La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El candelabro en el silencio de la noche púrpura

 Imprimir  Recomendar
  [C:452370]


Billy, un joven que quiere escribir una novela de su experiencia vivida, tratando de superar sus miedos, encontrar la inteligencia y el control mental para llegar a encontrar la riqueza espiritual y material.
Billy llega a casa después de una odisea de tres días en bicicleta por varios mundos. De repente el teléfono suena y una noticia devasta su ánimo.
Su abuela está muriendo y le exigen ir a despedirla de este mundo; Billy llega al hospital y su sentimiento abnegado mientras mira a su abuela es interrumpido por una mirada extraña, e insospechada de una bella chica.
Todos allí despiden a la abuela como si ya estuviera muerta, lo que no quiso hacer Billy.
En el trascurso de los días hablaba con la chica de nombre Rita, conociéndose mientras su abuela surgía de bailar tangos con la muerte hacia la vida, muy lerda y sin vista hacia el mundo exterior.
La abuela le expresa a Billy en medio de su letanía que esa mujer no le gusta para nada, pero los sentimientos de Billy están expuestos hacia el sentimiento del amor, cegándolo y abriendo su corazón sin miedo a perder en unos terrenos desconocidos.
Después de varios meses Billy vive, respira por Rita y nada mas, olvidándose totalmente de sí mismo, llevando su amor sincero y su corazón noble a un conteo regresivo de un abismo sombrío.
Billy un buen hombre enamorado pierde de razón sin importar lo que digan lo demás, vuela en un velero entre nubes de sueños, alucinando emociones que nunca había sentido, no le importa se siente intocable.
Muy tarde en una noche después de unas copas compartidas con Rita, se dirige a su casa después de haberla llevado a su morada. Se siente un leve bullicio y se ve gente caminando en los alrededores, de repente todo desaparece y solo un árbol seco desvía su frágil mirada.
Hay un hombre que se aferra a una rama con sus pies, en las cuales tiene garras como de una águila, su rostro es distorsionando y tiene cuatro manos. No dice quien es y Billy asustado mira hacia todos los lados, la persona desconocida hace brillar sus ojos y muy rápido con un arco lanza una flecha hacia Billy; este trata de protegerse con sus manos pero siente una punzada brutal en su corazón que le deja un dolor indescriptible.
El extraño desaparece y todo vuelve a la normalidad, la gante mira desconcertada a Billy que con terror reflejado en su rostro corre a reguardare en su casa.
Las noches cada vez son más largas, ya no para de menguar en su primoroso amor que se vuelve un camino de espinas con dosis de venenos mortales.
Billy cabizbajo en la sala de su casa, con lagrimas que desnudan su ser sensible, que abren heridas al paso del precio del dolor que son cada vez mas incontrolables en su ser
Un señor de edad aparece en a la sala de la casa, y Son tantas las situaciones misteriosas que Billy no presta importancia. El viejo dice unas palabras ¡esa mujer es muy difícil y conflictiva, déjala, déjala! Y el viejo desaparece en una estela de humo.
Esas palabras a Billy le entran por un oído y le salen por el otro, su ansiedad de verla, sentirla puede más que el miedo a quedarse solo y perderla para siempre.
Rita con su ira desmedida que escondía en su cuerpo angelical le disminuye la capacidad para procesar información, y la cohíbe de ejecutar control cognitivo de su conducta, perdiendo su objetividad a borbotones, esfumándose la empatía y la prudencia con la consideración. Todo esto llegando muy lejos provocándole daños a Billy físicamente.
Los estallidos de Rita de violencia incontrolada, y su expresión verbal decadente dañan a Billy cada vez más, no solo ya en su cuerpo, está destruyendo su mentalidad también. Rita es una paranoica y con una riqueza monumental en su celotipia.
Billy comienza abrir sus ojos hacia la verdad, y siente sus circunstancias para comenzar a escribir su novela partiendo de sus hechos reales. Comienza con un leve resumen de lo vivido hasta el momento con Rita.
De nuevo Rita vuelve con lágrimas en sus ojos, diciendo que va a cambiar y que todo estará bien como nunca antes.
Rita es buena manipuladora, y con estrategias sínicas hace sentir a Billy como el culpable indiscutible, y este termina pidiendo perdón. Volvió y lo cegó en un segundo.
Billy dibuja una especie de bosquejo con una línea argumental de su futura novela, lo pega en cada pare de su alcoba. Redacta dos pequeños resúmenes de dos capítulos reinando la calma.
Billy mientras camina por unos suburbios observa su propia sombra, pero esta se detiene abriendo sus cuatro manos llevando al joven a un agotamiento físico, al límite de sus fuerzas físicas para dificultar su pensamiento racional e individual, provocando en Billy que pierda el interés en escribir su novela. Ese demonio lo ataca ferozmente y sin piedad.
El joven departía en una tarde con los compañeros de trabajo unas cuantas cervezas, en el cual había una mujer, también compañera.
En el momento menos pensado Rita enloqueció, e histérica busco a Billy hasta encontrarlo y sin darse cuenta este por su espalda, Rita agrede a la mujer. Tanta gente al alrededor son el centro de atención, Billy sin haber experimentado esa situación, solo quiere huir y desaparecer, que se abra la tierra y se lo trague.
Su deseo es cumplido, la tierra se agrieta y se abre tragándoselo a penumbras tristes y grises. Billy se arrepiente de su deseo, grita y llora desesperado pidiendo ayuda; en su desolación anhela un abrazo sincero o un dialogo para desahogar su pecho que esta a reventar de frustración, pero en aquel lugar solo se escuchan quejidos que se tornan insoportables, pasándole por su mente morirse.
Billy en su desespero y terror que lo embarga desea un hada de los deseos. Todo se torna en un silencio sepulcral y de repente se ve una luz.
Billy: ¿eres el hada de los deseos?
El ente responde sutilmente que no lo es, que su nombre es arganta y que el hada de los deseos no existe.
Arganta ente autómata que se alimenta de energías en decadencia, que sepultan su propio destino. Ella tiene labio leporino pero habla entendido, no tiene ojos y su caballo es largo con pronunciadas arrugas, mide2, 20m, tiene alas blancas y negras, y lleva un candelabro ovalado con una vela no es de cera, es liquida; parece agua y lleva una llama que se consume más rápido que la de cera.
Billy: ¿Quién es el otro ente que me asfixia de temor?
Arganta: es un demonio de nombre gagou, y te espera paciente a que te autodestruyas para que tu alma sea del. ¡Lentamente controla tu mente para anular tu voluntad con técnicas de captación, y quiere implantar una personalidad hacia ti sobre la anterior a su voluntad! tienes mente fuerte o si no ya hubieras sucumbido ante gagou. Continúa con tus temores y juntos destruiremos a gagou, ¿tú decides?
Arganta se esfuma y Billy queda a merced de la luz del candelabro, y temiéndole a las angustiantes tinieblas de la soledad decide huir de nuevo, pero hay estará el candelabro hasta consumirse en miedos destructivos de un ser vulnerable.
Billy despierta en la esquina de una calle llena de botellas vacías que contenían licor, en un ambiente de relajo donde los seres desahogan sus sentimientos reprimidos hasta revivir al alba, donde dormidos sus sentidos y heridas van a casa a dormirlas, para cuando despierten en la tarde se vuelvan más intensas y dolorosas.
Ya el chico esta cayendo en el juego de Rita de un verbo ofensivo y vulgar, dañino mas para el mismo que para la propia Rita.
La familia de Billy está en contra del, lo ven como un hijo loco, ya solo ven el exterior, la sociedad los ha corrompido, no sienten el corazón de su hijo, le han dado la espalda. Esto no asombra a Billy, lo esperaba y tal vez por ese motivo de esperar sucedió lo que esperaba.
Billy sin ganas de comer mira un vaso con agua que le muestran imágenes de tres traiciones funestas para el joven que lentamente muere por dentro, reflejándolo en esas lágrimas de soledad, con una familia que solo la brinda destierro y mucha más soledad.
Billy sigue buscando un corazón taladrado por la maldad que viene desorientado a causa de su enfermedad mental, y el joven quiere acabar de una vez por todas con las cadenas que lo aprisionan desbaratándole su alma a pedazos.
No hay cura para ese veneno infundado y despiadado, solo lo puede contrarrestar con su propia voluntad.
El chico sentado en su escritorio en medio de ruidos espeluznantes, crea los perfiles de sus personajes con una profundidad racional, y se le hace más fácil porque lo vive en carne propia. Rasgos peculiares que los caracterizan creando pasados inventados, incluyendo familias y amigos.
Billy tiene en su poder, morados del maltrato físico, fotos de recuerdos dañinos, rencor y odio que quiere plasmar en su novela. Sus padres se encuentran sentados en la sala viendo la televisión, analiza y no hay un vinculo familiar, no hay abrazos que aferren la unión de esos lazos, ni besos ni caricias de pareja; solo discusión de lo que trasmiten y cuando esta se daña se desestabilizan perdiendo la razón de pertenencia, volviéndose un ambiente hostil.
Mientras analiza el hecho en su casa Billy, un humo espeso se adentra por debajo de la puerta que da a la calle, sus padres quedan paralizados y Billy siente una depresión intensa que le provoca dejar de escribir, solo deseos incontrolables de llorar solo en su cuarto. Arrodillado suplica felicidad y conciencia para no sucumbir ante el suicidio que se torna como el único escape a lo que se siente.
La risa extravagante de gagou se hace sentir eufórico de conquista. Billy sierra sus ojos empapados de lágrimas, la oscuridad aparece y solo brilla el candelabro que ya está casi por consumirse del todo; arrodillado el chico abre sus ojos y sopla el candelabro apagándolo y observando como la oscuridad se vuelve púrpura tomando conciencia de sí mismo.
La introspección es necesaria, la moral y autoestima con la fuerza espiritual reverdecen evaporando miedos, cortando de raíz esperanzas inertes de cambiar la forma despiadada de ser de su amada. La despedida fue conclusa después de muchos fallos mutuos.
En el silencio de la noche purpura toma un camino privilegiado a lo invisible, visible y tangible, llenándose de hondas energizadas y vibraciones a la materia, concluyendo con una elevación de conciencia accediendo a lo metafísico a partir de lo manifestado y visible.
Billy se siente más tranquilo y grato. Rita en sus obsesionados caprichos no acepta un no como respuesta, y entre sus trastornos delirantes, la provocación e insultos son su más estudiado léxico, y la madre de Billy lo vivió cuando contestaba el teléfono, y en ese punto cambio lo que pensaba de su hijo.
Rita le echa la culpa de todo a Billy, habla mal del buscando frases devastadoras para dejar el orgullo de un buen hombre derrapando pantanos, tratando de manipular todos los allegados del chico para ponerlo en contra del. Todo una vulgar estrategia de autoprotección para no reconocer sus delicadas traiciones y mentiras, para que desaparezcan de su ser impulsos, problemas o responsabilidades.
Pasaron días de tranquilidad tratando de mantener el silencio de la noche púrpura, cuando de repente el timbre del teléfono irrumpe la concentración.
Es Rita. Billy ya no teme a su paranoia, pero lo que escucha lo deja anonadado; será padre.
El tipo no tiene dudas, un nuevo ser inocente será bien recibido en su gran corazón. Que noticia espectacular manifiesta el hombre, ya sin miedo en su corazón grande como el portentoso universo, y entiende que debe ser algo singular ese sentimiento, perdonar tratando de olvidar y abre sus manos hacia Rita para que vaya hacia él.
Rita: ¡voy a cambiar! Mi jardín de rosas te jura amor del alma, y todo estará mejor.
Billy: ¡miénteme que yo te lo creo! No importa toda mi vida entera para mi hijo.
Cada mañana la vida comienza, aunque la vida al recomenzar vuelva y golpee; los sueños que se vuelven regalos se convierten en una perspectiva, que un ser racional los lleva sin temer hasta el límite.
Los caprichos de Rita son desmedidos, exigiéndole a la vida “que tiene que ser un niño, que va hacer un niño” con su nombre listo y sin tener en cuenta la opinión de Billy, semejante sorpresa se llevo la chica.
Fue una niña prematura muy hermosa en el cual la voz de Billy prevaleció y la llamo esperanza.
Qué momento bendito, que espacio y tiempo tan honorables como gozosos. Las calandrias vuelan sin cesar al sentir la alegría de un hijo que lleva a volar su propio espíritu, subiendo un escalafón en su vida personal más allá de los límites comprendidos por el ser humano.
Que lindas las orquídeas que florecen para darle la bienvenida a mi hija, pensaba Billy mirando sus hermosas montañas.
La abuela de Billy sintió a la bebe esperanza por que ya no podía ver. A los días murió, es como si hubiera luchado por ese sublime momento, para sucumbir luego ante la vejes funesta.
El joven Billy trabaja muy duro, dejando sus fuerzas cada día en ese lugar de trabajo que ansioso no ve la hora de salir para ver a su hija de sus entrañas. Lleno de deudas para pagar lo que le queda es ara alimentar a su hija.
Camina varios kilómetros de la casa al trabajo, y del trabajo a la casa con sus zapatos rotos en medio de lluvias, frio o calor y sus amigos sean interés cuanto vales. Su felicidad esta blindada y se forja con indestructibles sentimientos sublimes desde su corazón por sentirse afortunado de ver a su hija cada día, aunque gagou se manifieste cargando espantosos rayos a medida que camina Billy por la larga avenida.
Billy se concentra en medio de los ruidosos estallidos de los truenos, segándolos y quedando todo en silencio de la noche púrpura que reaparece en el pleno crepúsculo. Quiere retar a gagou.
Todo se torna en tinieblas y la oscuridad arrasa, gagou aparece.
Gagou: ¡me buscabas! ¿Bienes a mí a entregarme tu alma?
Billy. ¿A que le temes gagou? ¿Por qué no me dejas ver tu rostro? ¡Me tienes en tus manos!
Gagou huye pero seguirá asechando.
Billy con la moral muy alta y algo más para escribir en su novela, añade acciones que realizan sus personajes basándose en su vida que añadió a las carpetas. El chico hace pruebas para que su argumento funcione de acuerdo a lo planeado.
La situación con Rita se torna de nuevo muy pesada en el medio de un testigo inocente que mira aterrada. Billy razona y el dolor que siente en su corazón por la decisión que tomara, la sobrellevara todo por la salud emocional de su hija.
Una relación de irrespeto, gritos. Un clima nocivo para la bebe que se cree que por pequeños todavía no entienden pero todo lo aprenden tan rápido como si fueran una video grabadora.
Decide marcharse del lado de una mujer que para sentirse amada necesita ser golpeada y humillada, necesita sufrir para ser feliz, una mujer masoquista. Que lastima le tiene Billy a Rita.
Billy sigue su rutina de la casa al trabajo, y del trabajo a la casa muy flaco y sin poder ver a su hija por cuestión ignorante de Rita.
La falta de apetito de Billy es infundada por gagou. Las escasas proteínas reducen la fuerza del cuerpo y con ella la capacidad de utilizar la inteligencia, pero Billy sigue batallando como un rayo imparable aunque su hija este en un hospital al borde de la muerte.
A Billy parece que el destino le regalara un karma. Acompaña su hija con una tristeza inminente días, y en oportunidades en la noche y sin descanso, sin tiempo para el anhelo vago, trabaja y mantiene el sueño de estar con su niña viva jugando, aprovechando la virtud de la vida.
Amigos que traicionan atrapados con látigos ambiciosos, políticos mentirosos que miran y no hacen nada, y lazos familiares rotos distraídos por lujos. Billy sin vacios en el silencio de la noche púrpura levita en su cuarto horas trasmitiendo una energía sublime hacia su hija, sin darle campo a nada que lo interrumpa.
La bebe esperanza salió avante de aquel hospital bendito, y Billy agradece a la vida levitando de nuevo, con una sinfonía de armonía que se despliega un puño en alto, en su milenio del silencio de la noche púrpura.
En medio de su meditación, por su espalda vuelve de nuevo la tenebrosa arganta susurrándole al oído ¡tómalo con calma Billy! ¿No te asusta ir tan rápido?
Billy: ¡cicatrices que llevan traumas! Si no hubiera superado mis temores, no estuviera alimentándome de tu energía.
Arganta: ¡hoo... el rencor! Te vas a destruir con el silencio de tu noche purpura.
El rencor. Todo fue un acto estratégico de manipulación de Billy para atraer a gagou, quien vuelve y se manifiesta eufórico, pero se asusta al ver a Billy con arganta; este teme y arganta comienza a tragar la energía llena de temor de gagou.
arganta muy enojada se extrémese de furia por Billy y su trampa con un comportamiento de fuerza externa diabólica, pero los dos se destruyen muy lentamente sin poderlo evitar mientras Billy muy serio, los ve desvanecerse.
Billy lleva su silencio de la noche púrpura con él a donde valla.
Las amenazas de Rita son contra la vida de Billy, y al sentir que con terror que quiere infundir no funcionan, pone adelante a la bebe esperanza volviéndolo a amenazar con que no la volverá a ver. A su hija sublime.
Rita le enseña a la bebe la ignorancia que con dedicación y compromiso de su negro corazón lo graduo con honores, tratar mal al papa hablándole mal a la bebe de Billy, en vez de enseñarle a cantar, a bailar, a ser feliz, solo enseña gritos y vulgaridades.
Billy se adelanta y acude a una comisaria de familia, para quitarse la presión de que cada día es más dinero qué no tiene, como una usurera; unos de los síntomas mentales y aun así, no poder ver a su adorada hija.
En la comisaria Billy va solo, no tiene dinero para un abogado, pero Rita espera a su abogada de nombre estiércol que no arriba.
Billy no deja de analizar a Rita que en su descontrolado desesperó por no ver su abogada allí. La expresión facial de temor y el lenguaje corporal mientras habla por su celular, la muestra débil y sin recursos.
Billy sigue analizando y observando en la oficina de la abogada comisaria de familia, esperando su turno para declarar en medio de su silencio de la noche púrpura.
Rita comienza sin su abogada: ¡buenas tardes inspectora alia!
Su ritmo cardiaco aumenta y se nota en su vos claramente, presión sanguínea y niveles de adrenalina y noradrenalina aumentan.
Rita: ¡abogada llamaron a mi casa y me informaros que tuviera cuidado de Billy, este desgraciado quería secuestrar a la niña hoy!
Simple respuesta cerebral de atacar y provocar una amenaza silenciosa inminente. Un gran error mental de Rita.
Billy se mantiene calmado ante la provocación con su silencio, no hay necesidad de hablar, la inspectora abogada y sicóloga la analiza mejor que Billy.
La abogada estiércol entra después de ese momento y Rita se nota más tranquila.
Billy se enfoca en la abogada estiércol para analizarla y darla la batalla. Billy viene preparado y asesorado como siempre, su estudio callejero y el internet, pero la abogada no inmuta palabra alguna, quizás analizando a Billy y a su propio cliente.
La abogada estiércol escribe muy rápido como si tuviera otra cita que cumplir. Qué maravilla el silencio de la noche púrpura en plena tarde pensaba Billy, con ganas de reír pero teniendo respeto por sí mismo, sigue callando.
Rita cuando no encuentra una salida apropiada de expresión, después de perder cada reclamo dice que Billy se la llevo un día con consentimiento a casa ¿quien sabe que le estaría haciendo cundo llego con su pantaloncito al revés?
Alia: ¿es cierto Billy?
Billy: ¡mi madre se moría por verla, a su nieta! Y lo apropiado era darle gusto dejándole que cambiara el pañal, ¡si el pantaloncito se le puso al revés no lo notamos! Es mi hija ella me duele y la amo.
Alia no le creyó a Rita y cabo su propia tumba para sus calumnias.
Billy impuso sus condiciones en dinero y visitas, pero estiércol dice que no acepte, que exija el 50% de un salario mínimo que Billy gana, este dice que en su caso sería el 30% y quiere el 35% para su hija. La situación quedo en desacuerdo.
A Billy le gusta la libertad de levitar, se desdobla y se deja llevar por su recuerdo más perpetuo, sale de su cuerpo carnal desde la perspectiva, y ve a su hija en un plano físico para estar con la energía de su hija. Donde su hija, la ve reír, llorar, comer; La bebe no lo puede ver, ni tocar solo lo siente y juega con él.
Todos los días aplica el silencio de la noche púrpura, elevando su conciencia más allá de los limites comprendidos.
Billy rodeado de su color purpura continua su novela pensando en los pequeños detalles escénicos que le darán vida a su mundo de ficción.
Se toma todo el tiempo para escribir que no corre en el silencio de la noche purpura.
Rellena de detalles ya escritos en los resúmenes, y escribe cada escena con frialdad que lo lleva al capítulo siguiente.
Describe, corrige y habré personajes de nuevo para darles profundidad y crear empatía con el lector. Corrige errores gramaticales y expande las escenas terminando su novela con 1.2oo.ooo palabras.
Clasifica los detalles, revisa su manuscrito completo teniendo una herramienta más para motivarse. Billy ve la vida con buenos ojos y se da cuenta que para ser mejor no necesita estar metido en el silencio de la noche púrpura, pero nunca la dejara extinguirse.
La novela de Billy, por falta de dinero no la pudo registrar, así que fabrico ecuaciones de letras guiadas por líneas horizontales llegando a noventa grados, con diagonales, trasversales y mucho mas, para protegerlo y tener su marca registrada personal.
Su novela fue un éxito. Ahora vive en una casa de campo con su hija esperanza, cantan, aprenden y juegan juntos.
Rita estuvo en un hospital siquiátrico a causa de se arrancaba el pelo y mordía sus propias manos cuando estallaba su ira, y ahora depende de los tranquilizantes.
La familia de Billy vive al lado como sus vecinos, en otra casa de campo.
j.c.n-27 de abril-2010




Texto agregado el 10-05-2010, y leído por 180 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]