La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Emanuel parte 16

 Imprimir  Recomendar
  [C:492074]

A la familia de Emanuel llegó la navidad, no fue la mejor de todas pero la pasaron lo mejor posible. Puesto que Emanuel ya no tiene trabajo y esto fue lo que paso en la oficina.

-¿Cómo que ya no trabajo aquí? – dice Emanuel muy molesto.
-disculpe licenciado, pero eso me dijo el jefe. – dice rebeca.
-¿que esta pasando? – dice Emanuel, mientras entra sin permiso a la oficina del su jefe.
-ya te lo había advertido, hay alguien mejor que tu, tenemos nuevos talentos.

Sin decir mas Emanuel tomo sus cosas y se fue pero en el estacionamiento se encontró a Carlos que también labora en esa empresa.

-¿que pasa a donde vas con esa caja? – dice Carlos.
-me corrieron.
-¿pero por que?
-que por que tienen nuevos talentos. – dice Emanuel irónicamente.
-¿nuevos talentos?
-sabes que ya me voy.
-¡espera! – le grita Carlos

Emanuel se fue, pero Carlos no creía que a Emanuel lo corrieron, y de inmediato fue a investigar y lo que logro ver fueron cosas no muy agradables.

Al día siguiente era navidad Emanuel no quiso hacer nada, pero no le quedo de otra mas que ayudar a Sonia a preparar la cena, por la noche llego Roberta y Carlos, en casa ya se encontraba el bebe de Karla, que por cierto se llama miguel.
Cenaron unas deliciosas pechugas rellenas de jamón con queso acompañadas de un puré de papa, un buen vino, café de olla, y un pastel. Brindaron, festejaron hasta altas horas de la noche, pero por la mañana la alegría ya no era la misma, Carlos les mostró las razones por las cuales Emanuel fue despedido de la empresa.

-creo que es hora de que sepan – dice Carlos.
-¿que pasa? – pregunta Sonia.
-la empresa tiene mas de un año que no contrata gente, y menos jóvenes talentos, la empresa nunca se ha interesado en el crecimiento de sus empleados, prefiere el crecimiento monetario de la empresa.
-¿de que estas hablando? – dice Emanuel.
-cuando te fuiste, subí a la oficina de tu jefe y me mostró un video que…
-¡que, que… dime!
-es este DVD.- mostrando una caja con un CD adentro
-ponlo. – Sonia puso el DVD, y lo que vieron fue algo que ni ellos se imaginaban.
-¿pero…? ¡como pudiste Emanuel! ¡Grabarnos mientras teníamos relaciones sexuales!
-no, no, no, no, espera, ¿como llegó ese video a tus manos? - Le pregunta Emanuel a Carlos.
-me lo dio tu jefe – responde el
-¿mi jefe? En primera para poder entrar a mi PC, se necesita una clave y es muy complicada de descifrar, ¿como llego a el?
-eso no lo se, lo que si se es que esa es la razón por la cual fuiste despedido.
-premiso – dice Sonia - Cuando Roberta la sigue a su cuarto.
-Sonia ábreme la puerta. – dice Roberta.
-no se que decir…
-¿puedo?
-si, pasa. – y cerraron la puerta.
-no me veas.
-no tiene nada malo. Es normal, en ese momento tu estaban viviendo una aventura con Emanuel eras una estudiante y el un hombre buscando lo que no tenia en su casa, tu misma me lo contabas que se veían seguido para tener encuentros sexuales, es obvio que el grabarse era algo padre, pero lo malo de todo esto no es tanto el video, sino como es que llego a manos del jefe de Emanuel.
-me siento mal, como si fuere una chamaca mensa.
-amiga no lo eres, solo que eso fue producto de una aventura.
-¿sabes algo amiga? – dice Sonia
-¿que?
-desde que me junte con Emanuel no hemos tenido una noche tan intensa como las que teníamos cuando vivía con mis papás.

Mientras Sonia y Roberta seguían platicando, Emanuel y Carlos abajo discutían.

-mmm… es algo muy vergonzoso – dice Emanuel.
-no, no tienes que decir nada, solo tienes que arreglar esto, e investigar quien tomo el video de tu computadora.
-no entiendo nada.
-mira, primero tranquilízate, disfruta estos últimos días del año, y ya después regresamos a investigar que fue lo que pasó.

Fue un día totalmente apagado, sin chiste, Sonia no salio para nada del cuarto del bebe al igual que Casandra. Emanuel todo el día vio televisión. Ya todos estaba dormidos, Casandra dormía en su cuarto y Sonia con Emanuel en su recamara.

-Emanuel, ¿Qué hora es? – pregunta Sonia.
-son las 3:00 de la mañana.
-¿las 3:00? ¿Y sigues despierto?
-estoy pensando.
-¿que piensas? – dice Sonia mientras prende la lámpara que tiene en su buró.
-ni tu sabes esa clave, nadie la sabe solo yo.
-¿quien pudo haber sido? – pregunta Sonia
-… no quiero pensar que…
-no la defiendas, Emanuel por favor. Sabes como es ella.
-mi hija, no pudo Heber sido.
-¡Emanuel! ¿Eres o te haces? tu hija fue capaz de irse y dejar a su propio hijo abandonado, cuantas groserías no le tuve que aguantar, no dudo que ella haya entrado a tu computadora.
-¿pero a clave?
-Emanuel, en que mundo vives, cualquier persona puede hackear tu computadora, por favor, ¿por que no borraste esos videos?
-no me acordaba que los tenia, ¡perdón!
-no nada mas ella pudo haber sido, esos videos ya se habían grabado antes de que metieran a la cárcel a tu hermanos también pudo haber sido tu hijo.
-¿mi hijo?
-¡duérmete ya!
Como vemos las cosas no pintan muy bien para la familia de Sonia y Emanuel terminó el año, pero ninguno de los dos tenia trabajo lo que ha Sonia le preocupaba mucho. Desde le primer día Sonia salio a pedir trabajo, no fue difícil pedir el trabajo ella es una mujer joven recién egresada de la universidad. Esta dispuesta a trabajar las horas que sean, pero eso de que Sonia trabaje a Emanuel no le gusta mucho.

-¿ya te vas? –pregunta Emanuel.
-si, tengo una cita de trabajo, hoy a las 9:00 de la mañana.
-trata de mostrar fortaleza y que eres inteligente, quítate ese pulsera es muy llamativa, se audaz.
-¿y que me pongo en la otra mano? – pregunta Sonia.
-nada, solo no te quites el saco.

Después de los consejos de Emanuel, ella se fue a su entrevista, llego al lugar era un edificio enorme como de unos 30 pisos, en el centro de la cuidad.

-disculpe señorita, tengo una cita de trabajo.
-la oficina de personal se encuentra en el piso 8, los elevadores son estos que están aquí atrás, cuando llegue a mano de derecha al final esta una puerta entra y es la segunda oficina. – le dijo la secretaria.
-gracias señorita.
-¿a donde va? - Pregunta un hombre.
-voy a personal.
-en el piso 8. – dice el hombre.
-si ya me dieron indicaciones.
-pásale.
-gracias
-soy Roberto, Roberto Díaz.
-que tal mucho gusto, yo soy Sonia Cabrera.
-hemos llegado, mira es en aquella puerta no hay pierde.
-que amable gracias.
-¡suerte! – le grita Roberto
-buenos días, ¿aquí es personal?
-si – dice la secretaria
-a mire tengo una cita de trabajo a las 9:00 con el licenciado José Suárez.
-un minuto, si gusta tomar asiento.
-gracias.
-adelante.
-buenos días – dice Sonia.
-buenos días toma asiento, bien empecemos con la entrevista. Eres egresada de la carrera de finanzas, de un buen promedio, pero veo que no tienes experiencia.
-no…


Después de una charla de unos aproximadamente 20 minutos, el licenciado le dijo que nosotros te hablamos. Sonia salio de la oficina algo decepcionada, y fue a comprar un periódico para buscar trabajo. Al llegar a la casa, toda la casa estaba perfectamente limpia estaba la lavadora puesta la comida estaba casi echa, Emanuel estaba impermeabilizando la azotea, Casandra estaba lavando el baño y su cuarto, el bebe estaba dormido.
Sonia estaba muy confundida, por un lado logró graduarse pero no era feliz del todo… pero por un momento Sonia pensó en abrir la puerta e irse y olvidarse de todo o quedarse y enfrentar sus problemas.

Continuara…



Texto agregado el 10-01-2012, y leído por 115 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2012-01-29 21:27:58 Espero tus proximos capitulos... En este te falto concretar un poco mas. arcangel_solar88
2012-01-11 00:34:03 oiga, oiga mujer desnudista, esta parte está sos, pura paja de un acintecer diario que no vale la pena relatar, eh? perdió fuerza, eh? marxtuein
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]