que señala las cosas malas en los demás, ella, muy a menudo, encontraba algo bueno, por ello, todos salían reconfortados después de haber sido oídos.


La mamá de Inocencia creía, firmemente, que todo tenía un porqué y cuando la gente hablaba con Margarita, su actitud ante lo narrado era como si ella estuviera, a su vez, aprendiendo a escuchar al silencio. Éste representaba para ella un gran valor moral. Escuchaba sin juzgar, sin opinar. Las personas que acudían a Margarita sabían que ella fijaba toda su atención en lo que le relataban; y con aquel maravilloso don, les respondía, únicamente, lo que éstas necesitaban oír. Después de que la gente partía, Margarita parecía liberarse de su memoria, acallando así, todo cuanto había escuchado. Cuando Inocencia o sus hermanos oían, incidentalmente, alguna conversación, les decía:
- Cuidadito con repetir lo escuchado, esas cosas se olvidan.
No había más explicación, pero ya el mensaje era captado.


A medida que el tiempo pasaba, ese mundo silencioso de Margarita se fue haciendo tan profundo que ya casi no se percibían ni sus pasos. Su silencio era tan gigantesco, como si con ello buscara cincelar una inmensa escultura para tapar el espacio que la rodeaba. Era como si ella misma entrara en el silencio y se perdiera en el espacio interior de la vacuidad. Ni las tensiones, ni las presiones de la vida diaria la molestaban para nada; no parecía estar ligada al tiempo ni al espacio. No se aferraba a casi nada, ni rechazaba nada. La única cosa que parecía retenerla en el espacio exterior era los helechos que de joven había sembrado en el patio de su casa.


En las madrugadas, cuando no podía conciliar el sueño, Margarita regaba sus helechos. Una de esas veces, se cayó y no pudo levantarse, ya que el golpe sufrido fue muy fuerte. Gritaba los nombres de sus hijos, clamando por ayuda:
- Inocenciaaaaaa…, Franciiiiiiiiisco…, Caaaarmen…, Artuuuu…
Ni Inocencia, ni sus hermanos la oían porque sus habitaciones estaban retiradas del sitio donde Margarita se había caído. Su desesperación crecía, mientras repetía:
- Inocenciaaaa… Arturoooo…


Finalmente, Inocencia escuchó una voz que decía:
- Inooocenciaaaa… Inoooocenciaaaa…
Inocencia creyó que estaba oyendo las voces de los fantasmas, de ésos de los que le hablaba su papá, de manera que se encerró en su habitación y se arropó hasta la cabeza. Al rato, volvió a escuchar:
- Inoceeeenciaaa… Inoceeenciaaaa…


Inocencia seguía pensando que eran las voces de los espíritus que venían a llevárselos a todos. Sacaba la cabeza y entreabría un solo ojo; sentía que le halaban el dedo gordo del pie derecho; veía sombras en la ventana, y éstas se proyectaban sobre la pared. Inocencia, asustada, volvía a arropar su cabeza, mientras todo su cuerpo se estremecía de miedo. Su terror era tal, que no podía reconocer la voz de su madre. Inocencia no prendía la luz porque le daba miedo salir de su cama, y que los espectros la vieran.
-Inooocencia… Inoooceeenciaaaa… - Repetía Margarita, ya casi sin aliento.


De repente, se percató de que era la voz de su mamá. Corrió al patio de la casa y gritó hasta que todos despertaron. Margarita fue trasladada al hospital. Allí, entró en un estado delirante como consecuencia del golpe que había recibido en su cabeza y por los calmantes que le administraban. Para sorpresa de todos, comenzó a hablar desde su lecho de enferma, explicando la razón de su silencio abismal.


Por primera vez en su vida, Margarita habló sobre la locura de su madre; o sea, la de la abuela de Inocencia. Contó que ésta se había vuelto loca cuando el abuelo de Inocencia, el padre de Margarita, la abandonó cuando supo que estaba embarazada de él. Relató que en su casa se había impuesto un silencio desmedido en relación con la locura de la abuela de Inocencia, y fue tanto lo que se lo hicieron interiorizar que Margarita vivió siempre confundida entre lo que debía hablar o no, por ello, había preferido ser como una tumba ante cualquier evento que pasara a su alrededor.


Ni los psicotrópicos hicieron efecto en Margarita; habló y habló hasta que ya no tuvo más nada qué decir. Pasó unos días más en cama. Se recuperó de su caída, volvió a su vida normal y a su silencio habitual. Nunca se enteró de todo lo que contó, puesto que Inocencia, su familia y sus amigos del barrio decidimos hacer silencio sepulcral con respecto a lo que nos contó con sus propios labios.


Así fue como Inocencia, su familia y sus amigos del barrio, finalmente, entendimos que a diferencia de un músico quien tiende a llenar el espacio irrumpiendo el silencio al ejecutar sus sonidos, Margarita había decidido, en su sonata de vida, ejecutar con silencios la sinfonía de su alma.


Texto agregado el 10-09-2008, y leído por 1130 visitantes. (107 votos)


Lectores Opinan
2014-01-26 00:48:06 A diferencia del otro, que me causó verdadera tristeza, éste me deja un sabor dulce. Aunque el origen de ese silencio no fuera una elección, éste es sabio, y al interiorizar aquella regla de callar, la madre de Inocencia aprendió la esencia de una de las virtudes más elevadas. Quizás el tiempo en el hospital la ayudaron a liberar un poco de lo que encerraba su alma, como una catarsis... (no se puede absorber tanta pena en el corazón sin soltar algo de lastre...) ikalinen
2013-03-23 19:44:10 EL contrapunto forma parte de la melodía, tan valioso como el sonido. El mundo de inocencia es un mundo de valores y de una sensibilidad excepcional. La calidad de tus letras no se refiere solo a la forma, sino a los contenidos y consistencia humana y moral que sustentan. De esto, aprendo mucho felipeargenti
2010-04-28 02:26:47 De a poco vamos conociendo a la familia de Inocencia y a sus problemas y pesares. Veré que sigue. ***** Catman
2010-02-27 03:32:34 Mis * como siempre para tus escritos besitos NILDA yo_nilda
2010-01-23 15:46:26 Eres atrapadora y en tus matáforas cincelada con la pluma de tu corazón , uno se enriquece de exactitud . Un abrazo querida Sofía . negrate
2009-12-28 16:50:26 Si los otros capítulos de tu novela me gustaron, este no se queda a tras. Menos mal que al final Inocencia fue consciente de que su madre necesitaba ayuda y pudieron ingresarla a tiempo en el hospital para salvarle la vida, mis ************ para esta magnífica novela que me ha enganchado y cautivado. Un placer leerte amiga. Yosep
2009-12-11 23:33:02 simplemente cautivador, bastante envolbente no solo esta sino tada la vida de itu inocencia, felicidades. luzdc
2009-05-23 01:39:58 Muy interesante este texto Sofía. No desmerece en nada la calidad literaria y temática de la zaga. En esta entrega encuentro al silencio impuesto por un trauma psicológico de la infancia de Margarita, como un grito de rebeldía acallado del personaje, rebeldía que se afirma al asumir una conducta diferente a la de los demás, mientras todos hablan ella se empecina en comunicarse a través del silencio. Talvez no fue intencional por parte de la autora tender un hilo de semejanza genética entre Inocencia y su madre. También la niña se rebela frecuentemente a lo establecido, cuando todos piensan que no sabe batear, les demuestra que sabe y que lo hace muy bien o cuando en la víspera de su primera comunión sale, pese a los gritos de los adultos y de su propia madre, a bañarse bajo la lluvia. Abusivo me parece el proceder de los vecinos que acuden a confiar sus penas y demás a Margarita, sabedores de que no escucharán nada de la pasiva confidente, vamos, ni siquiera le impondrán algunos rezos como pena por su proceder, como lo haría cualquier sacerdote que conociera de sus malas acciones. Si en cambio tienen la seguridad –ahí el abuso- de que Margarita en su mutismo insano nada dirá. Pero, no les quedaría la duda que durante la febril perorata causada por el golpe en la caída del personaje, éste hubiera entre su verborrea haber sido algo o bastante indiscreta de los problemas que ha escuchado de los demás. Bueno hubiera sido que involuntariamente soltara uno que otro secreto de sus vecinos. Buen texto amiga, como todos los que se refieren a este lindo personaje de Inocencia. Yo en lo particular pienso respecto de las confidencias: Que el secreto mejor guardado, es aquel que no ha sido confiado.*****Afectuosos saludos. sagitarion
2009-03-23 13:20:26 Simiente de silencio y sabiduría para Inocencia, comprensible su callada armonía... margrave
2009-02-11 16:12:22 Hacía mucho tiempo que no te leía y hoy en esta nostálgica y lluviosa mañana me detuve en tan bello relato. Sofi tienes el Don de la palabra, aún retrctando los silencios. Nada que agregar a lo comentado, me sumo a todos los elogios recibidos y te dejo una constelación de estrellas y un sin fin de besos. te quiero mucho amiga de mi alma. Matilde mancuspia
2008-12-11 00:14:02 Te puse una estrella en "inocencia al bate" y ahora acabo de leer sobre su madre . Hasta el momento llevo tres cuentos leidos y me gusta el hecho de que no das importancia en la narración a detalles que hagan suponer o deducir el país de Inocencia ; los textos tienen un afán de universalidad que es plenamente logrado . No dejo de preguntarme en quien piensa la narradora al hablar del mundo de inocencia o si se desdobla y mira de afuera su propio mundo , pero ¡oh¡ soy inconsecuente con lo que algún día me impuse yo mismo al leer un texto y que es juzgarlo en base a lo que el texto nos entrega y sólo a partir de eso , no ir más allá , porque el texto es el que tiene vida propia y no se debe tratar de leer o ver lo que piensa o siente su autor ya que eso no es lo importante ; me doy un tirón de orejas yo mismo por lo que me tenté a pensar jaja . Seguiré a tu entrañable personaje . cristiankristian
2008-11-07 18:04:10 Voy a tomar como referencia para este comentario a Margarita ,solo me quedo escuchando ,las voces de los que escribieron sus maravillosos comentarios y e clic clic de mi teclado******************************+****** shosha
2008-10-15 04:08:22 interesante narracion en donde tal vez, tal vez podriamos hacer el ezfuerso por guardar un poco de silencio y escuchar con atencion sin dar jucio ***** me recordo un poco al libro de Taylor Cadwell "el que escucha" saludos un abrazo desde Torreon guero
2008-10-10 16:22:20 la sinfonía del alma de Margarita solo es para los entendidos en la materi divinaluna
2008-10-05 03:28:44 muy buen texto me agrado leerte te dejo mis***** roxanazf
2008-10-04 17:33:45 Escribes con el corazón chilenomarinero
2008-09-30 17:28:27 El silencio es un lenguaje que nos permite disfrutar mejor de los acontecimientos que ocurren anuestro lado. El diálogo interior se lo realiza a través del silencio. es un relato muy ameno y hermoso. Besos aliciacometa
2008-09-29 21:35:14 Es preciosa la descripción final de los silencios de Margarita, te felicito. 5*. taber
2008-09-28 21:18:02 no vamos diciendo la inocencia es lo que el profundo no sabe expresar. bellas formas en este cuadro de relaciones. mis cinco pentagramas_5_ Juan_ Juan_Poeta
2008-09-27 16:09:19 Saber escuchar es un valor superior al de saber hablar. Mantienes el interés en esta historia que es hermosa. 5* Dulce_Tammara
2008-09-27 00:33:54 Muy bien, a veces los ecos del alma nos hablan entre silencios que se expresan a través de suspiros, gestos y ademanes. Buen texto. uleiru
2008-09-27 00:01:01 Tiempos y distancias. Notas y silencios. Altibajos en el devenir de la vida. Pero algo se mantiene constante: el grito desaforado de tu talento que llega y resquebaja las pantallas de cientos de computadoras. Habrá que demandarte! 5* ZEPOL
2008-09-26 06:24:10 Que buen relato amiga! te felicito. Creaste un mundo alrrededeor de Inocencia y logras introducirnos cada vez mas con cada una de tus entregas. Muy bueno. Mis 5* petzenko
2008-09-26 02:17:23 Amiga mía admiro profundamente tu narrativa porque es cercana, casi se puede tocar y eres tú en tu ser más profundo creador...mis respetos...5 online
2008-09-24 02:07:22 Espectacular muy bien narrado y entretenido como todo lo tuyo. Tenés el arte de atraparnos entre tus historias. Personajes muy bien delineados. ***** y todo mi cariño flop
2008-09-23 11:15:43 A gritos lo pido! heroes y silencios. Amoroso
2008-09-23 08:23:39 Muy hermoso. Me encantó. margarita-zamudio
2008-09-21 19:34:30 Tu historia tiene gran riqueza argumental. Tras la aparentemente sana discreción de Margarita, su sabia cualidad de escuchar y no juzgar, se esconde una angustia que asusta. Muchas veces cuando el cuerpo no puede expresarse a través de las palabras lo hace a través de los síntomas de la enfermedad. Espero que sus palabras afloren a tiempo para poder evitarlo, tanto por ella como por quiénes le siguen en el camino. 5* Susana compromiso
2008-09-17 23:08:27 ah, y gracias por invitarme, sofi... nocheluz
2008-09-17 23:07:18 más un maravilloso relato sobre la vida de nuestra heroina inocencia...el final es muy poético, me encantó...y mientras leía sobre margarita, recordé a una antigua amiga, que siempre fue así silenciosa y a quien todos solían confiarle sus secretos..la verdad es que era muy sabia...mil*****para ti y tu inocencia nocheluz
2008-09-17 16:40:49 Creo que todo el mundo tiene mucho que decir acerca del silencio...mas como tu lo describes, con una longitud de mira mucho más larga de lo que puede uno esperarse...en ese silencio de abuela y nieta, como un tono sepia...me gustó y creo que es de mis favoritos en la página...me dejas que ponga un link de tu relato en mi biografía? Saludos. M_ Selvatica
2008-09-17 16:35:27 muy buen relato...felicidades amiga musa_universal
2008-09-17 09:43:51 A veces el silencio es complice de multiples secretos, creo que tu protagonista sabía callar con inteligencia. Buen relato. 5* _Rosi
2008-09-16 15:20:12 Existen personas así, algunas por caracteres hereditarios, otras personas tienen ese temperamento debido a traumas psicológicos; como es el caso de la protagonista de tu historia. Muy interesante y ameno relato. Escribes bellisímo, me encantan siempre tus historias, donde empleas atinadas palabras, productos de tu rico vocabulario. Me encantó visitarte. 5* Yetsenia
2008-09-16 02:31:00 Querida amiga me encuantan tus cuentos de inocencia y su familia muy hermoso lo que escribes como siempre Mis ***** cerrense
2008-09-15 20:18:52 Tu relato me atrapó. De excelencia, amiga querida. Por momentos me pareció leer a García Márquez (no es broma). ***** MujerDiosa
2008-09-15 05:58:00 el silencio tiene su arte...buen relato luzyalegria
2008-09-15 01:39:48 El silencio es un opción inteligente en un mundo de palabras desmedidas, y saber escuchar es aún más dicícil que hablar naju
2008-09-14 19:38:08 Triste cualidad la de la madre, pero aún así divina..No dejes de seguir alumbrando nuestra fantasía con la vida de Inocencia que ya pronto va ser un clásico en esta página. churruka
2008-09-14 17:44:26 Que mujer tan especial esta Margarita, con razón Inocencia también lo es, con ese par de padres que tiene... Un cuento delicioso, muy bien contado, me encantaron esos miedos de Inocencia en la noche (la pobre!), y ese fluir ininterrumpido de la boca de Margarita después del golpe. Muy bien, Sofi!! neige
2008-09-14 14:19:55 Muy cercanas al alma tus palabras que hablan de esa madre tan latina...bellamente narrado... naiviv
2008-09-14 11:23:25 No si ya digo que imaginación no te falta. He estado en un clik de quedarme callada, bueno tampoco estoy diciendo mucho, solo tecleo. Me ha gustado este nuevo capitulo. +++++saludos antoniana
2008-09-13 18:00:32 Bella historia, asi como extraña e interesante. Mis 5 Maresa
2008-09-13 17:31:21 ¡Bella historia!1 La mujer que no hablaba, personajes tan especiales, que sñolo ellos pudieron dar al mundo semejante hija. Bonito y con una nota de misterio.***** tequendama
2008-09-13 01:29:55 Que extraña e interesante historia. Un golpe en la cabeza suele producir extrañas manifestaciones, la de margarita fue muy rara. Me gustó tu cuento. *5 luna-azul
2008-09-12 21:19:30 Has descrito con mucha precisión la conducta de la mujer latinoamericana, o debiera decir de la mujer en general, las restricciones de orden moral crean un comportamiento que muchas de las veces raya en lo psicopatológico como lo que pasó con la abuela de Inocencia, y que afectó directamente a la Madre de tu personaje. Ese silencio que has recreado de manera magistral forma parte medular de tu relato. El silencio no es ausencia de sonido, es la presencia de la escncia mas íntima del ser. Te Felicito Amiga Sofiama por el cúmulo de sensaciones que nos haces sentir. Te saluda tu Amigo Servando Santos. servusdei
2008-09-12 19:49:30 Es... óptimo, tierno, con fuertes ondulaciones de drama. Muy buen trabajo, tierno y sabio. panakeos
2008-09-12 18:13:49 Muy buen cuento. El párrafo final aún sube más la nota, felicidades. Un saludo de SOL-O-LUNA
2008-09-12 17:07:12 El silencio sabe abrir espacios diferentes, otro estilo de mundo... Dependiendo del punto de vista puede llegar a ser una virtud, virtud que heredaron Inocencia y sus hermanos. Kisierate
2008-09-12 06:13:33 Terrible, pobre Margarita, yo no sería capaz de vivir con la boca cerrada, desde luego que no soy chismosa, pero que me gusta el chisme, me gusta.. Excelente tu cuento, la familia de Inocencia era toda una revelación. Cuándo nos cuentas algo de sus hermanos?. Me encantan tus relatos de Inocencia. Millones de besos, flores y ********* avefenixazul
2008-09-12 05:50:54 Ejecutar con silencios la sinfonía de su alma. Extraño relato que tiene un encanto mágico. Me recordó, por momentos, la leyenda de la llorona, que por las noches gritaba "ay, mis hijos" o algo así. Tienes una tmósfera inquietante rondando tu narrativa. Muy bueno tu relato, es misterioso y silente, a más no poder. Saludops. Ricardo Jazzista
2008-09-12 03:34:19 Fuerte la historia de Margarita, muy fuerte realmente. Una historia que a mi, me llegó muy de cerca, no por Margarita en sí, sino más bien por la madre de ella, quien ante un dolor tan inmenso como quedarse sola durante un embarazo, acabó perdiendo la razón. Por mi experiencia personal, sé bien cuánto daño puede causarle a una mujer que recién comienza a entender cómo funciona este mundo, el quedarse sola y con un niño en camino, a quien deberá explicarle la triste situación en algún momento. Lamentablemente comprendo bien la situación de la abuela de Inocencia, y por ende, me generó muchísima inquietud el trauma emocional del que terminó siendo víctima Margarita... Este escrito tuyo en particular, no solo me gustó como trabajo literario, sino que me dejó pensando en la importancia de proteger el bienestar de los niños, por encima de los errores de sus padres. Sin palabras, amiga. Me diste directo en mi alma con tu texto. ********** dulceamiga
2008-09-11 21:26:59 La calidad del texto y la redacción es indiscutible, es parte de ti y de tu talento. La historia en sí es atrapante, te envuelve, de forma que sigas leyendo. Sobre el silencio de la madre de inocencia es un silencio de confución, de dolor, debe haber ahi angustias, ansiedades, miedos. Al principio pense que era un silencio de paz, de serenidad, de comunión con el el mundo, pero al final parece no ser así. Muy buen texto amiga, un abrazo. Azel
2008-09-11 21:08:13 La puta que me parió!!!¿Cómo no me casé con una mina así, que no hablara? Ahora tengo que soportar a un loro que no para de hablar en ningún momento. No te puedo decir nada más porque tus lectores ya te lo dijeron todo. En realidad muy buena tu historia. Un beso zumm
2008-09-11 21:01:37 El silencio tiene su música particular y por eso he valorado el texto, el mensaje implícito en ello y la psicología de tu personaje.. Buen relato, una historia hilvanada con maestría y que sin duda deja a más de alguno de los que te leemos.. reflexionando :) mis miles de *************.. Vilyalisse
2008-09-11 20:38:26 Me ha fascinado la vida de la madre de Inocencia, desde luego era un ser muy especial y pese a sus silencios, entrañable. Este relato tuyo, también, es un relato mágico, que me recuerda a algunos de su eminencia Gabriel García Marquez: Gabo. Felicitaciones, un abrazo y para ti***** josef
2008-09-11 16:30:26 Hay bastantes partes en el cuento que me fascinan, me atrapaste con otro relato interesante acerca de la vida de inocencia. Icnocuicatl
2008-09-11 15:36:42 Me encanta la forma y el fondo. gracias por mostrarme el mundo de inocencia y su familia. Sean mis cinco luminosas para vos amiga***** magaoliveira
2008-09-11 15:26:35 Un maravilloso relato, con personajes creíbles y queribles.Me impactó el silencio y la manera de saber escuchar de Margarita.¡¡¡Atrapante!!! Un beso, Ma.Rosa. almalen2005
2008-09-11 11:31:32 Hermoso relato con fuerza y magia. Margarita tenia un gran don, saber escuchar, pues no hay nada más placentero que el que nos escuchen y no nos traicionen con chismes. Mis 5* acuariana
2008-09-11 10:05:49 Hermoso tu relato, le has dado mucho realismo y a su vez encanto a la personalidad de Margarita y a esos temores inocentes de Inocencia, uff, no querría estar en su dedo gordo. Me trae reminiscencias de los relatos del Gabo este mundo fantástico de tu Inocencia, te felicito. Un beso, Carlos. carlitoscap
2008-09-11 06:18:55 Silencio sepulcral,fantasma de los cuentos chilenomarinero
2008-09-11 04:57:34 Es bellísimo tu cuento.Desde un comienzo me extrañé de ese silencio,porque para mí una persona que no habla es como que no existiera. Creo que yo peco de hablar demasiado;pero me gusta que todos sepan lo que siento. Fue terrible esa caída de Margarita (como mi madre se llamaba),pero en parte fue bueno para que tuviera un motivo para contar el motivo de su silencio.Que triste es la vida de esas personas que parece se refugian en ellas mismas, es como que no existieran. Me gusta la forma como lo cuentas,ya al lerte siento ese estilo tan tuyo,con tu esencia en cada palabra******* Besitos mi amiga Victoria. 6236013
2008-09-11 02:11:19 Maravilloso tu relato, tu esencia, en cada personaje, me atrapas serenamente divinaluna
2008-09-11 00:40:54 Bello chapicui
2008-09-11 00:29:16 cautiva la lectura y ademas me gusta Margarita, sus silencios, su saber escuchar. encantada de k me acerkes a estas historias. mis strys* brancaneves
2008-09-11 00:21:36 Un gran texto y con un final IMPECABLE, magnifico. Besos. marfunebrero
2008-09-11 00:05:35 Hermoso...Bellamente hermoso tu relato. Muchas veces caminar por el sendero del silencio, es viajar hacia el interior de uno mismo, lleno de riquezas, espiritualidad y bondades del alma. Tu como siempre con esa maravillosa mente para plasmar instantes de la vida cotidiana, llevas al lector a seguir la senda de Margarita. ***** nomade
2008-09-10 21:30:24 que cuento más maravilloso y lleno de iriginalidad!!!!!!!! teclas
2008-09-10 21:16:21 Hermosa historia, hay personas como la madre de Inocencia que tienen el don de escuchar y no contar jamás lo que se les confía, son personas especiales y cuando una tiene una amiga así o amigo, debe valorarlo y ser con esa persona de la misma manera. Me encantó, como todo lo que escribís. Un besote. Magda gmmagdalena
2008-09-10 20:25:26 "Margarita tenía el don envidiable de saber escuchar...". Sin dudas, la madre de Inocencia trasladó su don. Sólo escuchando mucho antes, se puede decir tanto después. Y, desde luego, me refiero a Inocencia. Todas las * y un beso, querida amiga. fabiangris
2008-09-10 20:17:03 Bueno; Margarita tiene su ritmo propio, su silencio que solo escuchan los que la conocen, y les suena normal a todos, porque es su interior agazapado que ha decidido quedarse allí, es lo que aprendió de pequeña a hacer, y está bien que Margarita siga con su manera de ser, ya que todos conocen el porqué ahora, buen relato y siempre tan bien narrado por vos mi querida sofiama. ***** Besitos lagunita
2008-09-10 20:09:29 ¡Que bonito el último parrafo! me encanta la composición entre los terminos músicales y espirituales.me ha gustado mucho, un saludo 1313
2008-09-10 20:07:06 Una historia en la que el silencio es más que un eje, es el protagonista. Sí que hubo eco en el silencio de Margarita, tanto que fue imposible de soportar y de alguna manera tuvo que salir, aún para volver a crearse. Muy bueno, Sofi. Un beso. Jeve. Jeve_et_Ruma
2008-09-10 19:52:55 realmente se dice que a Dios no le gustan los ruidos y por eso Margarita atraía como una piedra imán. Muy lograda la imagen de los miedos nocturnos de Inocencia. Un relato estupendo.5* jardinerodelasnubes
2008-09-10 19:44:50 Envuelves al lector seduciéndole con la historia, siempre tan llena de magia como la vida. Personajes sencillos que nos enseñan a rescatar lo mejor de nosotros mismos. Un placer, Sofi, esta saga familiar que espero continue. maravillas
2008-09-10 19:09:23 ¡Qué final mas poético y hermoso te ha quedado! Me gustó. Pero no solo eso, sino la historia entera. ¿Sabes? Tengo un familiar que escucha tan bien como tu protagonista. Me gusta hablar con ella porque sabe escuchar y porque es discreta y sobre todo porque siempre está dispuesta a ayudarme en lo que sea y me aconseja con el corazón y amor. Felicidades Sofi, todas las estrellas para este relato. 5* claraluz
2008-09-10 18:56:02 k buena esta historia ahora conocemos a Margarita, sus silencios y luego sus palabras, me gusta como haces de esta historia una novelasa, y siempre me terminas enganchando jajajaa, re bueno sofi, felicitaciones, y sigue con esa historia deleitandonos,Javier mjr10
2008-09-10 18:48:51 Recordemos que en música no todo es sonido, también tiene sus espacios de silencio, y éste es tan importante como los sonidos. "El silencio es profundo como la eternidad; el discurso es superfluo como el tiempo", dice el historiador, crítico social y ensayista escocés Thomas Carlyle. Una hermosa historia la de Inocencia, se va desenvolviendo trayendo muchas sorpresas agradables. De cinco estrellas. borarje
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]