La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / Luna llena

 Imprimir  Recomendar
  [C:510608]

Noche luciente llena de estrellas que al momento son ocultadas, de repente las nubes dejan un círculo para que la luna llena esplendorosa evoque su hechicería en un eco de aullidos que proviene del bosque prohibido.

En el pueblo beramack les tienen rotundamente prohibido a los jóvenes de ir a ese bosque maldito, denominado así por los más viejos. A los límites del bosque prohibido abundan los letreros de prohibición a bordo de carretera y los turistas ven temerosos la orilla de la carretera pero se dirigen sin detenerse hasta arribar a su destino en el pueblo beramack, pero unos chicos en esa noche de aullidos se detienen para escucharlos mejor mientras beben de sus cervezas, los chicos llevan por nombre geis de unas apariencia fuerte, burle tero y ofensivo, orgulloso de ello disfruta cuando Martin accede a lo que diga, es como su mandadero pero el cual humilla sin parar, es flaco, alto y odia a colentro, su envidia siempre le ha quemado su espíritu y esto a colentro siempre lo ha tenido sin cuidado, ellos llevaran lo que merecen a su tiempo.las tres chicas de nombre, avata quien es la novia de geis, hermosa y despampanante como el sol pero estúpida como ella no hay nadie más, milka es la novia de martin y la cual se confabula con obiana para burlarse de colentro haciéndole creer que las puertas del amor se le abrieron. Ellos se detienen a un lado del camino con sus estacionarias encendidas, con sus cervezas en sus manos y fumando cigarro que avata le hace toser, detallan las nubes pasar delante de la luna llena, de repente se escucha un aullido estremecedor y luego otro hasta que los siguen cuatro más, las risas constantes de los chicos se silencian, quieren saber que desocupado está detrás de los aullidos, entre ellos se miran nerviosos y geis como el perfil de líder que le gusta que le reconozcan, traga saliva y les recrimina por miedosos a los demás y se adentra por el bosque prohibido con las linterna de su celular encendida, los demás chicos lo siguen suspirando nerviosos y sienten como son abrazados por la fría niebla hasta que escuchan el correr de un riachuelo; y si se pone más atención se puede escuchar la caída de una cascada más adelante así que no dudan en ir allí. Hermosa cascada, incomprensible en medio de ese charco que más abajo desemboca en otras dos cascadas más pequeñas que resplandece por la luz de la luna llena que de un momento a otro se volvió de color rosa pintando el charco del mismo color, es sino tocar el agua para que esta vuelva hacer cristalina; varios de los chicos curiosos unen sus dos manos para beber de aquella agua que entre sus dedos se escapa, colentro fue el único que bebió del agua rosa hasta que un fuerte ventarrón descubrió en el vapor del agua una especie de árbol muy extraño, es de roca caliza, extrañados algo destella en las pupilas de los chicos que fueron distraídos por ruidos, pisadas sigilosas que fallan y rompen una rama seca que yace en el suelo, un leve rugido sintieron pasearse por sus espaldas, fue tan rápido que no lograron ver nada. Obiana besa apasionada mente a colentro, ríe se acerca donde sus amigas y susurran y después tratan de ahogar su risa con sus manos tapando la boca.


A colentro no le importaron los ruidos extraños se siente enamorado de obiana. Si miran mas detalla mente el árbol de roca caliza esta traspasado por una flecha con una punta de corazón, las plumillas son de color dorado, intrigado colentro su cerveza dejo caer al piso y se arrojo al charco sin previo aviso. Sorprendidos sus amigos se ponen aun más nervioso al ver que lo llaman y este no sale a la superficie, el destellante brillo ya lo ve en el fondo del charco colentro, quiso tomarlo con sus manos para poder palparlo hasta que sus pulmones ya le pedían aire, no tuvo otra opción que nadar a la superficie, este riendo trepo entre unas rocas a la pequeño montículo donde yace el árbol de roca caliza, donde se sentó a descansar recostando su espalda en aquel árbol extraño.

— ¡Quien lo creyera! Es una flecha.
Grita emocionado colentro a sus amigos.

Los aullidos ya más constantes asustan a los chicos que no dudan en marcharse dejando botado a colentro quien no se percata de que sus amigos se fueron sin él, entretenido intenta tomar la flecha con sus manos y destella con una luz dorado desde su punta en forma de corazón hasta las plumillas. Colentro con un mínimo esfuerzo saco la flecha del árbol de roca caliza, de pronto un temible rugido asusta de verdad al chico y este con la flecha en la mano se arroja al charco, nadando muy rápido logra llegar a la orilla y corre entre los arboles mientras busca a sus amigos con su mirada sugestionada, la bruma del bosque es despejada por sus mano que corriendo cada vez más rápido y sintiéndose asechado lo siente pisándole los talones hasta que comienza a ver las direccionales del auto que comienzan alejarse; colentro grito desesperado llamado a sus amigos para que no lo dejaran en ese lugar tan tenebroso, obiana le arrojo un beso y después se burlo.

Anonadado colentro observando la luna recordando los besos de hace un rato sintió cuando los neumáticos chillaron en el pavimento, sus carcajadas se podían escuchar a medida que se alejaban en medio de los sorbos de cerveza, le dolió en el alma a colentro mientras veía las luces rojas traseras perderse en una curva a la distancia que comenzaba hacer ocultada por la niebla.
El corazón inamovible de colentro le hizo continuar su camino a pie dejando la ira a un lado que sólo le puede hacer daño, ignoro, disipo la adversidad hasta que fue sorprendido por un gran lobo que se le arrojo encima, colentro lucha observando los foliosos colmillos que chorrean baba sin cesar, con sus patas de adelante en el pecho de colentro este se resiste a dejar escapar la flecha de sus manos, de pronto una loba arriba con un grupo de lobos de tras muy fuertes y grandes. El lobo agresor se paro en sus patas de atrás, aulló y se alejo.
El resplandor de la luna llena iluminando el horizonte trasforma a la loba en una humana, hermosa mujer, sus partes intimas son ocultadas con péquelas nubes, sus cabellos blancos grises son largos que le llegan hasta su cintura, sus ojos son de color blancos; los demás lobos toman formas de humanos y agitado colentro termina por desmayarse. Somnoliento colentro comienza abrir sus ojos, este dentro de un gran domo y sin entender porque se encuentra allí se sugestiona y mira a su alrededor muy rápido, las antorchas alrededor le enceguecen y de nuevo ve a los extraños que parecen estar más asombrados que colentro.
Mientras se pone de píe colentro todavía con la mano aferrando la flecha siente su corazón que no cesa de palpitar.
Aullidos evocan los extraños a la luna llena que se ve atreves de un agujero en el centro del domo, la flecha se vuelve resplandeciente y las personas allí se inclinan mirando hacia el suelo, un rugido se escucha y la silueta de un hombre toma forma, es el líder da la manada, es el más grande y fuerte, sus músculos son definidos y su baba es blanca y gris, detrás del hay una señora de mucha edad, al parecer tiene trescientos años y es la madre del lobo líder y la estandarte.
Ninguno de los demás lobos logró sacar la última flecha del amor que un ángel proveniente de la luna en el gran árbol desde roca caliza clavo. Cada vez que un lobo convertido en humano intentaba sacar la flecha un aullido se escuchaba porque no podían sacarla de allí. Es su única forma de evocar al amor a la reina de los lobos.
La luna no cesa brillar, no entienden porque un humano logro sacar la flecha del amor del árbol de roca caliza.

—En el amor no existe la razón, la flecha del amor sólo se podía sacar con la fuerza leal de un corazón. Sólo ese hombre entre tantos lobos y seres humanos es el único que tiene corazón.
Dijo la anciana estandarte bien pausado mirando a todos allí.

— ¡Es un hombre del mundo! No puede ser, no es un lobo.
Muy mal humorado olía el lobo líder de la manada a colentro.

—Será su decisión si darle vida al amor o seguir siendo un humano desvalido falto de pasión.
Volvió la vieja estandarte a pronunciar sus respetadas palabras.

Colentro sin entender nada se quiere marchar lo más pronto posible antes de que sea devorado por la loba reina que lo mira fijamente hasta que le dice: ¡no temas!
Colentro retrocedió unos cuantos pasos hasta que la luz de la luna le alumbro su pecho, su corazón se vio latir lucido, todos allí lo vieron, colentro sintió un efímero ardor y la flecha que aferraba en su mano desapareció.
En su pecho donde yace el corazón una cicatriz le sobresale, lo toco con la yema de sus dedos palpando esa cicatriz en forma de flecha. La reina loba miro de nuevo, ella vio los ojos de ese hombre brillar, le hizo un suspiro incontenible a la luna llena evocar.
Guer el lobo líder, feroz como ninguno y quien tiene en mente esperar un tiempo más a que la estandarte sucumba ante la muerte para tener la palabra inamovible por los vientos eternos del poder; desterrara a los débiles y cambiara todas las reglas.
Los rugidos de guer anhelando la reina que del nunca podrá ser, tendrá que cambiar su malvado plan y anticiparse a los hechos destruyendo al chico humano que se entrometió sin querer en sus planes.
Colentro no tiene más opción que quedarse, obligado esta por el amor y deberá subir a los picos escarpados del bosque prohibido y con sus manos abiertas a la luna llena deberá pedir su deseo, esto se deberá hacer después de las tres tardes de nubarrones donde cual la luna llena al atardecer se volverá mostrar luciente, será la única forma de que el chico vuelva a la ciudad donde tal vez siempre quiere estar, o tal vez no. La reina loba le ha hechizado entre las auroras que entre las montañas se ven ondeándose.
Colentro después de dos noches de pensamientos en la reina loba con el pasar de los segundos se vuelven más fuertes, fervientes, en su pecho le resplandece la cicatriz de la flecha del amor.
Más de mil palabra cruzo colentro con la reina loba, su nombre; luna de miel; flores donde se plasman los escritos entre pétalos dorados fueron dedicados, fascinaron a luna de miel que se sentía aullar por todo el bosque prohibido y un poco más allá de la felicidad.
En el tercer día colentro se encamino a los riscos escarpados, muy preocupada queda allí luna de miel sintiendo en su real corazón el profuso amor de aquel hombre, a la expectativa de la luna llena para que sean verdecidos por su resplandor ora con mucha dedicación, inclinándose da fuerzas a colentro para continuar.
Motivado colentro al trote y sin descanso observando los riscos escarpados a lo lejos decidió que su deseo de libertad a los cuatro vientos en contra fulgurar, se quiere marchar de allí, la mentirosa nostalgia es la malvada que siempre asechara para todo destruir. Colentro se detiene, escucha ser asechado por un oscuro corazón de furia desmedida, sin dar espera colentro ya sabe quien detrás del está, sin temor más rápido corrió, sin sentir cansancio ni sed a los picos escarpados ya muy cerca estaba, sin dudar desastilla una rama de un pequeño árbol un poco nervioso, este gira mirando por donde vino, pisadas entre las hojas secas se sienten entre lado y lado, muy ágil quien le asecha no ha podido enfocar a colentro para atacarlo, pero en un instante de distracción con el pensamiento enfocado en luna de miel es sorprendido por guer, pero el chico medio alcanza a reaccionar y esquiva las garras del lobo líder que sobresalían cortando la espesa niebla que de repente aparecía, el lobo vuelve y contraataca hiriendo en el rostro a colentro que viendo la oportunidad golpea con todas sus fuerzas con el tronco desastillado en el rostro del feroz lobo que se cubre con su antebrazo partiendo la rama en mil pedazos, el lobo con su otro brazo golpea a colentro que va aparar a la raíz de un tranco que fue partido por un letal rayo, sin aire colentro y de rodillas intenta ponerse de pie y a merced de guer que con sus largas garras y filudas se aproxima a colentro quien no tiene otra oportunidad que cerrar sus ojos esperando lo peor, cuando de pronto ve que otro lobo se arroja encima de guer y termina por arrojarlo a suelo, ofendido el lobo feroz le abofetea el rostro a luna de miel quien fue la que lo ataco, cayendo de rodillas un poco mareada sólo piensa en colentro que ya molesto desfoga un grito y su masa muscular parece que se fuera a reventar, rasga su camisa y sus pantalón, guer ruge cada vez más fuerte con sus manos abiertas, ya convirtiéndose en mitad lobo es atacado de nuevo por guer, vuelve a esquivar el chico, guer intenta intimidar a colentro derrumbando un gran árbol pero este queda atónito cuando un ardor siente adentrarse en su pecho, se mira y luego mira al chico, por su hocicó comienza a salir sangre y termina por desplomarse ya sin el vital líquido que le recorre sus venas y a punto de recibirle la punta de una piedra en la cabeza colentro alcanza a tomarlo suave por el cuello y lo aleja de la roca filuda, suave lo deja en el suelo; colentro lo toma de sus manos ya convertido en humano pero inerte, mirando fijamente este alcanza a decir antes de morir: ¡bendito eres por la luna llena! Tu ferviente corazón lleva por dentro el verdadero amor ¡cuida la manada y a luna de miel ya que yo no encontré el amor para poder realizar una nueva vida!

Guer murió tomando la mano de colentro quien cerró sus ojos y este por completo en un lobo se convirtió, la cicatriz en su pecho ya no está, aferra la flecha de nuevo con su mano, en esta ocasión alumbra de color dorado y siente de nuevo el efímero ardor en su pecho, sintiéndose sin aire toma la mano de luna de miel sintiendo el aliento con mucho sentimiento.
Luna de miel tierna queriendo ser poseedora del deseo de colentro le motiva en el corazón, y si se quiere marchar qué más da. No dejaba de decirse a sí misma luna de miel.

Colentro aferrándose de roca en roca escalo los riscos escarpados hasta que el pico corono, a lo lejos se veía las luces de la ciudad y en el horizonte la luna llena, sin titubear su deseo a la luna llena manifestó.
Toda la manada esta a la expectativa y mucho más luna de miel; lo que oye le conmueve el corazón y sus ojos que desfogan lágrimas no pueden creer lo que ven, un aullido se escucho y la silueta que se ve en medio de la luna llena a la distancia muestra el deseo que evoco, con luna de miel en cuerpo animal y alma se unió.

En la ciudad los amigos de colentro ven una aburrida película sin dejar de pensar que su amigo que dejaron atrás, como no volvieron a saber nada del prefirieron no mencionar palabra alguna, de pronto un aullido les alerto, miraron tras la ventana y vieron un lobo saltar el jardín, vieron sus ojos brillar por el resplandor de la luna llena. El lobo se detuvo y les observo, les aulló muy intenso y luego se marcho corriendo y se perdió de vista cuando doblo en la esquina.
Los chicos jamás volvieron a ver ese misterioso lobo.

j.c.n-12-junio-2012

Texto agregado el 16-11-2012, y leído por 119 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]