La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Isabelita y el jardín de las rositas

 Imprimir  Recomendar
  [C:484246]

Es una morada que está rodeada de rosas, allí vive isabelita, una niña tierna que no se cansa de jugar, pero dentro de la casa le da por mirar por el cristal de la ventana, el viento mece las rosas destellando las espinas, de repente una mariposa vuela entre las rosas y desparece en mil gotas del roció.
Isabelita se asombra pero al voltear la mariposa volando cerca de ella esta, choca contra la pared y al instante un conjuro mágico cae sobre isabelita. Son seres del tamaño de una rosa y desea salir para poder ver los colores de las rosas, subir por los aires llegando a las nubes y ver como desatan la lluvia que ya de colores volverá todo a la vida colorida.
Isabelita camina con cuidado por el jardín, allí las rositas mágicas son con ojos, nariz y boca y abrigada con una bufanda para que el frio no la enferme, esa la rosa roja. Isabelita ríe y no duda en invitarla a jugar pero la rosa amarilla también quiere disfrutar, voleando sus ramitas levanta la capucha de su buzo para poder ver mientras se apura a correr, pero la rosa naranja le llamo la atención porque puede caer. La rosa naranja es la anciana del jardín, las rosa fascinadas danzan con el canto de los grillos, con sus falditas también están abriga ditas, la rosa blanca es la reina del jardín y lo mejor para ella es cuando el alba comienza a salir.
La rosa amarilla quiere molestar a Eusebio, un abejorro cascarrabias que sentado en su silla guarda el polen en su mochila, les gusta molestar a Eusebio porque su malgenio les hace reír hasta el fin. Fue así lo molestaron y las correteo por un rato, de pronto las rositas se esfumaron y volvieron a su tallo, isabelita se oculta tras el gran árbol que cobija con su sombra a toda la guardería de las rositas que estudian para brillar de mil colores.
La señora gruñona de enseguida que con su cortador de rosas al asecho las roba para llevarlas a su casa y sembrar en un jarrón donde los días pasan y lo marchito lo devasta, apropósito fue la rosa amarilla la que fue cortada junto con la rosa azul que es la hermanita.
Isabelita después de que la tarde comenzó a oscurecerse volvió a su tamaño normal y como si nada brinco la cerca y busco por la ventana a ver si podía hallar a sus amiguitas rositas, ve cuando la gruñona las introduce en un jarrón con agua, parece ser que va a salir y la niña esperando por una ventana trasera a que marche la señora, se adentra luego de que no hay nadie, las rositas llaman a isabelita paraqué sean rescataditas, pero unos fuertes ladridos la ensordecieron, es el gran canino, un pero que es feliz como una lombriz al ladrar días y noches sin parar, parece ser muy molesto pero es que es un tenor y no para de ensayar para el domingo en la iglesia poder cantar.
Isabelita huyo y tras de un mueble se escondió pero el canino con su olfato la hallo, pero esta un chocolate le arrojo y este de una vez lo devoro, pero el dulce lo hechizo y dormido quedo volando su cola.
Isabelita por fin pudo sacar las rosas de allí y poder jugar balón pero cuando rosita amarilla lo recibió este se pincho, solo risas se escuchan.la vecina gruñona volvió y al no ver sus rosas y al perro olfateando allí lo castigo, afuera en la noche ladro y las risas de las rositas hasta la mañana se escucho.
En el cuarto de isabelita que ya casi dormida a sus amiguitas rositas acobijo y las buenas noches les dio.

j.c.n-junio-20-2011

Texto agregado el 20-08-2011, y leído por 135 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]