La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / EL DIARIO DE LIMA (PARTE LIII)

 Imprimir  Recomendar
  [C:530466]

OCTUBRE DE 1633

Hoy primero de octubre llegaron cartas desde Huancavelica, en ellas avisan que el licenciado Gregorio Arce de Sevilla, quien era gobernador había muerto envenenado, cuentan que el mismo antes de morir había declarado que le dieron de comer y luego se sintió mal, por esta causa la justicia había ordenado prender a don Diego de Acuña en cuya chacra el difunto ceno la noche en que sucedió este acto mortal.

Día 2, en la iglesia de predicadores se celebro la fiesta de la naval con gran solemnidad, asistieron a la misa y sermón el señor virrey y los señores de la real audiencia.

Día 3, por auto proveído en el real acuerdo, se mando notificar a 4 prebendados de la iglesia de Trujillo que hasta el presente se hallan en esta corte, que dentro de 8 días salgan a servir en su iglesia o den las razones por lo no lo quieren hacer.

Día 4, fiesta del seraphico san francisco, celebro su día en la iglesia de su orden con gran solemnidad y excelente música, asistió el señor virrey y los señores de la real audiencia a la misa y sermón, luego llego un soldado despachado desde el Callao con el aviso que había dado fondo el patache de su majestad el Rey llamado “san Bartolomé” dicen trae mas de 100,000 pesos para su majestad, pero muy poca plata de particulares.

Día 5, hoy murió don Francisco de la Presa, quien era escribano mayor de estos mares del sur.

Día 6, el doctor Gabriel Gómez de Sanabria quien es juez privativo de la ropa de contrabando, fue al puerto del Callao por haber llegado una fragata que en días pasados se dice haber estado en las costas de la nueva España.

Día 7, se enterró en esta santa iglesia el licenciado Juan de Guzmán, quien era racionero y este mismo día tomo posesión el licenciado Francisco Zapata, quien bajo de la ciudad de la Paz donde era canónigo.

Día 9, Melchor Malo de Molina, alguacil mayor de esta real audiencia dio una comida esplendida a todos sus compañeros en su chacra, a los que no se hallaron presentes se les envió a sus casas con gran largueza.

Día 10, el padre maestro fray Lucas de Mendoza, provincial de san Agustín pidió auxilio al señor virrey, para despachar recaudos para prender a fray Antonio de Vargas, su súbdito pues huyo de la cárcel en que se le tenia y con ayuda de algunos religiosos de su orden, se dice que embarco hacia tierra firme, su excelencia el señor virrey comisiono al licenciado Luis de Lozada y Quiñones, quien es abogado de esta real audiencia para averiguar y castigar a algunos cómplices en la fuga.

Día 11, regreso del puerto del Callao el doctor Galdós de Valencia, donde asistió por mas de 15 días en vista de la real armada que llego desde tierra firme, por ser el oidor mas antiguo de esta real audiencia.

Día 12, por haber habido muchas disensiones de gran consideración entre los religiosos del beato Juan de Dios y su comisario general, el señor virrey por decreto ordeno al doctor Dionisio Pérez Manrique quien es presidente de la real sala del crimen, fuese en persona a aquietar y poner las cosas en su sitio.

Día 13, su excelencia el señor virrey despacho un correo extraordinario a la villa de Potosí, con la orden que la plata de su majestad el Rey salga de allí a fines de febrero del año que viene.

Día 14, la sagrada religión de santo domingo, presento en el claustro de esta real universidad una ejecutoria del real consejo de indias, en el que se ordena que se vuelva nuevamente a votar la cátedra de prima de teología.

Día 15, el señor virrey con el parecer del licenciado Duarte Fernández y del licenciado García Martínez Cabezas, quienes fueron nombrados proveyeron un auto que mando suspender por dos años la real cedula de su majestad el Rey, en el que manda que los dueños de las viñas de este reino paguen cada año de censo, el dos por ciento de las botijas de vino que tuviesen de cosecha.

Día 16, el señor virrey y su esposa fueron esta mañana a la iglesia de nuestra señora de Monserrate donde oyeron misa.

Día 17, por hallarse muy mal de salud el doctor Gabriel Gómez de Sanabria se fue al valle de Ate a cambiar de clima.

Día 18, esta noche en los barrios de la concepción, hallo un oficial a su mujer en la cama con un sacerdote y con su espada no paro hasta dejarlos muertos.

Día 21, por cartas llegadas por correo ordinario desde la villa de Potosí, avisan que el señor presidente visitador de la real audiencia de la Plata, ordeno publicar la vista y repartición de indios a los mineros de aquella villa.

Día 22, salió de esta corte el capitán don Juan de Guzmán y Luna, hacia su corregimiento de la ciudad de León de Huánuco.

Día 23, esta mañana fue el señor virrey en persona a ver y visitar, las carnicerías de la ciudad para enterarse del modo en que se pesa y se vende la carne, así como la limpieza y calidad.

Día 24, esta mañana su excelencia el señor virrey fue a visitar al obispo de la Paz, a despedirse pues esta su señoría de camino hacia su iglesia.
Este mismo día los señores del real acuerdo estuvieron hasta las once y media de la noche, estudiando el caso de las monjas de Trujillo y el que luego remitieron a la real sala del crimen para que lo determinen.

Día 25, avisan desde la villa de Ica que el señor licenciado Cristóbal Cacho de Santillana, había sentenciado la causa de capítulos contra el maestre de campo don Sancho de Prado, quien era corregidor y lo había condenado con 1,000 pesos para la cámara de su majestad, las costas y salarios de la comisión además del pago al capitulante don Nicolás de Porras de 1,500 pesos.

Día 26, a eso de las 5 de la mañana el señor obispo de la Paz salió de esta corte hacia su obispado, fue acompañado por el arzobispo de la ciudad hasta la chacra de Limatambo de los padres de santo domingo, donde se hizo un alto hasta el día de mañana, que ira hasta san juanillo donde lo hospedaran los de la compañía de Jesús y será recibido por el padre Nicolás Duran.

Día 27, tomo posesión de provisor de este arzobispado el doctor don Fernando de Guzmán, chantre de esta santa iglesia.

Día 28, el capitán Bernardo de Villegas se refugio en la iglesia de nuestra señora de las mercedes, al enterarse que el tribunal del consulado manda la ejecución de 70,000 pesos contra el, por el pedido realizado de don Jácome de Quezada.
Este mismo día ingreso a la ciudad el señor licenciado don Antonio de Calatayud, quien es oidor de la real audiencia de la ciudad de la Plata, que vino en el navío del general Toribio de Castro y dio fondo en el puerto del Callao.

Día 29, el capitán Bernardo de Villegas quien se encontraba refugiado en la iglesia se presento en la cárcel de la ciudad, se entrego para probar su inocencia en los cargos contra el.
Este mismo día en el convento de monjas de la encarnación, fueron enterrados los huesos del general don Fernando de Irazábal y Andia, quien fue caballero de la orden de Alcántara y corregidor de la ciudad de Arequipa, de donde fue traído hace pocos días por don fray Gabriel de Zarate, quien es obispo electo de Huamanga y predico el padre Francisco de Contreras quien es rector del colegio de san pablo, asistió mucha gente principal de esta corte por ser la abadesa de dicho convento doña Ana Ángela de Zarate y Recalde, hermana del señor obispo Gabriel de Zarate.

Día 30, murió aquejado de fuertes dolores don Alonso de Carrión, escribano del cabildo y ayuntamiento de la ciudad.

Día 31, como a las seis y media de la mañana el doctor Gabriel Gómez de Sanabria, juez privativo de la ropa de contrabando y el señor fiscal Encinillas, fueron a las casas donde moraba don Esteban de Castellanos, mercader que vino de la nueva España y encontraron muchos cajones con seda de la China que dicen vale una fortuna.
Este día por la tarde se hizo a la vela hacia tierra firme el señor don Esteban Hurtado de Corcuera, presidente de Panamá y quien había postergado su viaje hasta dejar concluido el pleito de corregidor de la ciudad de Trujillo seguido por don juan de Hinojosa y Chávez, pero no hubo un buen final pues los señores del real acuerdo solo mandaron quitar las guardas y recibieron la causa.

Texto agregado el 11-10-2013, y leído por 99 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]