La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / EL DIARIO DE LIMA (PARTE XLVII)

 Imprimir  Recomendar
  [C:519932]

ABRIL DE 1633

Hoy primero de abril murió Garci López de Morales, vecino de esta ciudad deja un mayorazgo fundado de más de 7,000 pesos de renta, será enterrado en la iglesia del convento de frailes de nuestra señora de la merced.

Día 2, murió el señor licenciado Heredia, que trabajaba con el señor visitador inquisidor don juan Gutiérrez Flores, con su muerte vaco una plaza de capellán en la capilla real de esta corte.

Día 3, se celebro en el convento de monjas de la encarnación la fiesta de la advocación, predico el padre presentador fray Gabriel de Zarate, asistieron a la misa y sermón el señor virrey, el arzobispo y la real audiencia.
Hoy también su excelencia el señor virrey hizo merced de la capellanía real, al señor licenciado don Alonso Pérez de Salazar, oidor de esta real audiencia.

Día 4, después de haber salido los señores de una reunión en la real audiencia, como a las 11 del día el señor virrey ordeno una junta del real acuerdo general de hacienda y estuvieron hasta la 1.30 pm.

Día 5, llego un correo extraordinario despachado por el señor obispo de Arequipa, que se encuentra de visita en Paita y envía a su excelencia aviso de que el 16 saldría para esta ciudad por tierra, también se supo que muy cerca de dicho puerto se había perdido el navío del capitán Antonio Rodríguez que venia de tierra firme cargado de madera para las galeras.
Este mismo día por la tarde, leyó en esta santa iglesia el licenciado don Melchor de Almonte, rector del colegio real que se presenta como postor a la canonjía doctoral, en presencia del señor arzobispo y su cabildo eclesiástico, conto con la asistencia del licenciado don Alonso Pérez de Salazar, de don Fernando Saavedra que es alcalde del crimen, por lo que toca al patronazgo real todo el auditorio quedo muy contento de su capacidad.

Día 6, sacramentaron a don Manuel de Torres Villavicencio, caballero muy calificado y natural de la ciudad de jerez, que asistió muchos años en esta corte a los negocios de la villa de Oruro.

Día 7, corrió la voz de que se había perdido en el mar la nave capitana, que se aguardaba desde Arica con el tesorero de su majestad el Rey y plata de particulares, toda la ciudad quedo muy alborotada, pero luego investigando dicen se descubrió que ese rumor nació de dos mulatas y por orden de su excelencia el señor virrey fueron llevadas a la cárcel, en la noche fueron liberadas.
Este día dio fondo en el puerto del Callao, el navío llamado “concepción” en el vinieron de tierra firme don Diego de Gonzales de Oviedo, que es gobernador de Tucumán, también llego don Carlos Bazán que es corregidor de la villa de Potosí.

Día 8, entre 7 y 8 de la mañana hubo un eclipse en esta ciudad que duro un largo espacio.
Este día como a las 10 de la mañana, un alférez mato a don Vicente Mogrovejo de una estocada, en esta riña se dice que el muerto tuvo la culpa pues lo fue a buscar y provocar al matador.
Hoy por la tarde leyó en esta santa iglesia el doctor Juan Carrasco del Zas, cura beneficiado del pueblo de Barranca una lección muy docta, como postor a la canonjía doctoral.
Este mismo día como a las 5.30 de la tarde, dio fondo en el puerto del Callao la nave capitana real con el tesoro de su majestad el Rey y plata de particulares, se dice que todo suma como 3 millones.

Día 9, el capitán Diego de Ayala y Contreras se adjudico el oficio de provincial de la hermandad de esta ciudad y su jurisdicción en 50,000 pesos, 10,000 pesos al contado y los 40,000 serán pagados en dos años.

Día 10, en la iglesia del colegio de san pablo de la compañía de Jesús, se celebro la fiesta de los 3 gloriosos mártires del Japón en defensa de la sagrada religión, con gran solemnidad predico un sermón doctísimo el padre Ignacio de Arvieto, el señor virrey no pudo asistir por estar muy ocupado en las cosas de gobierno.

Día 11, don Juan López de Rivera, que es un mercader que tiene tienda en la calle, se refugio en la iglesia por la gran cantidad de pesos que debe.

Día 12, llego un correo extraordinario despachado por el señor obispo visitador desde Trujillo, con fecha del 5 de este mes avisa que el 17 saldría en prosecución de su viaje.
Este día por la tarde en esta santa iglesia, leyó docta y elegantemente el doctor Juan Hurtado de Vera, abogado de esta real audiencia como postor a la canonjía doctoral.
Hoy su excelencia el señor virrey ordeno una junta del real acuerdo general de hacienda, para ver la carta de los mercaderes que determinan que el 15 de mayo se despache la real armada a tierra firme, con el tesoro de su majestad el Rey y de particulares.

Día 13, don Pedro Rodríguez de Mendoza llego a una concertación con sus acreedores, después de 5 años pagara un cuarto de lo que debe.
Hoy llego un correo extraordinario despachado por el corregidor de Cañete, informa que dos españoles, un mulato y dos indios, el día 11 habían visto sobre aquel puerto 4 velas y que 2 de ellas hicieron amago de entrar a dicho puerto, pero luego se hicieron a la mar se sospecha fuesen enemigos, el señor virrey con gran prudencia ordeno realizar averiguaciones en el Callao de los navíos que habían salido hacia Pisco y se dijo que salieron 4, entonces se despacho uno propio y esto tranquilizo a la corte.

Día 14, salió de esta ciudad de los reyes con grande y lucido acompañamiento el general don Rodrigo de Mendoza, alguacil mayor de la corte a recibir al señor obispo visitador, en nombre de los señores de la real audiencia y 2 días antes había salido el capitán don Rodrigo de Rojas que es mayordomo del señor virrey a hacer la misma diligencia en nombre de su excelencia el señor virrey.

Día 15, leyó en esta santa iglesia el doctor Jácome de Alloza cura beneficiado de ella, como postor a la canonjía doctoral una lección excelente y magistral.

Día 16, los oficiales reales de esta caja declararon que el remate del provincialato de la santa hermandad, hecho en el capitán Diego de Ayala y Contreras quedaba sin efecto, por no haber cumplido el dicho don Diego de Ayala dentro del termino señalado con el pago por entero del contado y presentar las fianzas, por esto don Diego de Ayala apelo ante la real audiencia pero no fue aceptado, ante esto se dispuso que el capitán Juan de Medina y Ávila ocupe ese puesto y este mismo día ingreso a la real caja el dinero al contado y presento sus fianzas.

Día 17, se dio las amonestaciones en esta santa iglesia a don Pedro Gutiérrez de Mendoza, para casarse con doña Juana de Ulloa la cual estuvo muchos años en el convento de la encarnación y recibió el habito de novicia, pero por persuasión del dicho don Pedro ella determino salirse de dicho convento con la licencia del prelado al que pidió por escrito.

Día 18, Diego García Jiménez, que es mercader de la calle quebró con 130,000 pesos en deudas.
Este día por la tarde fue recibido en el real acuerdo el doctor Sebastián de Mendoza, al uso y ejercicio de su oficio de relator de esta real audiencia.

Día 19, como a las 8.30 de la mañana ingresaron a esta ciudad 3 cajones llenos de cartas de Castilla, que llego despachado desde Madrid a mediados de enero de este año.
Con dicho aviso se supo que su majestad el Rey había hecho merced del arzobispado de México a don Francisco Verdugo, obispo de Huamanga y que el mencionado obispado fuera ocupado por el maestro fray Gabriel de Zarate de la orden de predicadores, el obispado de la Paz será ocupado por el doctor Feliciano de Vega y luego hubo repique de campanas al medio día y a la hora de la oración otro.
Este mismo día por la tarde el nuevo obispo de Huamanga fue a besar las manos del señor virrey.
Hoy también por la tarde leyó en esta real universidad el licenciado Fernando Díaz de Villalva, abogado de esta real audiencia como postor a la cátedra de cánones que quedo vacante por promoción del señor Sebastián de Alcocer, fiscal de las Charcas.

Día 20, esta tarde un alférez reformado dio muerte a un soldado en el barrio de san Marcelo, todos dicen que fue por causa de una mujer.
Este día como a las 9.30 de la noche ingreso a esta ciudad el señor obispo de la ciudad de Arequipa, visitador de esta real audiencia y después de pasar a saludar al señor virrey se fue a apear a la casa de doña Mariana de Guzmán y Quiñones que es su prima.

Día 21, el señor obispo de Arequipa acompañado de todos los señores de la real audiencia que para este efecto salieron juntos del real acuerdo de justicia, fueron alas 5 de la tarde a hacer una visita al señor virrey.
Este día también tomo posesión de su canonicato el doctor Fernando de Avendaño, con universal aprobación y regocijo de toda la corte.

Día 22, el señor virrey por la tarde visito en su casa al señor obispo de Arequipa.

Día 23, dio lectura en esta real universidad el licenciado Nuño Barreto, que es abogado como postor a la cátedra de cánones.
Este día por la tarde se recibió en el real acuerdo de justicia al señor obispo de Arequipa y visitador, se leyó la real cedula de su majestad el Rey que le da comisión para seguir realizando visitas por un año.

Día 24, por cartas llegadas desde la ciudad de Piura, se supo que el corregidor de esa ciudad había mandado ahorcar al hombre que mato a don Melchor Gómez de Estrada.

Día 25, el señor arzobispo de esta ciudad nombro a don juan Juárez, procurador de esta santa iglesia metropolitana en ínterin que se provea por el real patronazgo el curato que tenia el doctor Fernando de Avendaño.

Día 26, sacramentaron a toda prisa a don Joseph de Castilla Altamirano, caballero de la orden de alcántara y corregidor de la provincia de Huarochirí, desde donde llego muy enfermo de calenturas.

Día 27, por orden de su excelencia el señor virrey se pregono el despacho de la real armada, con el tesoro de su majestad el Rey y la plata de particulares para tierra firme, se fijo de fecha el 15 del mes que viene.

Día 28, el señor obispo de Arequipa fue por la tarde a hacer una visita a la señora condesa virreina, nombro por relator de la visita al licenciado don Luis de Lozada y Quiñones que es abogado de esta real audiencia.
Este día también el señor licenciado Fernando de Saavedra que es alcalde de esta corte, saco de una celda del convento de san francisco a Diego García Jiménez el mercader que quebró y fue llevado a la cárcel.

Día 29, dio lectura en esta real universidad el doctor don Nicolás Polanco de Santillana, relator de esta real audiencia como postor a la cátedra de cánones.
Hoy se produjo la muerte de don Joseph de Castilla Altamirano, sin dejar a sus hijos con que sustentarse y será enterrado mañana en el convento de san francisco.

Día 30, llego la nueva que en el puerto de la Puna situado en la ciudad de Guayaquil, se perdieron los navíos del capitán Pedro de Uribe y de Diego de la Serna, que venían cargados de madera comentan que esto se produjo poco después de salir de dicho puerto ante el mal tiempo que de pronto se produjo.
Este día por la tarde el señor virrey ordeno llamar ante si a todos los mercaderes de comercio de esta ciudad, les hizo un razonamiento muy elegante en orden a asegurarles en nombre de su majestad el Rey, que la plata que se enviase desde este día en adelante iría con seguro que su majestad el Rey no se valdría de ella, como en los años pasados obligado por las necesidades económicas grandes en que le ha puesto la defensa de nuestra santa fe católica (1)


(1) Según Caravantes en su “noticia del Perú” que manuscrita se conserva en la biblioteca del palacio real de Madrid, dice desde el principio de la conquista hasta el año 1630 se había remitido a España desde el virreinato del Perú, sin contar lo que corresponde a la provincia de Quito que no se registraba en las cajas reales de Lima 68’138,111 ducados, enorme suma a la cual había que añadir como el mismo observa la cantidad que por derechos de alcabala y almojarifazgo, valía a la corona la expedición de mercaderías y que estima Caravantes en otro tanto, puesto que el valor de las remitidas en cada flota de 2 en 2 años alcanzaba a los 5’000,000 y de estos el 33 por ciento se pagaba en derechos en la caja real, a pesar de tan cuantiosa renta el monarca mas de una vez uso o mejor dicho abuso de su poder echo mano a los tesoros de los particulares, medida que necesariamente influyo en la baja del comercio y estimulaba a los mercaderes a valerse del contrabando y otras socaliñas en represalia.

Texto agregado el 07-04-2013, y leído por 112 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]