La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Emanuel parte 12

 Imprimir  Recomendar
  [C:487682]

Todos los policías al escuchar el disparo se colocaron en posición de ataque cuando Carlos calló al suelo, y Antonio se quedo parado mientras un policía veía si estaba muerto, los policías se llevaron detenido a Antonio, mientras que a Carlos se lo llevaron al hospital de inmediato en la ambulancia Carlos no respondía, Emanuel iba en la ambulancia, entro al hospital con el en el lugar no dejaron entrar a Emanuel.

Pasaron más de 5 horas y no daban noticias de Carlos, cuando sale el doctor a decir que si se encontraban familiares de Carlos y se encontraba Emanuel y muchas policías en espera de noticias de su jefe.

-Familiares del señor Carlos beta – dice el doctor
-somos amigos – dice Emanuel.
-no señor, necesito a un familiar.
-yo soy su esposa – dice Roberta
-muy bien señorita, pase por aquí.
-¿pero, como que su esposa? Emanuel le pregunta a Sonia que venía llegando
-pues es la única forma de que alguien pueda pasar. – dice Sonia.
-ve a ver a Casandra, la tiene en la policía esperando que haga una declaración de los hechos.
-no mejor tu ve a ver a Casandra, y yo me quedo a ver que fue lo que paso en Carlos.
-bien, pero mantenme informado.

Roberta pasó a ver a Carlos que se encontraba ya en la sala de recuperación del hospital, pero seguía dormido, la anestesia todavía no pasaba, Carlos se encontraba fuera de peligro, pero las cosas en la policía no estaba muy bien.
Un policía interrogo a Casandra, se metió solo con ella en un cuarto, cuando llego Emanuel exigiendo ver a su hija, al pasar a verla, la abrazo como nunca, el investigador salio del cuarto y entro otra persona una mujer, que era investigadora.

-bien señor, deje a su hija que se siente en aquella para que nos explique que fue lo que paso, ¿como te llamas?
-Casandra.
-bien, Casandra cuéntame, como es que fuiste secuestrada, por favor traigan un vaso de agua.
-Salí a la tienda a comprar unas papas, mi tío me dio dinero para ir a comprar, cuando llegue a tienda vi. Una camioneta dar la vuelta en la calle.
-de que color era la camioneta.
-era blanca. – dice Casandra.
-¿quien estaba en ese lugar?
-solo la señora de la tienda y yo.
-bien, cuando saliste ¿que paso?
-Salí de la tienda, cuando un hombre me tomo por atrás me cargó y me metió a la camioneta.
-escuc…- dice la investigadora.
-oiga deje hablar a mi hija la pone nerviosa. Dice Emanuel enojado
-esta bien, pero me tiene que permitir un momento.

La investigadora de inmediato le hablo a una persona, hizo movimientos, pero Emanuel decidió llevarse a su hija. Ese día Emanuel fue al hospital con Sonia para saber del estado de Carlos, a lo cual el doctor salio y dijo que el ya se encontraba fuera de peligro que pronto seria dado de alta. Pero al llegar Emanuel, Sonia y Casandra a la casa, se fueron a dormir, donde la misma Casandra a media noche se despertó gritando y llorando. Fueron días muy difíciles, una tarde Emanuel hizo una cita con un psicólogo.
Por la mañana, Emanuel y Sonia tuvieron una discusión.

-levanta tu plato. – dice Emanuel
-voy al baño – dice Sonia.
-que lo levante te estoy diciendo. – dice Emanuel muy enojado.
-oye, que te pasa. No me grites, te dije que voy a la baño regreso y lo levanto.
-en este momento lo levantas, no me entiendes o que.

Emanuel se paro de su lagar y se jalonaron muy feo, se gritaron.

-no entiendes, que esto es muy fuerte para mi. – dice Emanuel
-pues para mi también el verte sufrir, ver sufrir a Casandra, me duele verlos así, y no es para que me grites a si, por que desde que estoy contigo son problemas y mas problemas no podemos estar un día solo tu y yo si tener un problema,
-bueno pues si no te gusta vete – dice Emanuel
-OK, me largo.

Sin dudarlo Sonia se salio de la casa y se fue desapareciendo mas de dos semanas. Mientras Casandra tuvo su primera sesión con una psicóloga.

-hola, yo soy la doctora Samantha, y quiero que me platiques paso a paso de lo que paso, cuando quieras un descanso me lo haces saber, usted señor solo quiero que se quede en su lugar que solo escuche, y que no interrumpa, para que su hija pueda hablar tranquilamente, si hace un desplante se sale de mi consultorio, empecemos, como llegas a la tienda.
-pero usted dijo… - dice Emanuel
-señor me hace el favor de salir.

Emanuel se salio molesto, y espero afuera. Por mas de una hora.

-yo estaba en mi casa jugando, cuando mi tío Antonio me dijo que fuera a la tienda a comprar unas papas, mientras el hablaba por teléfono. Después yo Salí a la tienda, vi. Cuando una camioneta blanca dio la vuelta, yo Salí de la tienda cuando un hombre me cargo y me metió a la camioneta yo grite cuando sentí un golpe en la cabeza, solo me acuerdo haber despertado en una casa muy fría, yo ya tenia los ojos tapado, y escuchaba voces que yo conocía, pero siempre fingí no escuchar nada. Me acuerdo que el primer día el secuestrador subió al cuarto donde me tenían y me amarro las manos y los pies después puso a una persona a cuidarme esa misma persona me dio de comer todos los días.
- creo que es sufriente por hoy, quiero que abras tus ojos y poco a poco te reincorpores, no quiero que estés pensando en todo que me acabas de decir, por la noche sino puedes dormir solo abre tu ventana y respira el aire limpio y después regresa a tu cama.

La doctora de inmediato llamo a Emanuel para decirle que ya se podía llevar a su hija, y que tenia que regresar en una semana para la siguiente sesión. Por la tarde en el trabajo de Emanuel las cosas no estaban muy bien que digamos, pero Emanuel no dejo de trabajar como cualquier día. Por la noche salió a buscar a Sonia, pero antes pasó al banco para depositar dinero a una cuanta a la cual cada mes le deja una cantidad de dinero, al salir fue a buscar a Sonia, pero no tuvo suerte.
En la noche Casandra fue al cuarto de Sonia pero su cama estaba tendida, entro las busco y bajo a decirle a su papa que donde estaba Sonia.

-papá y ¿Sonia donde esta?
-Sonia se fue, y no se donde esta.
-¿pero por que?
-por que en la mañana discutimos, yo le grite ella me grito y se fue.

Por la noche, Casandra no podía dormir y prendió su computadora y Sonia estaba conectada en el MSN, y sin dudarlo le hablo.

-Sonia, ¿donde estas?
-hola nena. ¿Como sigues?
-ya mejor. Pero te extraño, mi papa ya esta dormido, y no tengo con quien platicar.
-lo se, pero tu papa necesita estar solo, para recuperarse.
-pero mi papá te extraña, hoy en la noche cuando me fui a dormir, baje y estaba llorando, tenia en las manos una foto lo ustedes dos.
-ya me tengo que desconectar, adiós

Sin decir mas Sonia, salio por la noche a casa de Emanuel, pero se arrepintió y regreso al cuarto en el que estaba durmiendo. Fue una semana muy difícil para Sonia y Emanuel, primero por que Casandra despertaba por la noche gritando, y no tenia a nadie junto a el. Pero Sonia mientras estaba fuera de casa, se pregunto como es que la mama de Casandra nunca pregunto de todo lo que estaba pasando con su hija, a si que se dispuso a buscarla y fue a la casa donde vivía antes Emanuel y su familia. Pero no vio movimiento alguno, en eso llego a la casa de Emanuel, donde se encontraba afuera su carro lo que indicaba que estaba en casa Emanuel y que no había ido a trabajar, tomó un taxi y se fue a casa se Roberta donde con gusto la recibió ella. En su casa se encontraba Carlos, recostado en el sillón.

-hola, ¿como sigues? Pregunta Sonia, con sorpresa de ver a Carlos en casa de Roberta.
-bien gracias ya mejor, me duele un poco la herida pero ya mejor. – dice Carlos.
-me da gusto. ¿Podemos hablar? Le dice Sonia a Roberta.
-que pasa amiga. ¿Todo bien?
-no, me fui de la casa.
-¿pero por que?
-por que me enojé con el. – dice Sonia.
-amiga el te necesita en estos momento, no lo puedes dejar solo.
-lo se pero me grito muy feo, creo yo que me merezco ese trato.
-pero entiéndelo, regresa limen asperezas, para que todo quede claro. Se necesitan los dos, ¿y donde estas viviendo?
-en un cuartito.
-dame la dirección. – dice Roberta.
-pero no se la des a Emanuel.
-bien, como tu digas
-y que, que onda con Carlos.
-pues, le ofrecí la casa para que se recuperara.
-a si, como no esa cara es la misma que yo tenia cuando conocí a Emanuel.
-pues si, pero nos estamos conociendo, el me gusta mucho pero primero que se recupere.
-ahí esta mi dirección, por favor no se la des a nadie.
-bien

Sonia llego al cuarto donde viva, adentro estaba Emanuel, esperando a que llegara y poder hablar.

-hola. – dice Emanuel
-oye, asustas. – dice Sonia.
-perdón, pero tenemos que hablar.
-en primera, que hacer aquí, a ya se
-no te enojes con ella, ella solo quiere lo mejor para los dos.
-que quieres,
-que regreses a la casa, te necesito eres mi novia, la mujer que amo, la mujer que me hace feliz, que me llena regresa por favor.
-lo voy a pensar.
-esta bien. (Y Emanuel se sale y se va cuando Sonia corre y lo alcanza)
-¡espérate! No te vallas – grita Sonia.


De inmediato Emanuel corre y abraza a Sonia, y los dos regresan a casa.

Continuara…



Texto agregado el 19-10-2011, y leído por 124 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2012-01-29 20:44:04 Confianza y amor son la receta perfecta para cualquier relacion... 5* arcangel_solar88
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]