La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Lagartijas

 Imprimir  Recomendar
  [C:486779]

Federico es el nombre de la lagartija naranja y de su boca salen unas cuantas patas de cucaracha. Ninio es la lagartija color gris y está enojado porque Federico se devoro toda la cucaracha y no dejo nada para él, es visco y tiene un copete muy alto, pero llega tirita meneando su colita muy creída quedando boquiabierto Federico, ninio aprovecha y hala de una de las patas, con el pedazo de cucaracha en su boca intenta escapar del asecho de Federico pasando por el lado de tinita que es tumbada al piso cayéndose su cola, esta se sigue moviendo y muy enojada la toma de nuevo y se la pone muy disgustada, tan bonita que es pero a las lagartijas les parece mejor la cucaracha.
Después de comer la cucaracha consigue flores para conquistar a tirita. Federico lleva flores de varios colores y ninio lleva una tierna cucaracha con sabor a miel para que endulce todo su ser, pero el regalo de ninio se lo traga Federico, este eructa y las alas de la cucaracha salen volando y saboreando su pata se fue rascando una pulga molesta que se ha extraviado y encima de Federico se ha amañado.
Un buen regalo son las flores y esperando que el paraíso de ninio se vuelva de colores esperando a todos esos amores, pero tirita se hace la difícil y lo ignora, este persiste pero se le cae la cola, las lleva en sus hombros porque camina erguido, vuelve y se la pega y la menea orgulloso, se detiene, hay personas pasando por allí, ahora desea enamorar a tirita que continua haciéndose la difícil, una rosa le dio y la desprecio porque lo que quería era un bicho para poder disgustar su sabor, una orquídea le trajo mejor pero su rival Federico con un mosco sabroso apareció y a tirita invito.
Su beso fue viscoso ante el mirar de asombro de ninio, es mejor para él, los enamorados no ven las cucarachas así que devora sin cesar y todo fue felicidad, por las paredes no terminan de escalar y las cucarachas mejor prefirieron viajar a la casa de enseguida para poder anidar, para que mil cucarachas vuelvan a surgir para de nuevo tener todos los días un buen festín de cucarachas que no dejaran nunca de rondar y a los inquilinos de la casa estresaran.

j.c.n-5-agosto-2011

Texto agregado el 02-10-2011, y leído por 131 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2011-10-03 00:47:29 Un texto muy simpático, pobre Ninio, se quedó como los chinitos,"no más milando" viendo cómo Titita "degustaba" su mosco y luego el apasionado beso, me encantó tu cuentito********* jagomez
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]