La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / celiaalviarez / Manual Instructivo para ganarle a la Malvada Madrastra (infantil)

 Imprimir  Recomendar
  [C:475503]

Manual Instructivo para ganarle a la Malvada Madrastra
Escrito por: El Hada Madrina



Antes de entrar en materia, debo aclararte que a muchos nos pasa. No todos los príncipes y princesas viven felices para siempre. A veces, al pasar los años, cuando la hermosa pareja tiene al fin su castillo de sueños, sus hijos principitos tan parecidos a ti, y una Comarca en la cual gobernar plácidamente, sucede algo inesperado que acaba con la paz del hermoso palacio. A veces el hada del adiós se esconde detrás de las cortinas, asusta al amor y lo saca a patadas del castillo. Entonces Papá Rey y Mamá Reina empiezan a pelear por cualquier cosa, él se molesta y sale de Palacio dando un portazo y ella termina llorando desconsoladamente en sus aposentos.


En ese caso, los papás Reyes deben tomar una decisión importante. Una que los haga más felices y que les dé a sus retoños un ambiente de paz. A veces Papá Rey decide irse a otro lugar, y Mamá Reina se queda con sus hijos cuidando del palacio. Entonces es cuando sucede: Rey y Reina salen a buscar otra pareja.


Como comprenderás, a los principitos no les gusta nada este panorama, y todo empeora cuando un día, sin ningún aviso, Papá Rey aparece a la puerta del Castillo con esa horrenda mujer del brazo. Es la Malvada Madrastra. La más fea, la más temida, la más odiada, pero también, debes admitir, la más incomprendida.


Los príncipes y princesas como tú creen que el mundo se va a acabar y que jamás podrán superarlo, pero no pierdas la calma, porque a nadie le falta un hada madrina que, como yo, le ayude a pasar por tan angustiantes momentos.


En caso de no tener un hada madrina a la mano, bien puedes contar con este manual que yo, Licenciada Hada Mágica Profesional, Doctora en corazones rotos, he elaborado especialmente para ti:


Cómo ganarle a la Malvada Madrastra
(y no morir en el intento)

Primer Consejo: Mamá Reina está triste, pero no lo estará para siempre

Debes comprenderlo, la vida no es fácil. Imagina que corres por un camino. Estás seguro de que llegarás a tu destino, pero de pronto chocas contra una pared. Ves que no hay camino posible, y sólo te queda regresar. ¿Cómo te sentirías? Seguramente estarías triste, decepcionado, y furioso. Desandar todo lo andado y empezar de nuevo puede causar muchas molestias. Es por eso que Mamá Reina puede verse un poco triste después de la separación.

Para ayudarla, debes recordar esto: no es tu culpa, no es culpa de Papá Rey, no es culpa de Mamá Reina, y no es culpa de Malvada Madrastra (aunque todas las pruebas hablen en su contra). En verdad, nadie es culpable, y separarse sólo es un cambio que los llevará a todos a ser más felices.

Abraza a Mamá Reina, llévala a pasear, vean juntos una película graciosa y demuéstrale que no está sola porque tú la acompañas. Verás cómo muy pronto se verá más contenta, se pondrá su corona y saldrá a la calle con una gran sonrisa en los labios.

Segundo Consejo: Y vivieron felices para siempre, pero… ¿juntos?

Papá Rey ya no está en casa. Si, cariño, sé que lo extrañas. Ya nada es igual y verlo sólo los fines de semana a veces puede ser muy duro.

Pero observa bien este cuadro: Papá Rey está viendo T.V., Mamá Reina está cocinando. De pronto todo explota. Uno de ellos grita, el otro le responde. Un plato vuela y choca contra el Televisor. El castillo se transforma pronto en un ring de boxeo, y los Reyes contrincantes no se ven nada felices. ¿Te suena familiar?...

Ahora comparemos: Papá Rey llega al castillo, Mamá Reina abre la puerta. Se saludan en paz, como dos viejos amigos. Mamá Reina te da un beso y sonríe, Papá Rey te carga en sus hombros y sonríe. Malvada Madrastra está en el carruaje, esperando… te abre la puerta, y a pesar de todo, también sonríe. Todos tienen una gran sonrisa… ¿no te provoca sonreír a ti también?

Tercer Consejo: Enfrenta a la Isla Misteriosa

Primero debes reconocer el terreno. Nunca olvides que una Malvada Madrastra es como una isla misteriosa: nunca sabes qué puede estar escondiendo.

Comienza a reconocerla poco a poco, y nunca te dejes llevar por la primera impresión. ¿Qué? ¿Tienes miedo? ¡Claro! Extraño sería no tenerlo. Un príncipe o princesa que se respete siente terror ante lo desconocido, pero el secreto para dejar de tener miedo es éste: conocer.

Seguramente tu Malvada Madrastra va a tener cosas espantosas a las cuales hacer frente con coraje. Tal vez te consigas con que usa un horroroso y hediondo champú de fresas, o quizás le pone mucha cebolla a la comida. Incluso puede que tenga como mascota al gato rayado más feroz de toda la Comarca y sus alrededores. Pero a pesar de todo, si sigues buscando, detrás de todas esas cosas espeluznantes, igual que toda isla misteriosa, tu Malvada Madrastra debe tener sus tesoros escondidos.




Cuarto Consejo: Papá Rey te ama aunque ella lo haya embrujado

Las malvadas madrastras suelen hacer hechizos poderosos, y casi siempre se trata de pócimas de amor. Si tu Papá Rey está hechizado, no pierdas la calma. Recuerda que el corazón es grande, en él caben varios amores a la vez, y una persona enamorada es una persona feliz.

Además, cuando tú naciste y Papá Rey te tomó en sus brazos por primera vez, lanzaste sobre él el sortilegio más grande del que se tenga memoria en la historia de las hadas. Tu amor es un embrujo gigantesco, irrompible y eterno, que ocupa casi todo el corazón de tu Papá Rey. Nadie jamás podrá competir contra eso.

Quinto Consejo: Mamá Reina siempre será Mamá Reina

¡No te confundas! El hecho de que Papá Rey se haya enamorado de nuevo, no significa que debas elegir entre él y tu Mamá Reina ¡Mucho menos entre Mamá Reina y la Malvada Madrastra! Por eso, jamás, jamás, jamás debes compararlas.

El pastel de Mamá Reina siempre será el más delicioso de toda la Comarca. Nunca tendrá punto de comparación. Aunque eso no niega que, de vez en cuando, uno nunca sabe, Malvada Madrastra te sorprenda comprando un rico helado para merendar.

Sexto y último Consejo: Hechizos infalibles de un hada madrina.

Ningún hada madrina que se respete puede irse sin hacer un hechizo, y yo no seré la excepción. Así que recibe este encantamiento que te dará el último empujoncito para salir de la tristeza:

Mágico tiempo que todo lo cura
Segundos de paz, horas de alegría
Teje con tus hilos una red muy pura
Y envuelve a __________________ de noche y de día

Tiempo bendito, tiempo hechizado
Trae la paz y la felicidad
Y aunque los Reyes se hayan divorciado
Que tengan por siempre una gran amistad


Y ahora que está andando el potente hechizo que he hecho especialmente para ti, recuerda: debes prepararte, porque el tiempo es un mago poderoso, y seguramente traerá entre sus sorpresas a algún Malvado Padrastro que acompañe a tu Mamá Reina.

En caso de ser así, no pierdas la calma, y sigue estas instrucciones: Respira profundamente, piensa en un helado de chocolate, gira tres veces en sentido contrario a las agujas del reloj, da cinco saltos cortos y dos saltos largos, llámame con el pensamiento un par de veces y vuelve a sacar este libro, en el que estaré siempre que necesites los servicios de un Hada Madrina Profesional.

Texto agregado el 31-03-2011, y leído por 119 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2011-04-01 04:07:36 faltò: "ahora tienes dos mamàs y dos papàs" dolorita
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]