La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / milita_babilonica / CON MIEDO

 Imprimir  Recomendar
  [C:516967]

Con miedo. Te lo decía en la última carta: te quiero con miedo. Las bayonetas apuntan contra mi pecho. Tirito. El amor no es esa golosina que quisieron hacerme comer a los veinte años: el amor es esta torpeza que duele cada tanto… digamos que cada cuarenta y cinco minutos se me incrusta entre la cuarta y quinta costilla y no sé qué hacer. Me pongo de costado, bajo la escalera de los números (diez, nueve, ocho…) o me tiro de espalda en la cama y respiro dejando la mente en blanco y no cede.
Somos distintos: pájaro de ciudad y pájara campesina, pájaro con tenida de frac y pájara desnuda, agua mineral embotellada y agüita de pozo. Un señor con agenda y una mujer sin reloj. Por eso, entre otras cosas, te quiero con miedo.
Las otras cosas son ésas que yo junto en los cajones del velador para explicar los desajustes cuando la valentía me visita. De ahí extraigo canciones de Bill Fay cuando quiero llorar en lengua extranjera. Me saqué el luto a mordiscos para besarte, por eso mis colores son irregulares (tengo la muerte con ventanas en el cuerpo). La desolación de haber amado mal me hizo buscar tu boca como un trompo mal lanzado y hoy me empuja a besar a otro como se asiste a misa: por fe y también por si acaso…
Tú por allá y yo de este lado. La muralla, los ríos crecidos del duelo, calas desoladas que sobre los jarrones parecen brazos derrotados. Tú sintiendo quién sabe qué y yo amando quién sabe cómo, quemando el prontuario y mirando como leona asustada las escopetas. No quiero esta soledad de tienda por departamentos, ser la pintura de museo frente a la cual se debiera caer de rodillas y, sin embargo, pasamos por el lado hablando por teléfono o contando monedas para comprar un jugo de cuneta. No quiero el mundo en el que París se viste e ilumina. Mi mundo tiene quiltros que le ladran a las carretas, nalcas, gatos recogidos, tiene una araña de patas flojas y kikiriki en la mañana. De mi mundo, caen lanas como estalactitas y los libros sirven de barco y mesa para el café. Tengo también un cedrón en la ventana que me aroma la tarde.
Tú tienes reuniones, coches, semáforos, alarmas que a las seis de la mañana lloran como un bebé recién nacido. Tienes obligaciones para repartir por todas partes, como un Jesús multiplicador de panes y de vino. No pude hacer que cambiaras eso por este nido tibio, en el que dormimos abrazados como condenados absueltos. Me enlazo como una hiedra a un muro de ladrillos, lo convierto en un rincón de la ciudad que es pura Latinoamérica con pies descalzos. Te amo exactamente como la primera vez que te lo dije. Te amo y me duele.

Texto agregado el 18-02-2013, y leído por 379 visitantes. (6 votos)


Lectores Opinan
2013-03-27 06:39:47 Excelente texto firpo
2013-02-18 11:27:49 Bueno...ya lo dije anteriormente..EXCEPCIONAL!!!! Asi se simple!!! Un abrazoooooo de Luz Enormeee!! Eineitjelet
2013-02-18 05:23:32 Magnífico escrito, sinceramente ni se me ocurre qué más puedo decir, poético, romántico, de nostalgias y sinsabores, amor y desamor, íntimo en los parajes y entornos provincianos, campesinos con aromas de cedrón, mis 10 *S Ignacia
2013-02-18 05:23:28 Es una narración singular, escrita con desparpajo, no von descuido, un estilo fresco, vivo y sin falsas retóricas. Te felicito. umbrio
2013-02-18 04:42:07 ¡Qué excelente manera de expresarte! Toda una cátedra de cómo hacer malabares con las palabras. ZEPOL
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]