La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / la cadena

 Imprimir  Recomendar
  [C:518190]

frente a una juguería, vi a una señora llena de cadenas sobre su cuello, que eran negro y lleno de llagas... le pregunté si podría hacer algo por ella... me dijo que ella cargaba todos los males del mundo sobre su cuello... la dejé ir... no lejos la vi caerse como un cartón seco lleno de fierros viejos y retorcidos... me acerqué y le quité todas sus cadenas... cogí a la vieja y la puse en una banca... cuando despertó, lo primero que dijo fue: ¡mis cadenas!... y luego, cerró los ojos para no volverlos abrir mas... la dejé en el mortuorio y cuando volvía a mi casa, un hombre me preguntó si yo era un familiar... le dije que no... ¿porqué?, pregunté... es que hemos recogidos varias cadenas y en cada una de ellas está grabado nombres de muchas personas y todas tienen el mismo apellido... no, no es mi pariente, pero, si gusta, las puedo llevar a mi casa... y si alguien las quiere, se las entregaré con gusto... me las dio y las llevé a mi casa... no pasó ni una noche cuando escucho el sonido de que alguien arrastra cadenas... me he acercado hasta el lugar en donde están y nada... todo está en su lugar... pero, algo raro sucede, como si cada día que pasara, las cadenas aumentaran de cantidad... y ha sido así... mi casa se ha llenado de cadenas y todas tienen mas y mas nombres y todas con el mismo apellido... nombre compuestos, singulares, etc... hasta uno se llama José Primero... José Segundo y así... he tenido de dejar mi casa e irme a otro lugar, sin embargo, en da lugar en donde estoy, escucho la voz de la anciana gritar por sus cadenas... debo estar enloqueciendo porque no es normal que mis manos estén cambiando de color como el de las cadenas... debe ser algo sugestivo... pero no, sigo cambiando de color hasta que una noche, una cadena con un nombre extraño ha tocado la puerta del lugar en donde estoy y me ha preguntado si me llamo fulano de tal... le respondo que sí... venga, me dice y yo le obedezco, como si fuera un pedazo de metal siguiendo un eslabón mas...

Texto agregado el 09-03-2013, y leído por 126 visitantes. (2 votos)


Lectores Opinan
2013-03-09 16:58:43 nosotros mismos nos ponemos cadenas, a veces. carlosb
2013-03-09 15:06:29 Estás encadenado, como todos nosotros, a un mismo destino. HGiordan
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]