La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El mago y los riscos de la perdición

 Imprimir  Recomendar
  [C:463938]

En la tierra de las flores, aquellas infinitas tierras donde cada una es propia de fantasía buena y maleva. Existen unos riscos muy escarpados, peligrosos, por ese motivos las gente evita aquel sitio, el miedo los acongoja.
La tribu orgua. Son indios chamanes y oran dándose la espalda, uniendo sus puños cerrados con el del lado formando un gran triangulo; roguana el más viejo se introduce en el centro. Dice: ¡uku, uku, uku, Luz y oscuridad, dioses que brillan en el más allá del cielo! te imploramos fervientemente protección, ente los maleficios, que nos des certezas para que sean trasmitidas desde los ancestros hacia nosotros y nuestra descendencia, nuestro futuro “cun- clin, cun-clin, las flores mágicas sean para ti.
Una luz muy luminosa aparece y pasa por cada chaman que une sus manos, la luz se despliega hacia roguana que levanta sus manos hacia el cielo; Aquella luz sale disparada desde sus manos hacia el cielo oscuro.
Existe una constelación de estrellas, y las líneas imaginarias de la tribu orgua son de la estrella A, a la B en horizontal. Desde la estrella A hay tres estrellas más, C, D Y E; el surco inicia desde la A pasando por la C. La D arribando hasta la E, y de esta se divide en dos a una estrella F y una G quedando una Y invertida.
Trazando las líneas imaginarias la tribu orgua, forma un triangulo ternario de cuerpos celestes que brillan con luz propia; a esa gran constelación la denominan la marca del elegido y el triangulo es el corazón de la tierra de las flores.
El triangulo es fortalecido por el gran hechicero banadenjoc. Si el triangulo es destruido la oscuridad dominara la tierra de las flores, y la sumirá en desgracia, todo lo que brilla morirá y la maldad reinara. La tierra de las flores dejara de existir y solo será una leyenda.
El hechicero banadenjoc fortalece el gran triangulo con conjuros mágicos sobrenaturales, con lo que mantiene el triangulo para que destelle señales esplendorosas de energías hacia la diosa luna y el dios sol, para sean estables y mantengan su distancia, ya que inzirredenjar el monje hechicero que conjura con pasión desde sus ruinas en lo más profundo de las penumbras, hace todo lo posible para complacer su dios.
5.500m de picos cortados y montañas llenas de muy filudas rocas entre sus escarpados peñascos. Los riscos de la perdición, de la condenación eterna.
En esas alturas se encuentran aves gigantes llamadas quebros de los riscos, son carroñeros y caníbales, cazan humanos y arrojan desde sus picos una saliva que al dar en el blanco humano se introduce por sus poros hasta adormecer su cuerpo.
Los quebros se destruyan entre sí por los humanos, devoran hasta los huesos, a otros los llevan a sus nidos todavía consientes para que sus crías aprendan a cazar y comer.
Subir a los riscos es imposible y sobrevivir también.
Cuando sube el rayo hacia el cielo el cielo oscuro, la constelación se hace más visible, y las tres estrellas del triangulo comienzan a fusionar átomos y se crear otra estrella que en un destello dejan una estela en su camino que se dirige hacia la tierra.
La tribu orgua sabe que es la señal para el elegido, pero esa estrella cae en un lugar desconocido muy lejos fuera d delas tierra de las flores.
La tribu orgua está desconcertada. Esa estrella debió haber caído dentro de la tierra de las flores.
Dos guerreros indios mágicos fueron dispuestos por los chamanes para ir a buscar esa estrella, para traerla de vuelta y que el elegido la vea. Para que haga lo que el gran designio del multiverso quiere.
Los chamanes no dejan de orar, porque el cúmulo de materia en el estado de plasma es un continuo proceso de colapso, en la que interactúan diversas fuerzas que equilibran el proceso, entre ellas la más poderosa, la del hechicero banadenjoc.
Las tres estrellas despliegan radiaciones estelares que recorren esa gran distancia. La distorsión óptica es producida por la turbulencia y las diferencia de densidad de la atmosfera terrestre. Su apariencia rojiza es la fase de colapso, y el hechicero banadenjoc debe llegar pronto para detener la variación del diámetro en las que acaban venciendo las fuerzas gravitatorias, donde suceda esto todo estará perdido para la tierra de las flores.

En las funestas tierras del olvido habita un mago desconocido pero muy poderoso. Allí no vive nadie, solo él y su caballo púrpura.
El mago cabalga en su caballo a toda velocidad dejando atrás una estela de llamas por el camino, que al encontrarse un gran lago con su mano derecha crea una esfera de energía, qué al arrojarla al lago este se levanta por los aires, y el mago aferrado a las riendas sonríe mientras las gotas de agua mojan su cabeza rapada a medida que cabalga por el húmedo suelo.
Cada vez su caballo púrpura corre más raido hacia un cañón, y sin vacilar hacen lo que parece un salto mortal al vacio; Su caballo despliega sus alas y vuela libre entre montañas muertas y paraísos secos, cuando de repente algo cae del cielo que llama la atención del mago. Parece un meteorito, pero cada vez se vuelve más pequeño y cae a una distancia considerable del mago, que sin pensarlo dos veces va a mirar que fue lo que sucedió.
El mago encuentra un cráter pequeño a causa del choque, y todavía brilla algo allí. El mago sigiloso mira esa esfera pequeña que brilla, desconcertado quiere marcharse pero algo en su interior no lo deja, es como si fuera parte del.
El mago abre las almas de las manos y la esfera comienza a brillar mucho más, volviéndose más pequeña. Levita y de tras vueltas alrededor del mago, su caballo púrpura sigue el rastro de esa esfera con el mago cabalgando que lo lleva a otra dirección, a una tierra desconocida para él; La tierra de las flores.
El mago toca tierra con su caballo y declara en su corazón. Tierra insospechada de prometida esencia que afianza el espíritu con pasión, contemplando ese paisaje fuerte y deslumbrante entre horizontes fértiles.
El ímpetu del viento que ferviente envuelve al mago que le inspira una nueva magia de una fresca fuente, que delirando añora adentrarse en la tierra de las flores que le muestra caminos inciertos llenos de vida, donde el corazón no se disuelve e invita a soñar.
El mago al cruzar de la tierra desértica a la productiva, baja de su caballo para sentirla, pero de un momento a otro una extraña fuerza invisible es arrojada, y hace que el mago derrape en su tierra desértica, que confundido se pone de pie muy tranquilo a enfrentar lo que agredió.
La tierra desértica se traga al mago en un acto de su magia, emergiendo varios metros frente al sujeto que mirando asustado es paralizado.
El mago: ¿Por qué me atacas insolente?
-soy el guardián de la frontera de la tierra de las flores. Nadie de la tierra de nadie puede cruzar ¡lo digo yo ponchi!
El extraño sujeto desaparece e intenta sorprender al mago por el aire. El mago con su mente vuelve y lo paraliza.
Una fuerza extraña a ponchi lo arroja hacia el suelo, con tal potencia que el florecido terreno se levanta por los aires, dejando casi enterrado a ponchi.
El mago quiere terminar de una vez por todas con ese juego, y seguir su Camino donde cayó el objeto del cielo.
La extraña esfera brillante se acerca al mago y lo ronda otro par de veces. Él mago abre su mano izquierda para coger la esfera brillante.
Es insólito lo que ve ponchi. El sujeto tiene la marca del elegido, y lo sigue la estrella que proviene del gran cielo oscuro.
Ponchi con temor: ¡tienes la marca del elegido!, esa marca no la puede tener ninguna persona de la tierra, ¡nadie! ¿Por qué tienes esa marca?
El mago: ¿cual marca insolente?
Ponchi: las líneas de la palma de tu mano.
El mago: ¡haa….! Siempre me ha faltado una línea en la palma de la mano izquierda. Te destruiré de una vez por todas, para que no sigas haciendo preguntas estúpidas.
Ponchi: ¡eres el elegido! Lo debes sentir en tu corazón, no dejes que la tierra de las flores sea devastada por la maldad, una tierra desconocida para ti.
El mago mira fijamente a ponchi, y le da su mano para ayudarlo a salir de la tierra, este se ofrece a guiarlo hasta los tres grandes árboles que con sus ramas acarician las nubes.
Cuando se dirigen hacia los tres grandes árboles en el cielo se observan elfos con brillos tricolores, con secuencias de 10 minutos, empezando con el amarillo que parpadea, convirtiéndose luego en azul ,y terminando con un rojo encandecen te que brilla prodigioso en el cielo.
La cantidad de elfos que se ven son insólitos, pero es una gran emoción experimentar algo nunca visto por el mago, que con calma y fidelidad a ese entorno lo deja sentir como una gran fortuna en su corazón.
Ponchi mientras siguen caminando observa que entre los tres arboles gigantescos, la mujer fantasma que vaga lamentándose de su destino está allí.
Casi toda la gente le teme por su apariencia fantasmal, por ese motivo ponchi se aleja al instante desapareciendo y apareciendo, hasta desvanecerse en un humo espeso con dirección hacia la frontera.
La fantasma mira detenidamente al mago y una sonrisa se expande en su rostro. El mago se acerca preguntándole su nombre.
La fantasma: ¿no me temes?
El mago: ¿Por qué he de temerte?
La fantasma: por mi apariencia degradante.
El mago: no eres una amenaza para mí, aunque sé que puedes hacer magia divina, ¡no eres mala! Y no sé porque no puedes hacer magia en este momento.
La fantasma: ¡buen hombre! Mi nombre es damacia.
De repente algo sucede, a la fantasma damacia se le sella su boca y es tirada al suelo, es halada y mientras es arrastrada estira su mano pidiendo ayuda al mago, que sin vacilar se abre paso por la tupida vegetación que cada vez más rápido el halada damacia.
El mago da saltos muy largos y cuando esta apunto de auxiliar a damacia unas raíces agarran de todos los lados a la mujer fantasmal, el mago en su cuerpo produce un destello que de inmediato deja en cenizas a las raíces. Damacia ya no está a la vista pero, en su lucha grita unas palabras para el mago.
- el amor brilla como sol.
Luego todo quedo en silencio, el mago azarado y sugestionado mira hacia todos los lados sin saber qué hacer. Hace un silbido y su caballo púrpura aparece, lo monta, mira la palma de su mano donde se introdujo la esfera y se destina a cabalgar sin rumbo alguno.
En los riscos de la perdición inzirredenjar, el monje hechicero manifiesta a las energías del gran inframundo perdido.
-tinieblas de las santas profundidades de la vital maldad, tomen mi ofrenda para calmar su sed de vida y la bañen con sangre para limpiar el bien que ensucia el mal, para que este perdure desde los riscos de la perdición hacia toda la tierra de las flores, ¡que la gloria negra nos favorezca! Esto lo repitió enzirredenjar por tres veces.
Inzirredenjar sacrifica a melquisede, el gigante líder mientras el hechicero banadenjoc mira aturdido aquel acto sicópata sin poder hacer nada, fue convertido del cuello hacia abajo en bronce por el dios del inframundo perdido faunier.
Faunier una bestia colosal que tiene inclinado su balanza a su favor espera que el poder infinito se dé.
Cuando se libere la energía de neutrones, después de los colapsos de las estrellas ternarias, el rayo gama en potencia por segundo y distancia intensa será funesto, el choque del rayo gama en la tierra de las flores será desviada, y siendo destruida toda la magia llegara al inframundo perdido y el dios faunier. Estará en la cima de las penumbras del inframundo y será un conquistador incontrolable y seguirá con el universo.
Los riscos de perdición esta colmado de esclavos gigantes atados con cadenas de oro a sus cuellos, uno con el otro. Sacan un preciado metal, para construir montañas negras llenas de tinieblas, y así complacer al dios de inzirredenjar.
El mago cabalga suave en su caballo mirando unas grandes orquídeas que levitan, cuando sienten la energía humana ellas se vuelven florecientes en el ocaso de la tarde, giran despacio como si quisieran ser observadas, admiradas.
El mago escucha unas risas de una mujer y de un hombre, este se esconde y las orquídeas se apagan. Son dos enamorados, la doncella angélica y el caballero pirtian que cogidos de sus manos dan vueltas miran docén el uno al otro dentro de sus almas. Es la emoción más febril que sienten, ensanchando sin vacilación el idilio que existe en sus corazones, que al rayar la tarde sin padecer karmas de otoños grises viven completos en felicidad.
Es bien aventurado su amor con una lluvia de vida entre lo eterno y la fidelidad del alma, que en su lecho es la primicia de tal para cual, conmoviéndose sentimentalmente. Se abrazan la doncella derrama lagrimas de felicidad, y sus ojos hacen gestos que brillan como el poderoso sol.
En ese preciso momento el mago sabe qué dirección tomar, pero los maniquios enloquecen de un momento a otro. Son los pájaros de dos cabezas que hablan como humanos y son casi trasparentes, y se alejan de aquel lugar advirtiendo en vos alta.
-vienen las sombras reprochaban a cada momento.
Pirtian empuña su espada con valentía para proteger a su doncella. Son muchas sombras y los han rodeado.
Los dos guerreros indios que pasaban por allí quieren ayudar a pirtian. Los guerreros indios se fusionan y la clonación es inmediata, que de la nada la misma cantidad de peligrosas sombras, se crean guerreros indios.
El mago ve la confusión, se concentra cerrando sus ojos y la multitud de sombras en un instante se consumen en fuego doloroso.
Pirtian busca su doncella, no la encuentra por ningún lado, los gritos inundan cada rincón del bosque, pero es infructuoso. El caballero pirtian llora poniendo su frente en el mango de su espada.
El mago sabe que hay magia y hechicería maligna de por medio fusionada, tan malevas y poderosas que son de temer.
Los guerreros indios: nuestros nombres son matusalen y sarlen, fuimos enviados por nuestra tribu, para proteger al elegido, se ente puso este embrollo y nos entrometimos, tu mago como el elegido y nosotros como los dos gurreros, demos aceptar el destino de la diosa luna y el dios sol que se nos ha asignado el universo.
El mago: ¿por qué yo? Una persona que pertenece a la tierra de nadie.
Sarlen: no lo sabemos. El universo decidió y te eligió.
El mago: ¿si no saben por qué yo, quien se llevo a la doncella?
matusalen: todo se basa en la hechicería de inzirredenjar para el maquiavélico dios que desconocemos. No sabemos quién se llevo a la doncella, hay muchos entes.
Los tres hombres siguieron al mago que al internarse en el espeso bosque las margaritas se prenden en fuego; son hermosas esas flores que no se consumen y guían al mago hasta el llano de los poetas muertos, que con sus trabajos escritos son eternos y universales por sus profundas raíces en la tradición de la literatura, fueron condenados por su arte, por el dios faunier para que sus cuartetas oscuras lo inmortalicen.
Al pasar por las llanuras de los poetas muertos, los grandes crisantemos azules que viajan por los aires con su electromagnetismo, que cargados en reposos ejercen fuerzas entre otros crisantemos que lucen atractiva o repulsiva, dependiendo de su polaridad se juntan funcionándose; si no son compatibles en el proceso colapsan, y liberan una energía de luz esplendorosa en forma de embudo brillante hacia las nubes.
Al amanecer la tierra de gigantes se deja ver, desolada y en ruinas.
El mago: ¿Qué aso aquí?
Sarlen: fueron esclavizados por el hechicero de las tinieblas para sacar el valioso material, así llegaran hasta las nubes. El dios faunier subirá y robara las fases de la luna que favorecen a la tierra, consumirá la energía del sol para volverse todo poderoso, y después de acabar con la tierra de las flores acabara la era del universo.
El mago: ¿esclavizan los gigantes por su potencial?
Matusalen: ¡no solo por eso! trasportan mas glóbulos rojos que cualquier ser humano, y siempre están en evolución, son los referidos por el dios faunier, por su descomunal flujo sanguíneo, son ofrendas en los riscos de la perdición.
Los gigantes están sucumbiendo no solo por las ofrendas, sino también por el brutal esfuerzo físico, sin agua ni comida y azotados a cada instante con cadenas de bronce.
El gigante hazeltru tiene poderes pero se abstiene de desfogarlos contra los fulgors, bestias de tres cabezas con cuerpos de hombres que con sus cadenas de bronce, a las malas o a las malas hacen trabajar a los gigantes hasta que sus huesos se rompan o mueran para el sacrificio.
Después de recorrer la tierra de gigantes las nubes negras bloquean los rayos del sol y comienza a llover. Las gotas de agua son de distintos colores, y la nube se evapora en un instante, solo queda el suelo totalmente iluminado, mojado de colores.
El mago ve unas montañas invertidas, y a su paso el suelo está lleno de pétalos de rosas púrpuras. Son pétalos de torbellinos que hermosos se ven recorrer con suavidad toda la tierra de las flores formando un gran embudo. De repente vuelan unos niños encima de las nubes, rodean al mago tratando de averiguar quiénes son los desconocidos. Son niños pero el mago esta alerta.
El mago: ¿metusalen quienes son estos niños?
Matusalen: son los niños del cielo.
El mago: ¿y sus padres?
Matusalen: son hijos del viento, todos son niños, no existen los adultos. Los niños viven en la cima de las montañas invertidas, son inofensivos y su promedio de vida es de dos años; para ellos serian unos 200 años, ellos surgen del suelo hacia las nubes, la pureza los bendice pero también es su maldición.
El mago: ¿por qué?
Matusalen: son los preferidos por el maligno dios faunier. La sangre, su pureza, con ello consagra su maldad y alimenta sus bestias que siempre están sedientas.
En ese preciso momento los niños gritan de terror –son oprios voladores, las bestias del dios faunier.
Los niños montan sus nubes y huyen despavoridos hacia las montañas invertidas.
-son víboras voladoras, sus mandíbulas caídas y sus dientes desmesurados le dan un aspecto espantoso, le decía un guerrero indio al mago.
Los oprios desean comer, alimentarse de los niños del cielo, es una bandada de oprios gigantesca. El mago se quita su abrigo y dirige sus manos hacia los aires desplegando chispas, y su efecto pirofórico enciende gas butano por los aires acabando en un instante con los oprios voladores.
Mitico es el niño líder, desciende desde las nubes y pone su pequeña mano en la cabeza del mago; no tarda el mago y comienza a ver imágenes una tras otra aclarando su mente y aumentando su poder.
-Entiendo porque eres el elegido, mitico no pronuncia palabra, le habla con su mente y se destina donde los suyos unos segundos después.
Emprenden de nuevo su larga caminata los guerreros indios, ponchi y el mago por donde la nieve es rosa, y los mini planetas con su vida celular levitan a cierta distancia del suelo girando sin parar.
Arribando a las tierras elevar, el reino partican organiza dos ejércitos para atacar el reino prometido.
El rey estemedo se siente ofendido porque es la quinta doncella que desaparece y la tierra deja de ser fértil. Desea ver al rey gerimio muerto.
- ¡el reino partican tiene algo que con la desaparición de la doncella! eso me lo mostro la fuente mágica gritaba el rey estemedo enfurecido.
El reino prometido también se alista para la batalla, ellos creen que ha su reina damacia, la mando a secuestrar el rey estemedo.
El caballero ponchi apresura el paso, quiere saber qué es lo que sucede.
El mago: ¡no pierdas tu tiempo, los reyes no te escucharan porque están embrujados! Todo tiene manos maléficas provenientes de brujas malditas muy poderosas, y Me daré a la tarea de encontrar a las brujas y destruirlas con sus propios conjuros ¡Ponchi debes encontrar a la doncella angélica! Tu espada te guiara.
Si la guerra se desata de nada servirá la lucha del mago para la tierra de las flores, la muerte se proclamara como rey absoluto y faunier el dios.
El mago: ¡cielo oscuro que brilla radiante, invoco a turquio descendiente de Flavio de la constelación del gran triangulo prometido de la esfera azul, deme el poder de luchar contra el dios del inframundo faunier!
Las tormentas con interacciones entre las nubes eléctricamente cargadas, y el mago destellando ráfagas permanentes de truenos ensordecedores que hacen temblar cada soldado de los dos reinos, siguiendo con relámpagos ascendentes que se ven mas allá de la tierra de nadie. Se despejan las nubes negras y el mago aparece allí montado en su caballo púrpura.
En los riscos de la perdición.
Inzirredenjar: ¡mi dios del inframundo! Humildemente te informo que hay un mago muy poderoso que aniquilo los oprios, que alimentarían tu energía con sangre inocente pura.
dios faunier: ¿y porque debo resolver tus problemas que te corresponde solucionar inzirredenjar? Eres un incompetente siendo el hechicero más poderoso ¡envía ejércitos y mátalos con todo lo que se interponga!
En el reino partican
En sus terrenos el mago pisa valles de princesas. Un gran castillo destellante que se encuentra en los aires en el medio de un valle.
Pirtian trata decirle al comandante del ejercito partican que es un error atacar el reino prometido, de repente iracundo butrio desenfunda su espada y ataca al caballero pirtian.
Este reacciono con tal fuerza con su espada que britrio derrapa el suelo arenoso, vencido con su espada, pirtian lo tiene a merced con la punta de la suya, todos los soldados de los ejércitos no lo pueden creer que el miedoso y enamora pirtian fuera capaz de vencer al mejor de todos, butrio.
Pirtian mostro piedad y se alejo en un caballo rumbo a los pantanos de la muerte donde habita la bruja suprema barbaran, y que tiene prisionera a su amor bendito. Algo lo deja atónito mientras se adentra en los pantanos de la muerte, ve a la reina damacia convertida en pantano.
En los riscos de la perdición
El dios faunier desea sangre y el monje hechicero enzirredenjar desencadena a la gigante piltra, esposa de hazeltru que con miedo profundo de perder su amada suplica por su vida, pero el enzirredenjar lo azota llevándolo hacia lo profundo del inframundo.
Valle de princesas
El mago abre su mano izquierda y obsequia la mini estrella, la esfera brillante que se divide en miles, rodeando el castillo volador y apareciendo a los pocos momentos un hermoso arcoíris. De la nada y por las espaldas del mago un viento frio lo rosa, el mago da vuelta y es bakakal.
Bakakal un monstruo gigante, que era bueno, pero fue sacrificado y enzirredenjar con su hechicería lo convirtió en una bestia, un asesino, un cazador mortal con poderes que el monje manipula desde su mente.
El mago mira fijamente sus mentes. Desequilibra el espacio y la tierra se mueve, pero ni el viento alcanzo a soplar cuando el mago con su espada oscura traspasa el espíritu infernal de bakakal, que en el suelo se consume en burbujas que lo carcomen hasta desaparecer.
En los pantanos de la muerte
La bruja barbaran se manifiesta y hace brillar sus ojos, los guerreros indios están detrás del caballero pirtian pero estos dos se dividen entre las partículas del viento evadiendo el poder de sus ojos brillantes, que convierte en pantano y los lleva a una infinita vida de fantasma quedando pirtian allí. Su espada comienza a brillar y un estallido desaparece el pantano.
Pirtian es cegado por su espada temporalmente. De un momento a otro todo allí en los pantanos queda inmóvil incluyendo las partículas del viento.
Tierra de princesas
El mago comienza alejarse de allí y los barbudillos emigran de la tierra planton huyendo de algo. Parecen ramas retorcidas que tienen ganchos que les sirven para atrapar su alimento mientras vuelan. Una gran bandada de fulgors se dirige hacia el mago, todas esas bestias comienzan a ver como la tierra se agrieta y tiembla, sale fuego de allí y la lava esa expulsada por los aires.
Las bestias devoradoras se asustan y quieren alejarse de allí, muriendo muchos de ellos en la huida despavorida para una llanura que se ve prometedora, pero todos velan directo contra la tierra, todo con una simple ilusión óptica destruyo toda esa bandada de fulgors mientras tierra planton ardía por el paso de las bestias.
El mago monto su caballo púrpura y se dirigió a un cañón, su caballo se convirtió en un dragón y volaron hacia los riscos de la perdición.
En los pantanos de la muerte
La espada del caballero pirtian despliega una luz hacia la estatua de barro de la reina damacia, donde su collar de piedras preciosas después de destellar cae al suelo y todo se vuelve a trascurrir normal.
Matusalen y sarlen envuelven a la bruja barbaran con residuos de pantano mientras pirtian corre para salvar a su doncella, pero es llevada por hermanas de barbaran justiquiana y maltriquitia con la reina damacia para que cuando se detenga el corazón de la doncella y la reina, las brujas se vuelvan eternamente hermosas, más poderosas para concluir en matrimonio infernal con el dios faunier.
Matusalen le saca los ojos a la bruja barbaran pero sus hermanas se unen en una sola. De repente un arco de oro es desplegado por sarlen que atrapa y las destruye en mil lamentos.
El caballero pirtian encuentra su doncella, estas atrapada en un bloque de hierro de su cintura hacia abajo, al lado de ella hay un gran tesoro.
Una serpiente gigante emerge de las profundidades de la tierra arrojando fuego y solo se interpone entre la doncella.
pirtian nota que no le interesa el tesoro de figuras triangulares. El caballero desea palear con la serpiente pero algo le sucede, es como si el tesorero lo llamara. Pirtian está a punto de perder la cordura y casi vencido arroja su espada hacia la gran serpiente de fuego decapitándola, el tesoro se esfuma y su doncella angélica queda libre, un beso le vuelve su verdadera alma a su cuerpo y aquel angustiante momento término.
El mago en su dragón púrpura acercándose a los riscos de la perdición se encuentra con un anillo de rocas que protegen los riscos. Sin dudar el mago lanza rayos de energía de sus manos destruyendo cada roca que se interponen su camino. Al sobreasar al anillo de rocas su dragón púrpura despliega fuego a borbotes contra los quebros que se consumen uno tras otro.
El monje hechicero apunto de clavar la daga en el corazón de hazeltru es arrojado por una corriente alterna enviada por el mago. El gigante rompe sus cadenas y mata fulgor por doquier mientras libera gigantes de su pueblo.
El mago chasquea sus dedos y libera a piltra y al hechicero banadenjoc de sus cadenas, y de inmediato comienza a proveer de energía a las estrellas sin dejar de pensar que es la hora del desquite contra el monje inzirredenjar.
El mago se destina hacia una cueva que lo llevara al inframundo del dios faunier. Hay antorchas a lada y lado hechas de grasa animal, una montaña de huesos humanos y sangre por doquier, todo está totalmente calmado.
Banadenjoc con sutiles movimientos y unas breves oraciones a la diosa luna y el dios sol. Los dioses le influyen un sensible poder que se acumula hasta desfogarse con dirección al monje inzirredenjar que queda sin piel seguido por el desoye de su carne, dejando solo los huesos que se vuelven polvo poco a poco.
El ejercito de los dos reinos están a punto de encontrarse para entrara en combate. Sarler y matusalen uniendo sus mentes abren un hoyo que los trasporta en un instante al frente de los dos ejércitos.
La batalla se detuvo a tiempo, todo se aclaro gracias a los guerreros indios que trajeron de inmediato a la doncella y a la reina damacia junto con el caballero pirtian.
En los riscos de la perdición
El dios faunier esperaba al mago y cuando quiere pronunciar una palabra comienza a ver un horizonte azul bendecido, faunier desesperado ni se percata, cuando cae en cuenta hace levantar llamas malditas por hoyos humeantes.
El mago se protege con un pulso electromagnético que es imposible de evadir llevándolo ante el dios faunier hasta adentrarlo en su propio cuerpo.
El dios faunier se sorprende, cree que tendrá el control absoluto del mago, piensa en arrojarse al lago de lava porque en posesión es inmune a la lava y no le hará nada, pero a medida que va cayendo hacia la lava ve al mago al otro lado del lago ardiente, de inmediato salen chorros de lava y comienza a temblar, el inframundo reclama lo suyo, se tragara los riscos de la perdición ya que el dios faunier pereció.
El gigante hazeltru guía a todos los prisioneros por un buen camino con la ayuda del hechicero banadenjoc que entre un gran nube los lleva a una tierra firme y segura.
Los tres gigantes arboles desplegaron auroras seguidas por miles de margaritas luminosas y crisantemos gigantes.
El mago muy debil fue encontrado en una tierra lejana y con el poder de los dos gurreros indios y el hechicero banadenjoc lo volvieron con sus misteriosos poderes, junto con su dragón que volvió hacer caballo a la tierra de las flores que está a salvo.
El mago volvió y monto su caballo purpura y se despidió mientras banadenjoc despliega cada vez más el poder para equilibrar la gran constelación, el triangulo.
El mago decidió irse a la tierra de nadie, donde está tranquilo, en paz, donde nadie existe.
“Esta es la leyenda del mago que destruyo un dios de inframundo”
j-c-n29-junio-2010


Texto agregado el 26-09-2010, y leído por 181 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]