La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Artimaña de telarañas

 Imprimir  Recomendar
  [C:489807]

Cuando el amor se desata entre la verdad y una artimaña de mentiras arde en fuego los sentimientos volviendo el entorno un total invierno que oculta la luz que al día siguiente alumbrara. Aunque se quiera fingir que todo está bien las sombras se quieren desvanecer y un beso sagrado del ser amado conquistara la vida de nuevo y saciara la sed.

La artimaña disfrazada de una fragancia con aroma a flor sutil y dedicada que lleva consigo la dicha llena de tormento entre mil te quiero. Cruel artimaña que lleva la emoción del dolor que abraza los sentimientos que yacen dormidos entre cadenas que no se desean romper entre los húmedos cuerpos, el sudor latente que atrapa la sangre de amor que corre por las venas en una red absurda que apretuja y desampara los sueños atragantando las palabras que quieren fluir entre el paraíso que se quiere sentir, un momento más para morir de amor que es postergado para sentir el agónico dolor que entre los brazos del amor se siente mejor.

La fórmula del amor. Nadie como ella que quema entre sus candentes besos sagrados, los vientos cálidos le hacen su espíritu mecer y un suspiro a los aires ofrecer, la pasión meticulosa borrara el epilogo de su léxico y un cuento eterno se creara y las artimañas desde la lejanía el ensueño realizara.
Demona tiene su cabello largo que esparce telarañas en su andar, son invisibles para los demás, piel blanca y sus ojos que parecen dos luceros hechizan, sus uñas las lleva pintadas de blanco con pequeñas estrellitas doradas. Su círculo de amigas son cuatro: dina, bajita, su rostro es hermoso y es adornado por su luciente sonrisa que despampana con su dentadura. Artimaña se hace ver como una súper amiga ganándose la confianza de todas las cuatro chicas, su cabello deslumbra con los rayos del sol resaltando las facciones en sus labios y mejillas, siempre lleva puestas unas aretes, es una viuda negra hecha en oro y dice que le da muy buena suerte y atraen el hombre que desee. Denimur lleva su cabello de tres colores, siempre lleva jean rotos en sus piernas, frecuenta otros lugares pero nunca deja a sus cuatro amigas. Marima es la más callada y tímida de todas, sus feos y grandes anteojos la cohíben de admirar su belleza, camina siempre con su cabeza mirando al suelo, dócil, tierna y fácil de manipular por todas sus amigas, es la mandadera de todas las cuatro chicas.
Un cuento eterno espera que sea siempre etiomero en el amor, a pesar de su juventud su cabello se ha cubierto de color blanco, de media estatura y piel trigueña con ojos negros, usa siempre su camisa con dibujos de la luna y el sol por fuera, el chico tiene muy buenos sentimientos, un soñador comprometido con el amor, esclavo del dolor que a cada momento lo hace sentir mejor. Delirio por demona es lo que siente quien lo abraza apasionada y lo cobija con su mirada hasta derretirlo con sus besos, hermosa mujer con su cabello negro como el universo, su piel que parece de seda y sus expresiones insospechadas lo atan más y más observando el hermoso atardecer.
Etiomero entrego su corazón a demona quien disfruta de la sinceridad con que habla el chico, la llena de sensibilidad. Han de quedarse las miradas en medio del caluroso sol y envueltos en torbellinos suaves de ilusión ven las nubes entrelazarse hasta formar un corazón flechado que de la nada surgió, el cálido abrazo entre los chicos hace germinar las flores a su alrededor.
Su perfume francés vuelve el mundo de etiomero al revés, pasean por el parque cogidos de la mano escuchando el canto de los pájaros, sonrisas se vuelven un elixir al sentir su espíritu vibrar hasta más allá del confín pesaroso del dolor.
Ya atardeciendo van etiomero y demona a un café sin parar de dialogar, estando de noche la luz del día se siente en su entorno dulce, amoroso y vanidoso que se consume por el tiempo que no es piadoso y se guardan en sus respectivas moradas para ocultarse tras la fachada. Etiomero llama muy intenso a demona a su celular y al escuchar que se encuentra apagado se desespera más y más, pero al final termina durmiendo tranquilo, siente que es el guardián de su amor prometido.

Demona motivada por una llamada extraña se siente encantada, mil risas desfogadas, no quiere cortarle la llamada al misterioso hombre que ya entusiasta quiere saber hasta donde pude llegar ese momento, se mira en su espejo acariciando sus cabellos y después envolviéndolos en los dedos de su mano derecha hasta estirarlos y volver a empezar de nuevo, las telarañas salen de sus cabellos levitando por los aires, ella misma no ve sus telarañas pero las puede palpar cuando apretujan el corazón al azar.
Etiomero deja de dormir profundamente, se siente desvelado por su amada artimaña, para el deben ser las circunstancias del trajín del día, pero no espera a que amanezca para disfrutar del amor que el cielo y la tierra se entrelazan en el corazón vibrando en las venas para entregar su sangre con pudor.
Al medio día etiomero y demona se encuentran a la distancia en un parque hermoso donde las parejas expresan su amor al aire libre; continúan observándose a la distancia, sus risas es el desfogue de las cosquillas que se sienten dentro. Los dos enamorados corren a encontrarse con sus manos abiertas para terminar en un abrazo con el viento entrometido que levanta las hojas secas al paso de los dos enamorados, las hojas brillan por los candentes rayos del sol que juegan con las nubes a no dejarse abrigar para volver todo una tarde crepuscular y más bien posarse en la cima de las montañas interminables y observar como se le da rienda suelta al amor.
El viento los hace ver lentos y cuando se encuentran unen sus labios muy suaves y pautados estremecen el cielo y todo parase volverse un sueño donde no existen los pretextos y solo los sentimientos se vuelven versos, para que las mariposas luminosas se vuelvan rosas y con sus pétalos alcen el vuelo a lo eterno, donde lo concreto ha encontrado el camino de vuelta desde los desiertos donde se puede morir si no se siente el ser sublime que de alguna manera hace que su corazón se derrita en medio de un florecido jardín.

— ¡Los laureles florecen vida mía! Te extraño más en la noche que en el día, mis ojos brillan y mis letanías refulgen entre mis añoranzas que deseo en el lecho que por suerte tengo.
Miraba fijamente etiomero a demona que con sus dedos le acaricia suave los ojos y después con las cuatro yemas de sus dedos le rosa desde su frente por su parietal izquierdo hasta llegar al mentón.

—No sé qué decir ¡me dejas sin palabras!
Reía demona y sus ojos parecían dos faroles que no dejaban de alumbrar desde el gran cielo oscuro.

En ese hermoso parque también se encuentra artimaña con su novio hambrandon de cabello rubio, alto y muy chicanero cerca de la fuente de los enamorados la cual tiene un corazón en el centro con mil orificios para que salgan grandes gotas de agua en forma de corazón que levitan por un momento y caen de nuevo a la fuente. Las palomas vuelan alrededor, de pronto suena el celular de artimaña, es el tono del mensaje de texto que dice: ¡mi dama hermosa! Deseo ser tu romeo para que seas mi conquista mayor, y ondear mi bandera del triunfo desde lo más alto del mundo, exhibirla y saber que eres mía. Mírame que estoy cerca y en mi mano tengo un montón de estrellas para ponerlas alrededor tuyo, robarme tu formula del amor para que yo solo este contigo y el viento sea nuestro amigo.

Artimaña hace un gesto de inconformidad y borra el mensaje respondiendo a la mirada de hambrandon de desconfianza, y termina por decirle artimaña: es mi abuelita que se encuentra malita de salud, amor debo irme, te llamo más tarde pero regale un beso para llevarlo con migo en todo momento, un abraso para saber que no abra un ocaso y sentir que mi corazón palpita junto al tuyo, mi noble hombre que me envuelve en sueños sentidos ¡te amo!

— ¡Mi amor! Yo te acompaño, para eso estoy.
Persistía hambrandon tomándola de sus manos.

—No te preocupes mi amor, yo iré sola ¡gracias por ser tan bueno con migo! Pero si me puedes recoger ¿Qué dices?
Juntaba su nariz artimaña con hambrandon, de nuevo un beso, entrelazando sus dedos se despiden.

Hambrandon se marcha suspirando, sintiendo el fuego del amor que no extingue su llama, abriendo sus manos y dejando sentir el viento que lo acoge y lo acompaña a volar entre sus sueños esperanzadores en el amor.
En un lujoso y reconocido centro comercial artimaña se encuentra con lepar, tiene abundantes cejas que se unen, nariz alargada, orejas grandes al igual que sus manos, piel trigueña, alto y su corte de cabello es corto, es muy atractivo para artimaña quien evoca sus coquetas miradas rompiendo el hielo que lo cohibía de seguir adelante con esa persona. Lepar más motivado que nunca por el hechizo que irradia aquella bella mujer que no duda en preguntar: ¿tienes novia?

Este responde que no y le hace la misma pregunta, serio mirando a los ojos artimaña que dice: ¡no! Estoy solterita y a la orden para un hombre que me haga vibrar de emoción ¡soy muy sincera y no me gusta jugar con los sentimientos de nadie! ¿Espero que tú pienses lo mismo?

—No puedo creer que una hermosa princesa del reino de las estrellas ande sola, sin un amor que le llene de pasión ¡claro que pienso lo mismo!
Dijo lepar volviéndose sus ojos brillantes como una estrella por el amor que despertó en el esa bella mujer.


—Sí, las personas del ayer les entregue mi alma y me pagaron muy mal, cruelmente se llevaron lo mejor de mí, pero no le temo al amor si una persona llega y me pinta un bosque de mil colores, iré allí sin temor en busca de mi príncipe azul.
Dijo artimaña mientras hacia un guiño y humedecía sus labios con su legua muy lento.

— ¡Qué bien! Persistiré al cielo invocando tu amor para adorarte con mi corazón, me parece que eres muy sincera y eso es lo que más me gusta de ti.
Lepar entusiasmado siente tener el cielo entre sus manos.

Su tertulia fue muy amena y la hora predeterminada fue olvidada. El celular de artimaña tiene varias llamadas perdidas que no quiso contestar, traga saliva y piensa detenidamente como manipular a su hombre que debe estar histérico hasta que volvió a sonar el celular siendo hambrandon el artífice.

— ¿Dónde estás artimaña? Te he llamado varias veces.
Con vos muy seria se manifestaba hambrandon.

— ¿Qué es esto? ¡No puedo creer que estés celoso sin razón! Tuve que comprar unas medicinas y había mucho tráfico y no me di cuenta que mi celular no tenia volumen.
Con una voz muy dulce le dice artimaña.

— ¡Tú! ¿Con el celular sin volumen? Me parece muy extraño.
Ya se escuchaba en hambrandon una voz déspota.

—Nuestro amor traspasa las barreras del tiempo, no estés inseguro, déjame soñar contigo que me hace falta tu compañía, por favor no destruyas la ilusión escuchando tus mismas suposiciones ¡te amo! mañana hablamos mi amor, que duermas bien.
Se despidió artimaña con un rostro de tristeza que le hace reaccionar a hambrandon.

—Hasta mañana ¡perdóname mi amor! Es que estoy enamorado.
Después de un beso solo le queda un inmenso suspiro que descansa su alma y no quiere dejar partir a su amada.
Artimaña muy cansada se acuesta pero vuelve a levantarse, casi olvida que tiene que llamar a una amiga, el teléfono tiene tono y artimaña dice a demona quien es la mejor amiga de dina: ¿hola demona como estas? Preparada para la noche del gran baile.

—Si estoy muy emocionada y sobre todo porque mi amado va ir ¿y tú estás lista amiga?
Dijo demona mientras peinaba su cabello sin cesar ante el espejo.

—Claro que si amiga pero hay un comentario sobre dina ¡no! olvídalo masa bien, no quiero ser partícipe de disgustos entre amigas.
Dijo muy seria artimaña mientras da media vuelta ante el espejo.

— ¿Qué es? acláralo artimaña por favor.
Dijo demona ya preocupada y con muchas ansias.

— ¿Demona estás segura? Es muy delicado lo que te voy a comentar. Unas amigas me contaron de qué dina anda envidiosa por tu vestido para la gran noche del baile.
Dijo artimaña saboreando la hiel de su saliva.

— ¡Hay! ¿Cómo así? Yo no te puedo creer, dina nunca pensaría eso.
Dijo demona con sus pensamientos en otro lado tratando de averiguar con hechos anteriores que fue lo que pudo haber sucedido.

— ¡Nada es como lo pintan! Y las mejores amigas siempre son el principio del fin, te sumirán en la oscuridad en el primer momento en que te descuides.
Volvió a decir artimaña con voz muy convincente.

— ¡Cómo! ¿No entiendo?
Quería que le desenredara esa telaraña artimaña de una vez por todas pensaba demona.

— ¡No te equivoques demona! ya te dije, aceptas perder en las constantes batallas del amor y ser el hazme reír del baile, o te las ingenias para zafarte esa farsante de amiga o sufrirás las consecuencias y siempre se burlaran de ti a tus espaldas.
Dijo artimaña mientras se reina sin hacer ruido ante el espejo.

Artimaña vuelve a reír pensando en su vestido para aquella noche de baile. A como dé lugar necesita deslumbrar en las pupilas de todos los que se encuentren en ese lugar, a sique su plan malévolo fue iniciado porque la única que la puede opacar es demona, la envidia la trasnocha y artimaña será la reina del baile indiscutiblemente, ella la más hermosa y vanidosa.
Al día siguiente demona se despierta, se organiza lo más raido que puede para encaminarse hacia la morada de dina, esta toca la puerta muy fuerte, con las facciones de su rostro demostrando su enojo no desea dar espera pero abre la madre de dina muy formal y con su paciencia molesta, la señora sonríe e invita a seguir a demona pero esta no excede, trata de calmarse y pregunta por su amiga, la señora lamenta de que no se encuentre en casa pero le dice que salió con dos amigas más a enseñar la tela con la que fabrico su vestido, la cual fueron a comprar juntas demona y dina.
Arde por dentro el ser de demona, desea hallar para hacerle el reclamo por ser mala amiga y haberse robado el diseño de su vestido. La chica imagina que ésta en un almacén de vestidos y telas que fue donde compraron la tela, intento llamar por celular pero fue infructuoso, el celular de dina a media noche se cayó de su nochero cuando la chica intentaba apagar la alarma de su teléfono.
Demona a través del cristal ve a la que consideraba su amiga hasta el día de hoy ya que mañana será el día para comenzar el gran baile por la noche, de pronto le traen una caja que contiene un vestido a dina, esta lo saca y lo pone frente de ella y se repara en el gran espejo, dando media vuelta y después una entera, sus labios se observan moverse y reírse con las demás farsantes pensaba demona. Demona no lo puede creer que sea el mismo vestido que ella diseño para su anhelado baile, la chica entra al almacén furibunda, dina le sonríe mientras se acerca muy rápido demona y le arrebata el vestido y con unas tijeras que habían encima de un mostrador corto muchas partes de este, se lo arrojo al rostro y se marcho pero sin antes decir: ¡haj! Con esas amigas para que enemigas. Traidora, no soportas que mi diseño fuera mejor que el tuyo.

Dina quedo sin palabras y casi paralizada intenta reaccionar ante la bochornosa situación, ahora lo que más desea es entender la reacción de su mejor amiga. Ella no le iba a robar el diseño y menos el vestido, solo lo estaba mostrando a denimur y a marima para enseñarles el gran talento de demona, dina solo quería la opinión de sus otras amigas para obsequiarle el vestido por la gran amista que viven, o vivían.
Artimaña se observa en su gran espejo de un lado para el otro, un movimiento de ciento noventa grados con su cabeza para ver como su dócil cabello se hondea y de pronto tocan a la puerta, es lepar que le trae un gran regalo, el vestido que ella quería, su diseño.
Lepar enamorado le surgieron alas, ya entre miradas alza su vuelo y vagabundea entre mil letras que se mesclan y salen de su boca como una primavera volviendo el viento con su silbido una melodía que cobija sus más sentidas miradas esquivas, de nuevo entrelazando sus miradas definen lo que la ocasión les inspira con un beso glorioso, los segundos inmortalizaron entre aires agitados que desean desfogar el inmenso amor que lleva dentro, pero artimaña sabe como enamorarlo y postergar el momento de la pasión, que al sentirse esquivado lepar lo motiva más para insistir a cada momento, todo le hace sentirse fenomenal, al igual que artimaña disfruta de despreciar y ver como se arrastran a sus pies por nada, dócil artimaña le ata los hilos a la camisa de lepar el cual manipula con su delirante mirada.
Lepar se siente desanimado, no podrá ir al baile ya que artimaña se tomo la delicadeza de invitarlo, es un momento fallido pero como no es el único día no le preocupa ya que mañana será otro para conquistar el corazón de artimaña a quien todo le favorece, ya no tendrá que preocuparse de lepar y se enfocara en hambrandon para lucirle el vestido y quien sea el que lo quite después de la monumental noche que hará, ser coronada como la reina del abile.

A lepar le surgió un improvisto de último minuto, llamo apurado a artimaña pero esta tiene apagado su celular y el teléfono fijo solo se escucha la contestadora hasta que una llamada se entromete y este contesta, es marima y el tipo le debe una, fue quien le ayudo con artimaña y como la chica no tiene con quien ir invito a lepar quien no dudo en ningún instante, allí podrá contactar a su amada artimaña, irán disfrazados para disfrutar mejor la fiesta, será bueno para él y así disipar un poco sus pensamientos latentes que solo ven añoranzas por artimaña. Marima desea darle una sorpresa con su nuevo enamoramiento ya que no contesta su celular.

Por la mañana llama a hambrandon, al escuchar la fórmula del amor en la vos de artimaña que arriba a su corazón, lo envuelve entre hilos y lo vuelve dulce como la miel. Sintiendo artimaña el nerviosismo por su traición experimenta una nueva adrenalina que la emociona.

Hambrandon dice al llegar: mi amor, eres la dicha que me llena de querencias donde tú eres mi diosa del amor todo vuelto un candor.

Artimaña suspira, sonríe por un instante, se siente mal pero es la dosis que con un grado más la lleva a la felicidad.
Todo está dispuesto para la anhelada corona de artimaña, para su prospecto de hombre quien la motiva a delirar con suspiros traslucidos, sensitivos que cada célula de su cuerpo siente vibrar.

Dina muy disgustada con la actitud de demona desea hacerle el reclamo así que se dirige a su casa, toca la puerta y se cruza de brazos mordiendo sus labios hasta que demona se pone frente de ella.

— ¿Qué te paso? ¿Qué te hice yo para hacerme semejante escándalo? ¿Dime ya por favor?
Quería saber de inmediato dina.

— ¡El vestido! Me dijeron que te estabas confabulando con tus otras “amigas” para sabotear mi vestido y así no tener opción para ser unas de las favoritas del gran baile.
Dijo demona muy molesta con su rostro sonrojado ya de ira.

— ¿Qué? Yo nunca te haría eso ¡se te olvido que eres mi mejor amiga!
Dijo dina cada vez mas confundida.

—“Amiga” traidora insolente.
Dijo demona tratando de cerrar la puerta hasta que es detenida por la mano de dina que no está conforme con las respuestas de demona.

— ¡No me trates así! ¿Qué pasa contigo? No seas injusta con mi sinceridad ¿Dime de una vez porque no estoy dispuesta aguantarme más tu grosería?
Dijo dina ya harta de la niñería de demona.

— ¡Ya te dije que me entere que me sabotearías el vestido para el baile!
Repetía demona sin mucho ánimo.

— ¿Enserio piensas eso de mi? Yo que pague el vestido con mi dinero para hacerte un regalo. Te encegueciste y no miraste la nota pegada en la caja del vestido.
Dijo dina, dio la espalda y se marcho sin decir nada más.
El orgullo de demona la detiene para pedirle disculpas, pero logra sobreponerse y corre a buscar a su amiga que con las lágrimas desfogadas deslizándose por sus mejillas le pide las más sinceras disculpas, muy apenada se atragantan sus palabras y queda con la boca abierta.

Todo fue solucionado, rentaran un vestido porque ya no hay tiempo de fabricar otro ya que ella misma destrozo el anterior.

Ha llegado la hora del baile, es en el coliseo cubierto de la universidad, el lugar se está llenado de gente, el poche y pasa bocas llenan las largas mesas dispuesto para ello, las luces de la maxi teca deslumbran.
Ya es tarde de la noche y al coliseo cubierto no le cabe un alma más, todo es un ambiente de alegría y espectacular es aprovechado. Artimaña arriba con su vestido de color negro, su tentador escote por delante es una telaraña al igual que en su espalda, su falda define sus increíbles piernas que brillan con las luces y sus tacones altos vuelve al resto demasiado bajos. Todos se abren a su paso observándola, criticándola, admirándola, está en boca de todos, es la mujer más linda y futura reina del baile, se dice a cada instante en su mente artimaña.

Artimaña baila con su amado hambrandon juntando sus frentes, sin duda es la más accionada, está feliz, no mira a nadie alrededor y no deja de alardear con su cabello meciéndolo de un lado para el otro desplegando hilos por los aires quedando atrapados en el techo.
Muy pronto se leerán los resultados sobre quien será la reina del baile y deseoso todos de saber quiénes serán los más populares del baile de noche no dan espera.

Justo a tiempo arriban con mascaras lepar y marima quien no le es indiferente lepar y no deja de tratar de conquistarlo, pero este le aclara la situación de una vez por todas, se le rompe el corazón a marima quien ya pasada de tragos perdió el control y apenas acaba de darse cuenta en el estado en que esta y prefiere marcharse a casa.
Lepar le dice que está enamorado de una dulce y sincera mujer, a cada instante selo manifestaba.

— ¿Damas y caballeros como la han pasado esta noche hermosa? ¡Atención! A partir de este momento eligiéremos alas tres chiscas más populares de la universidad.
El tipo tiene el sobre en sus manos, le pone misterio a la situación ganado el interés de los que estaban distraídos, rasga el sobre y dice: la primera chica nombrada subirá a la tarima, su nombre es gelbia, es una chica nueva y una muy buena modelo, alta, expresiva, luciente pero su caminar no le favorece. La segunda chica es artimaña ¡aplausos para esa hermosa chica! la tercera chica es demona quien emocionada no esperaba estar allí y feliz sube a la tarima.
Artimaña por dentro de sí manda el demonio a todo el mundo y por fuera exhibe su gran sonrisa, está enojada porque no fue nombrada en primer lugar. Anonadado esta lepar, su rostro se vuelve una cara larga al ver el galán de artimaña subir a la tarima y darle un beso, lepar intenta acercarse a la tarima pero es casi imposible.

— ¿Quien será la reina del baile esta noche y por un nuevo año?
Dice el animador mientras espera el sobre que llegue a sus manos.
— ¿La reina de este año es...? la chica artimaña, felicidades a esa hermosa mujer.
Termino de decir el animador aplaudiendo sin dejar de mirar las piernas de artimaña.

Artimaña muestra su sonrisa de oreja a oreja, feliz quiere sentir la corona en su peinado que fue hecho para ello. Con su cetro en su mano derecha se siente una estrella en esa noche de primavera. Por derecho propio el reí del baile es el acompañante de artimaña, con sus mejillas sonrojadas y muy contento porque la reina es su amada artimaña, se dan un beso y un fuerte abrazo y levantas sus manos saludando al público.
Lepar se le sale las lágrimas, su respiración pareciera que se quisiera desvanecer.

— ¡Detengan esa farsa!
Grito despavorido lepar al animador.

Artimaña se atraganto de saliva y tuvo que toser al reconocer la vos de lepar.

— ¿Qué es esto artimaña? ¡Me partes mi corazón! Mientes sin clemencia entre tus telarañas de hilos.

Artimaña queda sin palabras pero su novio sale a la defensiva, la chica lo hala de su mano pero este sobresaltado quiere hacer cerrar la boca del entrometido.los ánimos sobresaltados son detenidos.

— ¿¡Ha! y este quién es? Artimaña, me sumes mis sentimientos entre tus frías telarañas.

La pelea es inevitable pero son separados los dos chicos y hambrando dice artimaña: que heroico de tu parte, tomar mi corazón convencerlo del amor y llevarlo a destrucción lentamente ¿yo qué? Nuestros candentes besos que nos llevaba a soñar, entregados entre mil tequie ros escribo mis cuentos de hadas, no tenía miedo de perderte porque lo que hablamos me hipnotizaba y me convencía de que todo era verdad así estuviera la mentira al frente de mis ojos.

—Cierra la boca insolente o te encontraras con mis puños.
Dijo lepar sangrando por su nariz a hambrandon.

—En el silencio deberías preguntar porque estamos revolcados en el mismo lodo ¡hay que preguntarle artimaña! como es capaz de atropellar la razón cuando se entrelazaban su piel en mi piel y me volvía tan ardiente que casi el sol se extinguiría.
Dijo hambrandon con lágrimas en sus mejillas.

Lepar reacciona violento de nuevo contra hambrandon y artimaña sintiéndose perdida hala a su novio tras el telón, pero este no quiere que lo toque, solo quiere aclarar las cosas con el extraño tipo, este sale como alma que lleva el diablo, solo se escucho los neumáticos chirrear.

Hambrandon dice: ¿artimaña no quieres hablar? Mi amor que fluyo a todo dar, las canciones se escribieron con mi sentir, que cinismo abarcas en tus tejidos escabrosos, eres veneno, derrumbaste mi cielo, egoísta e ufana desplego maldad en mis alas que se calcinaron hoy, no seré capaz de vivir sin ti, no quiero partir y atragantarme de sufrir, te podría hasta perdonar pero tu malvado corazón silencio el fulgor que había por ti en mi corazón. Ahora muero lentamente, pero bésame, has redimir lo que siento, abrázame con tu cielo y cobíjame con tus cabellos de seda.

Artimaña muy arrepentida sintiendo quemar su corazón de dolor pide perdón y con sus manos abiertas implora a su amor que sabe que jamás encontrara otro igual. Artimaña siente su mundo acabar pero la luz no puede escapar de sus telarañas que araña con la espada húmeda que enloqueció en más de una ocasión y su eterno y único verdadero amor acabo, artimaña lo abrazo pero este no correspondió y dijo de nuevo: aquella hermosa canción murió, no quiero tus artimañas que evocan el amor en medio de la descarada traición.

Hambrando se alejo y las suplicas de artimaña al viento los dejos, al verse sola se desespero y esta tropezó y el poche encima le cayó, parte del atún de los pasa bocas en su cabello quedo. Aun así demona ayuda artimaña a levantarse, humillada su ánimo sucumbe y no le queda otra que irse para su casa.
Artimaña busco varios meses el perdón de su amado que nunca concedió y solo le respondió: si lo hiciste una vez, vas a quererlo volverlo hacer, una tercera y cuarta vez. Tus sentimientos inmorales sentenciaron tu póstumo amor y nuca volverá hallar un verdadero amor.

Hambrando después de mucho tiempo se caso con marima. Etiomero y demona tiene un hermoso hijo y viven juntos. Dina continua siendo la mejor amiga de demona y quien es la nueva novia de lepar.

Artimaña dejo la universidad y no se volvió a saber nada de ella.

j.c.n-18-julio--2011

Texto agregado el 25-11-2011, y leído por 163 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]