La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / leyendas_del_mundo / El retrato maravilloso. Loretopaz - Siberia

 Imprimir  Recomendar
  [C:503361]

El retrato maravilloso


Cada pueblo, cada persona ve las cosas desde su propio punto de vista que depende de la época y el lugar en donde se encuentre.

Hace ya muchos años, tantos que no se pueden contar, y lejos, muy lejos, en los confines de Siberia, vivía un pueblo de cazadores, los mejores para fabricar trampas y señuelos, y capaces de seguir la pista de sus presas durante días y días hasta lograr capturarlas.

Durante una de las tantas batidas, una en especial había durado cerca de una luna entera, y justo en el momento en que el grupo de cazadores había decidido que era tiempo de volver pues ya tenían carne suficiente y las pieles que habían juntado les bastaban para trocarlas por todo lo necesario hasta la primavera; justo en ese momento, entonces, Kurik, un joven cazador, divisó a lo lejos a un zorro blanco, el más grande y hermoso que le había tocado ver en toda su vida, y haciendo caso omiso de los gritos de sus compañeros partió tras él.

-No me esperen, yo los alcanzaré desde que lo haya atrapado, les gritó mientras corría con sus raquetas sobre la nieve espesa.

Pero el zorro resultó ser más astuto de lo que él había pensado, y lo condujo cada vez más lejos de los caminos que hasta entonces había practicado con sus congéneres. Cuando por fin consiguió cazarlo, Kurik no tenía la menor idea de qué dirección tomar, así es que emprendió la marcha fiándose de su instinto.

Caminó tres días y tres noches y al cuarto día se topó con el cadáver congelado de un hombre de una tribu desconocida. Kurik se acercó y revisó sus pertenencias, entre las que descubrió un espejo de metal pulido. Al verse reflejado en él, Kurik, que nunca había oído hablar de algo parecido a un espejo, creyó que era un retrato, y se quedó observando fascinado todos los detalles de esa pintura que le parecía mágica, tan perfecta, que era como si el joven valiente y apuesto que estaba retratado pareciese estar vivo. Kurik pensó que se trataba seguramente de un dios, y lo guardó entre sus ropas como algo precioso.

La alegría fue grande a su llegada a la aldea, ya que todos lo creían muerto después de haber pasado tantos días solo en medio de la taiga nevada. Lo primero que hizo Kurik fue ofrecerle la hermosa piel blanca a su esposa adorada.

La sorpresa de la joven esposa fue grande cuando sintió caer el espejo mientras ordenaba la ropa de Kurik, y al verse reflejada en él pensó desconsolada: mi esposo ya no me quiere, pues lleva con él envuelto en su camisa el retrato de una hermosa muchacha.

Sin pensarlo dos veces, se puso sus raquetas de nieve y partió a la aldea en donde vivía su madre, y le contó llorando que entre las ropas de Kurik había un retrato de una mujer muy bella.

-¡Muéstramelo!, dijo su madre, que al ver su propio reflejo dijo a su hija:

-No te preocupes, hija mía, no tengas cuidado, es sólo el retrato de una mujer vieja y fea.

Es así como, al no conocer los espejos, esa gente de Siberia interpretó el hallazgo según sus propias referencias culturales.


Esta historia me maravilló cuando la leí hace muchos años, y me volvió a la memoria mientras trataba de recordar alguna leyenda para este espacio. Todo lo que se refiere a la reacción de cada personaje al descubrir su reflejo en el espejo lo recordaba con exactitud. El resto, la caza y otros detalles, los fui imaginando a medida que la escribía.


Loretopaz



Texto agregado el 26-07-2012, y leído por 233 visitantes. (11 votos)


Lectores Opinan
2013-07-13 22:05:31 Muy interesante la historia, o la leyenda, y excelente tu imaginación para completarla o recrearla. remos
2012-07-26 18:04:15 Sí, un texto para reflexionar, con el candor que caracteriza a las leyendas, bien contada, me parece que su mejor logro es contarla con sencillez, sin artificios innecesarios. sagitarion
2012-07-26 17:30:59 Lore, una leyenda muy bien contada, un aporte para reflexionar. Nada es lo que parece, a menudo las cosas se representan según la óptica con la cual se miran. Pienso que las emociones, los sentimientos, los juicios de valores no son ajenos a ese proceso: al igual que la reflexión de la luz, un haz choca contra un espejo y se refleja. Aunque, a veces, no logremos ver en el espejo el verdadero rostro que nos identifica. Gracias, amiga. Shou
2012-07-26 15:13:41 Concido en un todo con Zepol, y te felicito de corazón.***** MujerDiosa
2012-07-26 10:19:33 hermosa leyenda y muy bien narrada he disfrutado al leerla ******************* yosoyasi2
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]