La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Las aventuras de turco y laica en una noche de estrellas

 Imprimir  Recomendar
  [C:507313]

En la tierra dorada de ENVIGADO, en el barrio el dorado tras el gran árbol de mangos viven turco y laica, dos perros eternamente enamorados, tan viejo es el gran árbol de mangos que el sol lo inmortalizara tras el pasar de cada tarde espectacular. En la cuadra hay una gran diversidad de animales todos amigos desde cachorros. Quieren ir toda la gallada al salado a disfrutar de la noche de estrellas que ofrece el horizonte cada año.
Va a ir el doctor don burro, el intelectual memo pollo quien invento un súper mini telescopio para poder ver las estrellas como se dedican eterno amor y vuelven el universo un corazón. Aullidos, el lobo vecino no se perderá de esa noche genial, es un burle tero y muy chistoso, es extraño porque hace como una hiena. Vaquina, la vaca del potrero con su novio el león, es el nombre del caballo de allí, hipnotizados por el amor profuso y tallado entre las garrapatas que a como dé lugar también irán organizan lo que han de llevar para comer y beber.
El león es un caballo muy fino, sus cascos son pulidos, su melena la lleva como un león, bálsamo y un impecable cuidado le hace lucirla muy galante. La iguana iguanilla espera impaciente, le gusta aullidos y le vacila sin medida ante las risa de turco y laica que se lamen meneando sus colas para emprenderla caminada al salado.
Cuando arribaron el ron de todos lados salió, tomando y tomando el relajo desfogado en risas cada rincón de los alrededores inundo. Charco arriba caminando un poco más por un breve sendero se adentraron hasta llegar a un pequeño montículo, allí memo pollo muy orgulloso estreno su mini telescopio, su poderoso lente ve más lejos de lo evidente y vio cuando el universo destello, las estrellas fugaces comenzaron acercarse y haciendo un circulo las estrellas llenas de gestos con sus bocas visibles comenzaron a cantar; asombrados todos por esa gran aventura con un coro decidieron acompañar.
Sorprendiendo varias estrellas bajaron para que fueran vistas de más cerquita, destellaron mientras se unieron corriendo, se tomaron de sus puntas resplandecientes y desfogaron lívidos rayos que debieron ser aplazados por turco y laica que ya se encontraban sonrojados, y mucho más enamorados escribieron en una estrella: turco y laica amor por siempre encerrado en un circulo azulado para que se vieran las letras con mucha fuerza de corazón; su amor se fortaleció y hasta las flores consentidas por el viento susurraron a la pasión.
El doctor don burro acompaño inspirado con su guitarra, el león con su flauta deleito a su amada que bramando con su cola lo consintió, las garrapatas se balancean de un lado para el otro nostálgicas mientras iguanilla lágrimas derramo y encima de una estrella un paseo dio, cuando llego una triple vuelta canela espectacular manifestó y el olor todo el saldo inundo.
Las estrellas volvieron a subir al cielo oscuro para dibujar un corazón que tenga energía en la noche eternamente.
Cuando llego el momento de partir memo pollo como un loco rio a carcajadas cuando una docena de lombrices fueron devoradas como pasante para el ron que allí a todos dormidos los dejo. Al arribar el alba con sus fuertes rayos del sol la resaca les acordó de las aventuras de la noche anterior.

j.c.n-16-5-2012

Texto agregado el 30-09-2012, y leído por 154 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]