La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / sendero / Una mañana en el palacio municipal

 Imprimir  Recomendar
  [C:409105]

Ayer fue un día diferente. Tenía tiempo que no caminaba por el corazón de mi pueblo. Certifiqué que el parque está más remozado y los ambulantes que habían fincado su residencia bajo la frondosidad de los árboles , ya no estaban. Eran como las diez de la mañana y entreverado con el viento se escuchaban algunos cantos de la primavera. Frente al parque está el palacio municipal y a un lado un cedro que seguramente tiene más años que la misma ciudad. allí, en ese lugar desfilaron las grandes orquestas de México " Carlos Campos" , "Acerina y su Danzonera" " Sonora santanera" y tantas que me pareció oir el bullicio de aquellas noches con la canción "telefono a larga distancia" que aún retumba en mis entrañas. Una melodía bella, donde las cornetas se comunican, dialogan, platican cuchichean. Irrumpe la primera, mientras nosotros tomamos a la pareja de la cintura y de entre el público le contesta la segunda corneta haciendo de ese minuto un espacio mágico de sonidos.
Fui a actualizar algunos documentos, y escuché mi nombre. " Qué milagro que lo veo doctor" contesto el saludo, es una muejer de baja estatura y de pelo entre cano. " Mira hijo, este es el doctor que te curo" y me pregunté, ¿de qué lo curaría? , poco después cuando esperaba mi turno, la señora de junto, me habla " Todavía tiene su consultorio" le digo que sí y a boca de jarro le dije ¿ La he atendido a usted? No, a quién atendió fue a un vecino, que me ha dicho que es usted muy bueno. Gracias, le digo. ya para salir cruzo la mirada a lo lejos y veo la plaza , el baile, las muchachas, tenía menos de veinte años y yo sabía que iba a ser médico. "Adios médico" me dice un empleado del ayuntamiento, lo saludé con un giro de la mano y èl sonrió. Caminé despació, pues ya de rodillas tengo un par de sonajas que truenan con cualquier cosa. Me digo:hoy fue un día de suerte, me ha tocado platicar con pacientes que Dios me ha hecho curarlos... Mañana tal vez no sea lo mismo, pues también guardo historias tristes.

Texto agregado el 13-06-2009, y leído por 223 visitantes. (5 votos)


Lectores Opinan
2009-06-17 05:09:41 Nostálgico, es como haber estado en la cabeza del dr por un instante. Saludos. Azel
2009-06-17 00:49:13 Es imposible leer tus hermosas letras y no sentirse parte de las mismas.Así que me veo a lo lejos, en esa caminata tuya, que te permitió no sólo disfrutar del paisaje, sino también del reconocimiento de la gente hacia su doctor... Un placer que las hayas compartido. Mis estrellas doradas. almalen2005
2009-06-15 07:27:42 pero para què historias tristes?...muy buena narracion, que deja ver un dia en la provincia de algun lado de nuestra latinoamerica ariel_r
2009-06-14 17:42:56 ¡Qué interesante esa caminata! Es hermoso encontrarse con personas que te recuerdan así, claro que como bien decís, no siempre es posible. Lo más importante es saber que siempre, has hecho lo mejor posible, ¿verdad Rub? Un beso y mis estrellas!***** MujerDiosa
2009-06-14 00:26:54 Un texto que ocupa estilos que lo hacen ver más extenso de lo que es. Debes preocuparte de la impresión sobre su extensión, en el lector. Pudo ser bueno, pero te perdiste en detalles insignificantes para una historia como la que vi en la página. Debes acomodar la forma con el fondo. el_rey
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]