La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / A mil X hora

 Imprimir  Recomendar
  [C:480635]

Soberbia absoluta en su veloz moto, color blanco de muchos millones de pesos. En la autopista infinita desafía temerario a los demás motociclistas fondeando su acelerador al máximo, pasa entre automóviles como un destello que solo se escucha el rugir de su agudo motor sin valorar su propia vida.
El hombre se enoja mucho más al ver que la gente le hace caso omiso a su desafío, no quiere ser invisible, le gusta mostrase como un temerario de la velocidad, de pronto un gran trancón trunca su velocidad a mil x hora y tiene que frenar, a la distancia se ve un semáforo, hace sonar su pito constantemente pero nadie le da paso, se enfurece y revoluciona su motor al máximo, maldiciendo se baja de su moto, todo el mundo está desesperado allí porque el trancón no avanza, al parecer es un accidente de un motociclista que se paso en medio de un auto y un doble troque. El auto toco la cabrilla del motociclista y lo arrojo a las ruedas del doble troque.
El tipo deja su moto atrás, se quito el casco y se lo llevo bajo el brazo y se dirigió al lugar caminando a un paso rápido, las gentes bajaron de sus autos y hacen rondas al cadáver bajo las ruedas, este quiere ver quien fue el incompetente que se accidento.
Se dice a si mismo que las motos son para los temerarios, que él nunca colisionaría, nunca ha sufrido un raspón, se abre espacio entre la gente para adentrase más y poderlo observar bien y darle el sentido pésame, este se asombra el ver la moto destrozada, es igualita a la del, entra en pánico el sujeto, el difunto tiene botas de motociclista igualitas a del, su casco esta vuelto añicos, por hay pasaron las ruedas pero no puede creer que también tenga el mismo costoso reloj.
Vuelve a decirse que no puede ser el, nunca se accidentaria. El tipo logra llegar hasta el semáforo pero su moto se apaga allí, deseoso de arribar a su casa deja a moto y sigue caminado pero no puede pasar más allá del semáforo, lo invade el desespero pero parece que el destino le sonríe, ve a su madre y a su padre bajar de su lujoso auto con flores y una cruz que extrañado el tipo no deja de mirarlos, este intenta hablarles pero siguen caminado sin prestarle atención, su padre clava la crus al lado del semáforo, es mejor recordarlo en este lugar y que no donde colisiono, el tipo se acerca a la cruz para leer el pequeño escrito que dice: Amado hijo que la morada te esperaba, la muerte se ha llevado la mitad de nuestras vidas, donde estés queremos que siempre te encuentres bien, no te olvidaremos.
Ya que se percato de su fallecimiento se libero y al paraíso corrió.

J.c.n-8-abril-2011

Texto agregado el 21-06-2011, y leído por 129 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]