La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / La poesía que endulza la noche y el día

 Imprimir  Recomendar
  [C:522566]

Tras cada día se escriben poemas que se fusionan en poesía y son dedicados al cielo y al viento porque a las piedras se les olvido leer. Eso no le importa a esteylou un poeta olvidado por el tiempo y que ya ha cumplido milenios, se encamina por calles vacías donde cada piedra hay que saltar para no tropezar pero no falta la piedra que no se puedo ver e hizo tropezar hasta caer y no deja volver el espíritu levantar.
La fusión a poesía hace la vida enaltecer de poder para hacer vibrar el corazón que agónico se quería morir, su escritorio es de improvisto donde las circunstancias en medio de la calentura miles de letras comienzan en el cerebro a despertar. Por fuertes vientos las letras se plasmaron en un maltrecho cuaderno del inmortal poeta que cada vez que escribe hace las estrellas deslumbrar hasta un infinito donde las dimensiones son un poco alumbradas por lucida magia.
La poesía que endulza la eterna noche y el efímero día. El silencio al despertar se pronuncia claro al no haber nadie alrededor pero la magia entre las letras hacen un sublime sentir que hace derramar lágrimas que iluminan el cuarto oscuro que en el día no fue posible alumbrar; palabras más palabras menos entre el laberinto eterno donde la noción tiene un poco de amor. Entre la simetría las letras se continúan plasmando, inmortalizando y afianzando el conocimiento en cuartetas que con los rayos del sol a media día enciende las letras en llamas que efímeras dejan marcadas cada hoja del maltrecho cuaderno.
Eterna luz que la bruma desvanece mientras triunfa la literatura entre lo ascendente del ánimo que vuelve todo una magia que germina de vida.
Entrada la noche la energía en la morada faltó, una veladora se hallo en un empolvado rincón, fue escribir para la mecha de la veladora encender, la flama de la vida se ondea con suspiros que evoca la inspiración, una poesía para la noche, para realizar los dulces sueños que se realizaran con la poesía del día.
Eterna soledad que parece maltratar la humanidad, se han de equivocar, paz y tranquilidad es lo que brinda la soledad, ráfagas de viento se adentraron queriendo apagar la flama que las letras inexpugnables no dejan apagar para la poesía de una nueva noche poder realizar. La flama irradia un calor y armoniza el acelerado corazón, profusa poesía que hace sentir febril el existir cuando se ha de escribir a la media luna que hace noches no se había podido un deseo conjugar; culpables las piedras que una muralla fabricaron para ocultar la media luna y peor aun el inminente alba que en su despertar aquella muralla en escombros descubre la fría niebla.
El poeta atento ve la flama de la veladora que su cera derrite lento, rodeo la flema con la yema de sus dedos y está muy candente queda impregnada en sus dedos, abriendo los dedos de su mano en la superficie y las letras en llamas no se extinguen, buena fantasía, su soplido apago la flama para dejar dormir el sol y así despertar mañana a un nuevo día donde se aclama y se inmortaliza la poesía.

j.c.n-12-abril-2013

Texto agregado el 22-05-2013, y leído por 103 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]