La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Cita a ciegas

 Imprimir  Recomendar
  [C:498277]

Cita a ciegas
Me divorcie hace dos meses, a mi ex esposo lo conocí en la escuela era un hombre demasiado guapo, muy atractivo, cuando me habló nunca me imaginé que el chico más popular de la escuela me estuviera invitando a tomar un café. Después de salir dos meses, me pidió que fuera su novia, y por supuesto que mi respuesta fue sí. Al salir de la escuela y entrar a trabajar nos seguimos viendo, hasta que un día me pidió matrimonio, me sentía más feliz que nunca. El día de mi boda fue el mejor. No lo podía cambiar por nada, pasaron los meses y no veía nada de “acción”, podía ver a mis amigas casadas como yo, pero ellas ya tenían hijos. Lo principal es que nos juntábamos para tomar el café o una copa, y siempre hablábamos de nuestras aventuras con nuestros maridos. Mis amigas expresaban con mucha efusión sus noches de pasión, siempre era de las ultimas en platicarla así que siempre inventaba lo que decía. Porque al llegar a mi casa mi ex nunca me tocaba. Al pasar 20 años de matrimonio el me pidió el divorcio y sin pensarlo se lo di. Pero accedí al divorcio porque me enteré que estaba saliendo con una chica más joven que yo. Por un lado sentía alivio de saber que por fin me iba a deshacer de él. Después de mi separación me mudé al departamento que mi madre me heredó. Me sentía sola todas las noches salía a dar la vuelta por el barrio, hasta que por el vitral de una tienda pude ver como una cajera que chateaba en un sitio por internet. Le pregunté de que se trataba y ella me respondió que era un sitio donde platicas con mucha gente.


Cuando llegue a mi casa prendí mi computadora y busque la página, pero me di cuenta de había muchas páginas de ese tipo. Me fui hasta la cuarta opción donde podía ver colores vivos y en medio una pantalla. Solo tenía que crear un usuario y listo. En todo momento decidí ocultar mi edad, puesto que me imagino que los que platican son jóvenes. Pasaron más de dos meses y se me hizo adicción, un día un chico me mandó un mensaje privado, pensé en responder, pero me pregunte ¿Por qué no? Y le di en aceptar. Me invitó a una charla bastante interesante, por más de dos meses platicamos de libros, literatura, música, política, a veces hablábamos de sexo. Un día le propuse vernos, después de varios intentos el accedió.


Por la tarde me arregle y me puse un vestido en color negro, tomé mi bolso y me fui. Cuando llegue al lugar, era más temprano de lo acordado. La gente pasaba, los veía y ellos me veían. Hasta que del otro lado de la calle un chico bastante joven, desaliñado, con una chaqueta en color café, y un pantalón de mezclilla, lo vi me acerque a verlo y le pregunté ¿eres tú? El no dijo nada solo bajó la cabeza hacia mis pechos, ellos se podían ver por qué mi vestido los exponía. De nuevo pregunté ¿eres tú? Y ahora el respondió con llevar su mano derecha hacia uno de mis pechos. Por reacción di un paso hacia atrás, pero dije “ok vamos a buscar lo que tú y yo hemos estado buscando” me tomó de la mano y me llevó a un callejón oscuro. Se lograban ver un par de cajas, después de unos segundos el bajó su bragueta y saco su… juguetito, tomó mi cabeza y bajé hacia su cadera, tomé su miembro y lo coloque en mi boca, creo que el chico era muy joven para vivir eso. Pero se portó muy bien. Después de haber terminado sin pensarlo con su mano tocó mi trasero bajó mi tanga en color verde fluorescente, y metió su pedazo de carne en mi santuario que estaba bastante caliente. Así, adentro y afuera, adentro y afuera, fue increíble. El chico no podía ni respirar podía voltear su ojos y se veían en color blanco hasta que estallo con un grito lo sacó de inmediato y pude ver un brinco de un líquido que a cualquier chica de 15 años no quiere ver. Al terminar le pedí que me consintiera que ahora me tocaba sentir a mí. Y sin pensar los hizo ¿cómo es que él pudo complacerme después de que él ya había terminado?, logré gritar de inmediato el chico cerraba los ojos y tocaba mis senos y con su otra mano tocaba mi trasero que sobaba mucho. De nuevo lo sacó a tiempo y no pasó nada más que un hermoso y bellísimo orgasmo. Lo sacudió, lo guardó, subió su bragueta, yo me puse de nuevo mi prenda y bajé mi vestido, me tomó de la mano y me dio un beso. Al llegar a la calle me dio una nalgada, mi reacción fue un grito de placer y me reí. Se dio la vuelta y se fue, obvio le grite que me diera su número. Pero dobló la calle y desapareció, me fui a mi casa y desesperada por saber de él me conecté a la página y vi un mensaje, de él lo leí y me quede pasmada con lo que estaba leyendo.


El mensaje decía “disculpa mi falta de compromiso pero tuve un percance no pude asistir por un problema fuera de mi alcance que me impidió llegar. Espero poder agendar la cita. Un beso”

Todavía no lo creo…

Texto agregado el 28-04-2012, y leído por 124 visitantes. (3 votos)


Lectores Opinan
2013-03-08 11:21:48 Planes inesperados, los mejores... tekkk
2012-05-03 15:57:21 Hmmm. Aunque el chico no era el esperado... creo que aprovechó el tiempo, je je. Idaluz
2012-04-29 06:56:15 Sorpresas te da la vida... ZEPOL
2012-04-29 01:08:10 Parece que la cita fuè bastante buena no? marisas
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]