La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / imágenes

 Imprimir  Recomendar
  [C:506639]

llegué al laboratorio... había como cien ratas disecadas... apestaba, apestaba, apestaba... eso no importaba, lo que sí importaba era que debía terminar el trabajo que era escribir acerca de esta ilusión, este texto que ya huele a ratas... y bueno, allí estaba en el laboratorio, lleno de ratas y un sin número de alumnos vestidos de blanco, u un profesor viejo y sucio, con los cabellos mas grasosos que había visto en mi vida... y cómo hablaba el vejete... decía algo acerca de la humanidad, del final de los tiempos, de la hora, de la depresión... tendría que escribir otro texto, pero no queda más remedio que terminar esta historia... llegué y apenas entré todos concentraron sus miradas en mi cuerpecillo... una voz sonó fuerte y seca, era el sucio profesor... ¡rata!, gritó... de pronto, todos los alumnos, inclusive las ratas empezaron a correr hacía mí... qué esto, pensé... corrí como es natural hasta llegar a la puerta más cercana... ¡se escapa!, gritó el albo gentío... entré y noté que estaba en el baño, blanco como una lápida... la puerta estaba a punto de quebrarse... noté que las ratas mordían con todas sus almitas las aperturas posteriores de la puerta... es el final... vi un espejo que brillaba, me esperaba... me miré y le pregunté a mi imagen si podría entrar dentro del espejo... ven, respondió... entré y pasé al otro lado de las imágenes... sin embargo, todo estaba muy frío y oscuro... miré en su interior y noté que estaba rodeado de miles de espejos... y en cada uno de ellos estaba mi imagen... hola, les dije... ellos me miraron y como si fueran mis enemigos, empezaron a acercárseme... ¡una rata!, dijeron... no sabía cómo escapar, así que me quité los ojos y se los tiré a mis imágenes... silencio, silencio, total silencio... el dolor y la sangre empezaron a nacer en mis carnes... busqué como loco mis ojos... ellos me miraban... más cerca, me dijeron... los cogí y me los puse... respiré con tranquilidad... allí estaba la puerta del espejo... salte sobre ella y caí al baño que estaba totalmente destruido... menos el espejo... salí del baño y me fui a mi casa... una noche de locos, pensé... sí, respondió mi sombra...

Texto agregado el 21-09-2012, y leído por 149 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2012-09-21 06:03:49 ... y un poco terrorífica también. MARIAELENA
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]