La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / necoperata / LA BIBLIA SEGUN DIOS ( Cuarta entrega)

 Imprimir  Recomendar
  [C:515929]

LA BIBLIA SEGUN DIOS ( Cuarta entrega )

Quedamos en el momento en que Adän y Eva comen la manzana y se avivan.

Esa noche no pude dormir, la imagen de Adan y Eva, revolcándose por el pasto, mordiendosé la boca y esos movimientos, que ya había visto en otros animales, pero no en esa variedad de posiciones, los gemidos, el ritmo creciente, el climax, se me repetían hasta el infinito, tanto, que de haberlas imaginado antes, tal vez el mundo sería otro. Intenté corporizarme, pero fue inútil. Evidentemente, y para mi desgracia, no puedo ser Dios y hombre al mismo tiempo.
Ni bien se hizo la luz, comencé a pispear por el jardín, pero no los vi, solo uno que otro bicho merodeando, pero ni rastros de ellos. Tal vez estaban dentro del rancho. Pero como saberlo ?... Yo soy Dios, no Clark Kent Recién al atardecer los vi salir, cubiertos de hojas de parra, Adán hecho una piltrafa, Eva más linda que nunca,tomados de la mano y dándose piquítos. Se hizo la noche y me quedé con las ganas, calentito los panchos me tiré panza arriba en la catrera y me quedé pensando en cual tenía que ser mi actitud ante lo ocurrido. A ver, me dije, yo les había prohibido algo y ellos me desobedecieron, eso lesionaba gravemente el principio de autoridad, literalmente se cagaron en Dios. Y si un rey, un padre, un maestro, un patrón, un jefe, anqui un marido, pierde la autoridad pierde el respeto, viejo, pierde el respeto...¿ O no ?...A mi me pareció que si... ¿ Y como se reimplanta la autoridad ?... Con el castigo. Porque yo les había advertido que si hacían lo prohibido morirían. Y ahora ?... si no lo hacía me tomarían por boludo. O sea que debía aplicar la pena de muerte, a pesar de que las consecuencias de esta desobediencia me resultasen simpáticas y porque no lujuriosamente excitantes, al punto de admitir que sin ellas no tendría sentido la vida, ni mi razón de ser. ¿ Y entonces ?...Qué dilema !...Y si me hacía el boludo, Como que no me había enterado?..No, eso tampoco . Pero pará, pará un poquito, yo les dije que morirían, no que los iba a matar. Tal vez... Si, me dije, eso. Les bajaría la pena a cadena perpetua, con trabajo forzado más las costas por daño y perjuicio con la autorización para seguir haciendo la porquería lejos del Edén, porque donde se come no se caga. Y que les quedara claro que lo hacía por piedad y porque un padre siempre perdona. Mañana será otro día.
CONTINUARÁ
No dejes de leer la próxima entrega. Dios se enfrenta a Adán y Eva

Texto agregado el 02-02-2013, y leído por 148 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2013-02-02 19:27:02 me compraré un cacharro grande de palomitas, Sr. se te fue un poco la mano con el castigo, bien que los castigases a ellos, pero nosotros,que te hemos hecho? (bueno... ese no es el tema de hoy) GENIAL, ya me he enganchado. elisatab
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]