La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / EL DIARIO DE LIMA (PARTE XXXIV)

 Imprimir  Recomendar
  [C:497853]

MARZO DE 1632

1 de marzo, ingreso a la ciudad don Esteban Carrillo, caballero del habito de Santiago y corregidor de los Collaguas, don Joseph Jarava caballero del mismo habito había salido hacia el cerro de la arena a recibir al hijo del señor Rodrigo de Aguiar, que es deudo de su esposa y se topo con don Esteban Carrillo, que se acercaba montado en un mancarrón (caballo flaco y de mala traza) al verlo don Joseph se apeo de su mula y lo hizo subir a ella, le dio su capa para que se cubra y lo invito a alojarse en su casa.

Día 2, llego noticia a su excelencia que en la playa de Chuquitanta había llegado a tierra un Español, que se salvo del naufragio en el navío que se hundió, había tardado 4 días en aparecer pero esta tan desfigurado, flaco y cansado y no hay manera que de razón de quien es.

Día 3, salió de la ciudad hacia la villa de Huancavelica, el señor licenciado Gregorio Arce de Sevilla, que es relator de esta real audiencia y gobernador de aquel asiento minero.

Día 4, su excelencia nombro al general Bernardino Hurtado de Mendoza para que vaya en la nave capitana real hacia el puerto de Arica, para traer el tesoro de su majestad el Rey y la plata de los particulares, también ordeno se embarquen 2 compañías de infantería, la del almirante Martin de Salcedo y la del capitán Albarracín.

Día 5, su excelencia ordeno despachar una provisión muy amplia al capitán García de Tamayo y Mendoza, escribano mayor de minas y registros de la corte, le asigno un salario de 10 pesos ensayados por cada día y la facultad de llevar a 3 personas más con 4 pesos por cada día, su misión es la de que reconozca toda la zona hasta Barranca y vea si se puede recuperar lo perdido en el navío que se hundió por esa zona, esto es a pedido de los comerciantes que ofrecieron pagar los salarios y gastos que se produzcan.

Día 6, el señor obispo de Popayán hizo ordenes en la iglesia del convento de monjas de la limpia concepción de nuestra señora, ordeno a mas de 120 personas de todas las congregaciones.

Día 7, fiesta del glorioso santo Thomas de Aquino, celebro su día en la iglesia de predicadores con grandiosos aparato, asistieron a la misa y sermón el señor virrey, la real audiencia y el obispo de Popayán.

Día 8, el señor presidente y visitador don Juan de Carvajal y Sandi, a eso de las 4 de la madrugada salió de la corte con rumbo al puerto del Callao, para embarcarse en la nave capitana que partirá como a las 5 de la tarde, al mismo tiempo elevara sus velas al viento el navío mercante de don Manuel Rodríguez en el que viaja el corregidor de Arica.

Día 9, un seglar por una causa muy leve le dio una puñalada en el ojo al licenciado Francisco de Antezana, presbítero que está muy grave y en la noche murió.
Este día don Pedro Calderón, caballero del hábito de calatrava, que es hijo del doctor Juan de Loayza Calderón, oidor de esta real audiencia tuvo unas conclusiones en el colegio de la compañía de Jesús, se hallaban presentes muchos caballeros de la corte y su padre.

Día 10, el señor don Fernando de Saavedra, alcalde de corte de la ciudad no quiso darle libertad a don Diego de Ayala, a quien 4 días antes le había dado su casa por cárcel y 4 guardas, dicen que tuvo un disgusto con don Julián de Lorca, que es regidor de la ciudad por causa de una mujer conocida como “la farsante” por quien en otras ocasiones también pelearon.

Día 11, se hizo en la iglesia de san Agustín, las honras de las personas que se ahogaron en el navío del capitán Martin López Caballón, predico un religioso de san Agustín que también venia en el, está entre los que tuvieron la ventura de salvarse.
Este día también se supo de la muerte del doctor Juan Falcón, abogado muy antiguo de la real audiencia.

Día 12, se recibió en el real acuerdo de hacienda a don Fernando de Valencia, al uso y ejercicio de contador mayor del tribunal de cuentas de la corte.

Día 13, los señores oidores dieron cada uno al señor virrey, su memoria de las personas beneméritas, a quien su excelencia puede hacer merced de oficios, cumpliendo la orden que se les había dado.
Hoy salió un decreto del señor virrey en el que hace merced al señor licenciado don Juan de Oleaga del corregimiento de Cicacica.

Día 14, los señores del tribunal del santo oficio, ordenaron leer en esta santa iglesia las censuras de anatema, contra los transgresores de la carta y edicto que 15 días antes había mandado publicar, predico el padre Juan de Córdova de la compañía de Jesús.

Día 15, el señor virrey hizo merced de los siguientes corregimientos:
Al capitán Juan de los Ríos y Berriz el de Chumbivilcas
Al capitán Pedro de Bedoya y Guevara el de Jauja
Al secretario del santo oficio don Bernardo de Yzaguirre el de Quispicanchis
A don Joseph de Castilla Altamirano el de Huarochirí
Al capitán don Rodrigo de Robles Carvajal de Moquegua.

Día 16, se enterró en el monasterio de monjas de nuestra señora de la encarnación, un niño de 2 años de edad hijo primogénito del general don Gabriel de Acuña verdugo, alcalde ordinario de la ciudad y estuvo acompañado de todos los caballeros de la corte.

Día 17, el tribunal de comercio de la ciudad, por sentencia de revista declaro nula la venta de una chacra y posesiones del Callao, que hizo don Pedro Rodríguez de Mendoza al capitán Jácome de Quezada.

Día 18, el señor virrey hizo merced de los siguientes corregimientos:
De Tarama y Chinchaycocha al capitán Yñigo López de Zúñiga
De Guamalies a don Miguel López de Lerga.

Día 19, se celebro con gran solemnidad le fiesta del glorioso patriarca san Joseph en todas las iglesias, pero la que fue especial se hizo en el monasterio de monjas descalzas, a donde asistió a la misa y sermón el señor virrey y la real audiencia.

Día 20, por acto proveído por los señores del real acuerdo, se ordeno que en este arzobispado y en los demás obispados de la jurisdicción no pueda haber más que un vicario eclesiástico en cada provincia.

Día 21, el obispo de Popayán doctor Feliciano de la Vega, esta tarde hizo confirmaciones en esta santa iglesia metropolitana.

Día 22, los indios del pueblo de Reque, del corregimiento de Saña pusieron en el real acuerdo 30 capítulos y grandes elogios al maestre de campo Pedro Laínez.

Día 23, su excelencia el señor virrey ordeno soltar de la cárcel y cepo, a don Martin de Espinoza a quien había mandado prender por hablarle descompuestamente y faltarle el respeto.

Día 24, el señor doctor Juan de Loayza calderón, oidor de esta real audiencia fue al pueblo de Quives (1) a 10 leguas de la ciudad, en el corregimiento de Canta por hallarse muy enfermo por recomendación de su médico.
Hoy por la tarde se otorgo poder a don Alonso de Quintanilla, minero y vecino de la villa de Huancavelica, para que pueda casarse con doña Adriana de Egues y Beaumont, hija del señor Martin de Egues, que fue presidente de la real audiencia de las charcas.

Día 25, fiesta de la encarnación, se celebro este día con la grandeza y aparato que se acostumbra en el monasterio de monjas de esta advocación, canto la misa de pontifical el obispo de Popayán con extraordinaria majestad, predico el padre provincial de santo domingo fray Gabriel de Zarate, asistió el señor virrey y la real audiencia.

Día 26, por cartas llegadas por correo extraordinario, despachado por el corregidor de la villa de Cañete a su excelencia, avisa que entre Mala y Calango en una quebrada se había descubierto una ranchería grande de negros cimarrones que se habían ubicado allí, llegaron derrepente donde ellos que sumaban más de 40 y solo se cogieron a 18 que fueron llevados presos.

Día 27, llego un correo del puerto de Paita, que avisa la llegada de 2 navíos mercantes que vienen cargados de tierra firme, con lo que el comercio de la ciudad se ha desahogado un poco del aprieto que tuvieron por la pérdida del navío en el cerro de la arena cerca a Ancón.

Día 28, el señor obispo de Popayán hizo confirmaciones por la tarde en la iglesia parroquial de san Marcelo.

Día 29, el señor virrey ordeno detener a mas de 50 escribanos en la cárcel pública de la ciudad, por haber faltado el día anterior al alarde ordinario que se hace todos los domingos en la plaza, los mando llevar la pena pecuniaria de 6 pesos y otros tantos días de cárcel.

Día 30, a las 10 de la mañana, el señor virrey ordeno llamar a los señores del real acuerdo, esta reunión duro hasta la 1.30 del día.

Día 31, el contador Hernando de Valencia, por mandato del señor virrey entrego al fiscal de esta real audiencia, 35 cedulas reales en orden de arbitrios, para socorrer a su majestad con plata, para que el señor fiscal pida cumplimiento y se provea lo que convenga.


(1) QUIVES- célebre por haber sido allí confirmada santa Rosa por santo Toribio.

Texto agregado el 21-04-2012, y leído por 115 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]