La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La reina maga

 Imprimir  Recomendar
  [C:457997]

Erase una vez después del evento de BIG BANG; Surgió la galaxia opita y allí hay dos planetas oscuros que vagan tristes alrededor de su propia luna, de rente de una estela prodigiosa surgió una reina maga, dulce, radiante, una bella mujer.
Por irradiar tanto sentimiento fue llamada maga, la reina maga por un duende cósmico que proviene del lado oscuro de la constelación Oviedo. Esto es porque su grupo convencional de estrellas incandescentes, que trazándolas con líneas imaginarias forma un corazón.
La reina maga montada en su caballo cabalga por sistemas estelares binarios hasta adentrarse en un bosque de estrellas.
Para el duende cósmico verla en sus terrenos, aleja sus lamentos que arañan su alma y despierta su corazón que se encontraba dormido, se llena de emoción con total plenitud llevándolo a días sin final, con primaveras que el cielo regalo en sueños, con fortaleza y sutileza lo arrastra a un camino de felicidad.
El duende le lleva dos crisantemos que al unirlos, en su fusión se convierten en un chorro de luz muy fuerte; la bella reina ríe con su espectacularidad, pero eso no es nada cuando el duende cósmico atrae una estrella solitaria, es su amiga y lo acompaña donde sea que valla.
Esa estrella solitaria con su gran concentración de masa en su interior y su densidad convertida después en un agujero negro, que desenvuelta la superficie cerrada los lleva a una región infinita del bosque luminoso, en los límites de los espirales.
Ese bosque es de rocas que tienen vida. Las estrellas fugaces son atraídas por el duende cósmico que los lleva al núcleo, y enamorado confunde el tiempo sin medida, el cielo luminoso con una azul.
Rodeada de nubes estelares la reina maga baila dando vueltas con sus manos abiertas, contemplando lo más hermoso que ha visto sin dejar a un lado su bendecida descendencia, que se le ha regalado una gigante roja. Una estrella de gran masa concentrada en un pequeño volumen, que después se convertirá en una enana blanca, será un agujero negro y podrá viajar a cualquier lugar del multiverso, y la podrán guardar en una pequeña caja de metal donde dispondrán de ella cuando quieran.
La reina maga sigue hechizando al duende cósmico, pero tiene que volver a su reino tirca estelar.
El duende cósmico camina como un tonto, y sin darse cuenta traspaso una compuerta estelar. Ya no puede dar marcha atrás, tendrá que seguir por caminos de hielo y rocas que orbitan ese camino.
Cuando arriba un fotón que es la piedra del sol, que calienta y se sublime pasara de hielo a gas ya no podrás retractarte de tu decisión, decía una voz grave para el duende cósmico.
El duende cósmico mira a su alrededor y hay un montón de oro arrumado allí y a su derecha un espejo.
De nuevo la voz grave que proviene desde un estallido constante de una estrella, dice: si escoges el oro serás un rey y tu aspecto será espectacular, así enamoraras a la reina maga; si escoges el espejo serás el mismo duende.
Hay un límite de tiempo para decidir para siempre, será después de que el cometa comience su viaje. No habrá más decisiones y quedara como escogió.
La reina maga baila vals con el rey firtio en los anillos del planeta fortunio. La conquista del rey firtio es conclusa y la reina se ve feliz con sus ojos expresivos que no le hacían falta ni hablar. El príncipe cósmico espera su oportunidad que con su oro se disponía a ir por su amada, la reina maga, ilusionista y hechicera de su corazón.
El príncipe cósmico ya no siente lo mismo, bonito no siente los sueños de paz e inconforme con la vida allí afuera. Así se desvanecía lo que sentía por la reina maga, no era el duende cósmico, era otro.
Esa situación no podía ser así y decidió aceptarse como es. Volvió y entro por la puerta estelar, devolvió el oro, y se miro al espejo.
Volvió hacer de colores cambiantes y de piel escamosa, cuando todo termino, la nebulosa iluminada por el eco de la luz propia de su ser, envolviendo en polvo todo creado por estallidos anteriores y al aumento de su brillo ha sido destellante en el cual su núcleo, el corazón que estaba moribundo y con poca masa de si mismo produce rápidamente una fusión de carbono que trastorna su cuerpo y no lo destruye.
El cometa emprendió su viaje. Todo está hecho y el duende cósmico es feliz de ver en su entorno el amor de la reina maga. Ser feliz con su rey firtio unido en matrimonio.
Ellos dos fueron felices y el duende cósmico sigue vagando por el lado oscuro de la constelación Oviedo.
j.c.n30-junio-2010

Texto agregado el 05-07-2010, y leído por 157 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]