La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Luna azul

 Imprimir  Recomendar
  [C:485237]

Luna hermosa azul que de la bruma broto, dependiendo del amor para que todo fuera esplendor, todo no es como los rayos del sol que pintan el horizonte.
Amor atrapado en una telaraña que no oculta su pasión y que no conoce el final del color de la noche prometida, lo in sospechado lo asechara.
Luna azul que lleva el amor hacer tan grande que en cada tropezón de nuevo el amor se reencontró. Aire que se desfogan en suspiros con fulgor que los desiertos áridos de flores hermosas lleno, con ilusiones divinas que hacen vivir para un día más y entregarse sin medida en esta y la otra vida. Apasionados crearon su forma de sentir en su corazón, inquietos en su amor nadie lo podrá deshacer en su mundo de luna azul hallaran un rayo de luz.
Si hay un beso comenzando a clarear las llamas en su corazón se encenderán y hasta los hará desvariar. Amor libre con valor que desvaneció el miedo y el amor se volvió adoración.

En un pueblo pequeño de muchos barrios muy cerca de la gran ciudad habita una niña de once años, muchos de sus cabellos son grises por naturaleza, por esa razón sus padres le pusieron por nombre luna; labios gruesos, cejas tupidas pero en su lado derecho tiene una cicatriz, su mirada es tierna, su mejillas son coloradas y su cuello es un poco alargado. En la misma cuadra vive un niño de nombre azul, su cabello es del mismo color, su piel es blanca, labios delgados, sus cejas son rubias, su rostro es pulido y tiene ojos cafés, también tiene once años.
Los dos niños han crecido juntos, estudian juntos, se mantiene juntos, viven un inocente amor que no lo volverán a palpar. Cogidos de la mano juntan sus labios mientras la gigantesca luna azul se asoma entre las montañas muy coqueta con su resplandor que deja ver la silueta de los dos niños en la cima del morro llamado la tuna; los vientos suaves y cálidos envuelven sus cabellos sin malos pensamientos que los aparta de un ambiente en decadencia, son uno para el otro, su mundo esta colmado de matices.
La luna brilla incandescente y las orquídeas se ven lucientes de un lado para el otro por el viento, percatándose luna anonada no deja de mirar la luna que se ocultaba éntrelas montañas, pareciera que las montañas las resguardaran de la inevitable alba. Azul toma una orquídea con su mano derecha, esta se vuelve luminosa de tres colores, comienza con un amarillo incandescente, entra a un color azul claro hasta tornarse rojo y volver al primer color, azul la suelta y esta queda levitando, comienza a girar dirigiéndose hacia donde se encuentra luna quien es sorprendida cuando azul le tapa sus ojos por la espalda sonriendo al instante.

— ¡Te quiero luna! no abras los ojos.
Le dijo azul con un sentimiento tan sentido que su vos se sintió ahogarse.

— ¡yo también te quiero azul!
Miro fijamente luna a los ojos de azul.

Azul quito las manos de los ojos de luna y esta continuo con ellos cerrados esperando la sorpresa que le hace estremecer si interior con los pálpitos de su corazón que se quieren salir de su pecho. Maravillosas cosquillas que enternecen sus seres, glorifica su entorno y desapercibidos del tiempo la madre de luna arriba enfurecida más por el desespero de la preocupación de no hallar a su hija a tan altas horas de la noche, azul emprende su huida despavorida pero se detiene detrás de un árbol para ver a luna que acongojado ve como la golpea con un rama seca que hallo en el camino su madre.

— ¡Ya pase muy rico mamá conociendo el amor, si quieres me castigas más duro!
Ahogada en llanto luna sentía el ardor en su delicada piel y la luna se tornaba azul.

— ¡Mentirosa! Los niños no conocen el amor ¡mentirosa! No juegues con eso tan delicado.
Dijo la madre sintiendo como le dolían sus manos de apretar esa rama seca con que castigo a su hija.

— ¡Es verdad mamá, siento el amor! ¿No viste la luna? estaba luciente entre las montañas.
Insistía luna pero era infructuoso e inaudito para su madre.

— ¡Mentirosa!
Dijo por última vez su madre mientras la halaba de su mano con ira muy medida para que sintiera lo molesta que estaba.

Después del verdadero gusto que venga el disgusto. Azul no puede arribar por los alrededores de la casa a de luna, el papá no deja su garrote por nada del mundo, si el hombre lo ve por allí puede salir lesionado; los celos de padre le enervan la sangre casi hasta desvariar, así que decide hacerse ver muy firme.
El castigo que infunden sus padres de no salir de la casa no es impedimento, en el más mínimo descuido de sus padres cada cual se escapa como puede para encantarasen y ver la luna azul en la cima del morro la tuna.

Una leyenda cuenta que cuando la luna por quinta vez se vuelva azul es porque el amor hallo a sus dos más fervientes seres humanos, que se miraran con lealtad en su corazón, los enamorados tiene poderes que descubrirán cuando el tiempo lo decida y estando fusionados sus sentimientos derrotan el día en que inclemente bruma se desata con su frio evocado, y destruya para siempre con lo que se nutre el espíritu humano. El sentimiento del amor dejara en ayuno a los seres que irán claudicando poco a poco, volviendo el existir en una conciencia cruel de malvados perdidos en el sendero de las llamas ardientes.
Tres veces apareció la luna azul, muy pocos tuvieron el privilegio de sentir el alma en total paz cuando el esplendor de la luna arribo a sus pupilas.

Diez años después
El amor de luna y el chico azul sigue latente, han madurado sus sentimientos que ya cambiaron. Han decidido tomar vicios y placeres del mundo, el preferido de los dos es el alcohol que ya tarde de la noche en una fiesta de universitarios espectacular disfrutan al máximo de la diversión del baile y el choque de las copas.
El entorno está adornado con bombas de muchos colores, serpentinas, luces, laser y destellos en cada esquina que hacen ver todo más lento.
Luna esta hermosa y pasada un poco tragos, su cabello opaca a las demás chicas y llama la atención de todos los chicos. Azul mira detenidamente desde la barra de un improvisado bar, no cesa de tomar de su botella de cerveza, en la frente de este se le brota una vena como queriéndose reventar de la ira que tiene en su interior, aprieta la botella con mucha fuerza y respirando dos veces sin poder tragar saliva muy rápido va la mesa donde está la hermosa luna. Un chico que está al frente de ella exhibe sus blancos dientes a luna tratando que obtener el número de teléfono, de repente se ve como lo pies de la chica tumban la mesa y la chica cae al piso con todo lo que tenía la mesa encima, azul la tomo de su cabello diciendo: ¿¡que es lo que haces perra!?
La arrojo de espaldas hacia el piso con un grito de la chica que llamo la atención de todos allí, el chico que estaba frente de luna se levanta de su silla para enfrentar azul que no duda es estallarle la botella de cerveza en su frente, le da un puñetazo y lo vuelve a sentar y termina por destruir la mesa azul, el organizador de la fiesta no dudo en llamar a la policía, cuando azul voltea con su rostro de satisfacción una bofetada le voltea su rostro, azul vuelve a halarla de su cabello y varios hombres se interponen a las circunstancias pero luna dijo en voz alta: ¡metidos que les importa!

Todos se quedaron atónitos observando la penosa pelea hasta que las sirenas de la policía se escucharon arribar, la música fue apaga e imponen los policías al enterarse que fue una mujer quien agredió azul, no le dicen nada si ni que con su bastón de mando le dan tres golpes en los pies; azul cae al piso adolorido, se enceguece de ira e intentando agredir a un oficial de policía, lo golpean de nuevo pero esta vez en el estomago que lo doblego por completo, quería exhalar el aire que le hacía falta cuando sin pensarlo nadie luna forcejea en contra de los policías tratando de liberar a su amado quien desconcertado a los policías tienen que tomarla por la fuerza y se llevan a los dos para la inspección de policía.
Azul sale de allí esposado sin dejar de resistirse y las esposas no paran de cerrarse cada vez mas hasta dejar sus manos muy golpeadas, es llevado a una sucia celda que huele a orines, pasmado prefiere quedarse de pie. Luna está afuera desesperada, desea que liberan a su eterno amor de una vez por todas, no denuncia nada contra azul y lo espero hasta el día siguiente.
Los policías se besaron en el escándalo público y luna ha sido una completa molestia para ellos.
Los rayos del sol que entran por una ventana de la inspección de policía le dan en el rostro a luna, la enceguecen de pronto, ve salir una sombra de la estación, es su amado quien lleva los cordones de sus tenis y la correa de su pantalón en las manos, pasan la calle después de mitrar arriba y abajo previniendo un accidente, azul sonríe, el abrazo con luna es inminente, fuerte y cálido. Después de beber el veneno palpan la llamas del amor percibiendo un fresco aire, sienten agitados sus vientres, estremecidos sus instintos rompen el misterio que los atrapa en el delirio dela amor.

— ¡Hay amor! ¿Qué tiene tus ojos que me hacen estremecer en ti?
Abrazaba luna a azul frotándole la espalda con sus suaves manos.

— ¡Perdóname amor mío! libérame con tu amor de los funestos impulsos.
Azul juntaba su mejilla con luna dándole varios besos muy suaves.

Celos que hacen desvariar con el alma huracanada de miedo e incitados por el agua despiadada los estribos caducan y solo parten el corazón. A la ida y a la venida el sol se esconde y la luna no se deja ver bien y su resplandor azul fue desapercibido, esta tenue casi para apagarse, espera que el cariño sea curado atormentando la palabras hasta volverlas trizas, sin querer todo se puede volver un ayer atraídos solo de recuerdos.
Fue la primera vez que se comportaron así y juran ante la luna no volverlo hacer. Esa noche la luna sobresalió en los horizontes oscuros con su resplandor de color azul, es la quinta vez la luna se ve así. Al día siguiente en la universidad los dos están sentados en una banca viendo como las nubes se pasean entre las montañas formando un corazón que al momento se desvanece, sonríen luna y azul abrazados y haciendo una charla el joven estira su mano hacia una cancha polvorienta de fútbol diciendo: amor glorioso que siento por ti que hasta el polvo se levanta por ti.
Sin haber ni un suspiro de viento en el campo polvoriento se levanta un torbellino, azul baja su mano asustado, luna se aferra a él atemorizada, se pone de pie el chico y estira sus manos juntas y como una ráfaga de poderosa de viento levanta una Nube de polvo que llama la atención de todos en la universidad. Luna y azul se percatan de que alertaron a mucha gente, algo sobrenatural vieron levantarse por los aires, muchos estudiantes tomaron fotos con su celular y también hicieron una corta filmación de ese hecho inexplicable.
El calor del hermoso atardecer deja ver el verde profundo de sus montañas y las demás montañas atrás se ven azules volviendo aun más grande el amor con adoración, queriéndose volver poesía con la suave brisa que los acaricia con justicia, alejando lo errante que de cualquier parte puede atraparte y llevarte lejos donde no hay un universo de besos.
Todo es pintado de amor sin dudar jamás en las palabras que entre los brazos se pierde la razón, aunque no se venda el corazón se querrán robar la luz del sol que destella en los horizontes del corazón.
Luna y azul caminaban por la universidad con sus maletines en la espalda. Tres chicas caminaban frente a los enamorados, hermosas y muy radiantes.
Los nombres de las tres chicas son: biana con sus cabellos ondulados, pómulos que resaltan su mirada, nariz respingada y de media estatura. Brisa con su cabello rubio con rayos rojos, aretes largos casi hasta sus hombros, son un corazón de color blanco y verde, usa maquillaje en su rostro que resalta su belleza, sus labios están tatuados de color rojo. La chica ceda balancea sus cabellos de seda, exhibiendo su escultural cintura alardea sin dudar de sus encantos quien al instante le pareció muy atractivo azul, ella no lo quito su seductora mirada, una sonrisa le expreso mientras el viento levantaba sus cabellos de seda, azul se percato de la mirada pero no le presto importancia, luna lo mira a su ojos muy feo, tratando de hacer caso omiso azul a la discusión que luna quiere plantear, trata de abrazarla pero esta se resiste.


— ¿Fue que le guasto esa “zorra” o qué? ¡Vaya detrás de ella!
Comenzaba a desesperarse luna.

— ¿Qué fue lo que hice?
Trataba de entender azul la reacción de luna que no le gustaba para nada.


— ¡Ha! Ahora te haces el tonto.
Esquivo de nuevo luna azul que intentaba tomarla de su mano y caminando cada vez más rápido se marcho.

Azul no pudo ir tras ella, tenía que presentar un parcial y si llega tarde de nuevo no podría ejercer sus prácticas para su respectivo estudio, ya que por tanta falta se la iba mal con el profesor, su estado de ánimo lo acongojo al ver como se marchaba luna sin mira hacia atrás, se llevo el dulce beso con ella que lo enternece.
Azul llego justo a tiempo para el examen, se le dificulto bastante concentrarse y casi terminando al tiempo límite logro terminarlo, corrió a la facultad para encontrarse con su amada pero ya no estaba donde acostumbrara a esperarlo, se rasco su cabeza, suspiro, miro hacia el cielo tratando de entender, llamo por su celular a luna pero ella no quiso contestar, le dejo un correo de voz que dice: tengo ganas de salir corriendo a buscar lo sublime que me llena de aliento, quiero huir del silencio que siento, desamparado mi corazón siente un cruel dolor que ineludible se convierte en algo funesto para los sentimientos ¡háblame aunque sea suave que estoy sediento mi amor! dibújame un beso, regálame la fórmula para curar del frio que siento ¡te extraño!
Azul dejo el correo de voz, luego su celular se agoto de batería e incomunicado decidió irse cabizbajo con las manos dentro de sus bolsillos y encorvado. Caminaba por la acera, la gentes pasaban al lado del, unos lo estrujaban, los ruidosos pitos de los autos no lo distraían, solo una persona que había recostada a un poste con un costal pequeño a su lado, tiene unas botas de cuero de búfelo, era extraño para azul, lleva un gabán y debajo un chompa color rojo, no se ve sino su mentón, azul lo paso desapercibido.
Es un mendigo pidiendo dinero con un anillo inconfundible de oro en su mano derecha, este se devuelve y dice: ¿Viejo ese anillo es de oro?

El anillo comenzó a brillar mucho más.

— ¡Creí que eras más alto, acuerpado como un gladiador! Pero es maravilloso tener la oportunidad de conocer al el elegido del amor. Si es de oro el anillo y brillo porque tú eres el elegido, que grandioso seria conocer a la hija de la luna, diosa del amor.
Dijo el extraño mientras se le veía salir el vapor de entre sus labios.

Azul continúo caminando creyendo que el tipo no está loco ¡que es un demente! Iba mirando hacia el frente azul cuando le da por mirar hacia taras y el tipo ya no está allí, de pronto choca con él, azul se asusta, el tipo pone su mano derecha en el pecho de azul, al instante siente una paz interior que se acabo al instante.

— ¿Quién es usted?
Se ponía a la defensiva azul.

—Soy el oráculo del destino, quien guiara al amor por el buen sendero para que la humanidad sea bienaventurada.
Hablaba el extraño todavía sin dejar ver su rostro.

— ¡Usted está loco mi hermano!
Dijo desconfiado azul pero a la vez sintiendo una sensación de lo que dice el extraño es verdad.

—Mi nombre es talcrin de la montaña lejana más allá de la niebla blanca. Con mi gran poder me he encomendado a proteger el amor hasta el confín más lejano de la tierra, por esa razón azul debes llevarme ante la diosa del amor. Yo era amigo de tu padre antes de que muriera, el sabia todo pero no podía decirle nada a su esposa porque el amor en ella se había esfumando y prefirió guardar silencio hasta después de la muerte, debes ir con luna a la tumba de tu adorada madre en el templo sagrado iris donde se hacen ofrendas a los dioses y el arco de la alianza nace.
Dijo talcrin ocultando cada vez más su rostro.

— ¡No! De ninguna manera llevare a mi amada a ninguna parte, menos por destinos de desconocidos.
Dijo azul desconcertado.

El corazón de azul latió y de repente vio el anillo del sujeto que se puso negro y en un abrir y cerrar de ojos desapareció, el pito de un auto lo despierta de un trance en el instante que estuvo, de pronto se siente despertar de nuevo, ya es el timbre de su casa, no supo como llego allí, todo le parece que hubiera sido un sueño. Toma su celular y lo pone a cargar y le parecen tres llamadas perdidas, creyendo que son de luna se apura a marcar pero se sorprende, es la vos de un compañero que lo llamo a averiguar cómo le había ido en parcial.
Cuando azul abre la puerta se sorprende, es la chica ceda con biana quien le entregan una invitación para una fiesta espectacular de solos y solas, las risas y las miradas coquetas le hacen reír azul pero no lo motivan nada más que a sentirse alagado, no les demuestra nada a las chicas porque no le llama la atención traicionar por nada del mundo a su manada, pero entre más frio es azul a ceda le interesa más, muy dócil, tierna comienza a traer la atención de azul que sigue firme con su corazón en ser honesto con luna que en ese preciso momento arriba en su auto de color blanco, chirreando sus neumáticos a toda velocidad frena dentro del antejardín de la casa de azul, sale de su auto enfurecida y cierra la puerta de este con todas sus fuerzas y con una mirada malvada se acerca donde esta azul, con la mirada atónita de las dos chicas sube las tres escalas para llegar al pasillo donde se encuentran las chicas y sin mediar palabra tomo luna del pelo, a ceda que la arroja al piso sin opción de defenderse, vuelve y la toma de su camisa y la arroja contra una mesa que tiene unos candelabros de porcelana, la otra chica huye despavorida mirando horrorizada como su amiga era golpeada por luna.
Azul la detiene tomándola de sus manos pero esta reacciona con sus uñas en la mejilla de azul, sorprendido con su orgullo devastado, con su mano se toca las heridas de su rostro que le dejan untado de sangre la yema de sus dedos, azul cierra sus ojos y calla y se aleja de inmediato, se marcha de su propia casa, ceda queda en el piso sollozando. Cuando luna recapacita ya azul esta varias cuadras adelante, desesperada no sabe qué rumbo tomar, vuelve a entrar a la casa por su celular que se le cayó en medio del forcejeo, ceda desfoga de nuevo un grito y corre de miedo, luna antes de montar en su auto le marca al celular de azul, el inconfundible sonido del celular le enciende de nuevo su corazón y sube al segundo piso buscando de donde proviene el sonido del celular, llega al cuarto de azul pero solo está el celular cargando, preocupada se da cuenta de que fallo, su alma esta herida, sus días pierden fuerza y de repente una mano aparece por detrás con un pañuelo, le tapan la boca y esta se desmaya.

Desilusionado de esa situación azul que lo tiene tan triste lo presiona en lo amargo, se ahoga en un mar de sentimientos encontrados dejando extinto el olvido, pero los soplidos en su corazón se resisten, la razón de su vida es luna, no la aborrece, la adora y siempre cada vez más está latente, azul se declara un idiota pero no se dejara vencer por el desamor. Sus lágrimas se deslizan sentado en la banca de un hermoso parque con su fuente de agua en el centro, todas las parejas allí tienen su media naranja al lado, besos y abrazaos apasionados le recuerdan a su amada luna, su ánimo está envuelto en una telaraña de hiel.
Toda la tarde la pasó allí hasta que la noche comenzó arribar, la vista de azul hacia los cielos le deja ver una sombría sombra lunar, de pronto la parejas que se encontraban allí terminaron discutiendo por estupideces.
El amor no escucha nunca la razón, azul con sus sentimientos desnudos no le teme al amor porque no juega al azar, no quiere que las puertas del amor se cierren, desea llamar a luna al celular pero se percata de que lo dejo en casa, sin dinero e indocumentado apenas se da cuenta de eso cuando toco sus bolsillos. Se devuelve para su morada lo más rápido que puede para poder llamar a luna, pero su celular se encuentra apagado de nuevo, vuelve y se acongoja martirizándose, toma un florero que arroja al instante contra un espejo que se encuentra en la salida, lo triste y el frio se entrelazan, de pronto arriba un señor de edad con su rostro realmente golpeado, chorrea sangre por boca y nariz, azul corre auxiliarlo, el tipo no puede casi no hablar, pero dice: ¡Soy el oráculo del destino!

—Otro loco con ese cuento.
Dijo azul azarado.

— ¡Hooo…! no puede ser, el primer hombre que viste te engaño, te siguió y cuando vio a luna se la llevo para sacrificarla en el templo iris.
Dijo el oráculo muy preocupado.

— ¿Qué dices?
Abrió sus ojos el chico azul como si se le quisieran salir y su corazón comenzó a palpitar a mil.

—Cuando arribe a la gran ciudad para buscarlos y darles aviso del peligro que los asecha, sobre todo a la diosa luna, me extravié y el malvado talcrin me encontró, fui emboscado, medio por muerto, por suerte pude llegar para avisarte.
Murió después de decir las últimas palabras quedando con sus ojos y boca abiertos.

Azul se asoma a la puerta y enfoca su mirada hacia los cielos, una extraña sombra ha comenzado a invadir la superficie lunar, un cuarto de ella esta oculta, su pecho se quiere reventar de pánico, el miedo que sienten pensando que algo malo le puede ocurrir a su amor eterno. Su sangre le comienza a hervir recorriendo sus venas, su respiración se sobresalta, camina hacia el segundo piso empuñando sus manos y llevándolas hasta el frente de su cabeza con un desespero decidido se devuelve y corriendo sale por la puerta, salta la cerca del antejardín de la casa vecina, eludiendo las rosas que se mecen por el viento frio cruza la calle en diagonal, recorre dos cuadras más hacia abajo, vuelve y voltea hacia la derecha pero un muro hay al frente, este de un brinco apoyándose en un árbol que yace al lado salta al otro lado del muro, el cual es un parqueadero de un lujoso edificio, salta encima de la capota de un auto y saltando encima de ellas estirando sus manos a medida que se encuentra con los autos estos vuelan por los aires, hasta que arriba a una calle muy concurrida, esquiva un bus de trasporte publico que al acto hizo sonar su pito, azul salta por los aires de inmediato chocando dos autos y brinca encima de un furgón que había bajado la velocidad, de ahí salto a una terraza y continuo hasta el otro extremo, salto de nuevo entre otras dos terrazas hasta llegar a un bosque de pinos.
Azul corre entre el acolchonado suelo hasta que se detiene. La noche ya invadió el cielo, continúa corriendo entre los pinos y alcanza a observar que la luna ya esta oculta a la mitad, azul corre entre arroyuelos hacia arriba que con fuertes brincos salta hasta la parte de cada pequeña cascada que se ponía enfrente en el camino.
Azul escoge un sendero hasta que comienza a encontrarse en medio de una niebla, los troncos de los pinos parecen que fueran líquidos de un azul luminoso hasta que comienza a llover fuertemente, de repente un brazo muy fuerte ve aparecer al frente de su cara que con su inercia le hace dar una vuelta invertida derrapando el piso, su vista se nubla hasta perderse pero con el instinto de un guerrero esquiva una lanza que iba dirigida de muerte quedando clavada en el suelo provocando un fuerte temblor.
Es jiguemnobartio ,espeluznante ser de un solo ojo que es todo su rostro, con un pequeño orificio por dónde saca su larga lengua con su saliva viscosa, sus orejas son puntiagudas, su cuerpo es musculoso, solo ruge y sus largos atuendos son de piel de dragón, su lanza tiene filo a ambos lados, su filo es un triangulo que destella con cada despiadado ataque, azul se aferra a la mano del malvado cuando intentaba tomar impulso, con su otra mano golpea al malvado en el pecho arrojándolo contra un pino que se quebraba en mil pedazos quedando luminoso muchas partes en el suelo.
Jiguemnobartio se pone de pie tomando la lanza con sus manos y vuelve a clavarla en el suelo; donde está parado azul se resquebraja la tierra y sale disparado por los aires en un estallido de la capa superior de la tierra pero este dando vueltas por los aires se aferra a las ramas de un pino. El malvado gira su lanza en una mano y después tomándola con sus dos manos arroja una luz en forma de un vórtice que al contacto estalla en una gran y poderosa llamarada, azul se arroja al suelo y da una vuelta hacia la izquierda con sus manos abiertas, desde su ser surge un chorro de luz que sale en espiral volviéndose un fuerte torbellino pero su poder es esfumado por el malvado que poniéndole la lanza entre sus ojos que se abren asombrados al ver dos esferas que brillan, al momento de el llegar estas se unen explotando en mil chispas letales que fueron imposibles de detener por jiguemnobartio quien quemando cae de rodillas lentamente hasta quedar sin vida.
Azul toma la lanza y sube entre unas rocas tan rápido que arriba a la cima en un instante, desde allí el panorama es desolador al ver las brazas ardientes levantarse por los aires, parece que fuera el infierno, sin temer corre hacia allí mirando la luna que está casi oculta en su totalidad sintiendo en su corazón que debe apurarse porque todo está en sus manos. Es el bosque de fuego que nunca se consume, los arboles y la maleza son llamas que incandescentes dejan ver senderos por donde puedan adentrarse aquellos temerarios que desean desafiar el poder malandrongar el oscuro.
Azul no sabe cuál de los senderos lleva al templo iris, el chico repara varios de los senderos, indeciso por donde encaminarse así que cierra sus ojos, su cabello comienza a brillar, desplegando un resplandor del mismo color que las llamas y apagándolas llamas de uno de los senderos mostrando cual es el que lleva al templo iris el cual después de pasar el puente de tenebrosas calaveras a lado y lado, los silbidos del viento estremecen, después de allí hay un breve trecho empedrado y la carretera da vuelta a la derecha, todo está lleno de telarañas y se siente la fortaleza del malvado.

Se ven cuatro arcos apoyados en ocho columnas, en el centro de esta hay una mesa de mártir donde se ejecutan los sacrificios, las antorchas con sus llamas que hay allí se mueven en todas las direcciones sin haber soplidos del viento, aumentando sus llamas y casi para apagarse malandrongar no puede creer que su mejor soldado halla sucumbido y ordena a talcrin ejecutar el sacrificio.
¡Si quieres una casa bien hecha hay que hacerla uno mismo! pensaba dentro de si malandrongar volteando su cuerpo, ve a lo lejos arribar azul y en ese preciso momento la chica comienza a despertar, asustada al verse atada de pies y manos en un lugar tenebroso grita.
El santuario iris es donde el arcoíris nace después de que las alianzas vuelven a manifestarse a los cielos. El malvado sumió en tinieblas sus colores para que de nuevo se desplegara el arcoíris pero en tinieblas cuando la sangre de la diosa luna brote de su cuerpo y sea ofrecida a las penumbras, la luna no se volverá a ver, el amor será extinto, solo lo sombrío será el entorno de los enamorados entre un arco oscuro que surge en los cielos fríos, las entrañas serán resquebrajadas. El malvado se entretiene con sus juegos de odio, venganza y humillación.
Malandrongar no deja de mirar al chico y este también ya lo tiene analizado.los dos se van acercando, azul tiene su mirada definida, al malvado por encima de su cabeza comienza hacer rodeado por nubes negras eléctricas que al juntarse destellan envolviendo a la diosa cada vez más en una esfera muy grande que comienza a ponerse rígida sin dejar de destellar.
Los ojos de azul comienza a ponerse azules y a irradiar por los poros el mismo color, cierra sus ojos y siente que el malvado le arrojo su poder, este con todas sus fuerzas arroja la lanza traspasando esa gran esfera rojiza de nubes negras que quedan esparcidas porque al atravesarla consumo el poder de esta. El malvado ha sido tomado por sorpresa con sus ojos abiertos y casi a la velocidad de la luz esquiva la lanza que le quieta media oreja, este cae al piso y cuando vuelve a levantarse con su mano izquierda intentando detener el sangrado de su oreja busca azul que ya no se encuentra por ningún lado, el malvado ordena a talcrin que enfrente azul, este se niega y de inmediato es ejecutado y malandrongar con su daga amenazante en el cuello de luna espera paciente, desde unos arbustos logro abalanzarse azul sobre el malvado y le pone sus manos en el pecho, al momento se le quiere reventar el corazón, furibundo azul deja de pensar y lo toma por el cuello para ahogarlo, malandrongar se aferra a las manos y sintiendo quemarse azul tiene que soltarlo, el malvado busca la daga que se le cayó, con suerte la halla cuando la toma entre su mano la clava en el lado derecho del pecho de azul, el chico sintió tan profundo la daga que sus fuerzas se desvanecieron, miraba a su amada luna, su vista se nubla después de que había vuelto a la claridad, el sudor sale constante de su frente hasta caer de despaldas, tocando la daga clavada en sus pecho con sus manos le hace gemir. Malandrongar intenta recuperarse tomado aire, el resplandor de azul le destruía su espíritu oscuro, arrodillado saliéndola babaza por la boca gatea hasta donde azul para darle la estocada final que sin percatarse este, un rayo de luz se sobrepuso entre las espesas oscuras tinieblas, de allí sale una persona pero el brillo que irradia no deja ver su rostro hasta que se desvanece por un instante, es el padre de azul que llego desde el más allá para liberar a luna de las cadenas que la aprisionaban, separa desesperada cuando de pronto malandrongar ve los pies de la diosa luna, azul empuña la daga que esta clavada en su pecho y se lo clava en el corazón oscuro del malvado, este queda sin vida al instante y poco a poco se vuelve una nube que se convierte en un hoyo que comienza a succionar todas las penumbras que viajan por los aires volviendo el sentimiento del amor un malestar.
Cuando la daga salió del cuerpo de azul esta de inmediato cicatrizo aunque no deja de sentir el ardor dentro de su cuerpo. Los enamorados se abrazan, la sombra que invadía la luna se esfumo que con un esplendor como si fueran mareas estelares que se ven avanzar por encima de las montañas, se juran de nuevo eterno amor y no abra más discusión.
Luna y azul fusionaron sus corazones volviendo todo matiz para que el arcoíris volviera a germinar luciente en la nueva noche en que el amor sintió que iba hacer destruido.

j.c.n-29-julio-2011


Texto agregado el 06-09-2011, y leído por 175 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]