La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jornuco / 911 Capitulo IV

 Imprimir  Recomendar
  [C:422163]

CAPITULO IV
(Para que cayeron las torres.)


Podemos decir, que estos hechos que hemos relatados y que sucedieron el 11 de Septiembre de 2001, y que se hicieron eco en todo el planeta rápidamente de una manera impresionante, estremeciendo a todo los habitantes de la tierra, ya que todos fueron testigos a través de los medios de comunicación del desagradable incidente conocido bíblicamente como la gran masacre de las torres, no es más que un punto de referencia, o la cuenta regresiva para el arrebatamiento de la iglesia de nuestro Señor Jesucristo.

¿Y por que decimos esto?

Bueno, Jesucristo dijo que venia en breve, yo asumo dos o tres días, porque a eso yo llamo breve, pero en el libro de 2da. de Pedro cap. 3:8, dice que para el Señor mil años es como un día, entonces esos dos días se convirtieron en dos mil años. ¿Por qué razón?

1ro. Por el inmenso amor de Dios para con nosotros.

2do. Para darle así cumplimiento a las profecías de Óseas 6:1-2, de 1ra. De Tesalonicenses 4:16-17, y también cumplir con la palabra de nuestro Señor Jesús, donde nos dijo que todo lo que esta escrito en la Biblia ha de cumplirse al pie de la letra.

Pero hay algo que debemos analizar y es la profecía de Isaías en el capitulo 30, verso 26, que concuerda a la perfección con la de Óseas 6:1, convirtiéndose así en la profecía que describe los acontecimientos justo antes del arrebatamiento de la iglesia de nuestro Señor y los acontecimiento despues de la caida de las torres. Veamos como:
En Óseas 6:1 nos dice:

¡Vengan, volvamos al Señor¡
El nos ha despedazado, pero nos sanara.
Nos ha herido, pero nos vendar.

Y luego en su verso dos describe el arrebatamiento de la iglesia, dando a entender que el verso uno es la descripción de el preparamiento de la iglesia.


Mientras que Isaías 30:26 nos dice:

“cuando el Señor ponga una venda en la fractura de su pueblo y sane las heridas que le causo, brillara la luna como el sol, y será la luz del sol siete veces mas intensa, como la luz de siete días enteros”.

Aquí vemos que después de la gran masacre, cuando caigan las torres, el Señor va a preparar a su pueblo. ¿ Por que decimos esto?.

Bueno, consideramos esto porque Óseas al igual que Isaías hablan de vendar la herida del pueblo de Dios, lo único que Óseas lo dice justo antes del arrebatamiento de la iglesia, mientras que Isaías lo dice después del acontecimiento de la gran matanza, cuando caigan las torres, que según determinamos anteriormente son las torres gemelas de la ciudad de New York, esto nos sirve como punto de referencia, o quizás como la cuenta regresiva para el despegue de la iglesia de Dios de este mundo contaminado hacia el reino celestial, o a la boda del cordero de Dios con la iglesia, donde asistirá todo aquel que en El cree, pero que cree de verdad, de todo corazón, y así lo demuestra con sus acciones.

Pero también observamos que Isaías da un salto desde el acontecimiento de las torres gemelas a otro acontecimiento que corresponde aparentemente a la gran tribulación.

¿Por qué decimos esto?

Porque cuando la luna brille como el sol, habrá una calor terrible tanto de día como de noche, tanto así que será insoportable humanamente hablando, ya que el sol calentara siete veces mas, entonces esta situación que ya estamos sintiendo en la actualidad aunque no 100% como lo indica la profecía, y que debe ir aumentando hasta llegar como lo describe la Biblia, no es mas que los orígenes de esta profecía, porque los científicos del medio ambiente, al igual que los estudiosos del clima, aseguran:

“Que por la contaminación, la temperatura del planeta esta aumentando en forma progresiva y asombrosa estimándose que este cambio sea difícil de revertir, por no decir imposible. También el nivel del mar, por las altas temperaturas y por la destrucción indiscriminada de la capa de ozono, los glaciares se están derritiendo y el nivel del mar esta aumentando, muchas islas y costas pueden desaparecer bajo el agua”. (LD 30-9-2001).


Entonces es posible que Isaías capitulo 30, verso 26 b, se refiera perfectamente a la causa que hará que las islas desaparezcan o huirán como lo describe Apocalipsis capitulo 16, verso 20, que dice:

“Y toda isla huyo, y los montes no fueron hallados”.

Y como este hecho que acabamos de leer en Apocalipsis 16:20, corresponde a la gran tribulación, por eso creemos que Isaías también podría referirse a dicha época.

¿Por qué, Óseas al igual que Isaías se refieren al termino “cuando el vendare la herida, que el mismo le causo”?.

A nuestro entender, como ya dijimos anteriormente, se refiere a la preparación de la iglesia, pero no una preparación larga y extendida, como muchos creen, sino una preparación rápida, una preparación inmediata, una preparación de abrocharse los cinturones y despeguar, a la patria celestial.

Pero vamos a explicar esto con más detalles:

Vendara la herida que el mismo le causo, se refiere exclusivamente a que nos quitara el sufrimiento que padecemos aquí en la tierra (como si fuera una herida dolorosa), y que El lo permite, para que así nosotros podamos ser probado como el oro, como dice la palabra en Zacarías capitulo 13, verso 9 c: “Y los probare como se prueba el oro”.

En Apocalipsis 21:4, nos dice:

“Enjuagara Dios toda lagrimas de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá mas llantos, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron”.

Aquí habla de lagrimas que posiblemente sean las que brotan provocada por la herida que Dios permite que sangre para que así todos podamos ser probados como el oro, ¿no es esto acaso una herida simbólica?.

Entonces confirmamos, que cuando la Biblia dice, nos sanara la herida que el mismo nos causo, se esta refiriendo a que nos librara del sufrimiento que los cristianos padecemos en esta tierra y que Dios lo permite.



¿Y como Dios lo va a hacer?

Simplemente con el arrebatamiento de la iglesia del Señor Jesucristo.

Me parece que es la mejor forma de dejar todo sufrimiento aquí en la tierra, y así viviremos siempre con El.


Continua Cap. V

Texto agregado el 14-09-2009, y leído por 727 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]