La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El romántico esquirte plen, y su magnolia de bolsillo

 Imprimir  Recomendar
  [C:455811]

En un hermoso bulevar, una linda chica de nombre violeta y esquirte quieren ver la situación de encontrarse de lejos cada día, como si fuera coincidencia. Pero bien saben los dos que cuando cruzan las miradas la atracción es conclusa y desafía al desamor.
A esquirte lo enloquece el embrujo de esa hermosa chica que le da ventaja para acercarse a ella. Su mirada dulce lo derrite, pero la chica en su timidez se vuelve esquiva.
Violeta quiere ver su interés, y ansiosa desea saber la estrategia del chico, que con calma despierta pensamientos de violeta hacia esquirte.
En una tarde espectacular, en un café al frente del bulevar esquirte se encuentra sentado en la barra y violeta dos mesas más allá. Violeta mira al chico que mira atreves del vidrio la linda tarde, de repente un gorrión vuela alrededor de violeta, deja caer un papelito enrolladlo de su pico fuerte en la mesa.
Violeta ríe, y con curiosidad abre el papelito que contiene un mensaje.
Dice: en una mañana mágica un duende me dijo ¿quieres un y tesoro? Yo respondí que sí. El duende dijo pues, no lo dejes ir. Deja que lo profundo de su mirada se interne en ti, y tu corazón te dirá no la dejes ir.
Violeta sonrió y supo de inmediato del remitente. Es el chico que mirándola fijamente, sonríe con ella.
La barrera de hielo ha sido derretida. Esquirte se acerca a la chica, le muestra confianza, se dicen sus nombres y esquirte conversa al ritmo de la bella violeta, que muestra comodidad al sentir la voz del chico que le sale desde lo más adentro de su ser.
Trascurrieron varios días, y formalizar su relación ya era inminente, cuando en aquella mesa del café esquirte saca una hoja de papel de cuaderno muy arrugada de su bolsillo, se la da en la mano a la bella violeta.
Violeta mira a esquirte y sonríe pensando ¿que trata de decir esquirte con algo tan sencillo y extraño?
Violeta comienza a sentir algo extraño. Esa hoja alumbra de un color hermoso, y violenta siente el sueño más querido de estquirte, ser su novia.
La felicidad invade a violeta que ve como se forma una linda magnolia, reflejando el sentimiento sincero del hombre que cada día más la enamora, y sin desperdiciar un segundo más, violeta da un sí rotundo llegando a un beso. Una caricia de esquirte en el rostro de su amada sella la sensibilidad de su corazón hacia le de ella.
Salen a caminar cogidos de la mano sintiendo la libertad de un Amor profuso, que en este tiempo ya no se encuentran con regularidad, si no cada mil tardes.
Abrazados son acariciados por lo rayos del sol, entre un idilio único y portentoso.
Esquirte lanza otra magnolia de bolsillo hacia los aires, atrayendo una trasparente nube cargada de agua que no interfiere entre los rayos del sol; provoca un despampanante arcoíris para su amada violeta, dejándola anonadada mientras se marchan a casa jugando con el agua como unos niños, provocando en las demás parejas una envidia.
Un sentimiento simple pero grande, que al darlo con ferviente corazón, estrechado y alimentado crece y crece cada día, en el cual la paz los enaltece y la alegría sigue encendiendo esa llama que se quiere tener como eterna.
Esquirte y sus mensajes de texto románticos son constantes, como la llamada diaria que le hace a violeta, diciéndole que la ama, y que un beso le dure todo el día, para al llegar la noche allá otro beso que dure hasta el otro día.
Pero al cabo de tres años de un firme amor la monotonía los alcanzo. Violeta se pregunta ¿qué pasa con esa llama eterna que poco a poco se extingue?
Esquirte se siente furioso consigo mismo y piensa. Cómo fue posible que la sociedad los contagiara del látigo de indiferencia, hacia ese amor escaso.
No dejara extinguirlo, cada día lo alimentara. Cuando violeta vuelve a casa del trabajo se encuentra con una agradable sorpresa. Hay flores que muestran un camino hacia la azotea, y lo sigue sin vacilar.
Ve a esquirte con una agradable cena esperando, un candelabro con una sola vela que enseña que los dos son uno solo.
Cenan acompañando de un buen vino. Cuando terminan esquirte le dice a violeta que mire el cielo nocturno, y esta ve como las estrellas fugaces danzan a ese amor verdadero, cuando de repente unas notas románticas salen de la guitarra de esquirte acompañado de su voz desafinada.
Violeta es sorprendida, y la ternura de se hace presente con un mágico beso mientras las estrellas fugaces se hacen presentes cada vez más rápido y abundantes.
Violeta coge una servilleta de la mesa y ve letras escritas allí. Con curiosidad la abre y lee un pequeño poema de su amor esquirte.
La hace sonrojar como en la primera vez. Fervientes los dos enamorados no desperdician el tiempo ya que es el único enemigo, e imperdonable es el propio tiempo, que desde la mañana actúan para mantener su amor siempre vivo y presente.
Una mañana sale atrabajar violeta, y ve en la pared del frente un grafiti que dice violeta te amo.
Trajo problemas a violeta. Tuvo que salir del trabajo para sacar a esquirte de la cárcel, y ayudarlo a pintar la pared del vecino como estaba. Todo quedo plasmado en el corazón de violeta, fueron felices hasta que la muerte los separo después de una larga vejes.
j.c.n-19-mayo-2010

Texto agregado el 13-06-2010, y leído por 160 visitantes. (2 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]