La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Carmen-Valdes / Desde mi prisión (III) / Aromas de Libertad

 Imprimir  Recomendar
  [C:522628]

Aromas de Libertad

Dejé de medir el tiempo, ya no importaba, sin embargo un acontecimiento vendría a cambiar el curso de las cosas, había logrado profundizar la fisura y podía hundir todo el largo de mi brazo, como no iba a avanzar más hacia el fondo, comencé a ensancharla , el trabajo iba más rápido de lo que yo pensaba, la roca cedía y el hilo de agua ya no era tal, su grosor aumentaba, la poza estaba de gran tamaño inundando la parte más baja de la caverna, esa noche acurrucada en mi rincón, sentía como se deslizaba formando un canalito. Traté de recordar las montañas, pero la única visión que tenía era lejana, no conocía el entorno, no sabía dónde estaba, mi captor, más bien mi asesino (de solo pensar en él sentía un odio visceral que me embargaba sin que yo pudiera hacer nada para reprimirlo), me había apretado una zona en el cuello dejándome totalmente aturdida, así me sacó de mi casa, nunca vi su cara y tampoco supe cómo me trajo hasta aquí. Traté de recodar algún detalle, pero nada. Me acomodé para dormir y entonces la vi.

¿Soñaba? No, de pie, al lado del agua, una sombra grisácea me observaba, me quedé rígida, no era temor, la presencia lo provocaba, sentí su voz que era como un estertor de dolor, no como un quejido, más bien un gruñido casi grotesco, sin embargo sus palabras entraban claras a mi mente, entonces comprendí lo que yo era. Mitad humana, mitad bestia y mi venganza sería el inicio de mi nuevo ser, la que fui alguna vez, ya no existía.

No era uno el que me había encerrado y mi misión era exterminarlos, yo era la última de mi especie, me habían escondido con la mujer mayor que yo pensaba que era mi abuela, ella nada sabía del cambio que vendría en mí, por lo que sin saberlo les mostró mi presencia cuando era una niña al líder de la secta que había destruido a los otros como yo, mi pueblo, mis padres, mis hermanos, mi verdadera familia, de la única forma que podía hacernos daño, quitándonos la energía que alimenta nuestro poder, el fuego del Sol.

Me hizo un gesto para que me acercara mientras me ordenaba que hiciera luz con mis manos, me pidió mirar mi reflejo en el agua, retrocedí sorprendida todo en mí había cambiado, mi melena y mi piel antes de un color tostado, eran como el ébano y mis ojos que una vez fueron de un verde pálido, tenían el fulgor del fuego, rojas mis iris, brillantes como un refinado rubí, comencé a reír y al escuchar mi voz sentí un gran poder tal como aquella presencia me lo había descrito. Ella me prometió acompañarme en el trayecto, sería la fuerza de mi mano justiciera y desde las sombras me mostraría a cada uno de los culpables de mi perdida herencia.

Descansé esa noche, por la mañana, afilé los cuchillos por última vez, lavé mi cuerpo, trencé mi cabello y comí lo que había cazado al alba. Me acerqué a la brecha que con la fuerza del agua se había abierto unos centímetros más y con la conciencia cierta de ser quien era, empujé la roca quebrándola por la mitad, avancé en medio del torrente de agua que caía en cascada desde la montaña, a pie firme crucé esa cortina líquida por varios metros, al final del recorrido quedé parada en un borde y me envolvió como un padre mi energía creadora, el sol brillaba en el horizonte y en el aire olí mi libertad.

Texto agregado el 23-05-2013, y leído por 155 visitantes. (9 votos)


Lectores Opinan
2013-05-29 23:33:48 seguimos... un abrazo sendero
2013-05-28 02:28:46 Una historia muy creativa, en donde se funde el misterio y la aventura. Esperemos... gui
2013-05-25 19:46:58 Qué maravilla, es un cuento fantástico de una imaginación creadora realmente, felicitaciones me encanto, te sigo en el próximo. ***** Besos lagunita
2013-05-25 08:31:53 acabo de leer los tres relatos, muy buena tu narracion, describis bien cada detalle,las sensaciones del encierro, el lugar, tu sed de venganza. jaeltete
2013-05-25 05:34:18 Me encanta la manera en que estás llevando la historia, los nuevos antecedentes, las imagenes que regalas con tu narración. Sigue adelante!! Un abrazo cariñoso y mis felicitaciones para tu trabajo. gsap
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]