La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / glori / Mi amiga

 Imprimir  Recomendar
  [C:480060]

Durante mucho tiempo estuve aislada del mundo hasta que por fin logré conectarme otra vez.
Me instalé en la gran ciudad y, aunque mi infancia había transcurrido en el campo, pude rehacer mi vida normalmente.
Mis padres habían sido dueños de una granja. Yo tenía una amiga que se llamaba María. A las dos nos encantaba disfrutar del entorno natural y la vida tranquila.

En la ciudad todo era distinto. Los ruidos constantes y el ritmo acelerado a veces resultaban amenazantes.
Un día, alguien me invitó a su cumpleaños. En esa ocasión sufrí una crisis. Fue cuando me presentaron a los invitados. Entre ellos vi a una niña que se parecía mucho a María: la misma cabellera castaña y los ojos grandes y azules.

No recuerdo mucho de la fiesta. Sé que me dolía la cabeza y estaba mareada.
En un momento miré por una ventana que daba a la calle. Me sorprendió ver a la niña de ojos azules en un auto estacionado en la entrada. Un hombre la acompañaba, pero no pude ver su rostro.
Volví junto a los demás y traté de serenarme.

Mientras hablaba con la gente, no podía dejar de pensar en María.
Yo era tan solo una niña cuando me hallaron al lado de su cuerpo ultrajado y sin vida. Durante mucho tiempo no pude articular palabra. Estuve internada y cuando logré recuperarme fui sometida a un interrogatorio. Querían saber quién había sido el agresor; pero yo no recordaba nada de ese día. Los años siguientes fueron muy difíciles para mí. Mi salud mental se había deteriorado. Deambulé por consultorios de distinto tipo, me sometí a variadas terapias y curas de reposo en varios institutos.

Durante aquella fiesta de cumpleaños experimenté un absurdo terror. Creí que algo malo podía ocurrir con aquella niña también. Salí de la casa para alertarla, pero no pude hablar.
Cerré los ojos y tuve una horrible visión: el rostro del asesino de mi amiga. De pronto, también recordé algo peor: sus amenazas, mis súplicas, y finalmente el terror que sentí cuando él amenazó matarme si no dañaba a María. Entonces lo hice; la apuñalé como ese loco quería.

Al experimentar los efectos de aquella revelación, escapé de la casa. No sé cuando ni dónde me encontraron.

Ahora estoy aquí, encerrada otra vez y tengo miedo. Conmigo está María. Repite una y otra vez que me tranquilice, que nada importa ya.

Texto agregado el 13-06-2011, y leído por 333 visitantes. (8 votos)


Lectores Opinan
2016-02-14 23:11:08 Amiga, eres una buena narradora. Atrapas, haces de nosotros lo que quieres, pero siempre grata, delicadamente. Un honor compartir contigo la página. Pato-Guacalas
2013-01-17 00:45:51 Que gran cierre, gracias por las letras. DelPielago
2012-10-26 05:28:12 Escribiste un cuento excelente. Te felicito****** Victoria 6236013
2012-02-28 17:09:51 Que relato, increible. Realmente me sorprendio el final, muy bueno********* shosha
2011-10-02 22:56:52 Espetacular. filiberto
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]