La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Emanuel parte 18

 Imprimir  Recomendar
  [C:495899]

Sonia sudaba, estaba nerviosa, el corazón le palpitaba, los sentidos estaban al tanto de todo lo que estaba pasando. Sonia no podía dejar de ver el enorme trasero de Alicia, que era bastante grande y perfecto. Sin pensar Sonia entró al cuarto, dejó su bolsa en el sofá que estaba a lado de la puerta, Alicia se recargó en su cajonera de color rosa, en la parte de atrás de Alicia se encontraba un espejo, donde Sonia podía ver la espalda de Alicia. Sonia cerró la puerta y empezó la acción. Alicia ansiosa esperando a que Sonia se quitara el saco, y lo hizo. Sonia desabrochó su blusa color azul cielo, al terminar el ultimo botón, Alicia desabrochó el moño de su blusón, Sonia se quitó la blusa y se podía ver su brasier en color blanco con algunos detalles en color azul, Sonia desató su cabello y lo dejó caer en sus hombros, bajó la bragueta de su pantalón y se deslizó por sus torneadas piernas, mientras Alicia tocaba sus enormes pechos, Sonia se quitó sus pantalones, dejándolos en el sofá que se encontraba a lado de ella, Alicia se levantó y se quitó su blusón transparente en color rojo, y solo traía su tanga y sus tacones rojos, Alicia de acercó a Sonia y le quitó el brasier, mientras lo desabrochaba podía oler y tocar su piel con la boca, al quitarle el brasier, Sonia dejó ver sus senos, Alicia se acercó a la cama y se quitó su tanga se acostó en la cama, y Sonia se desnudó por completo, también se dirigió a la cama y se puso encima de Alicia respondiéndole con un beso intenso, Alicia colocó a Sonia encina de la cama, mientras ella descansaba en la cama Alicia pasaba su lengua por todo su cuerpo, besaba sus pezones, pasaba por su abdomen, hasta llegar a esa parte donde la tocas y sientes que vuelas, después de eso Sonia abrió sus piernas, y con su mano Alicia tocó sus labios hasta llegar al botón que la hizo gritar hasta estallar, Alicia movía su mano cada vez más fuerte y Sonia gritaba y tocaba sus pechos, sentía que podía volar, hasta llegar a lo que todos llaman orgasmos, la sangre subía, sentía sus muslos tronar, hasta que viene ese sentimiento de reposo, después Alicia regresa y besa su boca, para que Sonia hiciera los mismo, su lengua podía tocar el clítoris de Alicia, mientras más movía su lengua Alicia gritaba más, al terminar Sonia se levantó de la cama y fue al baño a orinar, Alicia le gritó que se diera un baño, a lo que Sonia respondió que sí, se metió a bañar, salió del baño se vistió, se maquilló, y después le extendió su mano, para recibir lo prometido, a lo que Alicia le entregó el DVD, lo probó en su laptop y vio que se trataba de lo que ella estaba buscando, cerró su computadora, y se fue de la casa de Alicia.

Sonia salió de la casa de Alicia, y pidió un taxi que la llevara hasta su casa, durante el camino, hubo una recapitulación de todo, Sonia llego a la oficina de Alicia, con la intención de saber quién tenía la copia del video pornográfico que Emanuel y ella habían grabado a los pocos meses de haberse conocido, pero se topó con la noticia de que Alicia es una mujer con mucho poder, y ella era la que tenía la copia de video y que si la quería recupera tenía que acostarse con Alicia, Sonia por su parte no aceptó, pero en la comida que tuvieron el aquel restaurante, Alicia le aclaro a Sonia que si no cumplía con el trato ella, la vetarían en todas las empresa y no iba poder conseguir empleo, así que Sonia no tenía opción
Sonia se dio cuenta de que no traía dinero suficiente en la bola, le dijo al taxista que la dejara en la siguiente esquina, se bajó, y se fue caminando, pero ya entrada la noche empezó a llover, sacó su celular, se le resbaló y todo se abrió, no le quedo de otra más que guardarlo en su bolsa, toda estaba empapada, caminó hasta llegar al rumbo donde ella vivía antes con sus padres, y se dio cuenta que ya nadie vive en su casa, cerca de donde ella vivía había una tienda donde pudo hablar a casa para que Emanuel fuera por ella.

-hola, ¿puedo usar su teléfono? – dice Sonia.
-¿Sonia? – dice el tendero.
-¿Ernesto?
-sí, Sonia, pero estas enorme, ¡estás bien cambiada! – dice él.
-si ¿puedo? – dice Sonia señalando el teléfono.
-claro, si
-¿Emanuel? Habla Sonia.
-¿Sonia?, ¿Dónde andas? Es muy tarde
-sí, lo sé, me perdí, Salí de la oficina y no supe por dónde regresar. – dice ella
-¿pero estas bien?
-sí, solo que un poco mojada. Estoy cerca de donde vivía con mis papás. En la tienda que está enfrente del kínder.
-si ya sé dónde es. No te muevas, no tardo.
-gracias. – y Sonia colgó el teléfono.
-¿y cómo has estado? – pregunta Ernesto.
-bien, ando buscando trabajo, pero me perdí.
Fue una hora en la que los dos estuvieron platicando hasta que llego Emanuel, Sonia se subió al carro.
-oye, no me vuelvas a hacer esto. – dice él.
-perdón, no volverá a pasar.
-estábamos preocupados por ti.
-lo sé, perdón.
-bueno, no te apures, ¿Cómo te fue?
-… bien, como siempre me dijeron que ellos me hablan. Pero mañana tengo una cita de trabajo. Espero conseguir el trabajo.
-ojala y sí.

Después de llegar a la casa, Sonia fue a ver al bebe y se metió a bañar, cuando le caía el agua podía sentir los labios de Alicia sus manos, su respiración, se tiró a llorar, no soportaba la idea de que hace unas horas hizo el amor con una mujer para poder obtener un trabajo.
Salió de bañarse, pero sin darse cuenta bajó a la sala, donde se encontraba Emanuel y Casandra, quien estaba platicando y las palabras de Emanuel fueron “no le digas que vino ella, porque eso me va a ocasionar problemas” lo primero que pensó Sonia es que mientras ella buscaba la manera de poder conseguir trabajo Emanuel tenía a una mujer en la casa. Por la mañana Sonia salió en busca de trabajo. Se llevo a Casandra para pasar a dejarla a la escuela. Al llegar a la oficina donde iba a buscar trabajo, la secretaria la hizo pasar, era un caballero bastante guapo llamado Víctor Guillen, le hizo una entrevista, a medio día salió de la entrevista, y pasó a la escuela por esta Casandra.

-hola – dice Sonia.
-hola, mira te presento a Paola. – dice Casandra.
-hola que tal. – dice Sonia.
-ella es mi mamá. – dice Casandra.
-sí, bueno… sí. – dijo Sonia muy contenta.
-ya me voy nos vemos mañana.
-cuídate.- dice Paola.
-y como te fue. – dice Sonia.
-bien.
-¿y te dieron el trabajo?
-pues como siempre me dijeron que ellos me hablan. ¿Oye te puedo preguntar algo?
-si dime. – dice Sonia.
-¿ayer estuvieron solos?
-sí, ¿por qué lo preguntas?
-no es solo curiosidad.
Por la tarde en la comida Emanuel enfrente Casandra en bebe, le pidió a ella ya que era tiempo de casarse.
-¿y cómo te fue?
-bien, estoy esperando la llamada del que me entrevistó
-ojala y si te llamen.
-papá – interrumpe Casandra.
-¿qué pasa?
-¿creo que ya es tiempo de casarnos no? ¿Aceptas?
-….

¿Aceptará Sonia? con todos los problemas que tiene con Emanuel, o tratara de hacer su vida ella sola.

Continuara…


Texto agregado el 20-03-2012, y leído por 132 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]