La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / clepsidra / EL NACIMIENTO SEGÚN JESUCRISTO

 Imprimir  Recomendar
  [C:434587]

EL NACIMIENTO SEGÚN JESUCRISTO


I

En Belén un carpintero dispone mi venida gozoso
mi madre puja siglos vencidos en suaves plegarias
llegarán los Reyes astrales con ofrendas al pesebre
el pueblo contento se aproximará con níveas ovejas
astros y pájaros trepidan la buenanueva infinita
del paso del pecado a la renovación del espíritu

Por eso cada año nazco de una virgen distinta
en una ciudad diferente, un mismo antiguo dolor
demostrando con mi llanto el daño del hombre,
légamo que luce su maldad y cristaliza herejías
ahora ante mí se arrodilla suplicante, babeando
antiguos pecados, concupiscente de paz interior


II

Dicen que cada año nazco de una esperanza nueva
en una ciudad diferente, un mismo antiguo dolor
demostrando con mi nacimiento el miedo del hombre
que acumula riquezas sin importarle la humanidad
Ahora ante mí un mundo arrepentido por un instante,
cantos y bailes navideños esperan las campanadas
mientras niñas violadas dan a luz niños sin padres


Piadoso y pacífico tiempo de alegres villancicos
que no alcanza a cubrir la desolación de los jóvenes
de la calle que aspiran droga por creer con fe cierta
que Dios está en todas partes hasta en la goma atroz
La várice del hambre cubre la tierra como un viejo alúd,
guerras que se prometen palabras de diálogo pacífico


III


Navidad es cuando se ciñen las ausencias y exilios
cerrando heridas y otorgando perdón a los culpables
Tiempo de donarse en la palabra y los silencios
Cuando podemos ser un camino de luz en el abrazo
Cansado de venir dos mil veces al corazón del mortal
que se arrodilla arrepentido y besa el suelo de Nazaret
como si con su esperanza cubriera las arenas del desierto

Yo recibo a las sensuales magdalenas de cabelleras largas,
a las ovejas descarriadas que regresan beber al manantial
a los que no se encuentran a sí mismos en espejos y máscaras
¡Mundo acércate descalzo, sin soberbia y mírame por fin!
Soy aquel que dicen que soy y todavía sigo sin creerlo…
Que Dios está en todas partes, hasta en la misma muerte

Texto agregado el 06-12-2009, y leído por 147 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2010-01-19 00:30:26 la humildad requisito indispensable`paraencontrarse asi mismo y encontrar eso que tanto deseamos***** guero
2009-12-08 16:47:45 Un buen texto que se presenta lleno de ambivalencias y que podría ser criticado por su osadía. Literariamente muy bien logrado. Te felicito. ninive
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]