La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / El servicio secreto parte 1

 Imprimir  Recomendar
  [C:494726]

El servicio secreto

“para mi es un orgullo, saber que el día de hoy aquí se encuentran todos mis colaboradores, no es un festejo, es un día para rendir cuentas de lo que nuestro gobierno ha hecho. Esto no seria posible sin la ayuda de todos ustedes. Buenas noches.”


Y todo el publico se para y aplaude, estamos hablando del presidente, toda su gente ya lo esta esperando afuera para que arribe a su camioneta, para ir de regreso a la casa donde vive el presidente, hablemos de el, Rubén Santander, que fue electo hace 2 años, y el día de hoy “festejaba” sus dos años de ser el presidente. Es un hombre viudo con una bella hija de 24 años que es la que lleva el mando de la “primera dama” es la encargada de ir a eventos de ayuda a los mas necesitados, es la que hace la labor social.

El presidente cuenta con un servicio secreto muy extenso y cuidadoso, es todo un departamento en su casa, desde que el enviudó descuidó a su hija por compelto y solo se ha dedicado tanto a su candidatura como a su puesto como presidente del país, es un hombre muy dedicado a su trabajo. Pero su hija Emma es un chica egresada de una de las universidades mas importantes de la ciudad, es una chica noble de buen corazón a pesar de que le hizo falta una madre siempre se refugio en los brazos de su nana Milla también una mujer noble encargada de todo el servicio domestico y es la “madre” de Emma.

El servicio secreto está conformado por tres personas al mando de toda la gente que cuida tanto los alrededores de la casa donde vive el presidente y en el interior de la casa, el director del servicio secreto de nombre Mark Sullivan un hombre soltero dedicado totalmente al servicio del presidente, Mark tiene su “mano derecha” el se llama Morgan Greec los dos son agentes del servicio secreto, Kelly Marin es la ultima encargada del servicio secreto una mujer dedicada a su trabajo.

Emma trabaja actualmente en un proyecto para proporcional uniformes en las escuelas de bajos recursos, con la ayuda de su mejor amiga Sheila Payne que funge como su asistente trabajan en el despacho de ella.

-¿y tu papa? – pregunta Sheila.
-no se, ayer lo vi en la televisión el canal local, dando su informe. – dice Emma.
-si, también lo vi, mira esta es el plan para la semana, tenemos que ir a visitar estas escuela, y ver que es lo que les hace falta… ¿mes estas escuchando? – dice Sheila.
-… si, solo de pensar que a esos niños le faltan uniformes, y yo tenia uno diario zapatos por mes, los mejores cuadernos mochilas costosas, pero sabes por ellos si va su mamá o su papá, les preguntan como le fue, ¿tienes tarea hijo?, y yo, siempre iba el chofer por mi y milla era la que me ayudaba con mi tarea.
-amiga, no te martirices, tu no tienes la culpa de nada… este tipo de cosas es lo que nos hacen fuerte, también te ha costado tener todo esto y lo sabes.
-pues si… - le dice Emma mientras tocan la puerta.
-buenos días ¿se puede?
-claro adelante.
-buenos días señorita. – le dice Mark a Sheila.
-señorita ¿a que hora nos vamos a sus actividades? - pregunta Mark.
-a la 1 de la tarde yo le llamo para que tenga listo el carro. – le dice Emma.
-claro que si, permiso. – dice Mark.
-es propio. – le dice Emma.
-oye ¿por que nunca sube la mirada? – pregunta Sheila.
-no lo se desde que mi papá le dijo que tenia que estar a mi cargo casi no me mira a los ojos.

Después de haber preparado todo un plan para ese día y para toda la semana salieron y llegaron a la zona con más escuelas de bajos recursos y hablar con las autoridades de las escuelas y junta con algunos padres de familia Emma llega a casa hasta las 10 de la noche, pero antes pasaron a dejar a Sheila a su casa.

-hemos llegado señorita, espere deje me estaciono. – y Mark se bajó para poder abrir la puerta a Sheila.
-gracias Mark que amable, nos vemos amiga mañana a las 9 en tu casa. – dice Sheila.
-si claro, no olvides tu agenda ni las firmas para los uniformes. – le grita Emma.
-no te apures, nos vemos.
-descansa, Mark vámonos – le dice Emma.
-¿no va a pasar a otro lugar? – le dice Mark a Emma.
-no, vamos ya a la casa estoy muy cansada estos zapatos me están matando ¿no te importa si me los quito?
-no… para nada, adelante – y Emma se quitó los zapatos.
-Mark, ¿te puedo hacer una pregunta? – le dice ella.
-claro dígame.
-¿por que cuando me habla, me pregunta algo nunca me mira a los ojos? – le pregunta ella.
-es por respeto. – le dice el.
-¿que pasa? - Y el carro se averió.
-voy a ver que es lo que está pasando, se nos pronchó una llanta.
-claro lo único que me faltaba - Emma se bajó del carro y ayudó a Mark a cambiar la llanta.
-listo ya casi queda, señorita súbase al carro. – le dice el.
-vamos mal, no me digas señorita dime Emma mi nombre es Emma.
-… Emma ¿te subes al carro?
-claro que si, así esta mejor.

Después de unos meses y de haber terminado sus actividades, un día milla fue a buscar a Emma por que su papá la quería ver en su despacho.

-hola, papá ¿se puede?
-claro adelante, hija.
-si dime. – dice ella.
-tenemos que viajar
-¿a si? ¿Y a donde?
-a Japón - le dice el.
-¿a Japón? ¿Por que?
-por que voy a hacer una visita de estado
-¿y tengo que ir?
-si, es necesario. Eres la primera dama.
-tengo la función de primera dama pero no lo soy.
-buenas tardes, me mando llamar señor. – dice Mark
-claro, pásale, tengo que hacer un viaje a Japón me voy a llevar a mi hija – te quedas a cargo del departamento cualquier cosa se me informa.
-claro que si señor.
-nos vamos solo una semana.


Después de quedar de acuerdo Emma se retiró de la oficina e hizo maletas, por la mañana milla preparó la ropa de Emma para su viaje, ya en el aeropuerto los medios ya estaban ahí, tras un fuerte dispositivo de seguridad pudieron subir al avión donde de la nada su cara vino a su mente y todo el viaje pensó en el no sabe en que momento empezó a sentir eso que le llaman impresión, enamoramiento ella estaba en la luna fueron días largo y como nunca ella ya quería regresar para verlo, un día en el hotel donde solo se asomaba a la ventana Emma lo único que veía eran patrullas y mucha seguridad afuera de la habitación de ella. Emma tomó su celular y le contó todo a Sheila.
Al regresar en la casa estaba milla en su cuarto preparándole el baño a Emma, mientras ella le hablaba a Sheila.

Continuara …

Texto agregado el 28-02-2012, y leído por 125 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2012-02-28 04:53:17 Espero las siguientes partes, es prematuro pronunciarme, pero me va pareciendo interesante******** jagomez
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]