La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / jcn / El ángel perdido

 Imprimir  Recomendar
  [C:526283]

Todo existir un laberinto puede construir y tal vez nunca se pueda salir.
Es el inmenso cielo donde los ángeles residen; todo está hecho de nubes, los bosques, desiertos y el agua. Las arpas que se entonan apaciguan los fuertes vientos de lo incierto.
Anyer es el nombre del ángel que después de perderse en el paraíso blanco nada del se volvió a saber. Es grande y fuerte y lleva sus alas de color negro, volando rápido entre las magistrales nubes que toman una variedad de formas; puras flores de mil colores.
Anyer joven de energía inagotable e impetuoso animó, inocente se adentró entre cúmulos de nubes grises que con polos diferentes estremecen con su choqué ensordecedor los horizontes prominentes.
El panorama de la buena vista se pierde y sin poder ver nada bajo su velocidad en el aleteó, sus manos de un lado para el otro le estabilizan hasta que arriba al núcleo de esa gran nube gris, allí hay un bosque pero no es de nubes, es unas proyección tridimensional causada por los rayos del sol, pero los rayos del sol no alcanzan a penetrar esa gran nube gris.
Es la energía de esa grande nube gris que devora las nubes blancas sin cesar que intentan resplandecer con el señor sol. El ángel anyer se ve sorprendido porque la mitad del núcleo hay una esfera que resplandece mucho más; se apaga y vuelve a encenderse, de repente el bosque cobro vida y se trasforma en barrotes que formaron una reja hasta que las nubes grises se disiparon dejándolo encerrado. Esa jaula forma un triangulo que gira sin parar por los cielos eternos, acongojado anyer desfoga sus lágrimas de libertad deslizándose sus lágrimas por sus mejillas, cuando se tocan los barrotes estos se congelan.
Anyer es el ángel de la luz y aunque el cielo se encuentre azul los mortales no ven más allá de la oscuridad. La visionaria mente del viejo del pantano que sólo tiene un ojo lo vio como si hubiera estado en ese mismo lugar, en el cielo en medio del los horizontes.
La morada de anyer es debajo de un gigante árbol, sus raíces y tronco le brindan un buen espacio el cual es bien aprovechado.
Sólo fue traer un poco del pantano entre sus manos y ponerlo con cuidado entre sus raíces; un rezo conjugo el viento y en un cántaro le apareció agua la cual al instante se congeló hay que encomendar otro rezo a la diosa para que el agua cristalina de mucha más vida.
Con esa agua cristalina donde se siembra el arcoíris surge imponente para surcar los horizontes.
La diosa descendió del cielo y lo llevo a los pantanos donde el viejo de un solo ojo que al parpadear el árbol hasta el cielo creció, siete colores dejando a su paso anyer se ven aparecer. El viejo de un sólo ojo de colores también pintado quedó, al parecer le gustó, el pantano parece también florecer mientras el arcoíris se introduce por el trono y se expandió por todas sus florecidas ramas, sus siete colores pintaron los grises barrotes que vueltos en chorro mágico destruyo la prisión triangular; liberado anyer quien a la tierra desterrado esta se enfoca en su misión para guiar los mortales que desean encaminarse por el sendero del misterioso amor para el mismo reencontrase y en un buen lecho quedarse.

j.c.n-16-05-2013

Texto agregado el 29-07-2013, y leído por 194 visitantes. (1 voto)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]