La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El Casanova Márquez de golen y las tres princesas

 Imprimir  Recomendar
  [C:484231]

En las lejanas tierras de evacandu en el reino anafac. Su reina fally con su tola dorada que envuelve su cuerpo, sus bragas son adornadas con bordados de oro a quien una devastadora enfermedad le trunco la felicidad de aparear un hijo, toda esa funesta realidad fue ocultada a su reino.
El rey anafac con su lujosa corona que lleva tres estrellas en rubís de tres colores, su camisa es de lino y está bordada en oro, sus calzones son delo mismo, su túnica es con pasamanos de ceda que forman estrellas, tiene sus piernas envueltas en polainas en tiras con su logo real, tres estrellas de oro, su capa es verde que le representa su esperanza, su espada en su empuñadura lleva una estrella dorada, luego otra dentro de esta y otra más pequeña termina, sus imponentes tizones en joyas destellan en todo su reino, le urge tener un hijo, ya los años le están atropellando su fortaleza, tiene sesenta años y necesita tener una hijo lo más pronto posible para poderlo asesorar a un futuro próximo con la corona del rey en su cabeza, si este muere sin tener un hijo el poder lo tomara el príncipe malandro; su barba es maleza en enredadera, sus ojos son rojos, piel blanca y su cabello es largo, es hijo de fantino quien tiene la piel azul, no necesita corona, él dice que la suya son los horizontes.
Fantino es el hermano de anafac, utiliza prácticamente la mismas vestimenta que la de su hermano el rey anafac, solo que su capa es dorada y el resto es de color blanco luminoso quien reina en las tierras del noroeste, pero el rey fantino murió de repente por una peste, ahora malandro es el nuevo rey, esto sin percatarse el rey anafac.

Desde lo más alto de su torre que se encuentra en el centro de otras cuatro más pequeñas en su gran castillo de murallas inmensas y doradas, la reina fally observa pasar los nubarrones que entristecen la vista contrastando con la pena que le embarga sus lágrimas, que destellan entre los bosques hasta arribar a los confines.
La reina fally desesperada vistió con harapos muy humildes y se encamino sola montando un caballo viejo y lento por el bosque de las almas perdidas, por donde nadie se atreve a pasar para acortar su distancia de acuerdo al destino, temen sobre la leyenda que por décadas a aterrorizado a todos los pueblos que conocen la existencia del bosque de las almas perdidas.
El artífice de esa leyenda fue la bruja futinguria, su traje es una telaraña desde sus pies hasta el cuello totalmente negro con su espalda encorvada, su nariz es muy grande y su cabello rodea la calva en la corona de su cabeza que se forjo a causa de sus constantes brujerías, sus ojos son completamente negros, su frente es arrugada y en su barbilla tiene una boruga rellena de materia, sus dientes son puntiagudos y cuando abre su boca salen moscos de ella, sus aretes son de hueso de gato negro y camina con un bastón que a la vista es una columna vertebral de algún mortal, la bruja futinguria lo hizo con el fin de que no fuera molestada por los insolentes personas que la rodeaban y subestimaron su poder, para evitar los continuos insultos acompañado de grandes piedras arrojadas con ira vaga, escupitajos que cayeron de todos los lados, luego fue desterrada al bosque de las almas perdidas.
La reina fally temerosa, sugestionada por la cantidad de bichos que la rondan incomodándola en sus oídos y nariz.la niebla avanza muy lento y a veces siente la reina que alguien le dificulta el cabalgar, de repente su miedo se esfuma, respira profundo, baja de su caballo que relincha un par de veces e intenta retroceder, la reina se aferra a las riendas hasta que vuelve a detenerlo.
La reina camina entre culebras muy largas que salieron desde las mismas profundidades de la tierra, las telarañas se enredaban en su rostro y con mucho asco intentaba quitárselas desesperada, el viento sopla fuertemente allí y las ramas de los árboles se mueven junto con los arbustos, el frio hace titilar a la reina fally, parece que nada la puede detener cuando de repente una persona con un velo negro encorvada aparece frente de ella, la reina se percata de que tiene la marca de los desterrados, se pone nerviosa la reina al recordar que fue ella quien dio la orden de desterrarla al bosque de las almas perdidas.

— ¡Es de admirar! Que una glamurosa reina se atreve adentrarse por el tenebroso bosque de las almas perdidas.
Decía mientras caminaba cajeando ayudada de su bastón acercándose un poco más a la reina fally.

— ¡No te acercas más bruja! Ho te hare daño con mi daga.
Decidida la reina fally empuñaba su daga de oro hasta que la bruja se convierte en una serpiente que envuelve su mano y la aprieta muy fuerte hasta que le hace soltar la daga, luego desaparece.

—ja, ja, ja… ¡te atreves a venir ante mi después de que me desterraste de tu reino como a un perro sin amo! Ha “¿Ho quieres que te convierta en un pequeño conejito blanco para que seas cazada por el halcón de los andes?”
Dijo futinguria dejando ver su rostro que fue quemado por uno de los soldados de la reina fally cuando fue llevada al bosque que es de temer.

—Yo te juro bruja por mi reino que no estaba enterada de la injusticia que te hostigaba tu buena vida ¡te doy mi palabra de que solucionare todo!
Dijo la reina fally mientras se masajeaba su mano izquierda con la derecha por los apretujones de las serpientes.

— ¡Ja! ¿Cómo me quitaras la marca?
Miraba fijamente futinguria haciendo parpadear a la reina.

—Soy la reina y tengo el poder en mis manos para devolverte tu vida y darte una tierra donde vivir.
Poco a poco la reina convencía a futinguria.

— ¡Haaa…! Ya veo, siento lo que deseas ahora que me encuentro más cerca de ti.
Miro fijamente a los ojos de la reina y luego bajo su mirada hacia su estómago.


Sin decir nada más al respecto la bruja futinguria dio la espalda y se fue diciendo: aquí vivo bien, fuera del alcance de la falsedad pero lo que anhelas en un abrir y cerrar de ojos vas a tenerlo que deseas.
La niebla la envolvió lentamente hasta que desapareció. La reina fally volvió a su reino muy ofendida por el irrespeto que la bruja expresaba abiertamente, mando a llamar al escudero de confianza del rey, janvortin, grande, Fiel al reino, fuerte y decidido le ordeno buscar la bruja que se encuentra en el bosque de las almas perdidas y quemarla allí mismo.
Los valientes soldados del reino temían ir a ese bosque pero no tenían otra opción, el verdugo los estaría esperando ansioso en la orca o la guillotina por traición. Treinta soldados a caballo se dirigieron acatando las ocultas órdenes de la reina fally.
Pasaron días colmados de penumbras devastadoras que fueron acabando con la vida de cada soldado, pero se sobrepusieron a la adversidad y nueve soldados sobrevivientes lograron localizar a la bruja futinguria y de inmediato la envolvieron en letal fuego hasta que fue destruida, después de incinerada el viento se llevó el polvo por los aires.
Pasaron cuarenta noches después de que futinguria fue quemada, la reina fally comenzó a sentirse enferma, las náuseas la embargaban y pensaba que imposible era que estuviera en embarazo pero la bruja le concedió su deseo, pero antes de desfogar su último grito doloroso éntrelas llamas que ardían cambio su conjuro para la reina fally.
La reina feliz se enteró de que esta en embarazo y será madre de tres bebes, el rey anafac no se cambia por nadie y dichoso todo es fiesta en las lejanas tierras de evacandu. Abunda la comida, el agua, el vino, el baile y adornado todo el entorno con un hermoso y glorifican te día que es venerado con todo el corazón por el rey.
Después de ocho meses y medio y en el plenilunio esplendido nacieron tres hermosos bebes pero con lo que no contaba el rey anafac es que fueran niñas, que noticia desalentadora fue. Las mujeres son débiles no dejaba de pensar el rey porque su anhelo es un varón que se convierta en hombre para que reinara como el nuevo rey. La preocupación es borrada extramente como por arte de magia que le brindan las tres bebes que lloran sin parar.

Tres princesas que las llamaron en el orden en que nacieron, isabella, la segunda bebe feana y la tercera princesa malevola. Entre jardines florecidos de vida crecieron las tres princesas en medio de juegos inocentes.
El tiempo no se detuvo y crecieron con ellas sus vanidades, comenzaron a envidiarse, aunque las tres princesas son hermosas, feana es una acomplejada y el ver a sus dos hermanas se siente y se ve fea aunque su vestido azul luciente roba miradas de príncipes de tierras cercanas.
La princesa isabella con su vestido blanco bordado con girasoles y su largo cabello ondulado que el viento no cesa de consentir se quiere mucho a sí misma y se siente bonita a cada día, quiere mucho a sus hermanas, no las envidia y siempre les desea lo mejor.
La princesa malévola con su vestido negro que deja al descubierto su espalda y con un escote muy atrevido tiene intereses más malvados, su ambición ha empezado a carcomer su corazón, siente amenazada su belleza absoluta como las más hermosa de ese reino, por ello ve a sus dos hermanas como rivales y lo peor de todo como sus enemigas.

El Casanova Márquez de golen usa ropas elegantes, son de color púrpura, sus bordados brillan con la luz del sol y el resplandor de la luna, sus botas son de piel de búfalo, usa un sombrero de ala ancha y una pluma al lado de este de color blanca que era de un cóndor tricolor, lleva un bolso terciado a su derecha de piel de foca para proteger sus escritos de las adversidades del clima, su piel es blanca, es alto, delgado sus cabellos son despelucados y sus manos son pequeñas y dóciles. Es un romántico enamorado quien lleva por espada su pluma y pergaminos para escribir sus más sublimes sentimientos, es un aventurero soñador y cabalgando en su fiel caballo avante pasa por pueblos conquistando corazones resquebrajados que quedaron sumidos en una triste penuria, dejando a su paso un odio en aquellas damas que fueron utilizadas y colmadas de mentiras; Los padres de esas hermosas damas juraron vengar el dolor que fue infundido en sus hijas.
El Casanova cabalga por una fresca y colorida llanura, se detiene y baja del caballo, camina muy cuidadoso, todo allí está lleno de rosas color púrpura, su actitud se disipa del cansancio del hostigan te viaje, este se sentó en una roca y escribió: esencia de un amor verdadero es lo que espero, cálida brisa que me envuelve entre mis escritos sublimes que son acogidos por las candentes rayos del sol que perecen entrelazarse por la ramas y hojas de unos cuantos arboles de guayacanes reales en medio de la extensa llanura. Entre el cielo y la tierra sigo mi camino y sin poder volar en aquella nube que se resiste para llevarme tan alto, ¿será porque si arribo allí nunca me querré bajar?

El crepúsculo hace ver fogosas las lejanas montañas que se alcanzan a observar, la refrescante brisa abraza constantemente el cuerpo del Casanova Márquez de golen que comienza a fabricar un refugio para protegerse de la intemperie fría de la noche, corta unas cuantas ramas, pone dos verticales y una diagonal, corta muchas ramas que son envueltas por arbustos y termina con su efectivo techo para protegerse de la lluvia que en ese lugar no tiene falta toda la noche después de cada día.
El amanecer está lleno de nubarrones y al parecer el presagio del día es que habrán inconvenientes pensaba observando detenidamente el casanova.la brisa llevada por el viento golpea el rostro de Casanova mientras cabalga lento entre un pantanoso lugar inundado por el ruido de los grillos mientras el caballo atento mueve sus orejas buscando sonidos amenazantes, sus ojos siempre están alertas, no da tregua para descuidarse en cada paso.

Reino anafac
Las tres princesas se encuentran con su padre que muy lento pero como todo un valiente próximo a sus ochenta años en un pequeño campo abierto rodeado de pinos donde les enseña a empuñar una espada, para ganar suficiente fuerza y poder defenderse y luchar como un gran guerrero.
Las tres jóvenes están desesperadas, cansadas, sus manos les duelen y a la vista están las ampollas de aferrar la empuñadura de la espada, tienen sed y el imponente sol les quema su delicada piel. Están próximas a cumplir diecinueve años y el rey pone frente a frente a la princesa isabella y a malévola; se miran fijamente, isabella detalla un odio en los ojos de su hermana sin razón, malévola con prepotencia comienza el entrenamiento, isabella retrocede evadiendo cada abanicada de la espada de malévola hasta que se hace sentir respondiendo con su espada provocando un estruendoso choque, las manos de malévola se encalambren en un instante y le hace soltar su espada, se toma de sus manos adoloridas mirando a isabella con su espada tomada por sus dos manos, grita furiosa y sin previo aviso le sampa una bofetada tan fuerte a isabella que cae de rodillas en el polvoriento suelo, la bofetada le roso su nariz y esta le sangra lentamente.
El rey anafac controla la situación de nuevo ante la mirada atónita de la princesa feana. La princesa isabella con su llanto incontenible monta su caballo y furibunda cabalga tan rápido que deja una estela de polvo tras ella, aferrando las riendas con ira solo grita provocando que miles de aves en el bosque blanco y verde de guayacanes reales alcen el vuelo muy ruidosos, pero ese bosque hermoso que destella en el día se torna por la noche muy tenebroso, la niebla solo se concentra ese bosque.la princesa isabella mira hacia todos los lados, en el cielo comienza a oscurecer pero entre los arboles la oscuridad es absoluta hasta que la luz de la luna deja ver la niebla pasar entre los árboles, unos aullidos de lobos estremecen a la princesa que no duda en gritar pidiendo auxilio a su padre, pero se fue demasiado lejos y el rey perdió el rastro aunque en esos momentos continua buscándola con campesinos de la zona que conocen esas tierras a la perfección.
El caballo de la princesa relincha y arranca a correr muy asustado, la princesa tenia las riendas en sus manos y fue arrojada al piso raspándose su mano izquierda, ella intenta levantarse pero los aullidos tenebroso de los lobos se escuchan cada vez más cerca, la princesa termina por ponerse de pie y corre entre los arboles muy hábil sin tropezarse en las raíces que se entrelazan una con la otra, no deja de mirar hacia atrás mientras sigue corriendo con su respiración al máximo y sus sentidos despiertos, se detiene y todo queda en silencio, se escuchan correr a los lobos rodeándola para asecharla y poderla devorar, se escuchan gruñidos y peleas entre los lobos, continua corriendo y sintiendo cada vez más cerca a los hambrientos animales mientras volvía a mirar para atrás cayó en un desnivel de la tierra y cae en un pantano y vuelve a ponerse de pie.
Los lobos están a la vista, de repente se escuchan unos fuertes gritos, es el Casanova de golen que con una antorcha encendida parado en medio de la princesa y los lobos los desafía, pero con sus grito graves los lobos se aturden y se marchan salvándole la vida a la princesa isabella, vuelven a escucharse los aullidos, viene más lobos a la vista así que monta a la princesa en su caballo y después trepa Casanova y a toda velocidad escapan de los hambrientos lobos, su lucha fue ferviente, nunca pensó que actuaría de esa manera temeraria para salvar una hermosa princesa.
Cabalgaron durante toda la noche, avante ya está agotado así que bajaron del caballo y en medio de los angustiosos momentos el Casanova no había podido notar la mujer que salvo de las garras de la muerte, de inmediato su ser sintió lo candoroso de la mirada de esa chica, las sensaciones de ese momento las quiere plasmar en cada frase arrienda suelta en sus escritos en papiros, sus sentidos fueron penetrados por la antología de las facciones de su rostro. Fuera del peligroso bosque para Casanova es un hermoso lugar colorido imaginario difícil de expresar, porque tanta inspiración que no se deja sentir se quiere desfogar como un tsunami llevando su corazón por delante hasta la última estrella que termina de destellar en ese momento.

— ¡Bella dama! Ha sido un honor salvar tu vida, pero como un hechizo me robas mi existir en este preciso momento, como una bella flor te ve mi corazón que sin control late queriéndoseme salir en un confín de sentimientos para comenzar hacer plasmados en historias de amor, y ponerle una flecha a tu corazón sin existir ninguna razón.
Se arrodillaba e inclinaba su cabeza sin saber que la dama es una princesa.

— ¡Caballero soy una princesa! Y estoy muy agradecida de que me haya salvado ¡eres mi héroe! Gracias.
Muy apenada la princesa isabella por estar tan sucia esconde su mirada simpática y aun así continúan robándoselas.

—la tristeza en mis ojos que me embargan las penas lejanas fueron desvanecidas de mi alma con tus dulces ojos de otoño, que florecen para mi cálido entorno ¡te vi! Y aun no sé si poder verte de nuevo a ti.
Cortaba una orquídea y se entregaba Casanova en sus manos sucias.

— ¿Qué pretendes con tus halagos Casanova? ¡Soy una princesa! ¿Pero me gustaría saber tu nombre?
Sin dejar de mirar la orquídea la princesa isabella la rosa con las yemas de sus dedos de la mano derecha y luego enfocaba su mirada matadora al Casanova.

—Mi nombre es Márquez de golen ¡para servirte! entre la luna y el sol hermosa princesa a ti dispuesto estoy.
Hacia reverencia de nuevo muy respetuoso el Casanova.

Al momento arriba el rey anafac muy preocupado con sus escuderos, en su camino vio muchos lobos muertos y se preocupaba cada instante más y más al no poderla encontrar. Márquez fue invitado alojarse en el castillo durante una semana en agradecimiento por salvarla la vida de su adorada primera hija que salió del vientre.
Al arribar al castillo la reina fally reprende a isabella y Casanova alcanza a ver a las otras dos princesas, malévola con una mirada insinuadora roba la atención del Casanova que no le es indiferente y le despierta sentidos vagos de pasión. La princesa feana lo deslumbro, le llamo también mucho la atención, parase ser una chica difícil de conquistar pero para Casanova Márquez de golen no será imposible de conquistar, no ha existido la primera primorosa mujer que no caiga rendida a sus pies llena de amor inspirador. El Casanova de golen con su espalda recta y aferrándose a las riendas de su caballo con estilo llama la atención de todas las gentes alrededor del reino que hacen de comer para sus familias percatándose por el humo que ronda las chozas.
El rey anafac lo observa muy agradecido, detalla que el hombre lleva una buena espada, usa una daga en mal estado que es con lo que corta la carne de los animales que caza y una pluma en su sombrero, pero tiene el bolso de piel de búfalo en muy buen estado con pétalos de rosa alrededor de su costura.
El ambiente en el reino anafac es tranquilo y acogedor, el lugar perfecto para retar al amor y sumirlo en un momento de pasión para poderlo plasmar en letras, quien lleva su diario como un tesoro para relatar lo que le conmueve el corazón, se siente cansado y se encamina al lugar donde dormirá, coloca la antorcha en un soporte y por la ventana ve la noche trascurrir, las siluetas de las montañas le coquetean, las nubes blancas se resisten a desaparecer y varios cúmulos de nubes se juntan formando un gigante corazón, Márquez de golen se asusta, es un irreversible premonición del amor, Casanova cierra sus ojos y cuando vuelve abrirlos las nubes están por todos lados en el horizonte azulado por el resplandor de la luna que desvanece a poco su color. Márquez despierta sobresaltado por el canto de un pájaro que se posó en su ventana a esa hora de la noche, desfoga una bocarada de aire al creer que fue un sueño la premonición del amor.
De repente un grito y desde lo alto de una colina tocan un gran trozo de metal con un gran garrote de hierro, el sonido se canaliza entre dos montañas desfogando un eco que solo con un breve golpe se escucha un gran estruendo que alerta de la despiadada bestia gigante. Son cóndores de fuego que arrojan llamas por su pico y en el aleteo despliegan llamaras incandescentes hasta que vuelven a desparecer.
Las gentes corren hacia todos los lados menos hacia el sitio donde podrán estar bien resguardados, el caos se desata cuando todos se percatan del cóndor de fuego que comienza a planear suavemente por los aires escogiendo una presa fácil de atrapar hasta que lo enfoca a la distancia, e impulsándose con sus grande alas a una velocidad endemoniada emprende la cacería con dirección hacia un niño desamparado que se toma de sus manos llorando a borbotones, casi ahogándose en su llanto, su madre espantada de miedo huyo olvidando su hijo, el Casanova desde la ventana ve al niño y con sus ropas de dormir salta por la ventana encima de unos barriles de vino arrumados allí, después salta donde el inclemente verdugo ejecuta su malvado trabajo, de allí salta a una vieja carreta que tiene una celda de bambú muy resistente, y de un solo brinco sin detenerse monta un caballo que pastaba allí, este no demora en comenzar a correr, la presión aumenta y Márquez cabalga a toda velocidad mientras el halcón de fuego produce un silbido que atemoriza.
El rey anafac se encontraba cenado cerdo con las tres princesas cuando fueron alertados, ven incrédulos al forastero tratar de salvar al niño de la muerte inminente. Márquez de golen aferrado a las riendas decidido ve acercarse al cóndor de fuego, este apura el caballo que sin esperarlo se detiene tan violento que la inercia se lleva al Casanova por los aires que muy ágil alcanza a quitar el niño justo cuando en las garras destellaban los rayos del sol del cóndor de fuego que se abalanzaron cerrándose, el cóndor de fuego vuelve alzar su vuelo y las continuas flechas de los soldados ahuyentan la amenaza.
Márquez de golen en un pantanoso lugar con el niño entre sus manos con el corazón a millón otro respiro desfogo porque creyó que lo funesto iba truncar un buen final para sus escritos. El cóndor de fuego se aleja y vuelve atacar efímero pero logra derribar una de las torres, y sin más se aleja de allí volando muy rápido con la mirada aterrorizada de todas las personas que salen de sus escondites para ver cómo se pierde entre el horizonte.
Márquez de golen es admirado por su acto de heroísmo así el rey ofreció más días de alojamiento, comida y cerveza. Al día siguiente el rey anafac organizo una gran fiesta en honor a él Casanova que hasta ese momento ignoran que lleva por primer nombre.
Todos se esmeraron por eso están con sus vestimentas preferidas.la fiesta es muy glamurosa dentro del castillo, en las afueras es más arrabalera.
La fiesta está adornada por antorchas encendidas cada cinco metros, hay una gran mesa de madera fina que forma un triángulo, el homenajeado se tiene que sentar en el centro y beber un barril de cerveza hasta la última gota, solo janvortin ha logrado verle el fondo al barril, los demás quedan dormidos de lo ebrios. Si se toma todo el barril de cerveza el premio será otro barril de cerveza exclusiva para reyes, fermentada acompañado de un buen manjar de comida.
El Casanova Márquez de golen busca una chispa para su inspiración y así poder conquistar una mujer que le llame la atención.la princesa isabella, hermosa como nunca, con las llamas de sus dedos toma las puntas de su cabello y los rosa constantemente haciendo caso omiso a la elegante fiesta, ella le deslumbra en por lo ojos a Márquez, radiante, sobresaliente, como los últimos rayos del sol que entre las nubes deslumbran el hermoso horizonte azul, su angelical rostro le estremece su pecho sin querer, un sofoco siente en su interior, mira hacia a su alrededor y solo le llama la atención aquella hermosa princesa hasta que es estrujado sin querer por la espalda, es la princesa malévola que se pasó de tomar muchos vasos de vino en su preferida copa de vino maciza en oro, quien carcajeándose mira fijamente al Casanova mientras un sorbo toma, después levantando su mano con la copa entre sus dedos le hace saber que brinda por él, quien es cegado en un instante por la apariencia lanzada, Casanova no entiende el brindis de hace unos segundos, se quedó paralizado pero ahora su don de Casanova lo hará relucir entre la noche estrellada que es bañada por una brisa suave y fresca en medio del canto y del baile que no cesa.

Márquez de golen se acerca donde la princesa malévola y bailan mientras dice el Casanova: evocando entre estas antorchas candentes ¡tu hermosa princesa te vez flamante! Padezco de ti con un alma que me hace ir tras de ti, y si existiera un con fin contra bestias malvadas después de ir allí lo enfrentaría con agallas por ti, el mundo se pondría a tus pies y como un gladiador lucharía con mi pluma entre peligrosas penumbras, yo te rescataría y a un pedestal sentido te llevaría, el silencio moriría desgarrando gritos de amor “¡entre mis brazos fuertes te cobijaría el resto de mi vida!”

Márquez de golen y la princesa malévola continúan bailando mientras este terminaba de susurrar. La princesa isabella vuelve a ponerse en su mirar y este de inmediato siente delirar tras una mirar efímera de la hermosa princesa que hechiza sin medida a él Casanova que prefiere ya no mirar, y a su pluma hacer desvariar, para que las palabras no se vallan a extraviar y por más que se intente enfocar es enceguecido por el hechizo, hasta que un estrujón de la princesa malévola lo despierta de ese extraño sueño, pero la miel de un beso lo hace sentir en el desierto, continua sediento sin sacar de su mente por completo a la princesa isabella, que sonriendo parece un lucero que viaja entre dos cielos, todo el mudo queda perplejo con ese público beso.
El beso no fue totalmente concreto, la princesa malévola está muy ebria y por nada esta le grita a su hermana isabella muy fuerte diciendo: “¡yo soy una mujer valiente! Y ante mi espada debes detenerte y alejarte ya que no eres lo suficiente mente fuerte, para cabalgar luciente como una princesa que lleva una espada y al forastero invitar a la cama.”
La princesa isabella muy apenada da la espalda a la gente dispuesta a marcharse, pero la princesa malévola la toma de su despampanante peinado y la tumba al piso, le arroja todo el vino que había en una jarra de barro rojo, todo su vestido fue manchado, la princesa isabella desfoga un grito delo sorprendida, trata de protegerse con su mano que es arañada hasta que un grito del rey anafac acaba con los ánimos de la fiesta la cual acaba al instante.
Los ánimos quedaron inconclusos, todo quedo en silencio y Márquez de golen sin perder momento intenta descubrir el color de un amor pasajero, como un viento efímero que se posó en su pecho, en ese preciso momento pasa la princesa feana dejando huella en la mirada de Márquez de golen, no duda en decirle: dulce princesa que esfuma mi tristeza, un arcoíris que nace desde un cofre lleno de oro eres, y si quieres una nueva historia de amor refulgir en medio de nuestro baile que ha sido confinado a la malvada soledad, lucientes enamorados quedaremos plasmados en escritos muy bonitos y en medio de la luna y el sol inmortales seremos aunque nuestro descenso es inminente, no pereceremos y gloriosos en el amor triunfaremos.
Lo que alcanzo a ver el Casanova Márquez de golen fue un destello de las joyas que lleva en su mano la princesa feana, una bofetada relució en la mejilla, pero todo ocurrió a escondidas, su vida depende de un hilo, muy enojada la princesa feana desea retar a Márquez de golen a un duelo de espadas, el Casanova se ríe, la princesa se esfuerza para guardar su cordura pero la risa del Casanova la estresa más, un caballero nota la discusión con una cerveza en una copa de madera y amenazante se acerca, de inmediato la princesa feana nota que ese guerrero es su príncipe azul, no prometido abiertamente, llevan su secreto amorío latente y Márquez de golen lo ha descubierto, ya la princesa feana no podrá decir nada a su padre para expulsar al forastero de la tierra evacandu. El duelo de espadas no quedara inconcluso, el Casanova deja de reír con su mejilla colorada y ve que todo es verídico, no puede flaquear, y menos mostrarse débil aunque usa su espada nada más por presencia para ahuyentar mequetrefes que le quieran robar.
Márquez de golen no sabe maniobrar su espada con agilidad y después de que el sol este en medio de las montañas el duelo se desatara, pensativo el Casanova solamente le da sed, toma una cerveza muy rápido, desenvaina su espada, la mira y esta oxidada la repara, mira hacia los lados y se hace el loco, ya solo quiere esperar la hora de la batalla para ganar, siendo una mujer que va hacer capaz de levantar una espada si le da dificultad a él.

Dentro del castillo
La discusión de las princesas termino a puerta cerrada con el rey anafac, pero no hubo mucho que hacer, el vino no las dejaba hablar y solo discusión querían plantear de nuevo y la orden del rey es que todos de inmediato vallan a dormir.
La princesa isabella se encierra en su cuarto a llorar sin medida, no se ha tomado un sorbo de licor, es su vestido el que huele a licor hasta que en un momento inesperado quedo dormida.

Pasada la media noche varios encapuchados en costales donde llevaban el maíz, sin dejar ver sus rostros con antorchas en sus manos caminan por un laberinto secreto bajo del castillo anafac, son siete personas pero al parecer conocen mucho de ese lugar, nadie sabe quiénes son. Caminan por un rato hasta que salen a un peligroso acantilado, el viento sopla demasiado fuerte que viene acompañado por nieve temporal, caminar allí es muy difícil a cada momento se desprenden grandes rocas que sin poder esquivarlas porque pueden caer al precipicio, solo les queda esperar que una letal roca no se cruce en su camino.
Temerosos no renuncian a encaminarse por ese lugar, la niebla arriba y no se ve más de dos metros al frente, demoraron saliendo del acantilado hasta que cayó el último grano del reloj de arena. El alba comienza a manifestarse muy tenue el color azul, el arcoíris germina luciente evaporando las terribles penumbras que deseaban sumir en una penuria a todo un reino, con el arcoíris los dioses son memorables y pacíficos para las gentes que no tiene ni la más remota idea de que es lo que hacen los extraños encapuchados.
Los extraños se denominan el día después de la eterna noche. Hace mucho tiempo una maldición que fue evocada por bruminidatri, la hechicera que surgió desde la tierra recóndita de ruquen.la hechicera desapareció; Dicen las gentes que fue por la misma maldad que infundía con su hechicería, aclamo la maldición a las tierras que viven en felicidad y donde el verdadero amor sigue sobreviviendo a capa y espada, pero si descuidan el arcoíris todo será funesto en el amor que desaparecerá y solo la indiferencia reinara.
El día después de la eterna noche tiene que llevar un triángulo tridimensional que los dioses han obsequiado para que el arcoíris germine y desvanezca la maldición, pero el triángulo no tiene vida eterna y cada vez que se dispone para el arcoíris se consume con mucha rapidez y cuando se extinga el brillo del triángulo no abra forma de detener la maldición. La preocupación es mucha, sabían que el triángulo se le acabaría su brillo pero nunca pensaron que se consumiría en esa ocasión, que duraría para que la siguiente generación se salvara como pudiera.
Se sabe que un mago llamado fankor quien alguna vez se atrevió a enfrentar la malvada hechicera en el noveno día, de la semana del treceavo mes en el año en que se cumple el formidable plenilunio.
Se dice que el mago habita en un paraje recóndito del valle de fe de cuentos.los extraños no se quedan con las manos quietas y uno emprende el camino, alista un caballo, víveres y una hadariposa que al abrir una esfera de cristal esta sale de allí; es pequeña, ojos que destellan, sus alas brillan, tiene cuatro manos y un peligroso aguijón color naranja que brilla resplandeciente cuando ataca.

En el castillo anafac
Márquez de golen disfruto de ver amanecer, mira hacia su lado derecho y ve el candelabro rebosado de cera y humeante deslizando cada vez más gotas de cera, y en medio de una extraña melancolía tomo su pluma y escribió: parece que mi alma intenta escapar de mí, se vuelve difícil mi existir, las gotas de sudor se deslizan por mi frente ¿algo necesita mi corazón? La tristeza lo resquebraja sin razón ¡no me quiero marchar! Solo quiero realmente amar a una hermosa mujer como el horizonte despejado de ayer. Mis manos van y vienen anhelando el cobijo y el aliento de unos labios de miel que endulcen mi bosque para que no me pierda por un sendero maltrecho, que me desvié de allí rumbo a la inmensidad de unas palabras comenzando por el te quiero, que llevado por el viento motiva el corazón y lo hace latir hasta más allá del confín de la tierra que no tiene fin.

La mañana continua avanzando y Márquez de golen ha sido avisado de nuevo del duelo a espada, no sabe que pensar con el leve susto que siente dentro de sí. Pero que puede hacer una consentida princesa con la filuda espada; pensaba el Casanova auto infundiéndose confianza para sacar a relucir su oxidada espada, mira hacia las montañas y los nubarrones aparecen de la nada, tal vez anticipando el destino del duelo que por lo que piensa en el momento no le favorezca por los nubarrones, una carcajada desfoga a los aires, alista a su caballo avante, allí ve pasar a la princesa feana con su amado y muy tímido hace reverencia, le toma de la mano y le pide las más sinceras escusas, el choque de las nubes retumban en espantosos truenos desatando la lluvia a lo lejos que se ve correr furiosa por los aires y dentro de los bosques.
La princesa feana no da cabida a la duda de Márquez de golen estando cara a cara con sus espada empuñadas, un aire le soplo el rostro y el filo de la espada destello en sus ojos que incrédulo no creía en la fragilidad de la fantasía. La princesa hace retroceder a él Casanova un par de veces y cada vez las abanicadas son con más fuerza hasta que Márquez de golen detiene el ataque con su oxidada espada, este siente en sus codos la fuerza de la espada de la princesa fenana, el hombre intenta contraatacar pero la princesa muy ágil le hace exigirle físicamente al máximo si no quiere ser herido de muerte hasta que pierde el sentido de la orientación, no mira donde pisa y tropieza con una roca, sin terminar de tocar el piso ya la espada de la princesa feana sin piedad la dirigía al pecho del Casanova hasta que es detenida por su caballero.
Solo se siente la respiración agitada del Casanova Márquez de golen, su garganta se atraganto por lo angustiosos de ese duelo en que se convirtió. Márquez de golen con su ego vuelto añicos acepto su derrota, y al ver marcharse a los dos enamorados intentaba buscarse a sí mismo pero no se encontraba hasta que grito: ¡el amor arriba hasta lo más recónditos parajes de corazones, vagabundeando sigo paseando, conquistando continuo colonizando sin esperar a encontrar el verdadero amor, pereciendo vivo entre huellas que algún día serán borradas y pasaran hacer plasmadas en el alma!
El Casanova levanta su espada con mucha dificultad y sus manos temblorosas, con fuerza entierra su espada en la tierra pero solo es capaz con la punta, la espada queda allí parada hasta que da la espalda y esta cae en las eses de su caballo avante. Su sosiego lo lleva a una efímera penuria que es mejor ser asimilada antes que los verdaderos sentimientos sean esfumados.
El Casanova monta avante que se nota de inmediato muy nerviosos porque los rayos ascendentes no se detienen y el paso de la lluvia que lo alcanza hasta mojarlo, sus ojos entre abiertos tratan de ver el camino que se nubla, le toca mermar el paso de su caballo, de repente un rayo se desfoga encima de un gran árbol explotando al contacto dejando ver mil chispas que se expandieron y antes de tocar el suelo se esfumaron.
El susto a Márquez de golen casi le ocasiona que cayera del caballo, asombrado con su corazón latiendo a mil escribió en el tronco de aquel gran árbol: ¡que las barzas ardientes destruyan mi valentía que en medio del amor que desfogo se quieren volver una condena! Entre el viento camino descalzo sobre filudas piedras, pero no importa porque en medio de mi letanía renacerá el mañana y mi angustia será extinguida, el reloj de arena nunca dejara caer el último grano que se convertirá en el objeto de mendigar pasión distorsionada.
El hombre firma: Casanova con tres rayas horizontales debajo. Al terminar su escrito ya cuando el sol les muestra que es medio día cabalga de nuevo ya sonriendo, derrotado pero no vencido, en los momentos amargos es mejor aferrarse a los sueños, buscar una excusa para dejar el agravio olvidado, darse aliento así mismo y aprender de las derrotas, llegado el momento del verdadero amor no fallar y saber que estrategias inventar para hacer sentir en un pedestal a la mujer que se va amar.

En el castillo anafac
La princesa malévola sin que se entere nadie en medio del implacable clima que no cesa de llover y los arboles mecer hasta que muchos de ellos caen por la fuerza del viento, pero esos obstáculos no detienen a la princesa que salta, esquiva sin dejar de truncar su cabalgar desesperado. La princesa malévola busca la flor del paraíso, la cual solo crece en el extremo del norte de la tierra opaca.
La flor del paraíso tiene el poder de la belleza a quien la tenga en entre sus manos, muchos han intentado buscarla pero no han vuelto de su búsqueda. Ya la mayoría de las gentes creen que son mentiras de que en realidad existe; es mejor pensar así ya que no tienen el valor de encaminarse a buscarla entre esa misteriosa tierra opaca.
Como una princesa guerrera malévola, luciente entre las montañas, valiente como el poderoso viento que no se detiene, hermosa como una noche llena de estrellas, ella busca la vanidad ya que su baja autoestima la lleva a ver su espejismo desde un aspecto decadente que brilla como el sol pero se desvanece y la puede llevar a desaparecerse.
Firme y decidida la princesa malévola sortea su suerte que ha sido su guardián, que se ha resistido a desaparecer aunque ella misma se quiere borrar de los días que pasan. Desea deslumbrar y el sol apagar pero lo que no sabe es que el amor tiene un guardián, que en un suspiro tu vida puede cambiar y la corriente del mar puede desvariar.

Una libélula vuela por el hermoso prado que lo rodean penumbras y malévola las pasa sin problemas como una marejada de convicción, ella mira hacia los lados y pierde su paciencia, el desespero la invade, trata de seguir la libélula pero está muy ágil sele pierde de vista a cada instante, la presión que se ejerce ella misma desaparece y toma como un juego la persecución de la libélula. La princesa malévola también ve la vida hermosa pero al instante cae encuentra de que ella debe ser más hermosa que la misma vida.
La princesa malévola contempla las orquídeas de fuego levitar, son una hermosa flor normal pero cuando son cortadas de su tallo se encienden en llamas y pueden durar toda una noche encendidas, la princesa toma una y la deshoja sin cortarla hasta decir: ¿será que algún día encontrare mi caballero del amor y despertara mi más sublime pasión? ¡Soy tan fuerte que ese caballero jamás podrá vencerme! y siempre tendré el caballero que quiera inclinado a mis pies, así me encaminare por la vida como un luciente esperada reina que será rodeada por la riqueza en medio de mi rotunda belleza.

La princesa malévola busco la flor del paraíso y continuo buscando en medio de un desamparo que siente en ese momento, ruidos extraños inundan el lugar, la princesa azarada desenvaina su espada, alerta no dudara en medir su fuerza con lo que aparezca, pero ya todo la desconcierta, su caballo relincha y se nota incomodo en ese lugar, el caballo se acerca a la princesa, la ronda y le toca su hombro pero la princesa malévola se resiste a montarlo y continua buscando. La joven se acuerda de escuchar su corazón y la lleva hasta donde se ve una tenue luz, camina entre los arbustos sin saber con qué se encontrara e inadvertida cae en un pantano verdoso, se ensucia desde las puntas de sus cabellos hasta la punta de sus hermosos zapatos llenos de piedras preciosas, desea limpiarse su rostro con sus manos muy desesperada pero lo que hace es refregarse más el lodo en su rostro.
Estar sucia para la princesa malévola es inaceptable, su espada queda abandonada a un lado casi enterrada por el lodo, tiene a la vista la flor del paraíso, la enfoca y con su llanto a cuestas y sus manso tan temblorosas imposibles de tener el control, toma la flor del paraíso con su tallo y como si llevara un tesoro lo escondió dentro de sus ropas sucias, sin dar tregua y paranoica siente que la observan desde unos altos matorrales, de un salto trepa a su caballo, los fantasmas del bosque aparecen intimidantes pero la princesa sin temores cabalga por el sendero dejando atrás los molestos fantasmas que intentan indagar, pero no hacen nada más que mirar a la princesa escapar a su misma mazmorra que espera paciente sin que ella se percate de su propio destino.
La princesa malévola salió del extremo norte de la tierra opaca avante en medio de su desespero de arribar a su reino y comenzar a recibir los conjuros mágicos de la flor del paraíso.

Desde las entrañas del castillo anafac parte el mensajero en medio de un inclemente temporal, el camino casi no se podía ver por la constante caída de la lluvia huracanada, preocupado por los fuertes vientos que pareciera que quisiera arrojar cada árbol contra él, impresionante como aquellos árboles se mecían para todos los lados. El mensajero pasa por la tierra de las montañas en forma de pirámides, detiene el caballo y por un instante piensa que tardara muchos días y no lograra arribar a tiempo a su tierra evacandu, así que decide tomar el camino más corto, por el bosque de las almas perdidas.
Ya al haberse adentrado en el tenebroso bosque entre dos arbustos que al dejarlos atrás mira hacia allí después de voltear su cabeza y ya no están, vuelve a mirar al frente y de nuevo se encuentra con los mismos dos arbustos, lo que le oculta el rostro le molesta en su cara, mira hacia el lejano horizonte y la noche cae en un abrir y cerrar de ojos siendo sorprendido por la oscuridad, el leva varias orquídeas de fuego porque sin tiempo para el descanso continua su marcha sosteniendo la orquídea de fuego con su mano derecha a lo alto, voltea asustadizo para los lados buscando ver que produce tan espeluznantes ruidos agudos seguidos de unos gruñidos. En esta ocasión los árboles se balancean sin haber viento alguno, mueven sus ramas chocando sus hojas sin parar.
El mensajero decidió quedarse en un solo punto para esperar el amanecer que solo arribo la luz del día al iniciar la tarde, larga noche, ruidos infernales, frio constante, atemorizado aguanto valientemente para marchase con los primeros rayos del sol, fue atrasado por ese bosque hechizado , sin pensar nunca que no lo logaría arribo a la unión de los ríos donde desembocan todos los ríos de fantasía y solo queda uno que no se detiene, con su fuerte corriente inunda con su ruido aquel hermoso lugar lleno de una fauna y flora de siete colores esplendorosos con luminiscencia. La hadariposa es liberada, todo allí se apaga, son plantas carnívoras, cabalga lento pero ya más tranquilo hasta arribar al valle de fe de cuentos que a lo lejos el mago se dejó ver, y dijo en un eco interminable el mensajero: los escritos de una malvada bruja de antaño llamada futinguria dicen que en esta tierra se encuentra el triángulo que da la luz del arcoíris.
— ¡No es cierto! Todo es para hacer cumplir su funesta venganza ¡lo lamento mensajero! Debieron haber consultado a sus ancestros, ellos hubieran dado la respuesta que necesitaban urgidos si no se hubieran olvidado de ellos, pero les diré dónde pueden hallar la luz del arcoíris. El corazón del cóndor de fuego detendrá las implacables penurias que arribarían si no es detenida.
Dijo el mago después de que apareció tras una honda que se formaba entre la masa y el tiempo, apareciendo este ante los nervios del mensajero que se lamentaba de tan largo viaje para enterarse de que su pueblo sucumbirá.

—Es la dura realidad, los días de la penuria son de atrás para delante ya que este año del sol invirtió el reloj de arena ¡no tienes de que preocuparte, yo te ayudare!
Dijo el mago estrechando su mano.

—Gracias ¿pero cómo podrías ayudarme?
Incrédulo se astenia de reírse para no crear discrepancias con ese extraño ser.

El mago abre sus manos y las junta, la hadariposa vuela dentro de las manos del mago que las cierra en el momento, abre las manos después de soplarlas y en una llamara incandescente un cóndor azul aparece agitando sus alas muy rápido, el mensajero se aferra a una de sus patas mientras alzaba el vuelo a toda velocidad hasta que el mensajero trepa encima sin dejar de preocuparse. El mago sintió un fuerte viento que levanto el polvoriento suelo y volvió adentrarse en su guarida después de detallar y sentir su alrededor.

Tierra de evacandu
Mientras Márquez de golen cabalga de vuelta al castillo anafac siente ansias insospechadas en su corazón, los vientos le inspiran pasión y un pensamiento se adueña de su momento bajo las estrellas que sin empezar a oscurecer ya se encuentran a la vista después de que se resistió al amor.la lluvia no cesa y los alrededores están llenos de lodo, la oscuridad comienza arribar sin explicación alguna.
Para los habitantes de ese reino es tenebroso lo que ven y no dudan en buscar al rey para que les brinde alguna respuesta que él sabe y se resiste informar a las gentes. Si el rey anafac divulga el secreto todo se volvería un infierno antes de comenzar.
Todas las gentes tienen la mirada enfocada en el horizonte que de repente un nubarrón gigantesco se vuelve llamas, se percatan de que es el cóndor de fuego, todos allí gritan aterrorizados. La princesa isabella con dos fieles escuderos a toda velocidad en sus caballos van planear al cóndor hasta que se arroja en picada tras ellos, pero con suerte logran entrar al castillo resguardándose cuando una letal ráfaga de fuego inclemente fue arrojada.
El Casanova no dudo en esconderse del peligro cuando apenas arribaba, no se borra de su mente como lo observo la princesa con su rostro aterrorizado. El cóndor de fuego sobrevoló dos veces más hasta que se llevó varias presas humanas en su pico humeante, la tranquilidad volvió en medio del llanto doloroso del esposo de la víctima que fue llevada por el temible cóndor de fuego, Márquez de golen sale de su improvisado escondite sacando pecho con una espada que hallo de algún soldado, su pensamiento es levantarla a lo alto pero solo le queda arrastrarla, decidido la toma con las dos manos para mostrarse como un valiente gladiador diciendo a gritos: los temibles momentos de la vida serán desvanecidos por mi valentía ¡aleje a la bestia!¡aleje a la bestia! Sin poder sostener un instante más la espada en lo alto le llama la atención clavarla en el duro suelo, pero la piensa dos veces hasta que toma aire y con todas sus fuerzas clava la espada casi hasta la mitad, quedando está balanceándose de un lado para otro, Casanova queda atónito cuando divisa a lo lejos un caballero con armadura rosa, con la banderilla de una hechicera que es una rosa negra envolviendo una espada que tiene su empañadura en forma de cabeza de serpiente, hondeándose por el viento esta se ve lucida, este grita y se escucha por todos los lugares de la lejana tierra de evacandu con una vos de mujer: me encaminada por montañas que llegan hasta el cielo, paraísos prometidos, bosques marchitos y valles sumidos en penumbras, noches y días he esperado este momento para enfrentar al él Casanova de golen ¡Sé que estas hay! Sal de tu madriguera maldita rata y enfrenta a mi espada que brilla de venganza, solo recuperare mi honor si baño mi espada con tu sangre.
Todo el mundo queda estremecido allí, su vos se escuchó más allá de las montañas prominentes. Los soldados del reino reaccionan y una docena cabalgan hacia el jinete con armadura color rosa, el caballero color rosa estira su mano con dirección a los soldados que son arrojados de sus caballos en el acto violentamente, el caballero rosa baja de su caballo color negro y clava la espada en la tierra, esta tiembla de inmediato resquebrajándose.
La reina fally reacciona y para no poner en riesgo la vida de su gente entrega al Casanova en bandeja de plata, cuando este sale las puertas del castillo se cierran, este mira hacia su alrededor mientras camina arrastrando su espada, después de que la lluvia había cesado la brizna comienza a caer muy lentamente, Márquez de golen abre su boca y saca su lengua para humedecerla con las reconfortantes gotas, su pensamiento selo roba la princesa isabella y dice con el viento en contra que llevara su vos hasta los oídos de la princesa: ¡el silencio de una flor, lo absurdo de mi corazón! Tres monedas de plata y una de oro me acompañan, hermosa imagen en mi pensamiento que me hace suspirar de un ayer que no quiero dejar desaparecer.

El Casanova se enfoca temeroso, todos observan atentos al caballero rosa que se le encabrita su caballo y corre con su banderilla levantada hacia el cielo dejando esta clavada atrás, cada vez se acerca más al él Casanova que no le queda otras que arrojarse hacia su derecha golpeándose parte de su rostro contra el polvoriento suelo, vuelve y ataca el jinete rosa con su espada, Márquez logra levantar la suya para protegerse y contrarrestar un ataque que lleva dirección de su pecho, pero la espada escapa de las manos del Casanova que yace arrodillado de dolor en sus muñecas que casi se le fracturan del impacto, queda a merced del caballero rosa, considerable detiene el caballo, se baja del y comienza a caminar ante la mirada adolorida de Márquez de golen, sin más el caballero rosa de tiene su caminar y vuelve donde su caballo para montarlo, dirige la rienda hacia el lado izquierdo y se ve marcharse, Casanova mira hacia atrás y distingue la princesa isabella que se dirige a toda velocidad y detiene su caballo al lado del, lo mira fijamente y solo dice:¡cobarde!
Se marcha de nuevo para su castillo con la mirada intrigante de la reina fally que comenzaba a preocuparse en serio.
Cabizbajo el Casanova Márquez de golen regresa hacia el castillo pero todavía le niegan la entrada, la reina fally con su sonrisa de oreja a oreja da la orden de levantar el gran portón y dejar entrar al Casanova que no duda en hacerlo, las gentes le arrojan tomates podridos, este se cubre la cabeza con sus manos, intenta buscar refugio pero es estrujado e insultado y la palabra cobarde es repetitiva que retumba en sus oídos destruyendo su orgullo. Se siente perdido allí sin poder hallar ninguna salida hasta que es tomado de su mano por aquel niño que salvo y no duda en resguardarlo en su humilde choza, la madre del niño está allí ardía de la fiebre, no deja de toser, al parecer es un maleficio que solo se cura con saliva de cóndor de fuego, su rostro está totalmente blanco y arrugado, muy reseco, dos días de vida le da yerba tero del pueblo.
Varios soldados salen de improvisto y le amarran sus manos por la espalda, es llevado a las malas, este tropieza con un barril lleno de agua y cae, es puesto de pie, la preocupación del Casanova aumenta cuando es llevado a una sucia mazmorra muy oscura y llena de ratas.


La princesa malévola se interesa más por su aspecto que por su corona, no le importa, solo quiere ser más hermosa que su hermana isabella. La flor del paraíso está entre sus manos y dice mientras se ve tenue la luna por una extraña niebla: mágica flor del paraíso concédeme la absoluta belleza eterna que viene de la mano con la inmortalidad.
La flor del paraíso comienza a brillar, los rayos de luz continuos con intervalos más luminosos se ve la sombra de la princesa malévola ser invadida por un ser malévolo con dientes filudos que le daría miedo hasta el mismo diablo. Un frio inunda el cuerpo de la princesa que le alborota su cabello , se siente quemar por dentro y cae al piso pero al instante le pasa el dolor y reacciona poniéndose de pie de inmediato, sintiendo un molesto desespero busca su gran espejo para mirarse en él y ver lo más bello de todo el reino, su sonrisa es candente, ella misma se detalla espectacular, como si el sol y la luna dieran su energía solo a ella; no pierde ni un instante, sus ojos asombrados la ven hermosa, cierra los ojos y vuelve abrirlos, da varias vueltas con sus manos abiertas levantando su falda, feliz porque se ve brillar, tan extraño, diferente y acogedor.

El atardecer mágico a desaparecido, entre las montañas se ha dejado de ver el resplandor de la luna, la silueta de las monumentales montañas que adornan el reino a su alrededor se ha desvanecido, la preocupación invade a la reina porque no sabe el paradero de su rey. La reina también sospecha de un amorío de feana con algún vulgar caballero, muy inconforme se entera de la relación a escondidas de la princesa feana, esta prefiere callar y llama a un caballero llamado becon, quien es un general, esclavo y bufón, tiene el mando de las siete legiones de evacandu, hace reverencia y se marcha.
Después de la media noche arriba el rey anafac que se quita lo que le cubre el rostro y hambriento como una presa de pollo, en ese instante toca la puerta el caballero becon, le autoriza a entrar, le dice algo al oído y ante sus sirvientes golpea de pronto la gran mesa, se levanta de allí y muy enojado busca a la princesa feana, quien cabizbaja arriba con sus manos cruzadas, la puerta de ese gran cuarto se cierra y no se escucha nada más hasta que vuelven abrirla y solo sale de allí llanto inconsolable, la reina se hace notar desconcertada y cuando se disponía ir tras la princesa feana esta le cierra la puerta de su cuarto con mucha fuerza, la reina no le queda otra que sentir el viento que envolvió sus cabellos, suspiro y fue tras el rey para indagar sobre la pataleta de feana, lo que sucedió siendo todo una patraña es su arte para salir siempre avante.

En la mazmorra
Casanova Márquez de golen se siente ha batallado y susurro: ¡estoy temblando, creo que pronto partiré! Porque el amor despertó mis sentidos y mi destino se confabula en enclaustrarme de la dicha maldita.
Un ruido le hace callar, atento desea saber quién es el que camina por el oscuro pasillo y se acercan hasta su mazmorra, la vos que desconcierta al Casanova dice: Casanova eres pasión ardiente, si tú quieres todo lo volveros candente, alejaremos al amor que debilitado evocara sus últimos suspiros antes de que sea truncado por lo marchito en el olvido. Junta tus labios con los míos y sentirás mis besos fríos como un hielo.
Márquez de golen con sus ojos desorbitados esta hipnotizado, no puede controlar sus propios movimientos, ve en la oscuridad e intenta acercarse a la princesa para poderla acariciar, una antorcha tras ella se enciende sin más ni menos y en una ráfaga las llamas que se esparcen efímeras por los aires dejando ver a la princesa malévola, su reacción le hace recuperar sus movimientos y sentidos, se arrastra de espaldas en sus caderas hasta que las paredes de la mazmorra lo detienen, la princesa ojerosa, con sus ojos totalmente blancos, sus labios yacen colgando y babea como un perro cuando tiene la rabia, las uñas de sus manos se cayeron, de su boca sale un aliento espeluznante hasta que se escuchan unos guardias sobresaltados en el piso superior que luego llegan a las mazmorras, la princesa malévola se va del lugar sin ser detectada por ningún ser viviente, asombrado quedo Casanova al ver como la princesa se sumió en algo tan decadente e inexplicable para él, pero sin nada más que hacer pone atención sin hacer ruido para escuchar lo que hablan los dos soldados que parecen corretear un águila azul que salta y abre sus alas arisco. Se estremece Márquez de golen al escuchar al rey anafac decir los problemas que lo agobian quien con su voz entre cortada cae de rodillas como si hubiera sido derrotado, da la orden de liberar el águila azul que al soltarla a los aires esta se vuelve gigante y se pierde entre lo opaco del horizonte, no puede creer lo que ve el Casanova, escucha un momento más la conversación y se da cuenta de que tiene una oportunidad y se manifiesta al rey con mucho respeto diciendo:¡piedad mi rey con mi primorosa vida que aprecio tanto! Mi corazón me dice que esta noche es mía ¡esta noche espera el día! De un amor manifestado en mi endeble cuerpo quien se lleva mi vida una hermosa flor. El amor germino en medio del abrigo de la soledad, quiero conocerlo y sentirlo con el dolor que siempre consigo.

— ¡Tu irrespeto te llevara a la muerte con tu amor enigmático! Debes cerrar tu boca si no vas aportar en medio de una inevitable dificultad.
Decía al rey mientras pasaba la antorcha de una mano para la otra enfocando a Márquez de golen. El rey fue enterado por la reina.

— ¡Mi rey! Yo me encaminare con la valentía prendida en mi pecho, aunque quiero despertar en el amor, quiero quedarme dormido soñando en medio del amor añorado ¡yo traeré el corazón del cóndor de fuego!
Muy decidido dijo Márquez de golen mientras intentaba con su mano quitar de su rostro los mosquitos.

— ¿Qué dices? ¡ja, ja, ja....! has perdido la cabeza, solo eres un cobarde que desea verse siempre adelante, mi hija feana te derroto casi en un instante ¿Qué haría un cóndor de fuego contigo? te aniquilaría en un instante.
Decía el rey anafac sin ganas a Márquez de golen, pero sintiendo una esperanza renacer de la nada.

—Mi rey no importa si me aniquila el cóndor de fuego, de todas maneras no tengo por donde ganar, mañana me colgaran de todos modos.
Es una luz de certeza que esperaba el Casanova Márquez de golen para convencer al rey anafac mientras una piquiña en su abdomen casi lo vuelve loco.

— ¡Si vas solo huiras como el cobarde que eres y que todos en este reino saben! Lo miraba fijamente el rey anafac a él Casanova aferrándose a los oxidados barrotes.

De repente una vos gruesa se entrometió, es un distinguido caballero que fue desterrado por tener amoríos a escondidas con la princesa feana.

—Mi rey deseo recuperar mi honor en el amor, no existe nada más al frente que mi sincero corazón hacia su hija, he peleado miles de batallas por su reino, mi vasta experiencia llevara a él Casanova a la montaña negra más alta de los andes helados.

Los andes helados llevan a la montaña negra que son montañas inclementes que nadie ha podido escalar.
La noche se volvió eterna, los gallos cantan y el alba nada que parece. El Casanova es liberado y el caballero del amorío se le prometió su honor y cesarse con la princesa feana.
Márquez de golen menciono tener el privilegio de evocar el amor que hay dentro de la princesa isabella pero al instante le fue negado; no importa para el Casanova, su sueño de amor se puede tejer aunque el mismo crea que no volverá de lo que prometió hacer, la palabra cobarde debe desaparecer de las bocas de las gentes, con moral come algo que ya se encontraba rancio.

La princesa isabella se entera de lo que hará el cobarde del Casanova que no le es indiferente, sonríe burlándose de Márquez de golen quien se tambalea y se ve esforzarse con una gran espada envainada a su derecha, este escucha la risa hasta que se disgusta y responde diciendo: siento un gran vacío, ¿¡Cómo diablos lo describo!? El amor arrolla con el afán de una eterna felicidad.
No se detiene Casanova y como un batallador triunfante en esta injusta noche colmada por los ruidos ensordecedores de los grillos que estremecen su ser, que inclemente trata de apabullarlo con un sosiego que lo embarga, su letanía es corta y solo en sus pasamientos y sin querer venerar a la princesa isabella, por ella iría hasta el mismo infierno y volvería.
Márquez de golen giraba su cuerpo invocando sus fuerzas con el hechizo del amor. La princesa isabella queda anonadada, ve alejarse aquel hombre con su corazón palpitando a millón y aguantando un suspiro con todas sus fuerzas para no demostrarle nada al él Casanova que sintió moverse los mismos cimientes de las profundidades de la tierra.

Márquez de golen no tiene más tiempo para recuperar su honor en el amor que tanto agravio a dejado tras sus huellas, monta su caballo avante y la princesa isabella lo continua observando conmovida, porque siente levemente en su corazón que volverá, pero dice al viento que el Casanova no tendrá regreso.
La princesa feana se aferra a su caballero con todas sus fuerzas que alimenta el amor, el caballero la toma por sus manos y se zafa de ella, cabizbajo le da solo un beso, no dice nada más y se marcha empuñando su espada sin desenvainarla, el llanto de la princesa feana es apaciguado por un abrazo de su padre el rey anafac.

La princesa malévola camina por los oscuros pasillos ocultos debajo del castillo muy sigilosa hasta que arriba a su cuarto y vuelve a disponerse a mirar al espejo; que hermosa de nuevo se ve, se deslumbra a sí misma, con sus dedos toca sus facciones que la motivan a reír sin para admirando la belleza que ve en el cristal. Ahora si se ve más hermosa que su hermana isabella, voltea dando la espalda al espejo, su rsotro esta cadavérico, su cabello se cae y se pone blanco de a pocos sin que se percate malévola, ella se ve sus manos relucientes pero en realidad esta forrada en los huesos, en ese preciso instante es sorprendida por su madre quien desfoga un grito temeroso y muy doloroso, todos acuden allí de inmediato, la princesa malévola se levanta de su cama con su espalda derecha para que todos allí quedan anonadados como cada madrugada, solos se ve rostros boqui abiertos y muy asombrados hasta que la reina pregunta: ¡hija de mi entrañas que te sucede?¿cuál fue la bruja que te hizo conjuros de maldad? ¿Por todos los cielos que te ocurre?

—Madre mi inminente belleza te deslumbra y no te deja ver lo hermosa que estoy en medio de la eterna noche.
Sonriendo daba vueltas la princesa malévola para que la observaran, pero solo veían una princesa condenada por la magia de la flor del paraíso.

— ¿Cual belleza? Mira en mi espejo de oro la realidad que no quieres ver.
La reina fally le puso el espejo al frente y la princesa malévola lo tomo con sus manos.

— ¡Que hermosa estoy madre mía! Podría brillar todo el reino de mi padre con mi hermosura.
Se tomaba su cabello, lo soltaba y volvía a tomarlo pasando en medio de todos sin dejar de balancear su poco cabello.


La reina fally mira fijamente a su hija y mira de nuevo el espejo que con los dientes macabros en el reflejo de la princesa la asusta y le hace soltar el espejo que al contacto del piso se quiebra en mil pedazos. La princesa malévola se asusta por el sonido de los cristales rotos, mira asombrada la cantidad de cristales esparcidos por el suelo, ve algo extraño allí y se acerca para mirar más detenidamente, hace movimientos que son reflejados en los cristales más grandes, de pronto los gritos infernales se desfogan con ira, la reina alcanza a observa r a su hija en medio del desespero arrojarse al vacío por la ventana de la gran torre.
Varios soldados se necesitaron para someterla y poderla detener, tuvieron que amarrarla a su cama, el yerba tero del pueblo fue mandado a llamar para que recetara unas raíces para poderla dormir.

Parece que todo se acumula en un solo día oscuro. Las preocupaciones son demasiadas y la reina fally sabe que la única que la podría haber ayudado era la bruja futinguria, el remordimiento de conciencia la atormenta, su llanto es en silencio y su actitud es ocultada.

El valor es un don y el miedo ha sido desterrado de su corazón, por más malas que las hermanas de la princesa isabella han sido las venera porque son su sangre, sus hermanas y hay que perdonar todos los momentos que se confabularon para hacerle una vida difícil y despiadada.
Una leyenda cuenta que la luz de la luna revierte hechizos malignos, las luz de la luna es una extraña flor única, es una esfera blanca con polen, tiene un resplandor parecido a la de la luna y solo se ven en las noches del plenilunio y como todo es de noche rodeado de penumbras que no dejan ver la luna será difícil encontrar esa flor, pero los rayos de esta escapan entre claros. Sin vacilar la princesa isabella se encamina por su espada, se viste más cómoda para poder moverse más ágil, manda alistar su caballo, el rey anafac preocupado sobándose su barbilla no deja de observarla. Con una flor entre sus cabellos cabalga rumbo a la tierra de las rocas cortándola niebla que invade el lugar, la luz de la luna resplandece destellando en el mango de su espada.

El caballero enamorado recuerda a su princesa feana observando un lazo que lleva en su cuello con un anillo de bambú que sello su eterno amor, Márquez de golen va detrás entre un tupido bosque, los lobos de dos cabezas aúllan, mientras los dos tengan las antorchas encendidas no están en inminente peligro, pero el viento está soplando muy fuerte y las llamas se resisten apagarse, las ramas de los arboles crujen y una de ella se parte y cae, intentan proteger las antorchas del viento tras un gran árbol que está cubierto de un líquido viscoso, las llamas ya no tiene que quemar, cortan pedazos de sus abrigos después de untarla con el líquido viscoso, la envuelven en la antorcha, su combustión es luciente y lo que hace el viento es incrementar las llamas, un ruido asusta a los dos valientes, al parecer los lobos asechan un animal y logran cazarlo, no demoran en devorarlo saciando su hambruna. El caballero no baja la guardia siempre estando al frente pero como siempre el Casanova es un distraído y apaciguado por las circunstancias pero por su cabeza no le pasa retractarse.
Los sonidos espeluznantes son la constante. Suben por una colina muy empinada y pantanosa, los caballos con dificultad sortean lo dificultoso del terreno, sus patas dejan profundas huellas a su paso, en la cima de la colina por encima de la oscuridad se ve un hermoso atardecer candente, el calor comienza sentirse y las brasas ardientes son llevadas por los aires llegando a los arboles aledaños que se consumen en llamas oscureciendo más el cielo con el humo negro y espeso, allí solo se escucha el sonido de las llamas que consumen todo a su alrededor; las llamas no se apagan, la frente de los valientes sudorosas no cesan de chorrear gotas, los vientos le sienten quemar sus rostros porque traen el funesto calor de lo que parece un infierno.
Estando ya en la cima se dan cuenta de que es espeluznante el lugar donde habita el cóndor de fuego, es un valle por donde pasa un rio de lava ardiente y a lo lejos se ve una gran montaña de roca con una gran entrada a una caverna a la mitad de ella, el caballero no está seguro de que sea el sitio donde anida el cóndor de fuego, sus caballos se niegan adentrarse por ese caluroso valle. Dejan los caballos allí pero no los amarran para que puedan huir si sienten las llamas cerca.
Los dos hombres caminan con sus espadas en sus manos, el suelo esta calcinado pero de allí germinan una luz que al momento de volverse una esfera de fuego se expanden un poco y levita por los aires buscando algo que quemar, como si tuvieran vida están siendo rodeados por las esferas de fuego, sin saber que hacer caminan espalda a espalda, abanican sus espadas intentando protegerse pero lo que hacen es cortar las llamas multiplicándose estas.
Márquez de golen se acuerda que no le faltan unas orquídeas del arcoíris para observarlas mientras se inspira en sus escritos, la toma por el tallo después de sacarla de su trapo de seda, los pétalos se desprende y toman rumbo hacia las llamas apagándolas sin medida, las llamas intentan escapar pero son perseguidas hasta ser convertidas en pétalos de flor.
Los valientes exhalan un nuevo aire después del susto aunque no es muy cómodo respirar, se siente lo pesado del ambiente tratando de asfixiarlos con cada paso que dan, el caballero se detiene y se quita su armadura porque no resiste el calor pero no renuncia y halando a él Casanova lo lleva hasta la entrada de la misteriosa caverna.

Tierra de las rocas
La princesa isabella arriba a un bosque hechizado, los grandes coyotes no demoran en manifestarse, la princesa cabalga en su caballo cambiando la dirección hacia donde se escuchan los coyotes para enfrentarlos y ponerse aprueba a sí misma, para haber si es capaz de ser una princesa guerrera que reina luciente.los coyotes se despliegan pero a su paso la princesa no duda en atacarlos, los coyotes se ven sorprendidos y aúllan más fuerte llamando a su gran manada, de esto se percata la princesa y más bien se enfoca en encontrar la flor de luz de luna antes de que arriben los demás coyotes, la niebla por alguna razón se tornó muy oscura, su caballo relincha y la princesa cierra sus ojos invocando el amor en su corazón, una luz sale de su pecho desvaneciéndolas tinieblas pudiendo ver su camino hasta tener a la vista la flor, pero muy rápido la niebla se volvió una mano diabólica que le halo de su cabello arrojándola al piso violentamente derrapando el fangoso terreno, sin mediar palabra con lodo hasta en sus labios desenvaina su espada, sus pasos son lentos y suaves, intenta escuchar para saber si es asechada pero todo sigue en silencio, dentro de su corazón siente que algo malvado ronda el lugar, a la vista está la tan anhelada flor, parece muy fácil llegar hasta ella, la princesa sospecha que es una trampa, se detiene y mira hacia el suelo y ve una piedra al lado de su pie derecho, la coge y la arroja cerca de la flor, al caer la piedra el suelo se la traga en un instante y el suelo volvió a quedar como estaba, la princesa piensa como llegar allí sin que el suelo se la trague, el suelo ruge y tiembla muy suave, la princesa entierra la espada en el suelo y se apura a tomar por lo que vino, cierra sus ojos y el gran árbol que se encuentra a su lado mece sus ramas, abre sus ojos y toma su espada y parte el árbol en dos cayendo la parte superior al lado de la flor y antes de que el suelo se trague el tronco se encamina por allí y logra tomarla por su tallo, todo el lugar se estremece con una variedad de ruidos espantosos pero en su caballo tan veloz escapa sin ningún rasguño rumbo a su reino.

Dentro de la caverna del cóndor de fuego
Los dos hombres comienzan a bajar por allí, la lava recorre el lugar entre angostos canales de roca, muchos esqueletos humanos yacen en ese lugar al lado del oro por montones, el olor nauseabundo no lo aguantan, con sus dedos se tapan su nariz hasta que llegan al final de la caverna pero el cóndor de fuego no se encuentra allí, deducen que está cazando y no demorar en arribar, el caballero se esconde para dar una señal de inmediato de que el cóndor de fuego a arribado para que Casanova haga lo que juro hacer, traer el corazón del cóndor de fuego.
Al cóndor se siente chillar y el caballero da la señal a él Casanova que le late el corazón tan fuerte que le corta la respiración a ratos, el cóndor de fuego trae en su pico dos cuerpos humanos para terminar de devorarlos tranquilamente, uno de ellos es del príncipe malandro, se reconoció porque su corona brilla. Como un valiente caballero esperando la muerte se abalanza con su espada en el lomo del cóndor que alza el vuelo sorprendido, el Casanova no deja de apuñalarlo con su espada, este reacciona aleteando y produciendo chillidos ensordecedores, chocan con uno de los extremos de la caverna y muy fuerte caen al piso e intenta ponerse a salvo ya que le fue arrojado una bocarada de fuego, el cóndor de fuego herido de muerte busca al Casanova entre lo humeante que han dejado sus llamaradas, el cóndor de fuego mueve sus alas de nuevo y salta para llegar al lugar donde se escondió Casanova pero este muy hábil aferrando la espada con el alma y cerrando sus ojos y tensionando la mandíbula queda incrustado el cóndor de fuego en su espada, ya mal herido yace en el piso arrojando llamas he intentado volar, Márquez de golen muy agitado sin darle tregua al cóndor lo decapita, le abre el pecho en dos y le saca el corazón que no deja de palpitar.
El cóndor de fuego queda allí sin vida, ensangrentado Casanova se siente en la gloria sin poderlo creer todavía con su cuerpo ensangrentado se apura a salir de la caverna con la risa aforada del enamorado caballero que todavía no lo puede creer, no puede ocultar su alegría, en sus manos lleva Márquez de golen la primavera que forjara con la princesa feana. A toda velocidad se apuran en sus caballos para llevar el corazón del cóndor de fuego al rey anafac; tardaron dos días que no se vieron.

En el reino anafac todos están sorprendidos, unos dormían incrédulos y otros oraban cuando dan aviso al rey que arriba Márquez de golen y el caballero con el corazón del cóndor de fuego.la esperanza les ha robado sonrisas por montones que desde hace días no habían podido expresar y sin perder más tiempo el rey anafac lleva el corazón a la parte designada.
Los rayos del corazón se expanden entre las nubes desintegrándolas, dejando que los rayos del sol vuelvan, es por la tarde y la felicidad reina de nuevo, el inminente peligro que se encontraba el reino fue superado.
Márquez de golen y le caballero arriaban muy cansados, se tomaron su momento para meditar, comieron y les obsequiaron un gran recibimiento en el día de mañana, se les hará una gran fiesta.

La flor de luz de luna irradia a la princesa malévola y envueltos en un torbellino las hermanas princesas y su madre ven como vuelve a la normalidad su hermana, que comienza haberse su rostro radiante de nuevo y su real belleza surge.los brazos no se hacen esperar y un poco afligida la princesa malévola prefiere descansar.

Al día siguiente las miradas se las roba de nuevo el Casanova Márquez de golen y la princesa isabella. El amor nacido de la nada, les quita las inclementes penas que llevan por sus senderos espinosos.

— ¡Ay amor! Congruente que me da vida y me mata como si nada, pierdo el control, voy y vengo y lo que encuentro es el inmenso amor que me altera, frente a mis ojos todo es una inmensidad llena de felicidad.
Miraba fijamente Márquez de golen a la princesa y terminaba haciendo una reverencia.

— ¿Tratas de conquistarme? ¡Acuérdate que soy una princesa!
No dijo nada más y persistía en hacerse la difícil.

Esa situación a Márquez de golen le motivaba más ir tras la princesa isabella que no dejaba de contemplar su cabello cuando disponía a marcharse.

— ¡No te vayas baila conmigo! quiero ser tu sueño para desvelarte, regalarte un te quiero que viene dentro de un lucero, anhelo ser tu despertar para llevarte a viajar en un bosque de fantasía y allí escribirte una poesía. Qué bueno es pensar en ti y dejar mi sentimiento fluir para escribirte a ti en cada momento de mi existir, te llevare a un pedestal como mi sublime amor ¡juro respetarte! Bajarte el sol y hacerte sentir como tú nunca te lo imaginarias bajo la luna.
En medio de tanta gente Márquez de golen habla luciente, sin miedo demuestra su incontenible amor a la princesa isabella.

— ¿Me hablas en serio Casanova de golen? Tú no tienes honor, siempre has vagado entre mujeres.
Su corazón sentía dolor al decir esas palabas, deslumbrada la princesas por dentro de su corazón no dejaba notar las ansias de abrazar y manifestar su profuso amor.

—En la fría eterna noche ¡tú hermosa princesa eres lo añorado! Mis pensamientos germinan en ti en medio de mi odisea. Imponente en esa tierra malvada me quería desdibujar mi corazón ¡pero yo me declare con honor! Dibujando las siluetas de las esplendorosas montañas, me encamine en busca del honor en el amor, y aunque no había horizonte maravillosos tú te reflejabas entre la luna y el sol que ocultos estaban hasta hoy.
Tomaba una hermosa flor Márquez de golen y se la obsequiaba humildemente a la princesa que sin ser modesta la toma con gusto y la huele.

El amor crece sin freno colándose en medio del crepúsculo, se sienten con suerte desencadenado un sinfín de pensamientos prometidos. la calma fulgura que no tendrá final.
La princesa isabella es una linda estrella que llego de un hermoso lugar, su sonrisa alegro el corazón de Márquez de golen, este insiste en flechar el corazón de la princesa promulgando las cadenas del amor hacia la gloriosa liberta.
Al día siguiente se formó una piedra en forma de corazón en ese lugar.

— ¡Una estrella te he de bajar! Escritos sentidos serán plasmados y nunca serán borrados de mi ser porque las palabras dichas pueden pasar desapercibidas ¡ven con migo, no lo dudes que el amor nos brinda su cálido abrigo!
Márquez de golen no daba sus sentimientos a torcer ya que el amor lo doblegaba, el absoluto amor de la mano de la princesa isabella anhelada.

Los días se fueron consolidando en el amor, el Casanova un romántico soñador y enamorado se volvió, el viento canta su constante melodía que es llevada hasta el corazón de la princesa isabella. Los dos observan la luna rodeada de nubes que vuelve a sentir la calma, tal vez porque la noche no es una distancia para continuar con los hechizos mágicos de la pasión en el verdadero amor.

— ¡Que los dulces sueños endulcen tu despertar! y como un rayo en la oscuridad se entrelazan nuestros corazones.
Caminan cogidos de la mano por el jardín primaveral siendo testigo solo los caballos, hasta caer la noche estuvieron allí conversando, abrazándose.

Ya de vuelta al reino todo lo volvieron más lento, el portón comienza a bajar, se detiene y bajan de los caballos, escucha Casanova un silbido extraño, su corazón se quiere salir de su pecho, en ese instante toma su amada princesa entre sus manos y Márquez queda dando la espalda al sol, de repente la princesa siente como la fuerza del amor de Casanova desapareció, sin aliento mirándola fijamente con lágrimas en sus ojos cae de rodillas.
¿Qué pasa? Intentaba entenderlo la princesa cuando algo le parte su corazón, es una flecha, la princesa reacciona y lo toma entre sus manos, no lo deja recostado del todo, lo deja caer suave y lo abraza, le sale sangre por boca y nariz, intenta hablar pero solo burbujas de sangre salen entre sus labios hasta que logra decir: ¡hoo…! Amor mío siento mi alma morir, me hiciste brillar la vida y ni la muerte misma me lo podrá robar ¡amor te falle! Déjame besarte por última vez, no me digas que después, regálame la miel de tus labios sentidos, la muerte no hará renunciar al amor, tu princesa mi hoguera calcinan te que le dio vida a mi ser después del ayer.

La princesa vio en los ojos de su amado como su vida se desvaneció en ese instante. El llanto se desfogo al sentirse inútil, la princesa levanta su mirada y ve el caballero rosa, con el arco en sus manos, fue el artífice de la funesta flecha.

¡Destino cruel que me quemas con tus ardientes llamas que resquebrajan mi valentía! Gritaba al viento la princesa dejando todo su aliento. Sin descanso camino entre filudas piedras, las letanías siempre se exclamaron y renacerá cada día en los pensamientos de la princesa. la angustia en un futuro será extinguida ya que el reloj de arena nunca dejara caer un último grano.

Márquez de golen yace sin vida, la princesa se pone de pie mirando hace el cielo, las nubes aparasen de la nada provocando un trueno espelúznate, la caballería se va arribar para ayudar a la princesa que con convicción ordena que detengan su marcha. Su espada destella con peligroso y cortante filo, el rey desde la gran torre observa con temor la prueba final sin premeditación para que el herede el reino con honores, el manto de luto asistirá por siempre, sus lágrimas deslizándose por sus majillas se destinen cayendo la última al piso, manifiesta pucheros melancólicos, enfoca por última vez a su más grande amor que ha fallecido.
El caballero rosa encabrita su caballo y a toda velocidad se dirige a enfrentar a la princesa que con su sangre hirviendo de venganza la espera como la prometida guerrera que su pueblo espera con ansias.

El caballero rosa ataca con su espada pero la princesa la esquiva dando una media vuelta cayendo luego al suelo, cuando el caballero rosa voltea la princesa ya estaba de pie.

— ¿Por qué destruyes mi amor de golen y lo sumes en una inclemente soledad? ¿Con que derecho?
Empuñando la espada la princesa isabella decía mientras tomaba posición de ataque.

—El Casanova Márquez de golen? El viene de los suburbios y tomo por nombre golen para que le fuera más fácil Romper corazones, el Casanova se burló de mi honor y la única forma de recuperarla era derramando su sangre de mentiras y de palabras que se extinguían.
Bajaba de su caballo el caballero rosa, se quita su casco.

Todos quedan sorprendidos; es una hermosa mujer, tiene sus ojos desorbitados y totalmente negros y sin previo aviso ataca de nuevo a la princesa isabella pero en esta ocasión la princesa se hace sentir chocando su espada desencadenando mil chispas que vuelan hacia todas direcciones, la princesa maniobra su espada hasta el cuello pero solo le rosa la garganta, la segunda abanicada de la princesa es por la cintura, es detenida, da media vuelta hacia su izquierda y mientras lo hacía se acuclillo y la espada la armadura rosa partió, mal herida la mujer quedo, se toca con sus manos la malvada, no lo puede creer, como fue posible si ella sello su vida cohibiéndola de la muerte, pero ante la venganza del amor no hay conjuro maligno que detenga el fulgor de las lágrimas del dolor en el corazón.

El sueño quedo en silencio. Todavía se pregunta la princesa ¿Por qué lo querido se marcha con el final? la princesa heredo el trono como una mujer fuerte y victoriosa en batalla. Después de muchos años hallo un príncipe azul, el Casanova fue olvidado por su princesa y la roca en forma de corazón se destruyó, la reina vive una eterna condena sus sueños son pesadillas y siempre ve el rostro de la bruja labrando felizmente su huerto.
La princesa malévola hallo un amor y ser la reina de otro reino fue su destino. El rey anicon la ama. El rey anafac se siente orgulloso de su familia.
La princesa feana se casó y vivió feliz con su caballero que no volvió a las guerras.


j.c.n-7-junio-2011

Texto agregado el 20-08-2011, y leído por 202 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2011-08-20 22:15:59 Me encantó tu cuento, fuí leyendolo y saboreandolo por sorbos, poco a poco, como se saborea el buen café. Saludos teresatenorio50
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]