La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / glori / Control social

 Imprimir  Recomendar
  [C:479217]

Un día descubrí que mis vecinos me espiaban. Yo no soportaba a las personas que se metían en asuntos ajenos. Quería intimidad; por eso decidí mudarme a otro departamento.
Ya en mi nuevo hogar, mientras hojeaba el periódico, vi un aviso y supe que era para mí. Entonces renuncié a mi trabajo para dedicarme a aquella tarea.
Era feliz al entender mi misión en este mundo. Inmediatamente hice contacto con otras personas que hacían lo mismo que yo.
Estábamos equipados con la más avanzada tecnología. Los aparatos que nos entregaron podían mejorar las conductas agresivas de las personas. Era muy simple: observábamos a la gente, y si mostraban comportamientos anómalos, les disparábamos con nuestras sofisticadas armas de control social. Ellos ni siquiera se daban cuenta.
Todo debía mantenerse en secreto por razones de seguridad. El ministro se reunió con nosotros para explicarnos distintas estrategias. Nuestro accionar estaba cambiando al mundo. Las personas que recibían el tratamiento experimentaban una fantástica transformación.
Durante un tiempo el trabajo fue perfecto.
El problema surgió cuando quise cobrar mi primer salario, ya que nadie supo explicarme quién se encargaba de ese menester y daban excusas poco convincentes. Además murmuraban a mis espaldas, y los oí criticar mi tarea en varias ocasiones.
Un día decidí enfrentarme con ellos. Lo que no supuse, fue que usarían las máquinas contra mí.

Bueno, al menos ahora me siento más tranquilo. Recibo buen trato, aunque la vigilancia es estricta.
Quieren convencerme de que debo recibir algunas dosis más de esos aparatos. Yo me niego. Estoy esperando recibir otro mensaje secreto.

Texto agregado el 30-05-2011, y leído por 562 visitantes. (15 votos)


Lectores Opinan
2016-11-07 15:40:35 en Argentina nos deben estar bombardeando con esas armas, no reaccionamos, parecemos gallinas satini
2016-08-02 07:15:41 Esto tiene algo de Orweliano..y como me gusta Orwell..me gustó.. mis estrellas.***** trotskki
2015-06-18 14:07:56 Qué original y qué bien contado. Felicidades. luciaelsol
2014-03-20 00:21:40 Veo tu cuento como una parábola. Lo que va, vuelve... Muy interesante contamil
2013-12-19 20:21:25 Me llama la atención ver cómo quien se disgusta por sentirse observado y criticado, le apasiona observar, criticar e incluso avasallar la libertad para uniformar el comportamiento según convenga a la propia mirada. En el fondo lo veo como un miedo inmenso de mirarse a sí mismo. Me gustó mucho leerte Glori. :) MarceloE51
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]