La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Pócima de lágrimas

 Imprimir  Recomendar
  [C:507934]

Legión de brujas del templo de marfil escondido, las niñas de sus ojos son blancas al igual que su piel pero una bruja es de piel negra y tiene sus ojos verdes, silueta delgada, usa un vestido blanco y en las noches esplendorosas ilumina todo en su entorno, lleva en sus manos una escoba de madera de guayacán que utiliza como bastón y en la cual puede alzar el vuelo y dejar su silueta en medio de la luna que custodian las nubes, camina por un angosto sendero.

En los lejanos riscos del pozón.
Lo llaman así porque los rayos del sol se adentran en el gran pozo de agua dorada a descansar, allí es donde se fortalece el poder del hechicero que se encamino por el mismo sendero que la bruja, frente a frente de repente sintió su pecho palpitar el hechicero que un suspiro le hizo evocar.
Ha pasado los días y la bruja no deja de pensar en el hechicero. Ella después de algún tiempo se encamino en busca de ese hechicero entre los bosques tricolor donde el hechicero ve cada alba que le hace deslumbrar y su hechicería evocar cuando hace las rosa germinar, levitando sin parar de girar por los aires girándolas el viento cada vez más sin cesar para todos en ese bosque sus ojos deleitar, más aun cuando la tierra árida hace germinar, lucientes los sembrados llenan de previsiones para el inclemente invierno y que el feroz hambre no tenga oportunidad de asechar.
La bruja cruzo muchas palabras con el hechicero pero el encanto de sus palabras no hizo magia en él que no parecía prestarle atención, pero sentía la mirada fija de aquella bruja que en silencio su corazón le toca.
Los días continúan pasando y el hechicero se siente ya muy atraído por la bruja, intento pasar desapercibida la imagen en su mente de aquella bruja que le hace volver su mundo irreal. A la bruja algo le agobia por dentro, es por el hechicero que prefiere poner una barrera antes de que los nubarrones de desilusión envuelvan su corazón.
La bruja pensó que su magia no hace efecto en el ser del hechicero, triste esto le hizo derramar lágrimas, siete de ellas fueron atrapados por las yemas sus dedos; en agua hirviendo con un rezo al viento dijo: vientos que armonizan las tormentas, augurio del confín del cielo y el resplandor de la luna lleven dentro de estas lágrimas el amor.
La bruja lo mezclo y en un sabroso liquido lo convirtió, la bruja se la llevo al hechicero que en una tarde asoleada no dudo en beberla, después de tragar la última gota del liquido volvió a sentir pero esta vez mucha más sed, esto no le extraño, en un cántaro una hoja de plátanos metió, una luz alumbro efímera y en agua fría se convirtió.
Cuando vio la bruja el dormido corazón del hechicero este pareció despertar de un sueño, totalmente su atención robo y extrañado sintió celos cuando un humilde granjero a la bruja se acerco. El hechicero no tardo en acercarse mientras la bruja al granjero le coqueteo, celos quería provocar y fácil lo logro, un par de veces la bruja ignoro al hechicero que perdió el control de si, con ira para una parte desolada se dirigió para desfogar con un grito lo que sintió.
A la bruja le agrado su pócima de lágrimas y mucho más el efecto que hizo en el hechicero.
La bruja deambulo en su escoba por varias partes del mudo por los aires descubriendo un mundo de guerreros con cuerpos esculturales y con sus espadas lucientes; uno de ellos el más fuerte con magistrales maniobras de su espada la mirada de la hermosa bruja atrajo, a gusto sus pupilas endulzadas están, su capricho le hizo olvidar al hechicero que sintiéndose sumido en la bruma de la soledad lágrimas por esa bruja derramo, una total desilusión, no entendía porque resulto tan interesado sin poder controlarse sentía mucho amor por la bruja, a riendo suelta su corazón se desboco por la bruja que le hace sentir desolación. Una roca de cristal busco el hechicero, si esta brilla es que ha sido objeto de alguna pócima que puede atrapar, distraer y destrozar un corazón.
El hechicero en un humo despareció para reaparecer en el bosque seco, por ahí se encamino, árido el suelo era levantado por el viento hacia los aires. En todo el corazón del bosque seco donde está el núcleo de la vida que continua germinando allí, es una hermosa la orquídea de la pasión la cual después de que la miro sintió dentro de su pecho que su corazón embrujado descanso.
El hechicero volvió y temeroso de ver la bruja cuando se la encontró no le importo, como si nada por el frente de ella y el guerrero se encamino, sin querer el hechicero tropezó con una campesina y a la primera vista encontró e amor que al pasar de los días se convirtió en su más latente amor.
El guerrero con muchas mujer su vida y vigor desgasto, la bruja cada noche lágrimas derramaba añorando al hechicero que pudo volver su magia una maravilla, esa bruma le insistió, el hechicero que la observo en llamas sus manos encendió, luego de un soplido las apago y solo humo en espiral hacia el suelo cayo.
Sólo lágrimas la bruja derrama porque su pócima de lágrimas se le devolvió.

j.c.n-20-5.2012

Texto agregado el 10-10-2012, y leído por 181 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]