La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / ZORIN / EL DIARIO DE LIMA ( PARTE IX )

 Imprimir  Recomendar
  [C:450430]

A través de esta crónica contada por Antonio Suardo, se nos revela el gusto por las fiestas y la ornamentada y sin par cortesanía que caracterizo a la opulenta ciudad de los reyes, no hay mes sin procesiones, sin ceremonias y actuaciones, en los conventos y otros sitios públicos, solemnes pompas fúnebres o bulliciosas corridas de toros, para congregar a la población todas las ocasiones eran buenas, y silencio por favor, quien recita esta poesía.

Hay en sus misales
Todos los romances
Aquellos que glosan
Épicas jornadas
De los caballeros
De capa y espada

De las abadesas
Que miraban lánguidas
A los hijosdalgo
De plumón rumboso
De airosa cimera
De lanza y adarga

Romance de abates
Que al rezar soñaban
Con las áureas mitras
De los cardenales

Romance glorioso
De muchos quijotes
De todos los mundos
Y las dulcineas
De todas las patrias.

FEBRERO DE 1630

Día 2, se despacho un aviso para Castilla, que será llevado por el capitán Martin de Samalvide, se le entregara 1,000 pesos para sus gastos.

Día 3, salió de esta corte el maestre de campo don Diego Enríquez, corregidor de san Marcos de Arica, debe zarpar desde el Callao a su lugar de destino.

Día 4, a las 5 de la tarde se hizo a la vela la capitana real de los mares del sur hacia el puerto de Arica, lo comanda el general Bernardino Hurtado de Mendoza, que va por el tesoro de su majestad el rey, también llevara plata de particulares.

Día 5, llego a esta corte la novedad que el señor arzobispo don Fernando Arias Ugarte, en el pueblo de Chincha ante el teniente corregidor de la villa de Cañete, manifiesta el derecho del patronazgo real de guardar conforme a lo que su majestad dispone en la real cedula.
El señor doctor don Fernando de Guzmán, maestre escuela de esta santa iglesia metropolitana en virtud de los poderes que tiene de su señoría ilustrísima, pidió en el real acuerdo, se le diese el real auxilio para tomar posesión del arzobispado, así se mando despachar provisión para este efecto, sometido a los alcaldes de corte y ordinarios.

Día 6, su excelencia el señor virrey esta muy enfermo del mal de ijada, hoy a la 6 de la tarde se le sangro y le aplaco bastante el dolor.

Día 7, el señor maestre escuela don Fernando de Guzmán tomo posesión de este arzobispado en virtud de los poderes del doctor Fernando Arias Ugarte, llevo un lucido acompañamiento y hubo gran repique de campanas, a las 5 de las tarde hasta muy tarde la noche hubo fuegos y luminarias que agrado a todos.

Día 8, por mandato del señor virrey, se pregonaron 2 reales cedulas de su majestad, la primera hace merced a sus vasallos de estos reinos que tienen encomiendas, para que la puedan gozar mas, deben meter en la caja real una mayor cantidad de pesos, la segunda dice que los que tienen oficios vendibles, los puedan perpetuar en sus casas y familias, pagando una mayor cantidad de plata, toda la ciudad se alegro mucho porque ambas cedulas dan un gran provecho.
Hoy como a las 9 de la noche de una forma accidental se descubrió a los ladrones que robaron en meses pasados en la tienda de Cristóbal Lario, en el callejón de los mercaderes, son todos gente de raza negra, los mando prender el señor doctor Juan de la Zelda, se le ha embargado todos sus bienes a la persona que compro lo sustraído.

Día 9, llego la nueva que el señor arzobispo había llegado al pueblo de Pachacamac, a unas leguas de la ciudad, y fueron muchos personajes de la corte a darle la bienvenida a su señoría Ilustrísima, entre ellos se encuentra el doctor Feliciano de la Vega, profesor de este arzobispado, y su excelencia el virrey envió a don Francisco Ferrer, su maestre de sala a recibirlo.

Día 10, por hallarse el señor virrey todavía muy adolorido por el mal que lo aqueja, mando hacer junta de médicos y se determino que de nuevo se le sangrase, así se hizo y volvió a tener una leve mejoría.
Este día empezó la oración de 40 horas en la iglesia de la compañía de Jesús, con una misa, gran aparato y sermón, asistieron los señores de la real audiencia, menos el licenciado Blas de Torres Altamirano que se encuentra muy enfermo.

Día 11, el señor arzobispo fue muy de mañana a san Juan, chacra de los padres de la compañía de Jesús a 2 leguas de esta ciudad, donde fue ha recibirle el padre Nicolás Duran, provincial de dicha orden religiosa.
Este día también dichos padres compraron otra chacra, como a un cuarto de legua, que era propiedad de Juan Gómez Escudero, en 44,160 pesos al contado.

Día 12, día de carnestolendas, por la tarde hubo mucha carrera por las calles principales de la ciudad, porque don Juan de los Ríos y don Pedro de Bedoya, alcaldes ordinarios acompañados de una multitud de caballeros, celebraban este día, entre ellos iba don Diego de Campo Verde, el cual cerca de la plaza de palacio tuvo una caída y se encuentra muy mal.
Este día a la oración, el señor arzobispo se vino al convento de nuestra señora de Guadalupe, donde fue a recibirle todo el cabildo eclesiástico y un número infinito de todo genero de gentes.

Día 13, de ceniza, todos los señores eclesiásticos y seglares de esta corte fueron a darle la bienvenida al señor arzobispo.
Este día murió Francisco López, que por muchos años fue vicario general de la orden de Juan de Dios de la Capacha, se enterró en la iglesia de san Diego, con mucha solemnidad.
Hoy también se presento pleito de competencia entre el tribunal del consulado y la real universidad, acerca del lugar en que se tiene que recibir a su señoría el arzobispo, alegan ambas partes su derecho ante su excelencia el virrey, se determino que la real universidad gozase de su antigua posesión y precedencia.

Día 14, después de comer y descansar un rato en el convento de Guadalupe, el señor arzobispo se vino al noviciado de la compañía de Jesús, recorrió la casa y la huerta y se recogió en la iglesia a aguardar a los enviados; primero vino el cabildo eclesiástico a dar obediencia a su señoría Ilustrísima, después llegaron los seglares y cumplida esta obligación se retiraron, luego vino la real audiencia y demás tribunales y luego todos empezaron a caminar desde el noviciado por delante del convento de monjas de la Encarnación, luego desde la calle derecha hasta la esquina de la merced, pasaron por delante de su iglesia y fueron hasta la calle de los mercaderes, pasaron por mantas a santo domingo y doblaron hacia palacio donde su excelencia el virrey se encontraba en los corredores y al llegar allí su señoría Ilustrísima hizo una gran demostración de gusto y contento de ver al señor virrey y lo mejor de la corte, su Ilustrísima le echo muchas bendiciones y le envió un recado con un capellán suyo, todas las calles se encontraban ricamente adornadas, en la plaza se encontraba el sargento mayor Gil Negrete con su compañía en hilera mirando hacia palacio y al entrar el señor arzobispo en la iglesia metropolitana se le hizo una salva, después de haber cumplido con las ceremonias que manda el pontifical, su señoría se fue rumbo a su casa acompañado de los señores de la real audiencia y un numero infinito de gentes que concurrió a besar las manos a su prelado, que dios guarde por muchos años.
En la noche hubo grandes luminarias y juegos en la plaza, repique general de campanas todo esto duro desde el medio día hasta las 9 de la noche.
Esta misma noche la señora virreina, envió a su señoría Ilustrísima un lucido regalo de olores y dulces, que correspondió el señor arzobispo con el mismo género.

Día 15, a las 6 de la mañana el señor arzobispo dijo una misa rezada y después asistió a las horas canónigas, donde dieron misa cantada y sermón, y predico el padre Alonso de Messia, de la compañía de Jesús, al terminar los oficios divinos, fue visitando todas las capillas y altares de este majestuoso templo, acompañado de los señores prebendados.
Este día dichos señores dieron una esplendida comida a su señoría Ilustrísima, se sirvieron 74 platos diferentes, que se guiso en el convento de monjas de la limpia concepción de nuestra señora, a costo de la mesa capitular y a disposición del mayordomo tesorero Juan Martínez de Uceda..
Este día también en la tarde el señor arzobispo acompañado de lo más granado de la corte, eclesiásticos y seglares, su señoría Ilustrísima montado en un mula fue a visitar al señor virrey y estuvo cerca de tres horas.

Día 16, a las 4 de la tarde el señor virrey pago la visita realizada por su Ilustrísima el arzobispo, fue con gran acompañamiento y hubo excesos de cortesías entre los dos príncipes.

Día 17, su excelencia ordeno una junta para tratar sobre el asiento minero de Huancavelica, estuvieron desde las 4 de la tarde hasta la oración.

Día 18, el señor arzobispo a las 6 de la mañana asistió a la misa solemne de las animas que cada lunes se canta en esta santa iglesia, a la procesión que se realizo después a todos los presentes se le anuncio que tenían 40 días de indulgencia por su asistencia.
Este día por cartas que llegaron desde Potosí, con fecha 1 de enero se supo la confusión que había causado en aquella villa y ciudad de la plata, el primer correo extraordinario que les llego anticipando el envió del tesoro de su majestad el rey.

Día 19, a las 10 del día llego un correo extraordinario desde Guayaquil, en el que comunican que se había visto en la bahía de Caracas puerto de san Mateo, por el valle de Jama, cinco leguas mas abajo del cabo de san Francisco 8 velas, 5 grandes y 3 lanchas tan cerca de tierra que fueron vistas por 4 mulatos y 8 indios, todos afirman y contestan que van bordeando la costa, que las vieron ir todas juntas.
Este día a causa de dicha nueva, por mandato de su excelencia el virrey, se junto el consulado y el comercio de los mercaderes, para tratar el modo de bajar la plata de Potosí que será enviado a su majestad el rey y de particulares, no se llego a nada concreto.
Este mismo día a las 5 de la tarde el cabildo eclesiástico, el arzobispo y gran acompañamiento de gente llevaron el viatico al licenciado Bartolomé Menacho, canónigo de esta santa iglesia por estar muy mal de salud.
Su excelencia cito a junta para tratar sobre la plata que se traerá de Potosí, estuvieron hasta la 10 de la noche discutiendo sobre esta materia, y se determino que la plata de su majestad el rey venga por mar, y que los particulares si quieren pueden traerlo por tierra.

Día 20, su excelencia por la tarde volvió a realizar una junta para tratar sobre la plata a traer de Potosí y luego de cambiar ideas se reitero que sea por mar, también se trato algo sobre las minas de Huancavelica.

Día 21, el consulado se junto a las 11 del día luego llegaron los señores del real acuerdo estuvieron hasta la 1 de la tarde y se confirmo que la plata de su majestad el rey vendría por mar.

Día 22, por la tarde por orden de su excelencia el virrey se acordó tomar asiento y dialogar con los mineros de Huancavelica.
Este día también su excelencia mando pregonar un bando, en que como pena grave se castigara, que solo los lacayos negros de los señores oidores, alcaldes de corte, contadores, oficiales reales, ministros superiores, señores inquisidores y el fiscal de la inquisición puedan traer espada, el otro bando dice que en la estación de los viernes, de la calle de la amargura se guarde el orden, que un día vayan los hombres solos y otro día solo las mujeres, sin que en esto pueda haber contravención.

Día 23, por la mañana vino la nueva que habían tocado en Paita, 4 navíos que vienen de tierra firme con mercaderías, estas eran las velas que se habían visto en los parajes referidos anteriormente, que fue causa que el alcalde ordinario de Guayaquil, despache un correo extraordinario, al saber esto toda la población se alegro infinito.
A la tarde hubo acuerdo sobre las minas de Huancavelica que tanto cuidado daban.

Día 25, por cartas de don Francisco Sigoney y Lujan del 23 de enero, se supo que había llegado el mismo día al asiento minero de Caylloma, dice que esta lleno de gente de mal vivir.

Día 26, por la mañana murió el racionero, doctor Francisco Garzón, dicen que testo mas de 150,000 pesos, 90,000 de contado en reales, también dicen que deja 4 capellanías cada una con mas de 300 pesos de renta, una para el señor maestre de escuela don Fernando de Guzmán, otra para don Juan de Cabrera que es tesorero, otra al doctor Zurita que es canónigo, otra al doctor Sancho de Paz racionero de esta santa iglesia, a la caridad deja 40,000 pesos para ayudar a los huérfanos.
Este día también el señor arzobispo ordeno se de 6 pesos de pan de limosna para los presos de las cárceles de la corte y de la ciudad, también ordena que los curas le den memoria de todos los pobres que asisten a sus parroquias.

Día 27, se enterró el racionero doctor Francisco Garzón en esta santa iglesia, con gran acompañamiento de religiosos y cofradías, se le ha hecho un novenario de misas cantadas.

Texto agregado el 21-04-2010, y leído por 144 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]