La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / zorin / DON MANUEL PARDO Y LAVALLE

 Imprimir  Recomendar
  [C:531483]

Nace en Lima el 9 de agosto de 1834 y sus padres fueron, el ilustre literato Felipe Pardo y Aliaga y la matrona señora Petronila de Lavalle, se le bautizo con el nombre de Manuel en recuerdo de su abuelo don Manuel Pardo Rivadeneira, un noble Gallego que vino al Perú a ejercer el cargo de oidor de la real audiencia del Cuzco.

En 1848 acompaña a su señor padre a Chile que lleva la representación diplomática, en la republica del sur hace estudios en la escuela comercial de Valparaíso y después en el instituto de Santiago, al regresar al Perú ingresa al colegio nacional de Guadalupe, entonces bajo la dirección del notable historiador Sebastián Lorente.

Vicuña Mackenna describe al niño Manuel Pardo en los siguientes términos: “era un niño retraído, reconcentrado y casi adusto, pero leal y caballeroso”; de Guadalupe pasa al colegio de san Carlos dirigido por don Bartolomé Herrera, del que resulto discípulo predilecto, en un concurso sobre economía obtiene el mas alto calificativo, ciencia a la que dedicaría sus mejores energías durante toda su vida.

Luego viaja con su padre a Europa e ingresa a la universidad de Barcelona, en la que obtiene el bachillerato de filosofía y letras, después viaja a París y en el colegio de Francia estudia economía y finanzas, retorna al Perú en unión de su progenitor y se dedica a la vida privada asqueado de las luchas políticas, que en esa época conmueven la nacionalidad, fía sus mejores esfuerzos en la agricultura en el fundo villa, a la vez que en la “revista de lima” da a la publicidad modulados estudios económicos.

En 1865 la política nacional reclama sus servicios, toma parte en el movimiento encabezado por el entonces coronel Mariano Ignacio Prado contra el presidente Pezet, es enviado a Europa a contratar un empréstito de guerra, al volver se hace cargo del ministerio de hacienda y organiza con actividad, talento y cultura excepcionales la defensa patria, a el en parte apreciable se debe la victoria del 2 de mayo de 1866 sobre la escuadra Española, a la vez que reorganiza sobre nuevas bases la hacienda nacional, aplica sus conocimientos con el mayor rigor científico, el diario “el globo” de rio de janeiro del Brasil enjuicia así a nuestro biografiado: “la conducta del Perú en la guerra con España a sido heroica y a tenido la fortuna de encontrar en la personalidad de Manuel Pardo, al financista y al patriota que mas se ha distinguido por su actividad y entusiasmo”.

En 1868 como presidente de la beneficencia publica de Lima, cuando la ciudad sufría de los estragos de una terrible epidemia de fiebre amarilla, Pardo pone de manifiesto sus aptitudes y se multiplica para ayudar a combatir el mal, establece lazaretos y servicios médicos gratuitos, medidas de higiene publicas y coloca la primera piedra del hospital 2 de mayo, crea la caja de ahorros y el asilo de mendigos, Lima en imponente ceremonia de gratitud obsequia a don Manuel Pardo una medalla de oro y brillantes.

En 1870 ejerce don Manuel pardo la alcaldía de Lima, concretando su programa de acción a 3 problemas capitales, crear rentas al concejo, fundar escuelas municipales e higienizar y embellecer Lima, el que cumple en todas sus partes dando ejemplo de laboriosidad, su labor destaca como el hombre mas preparado, de mayor talento y capacidad, es entonces que inicia una cruzada para la formación de un partido integrado por elementos civiles, que pusieran fin a la azarosa política militarista que tan irreparables daños había causado al país.

Después de una larga y laboriosa campaña y dura lucha, llega a la presidencia de la republica en 1872, don José Simeón Tejada inviste a Manuel Pardo con la insignia suprema pronunciando las siguientes palabras: “en los 50 años que tiene el Perú de vida independiente, sois el único a quien los pueblos han elevado al mando supremo sin el apoyo de las bayonetas, estáis colocado a la cabeza de una nueva época” es así que Pardo inicia una nueva era para la nacionalidad, pero desgraciadamente ella duro solo un periodo y sus frutos no pudieron recogerse en la amplitud esperada, don Manuel Pardo llega al poder cuando la hacienda publica por empréstitos cuantiosos anteriores, despilfarros y malos manejos se hallaba en plena bancarrota, dificultosamente pero con singular energía e inteligencia, rehace y salva al Perú de una situación desesperada, esa gestión hacendaria tuvo como bases el mejor aprovechamiento de las rentas del guano y el salitre.

En conjunto la obra de don Manuel Pardo como jefe de estado fue notable, dio la ley orgánica de municipalidades, fue a la descentralización administrativa con la creación de las juntas departamentales, construyo el ferrocarril de Arequipa a Puno, el de Ilo a Moquegua, organizo sobre nuevas bases la policía a la que dividió en gendarmería y la guardia civil, prosigue la obra del ferrocarril a la Oroya, reforma la ley electoral y el código de procedimientos en materia criminal, se da la primera ley orgánica de instrucción publica, crea la escuela de Ingenieros, crea la facultad de ciencias políticas en la universidad de san marcos, poniendo al frente de ella al celebre economista Francés Pradier Fodere, realiza un censo general de la republica, crea el registro de estado civil, reorganiza la aduana y funda una sociedad de inmigración para traer 50,000 colonos Europeos, su mayor éxito fue el de haber consolidado la hacienda publica y aumentar los ingresos.

En 1876 cumplido su periodo entrega el mando al nuevo presidente el general Prado, Jorge Dulanto Pinillos juzga este periodo de Pardo en los siguientes términos: “ya es un simple ciudadano don Manuel Pardo y su gobierno fue un periodo de transición administrativa y fiscal, doloroso como todos los periodos de transformación, a enfocado el provenir sobre nuevas bases, descentralización y reorganización del ejercito, libertad de pensamiento y una estrecha vinculación con el congreso, su mas grande éxito fue en fundar un partido político y en atenuar las consecuencias de la situación económica que encontró, cuando se despoja de la insignia de mando se retira a pie a su hogar, el pueblo lo acompaña en medio de grandes aclamaciones, al terminar el vocerío se gritan tres hurras”.

Don Manuel Pardo muere en 1878 asesinado por el sargento Montoya, cuando ejercía la presidencia del senado, su desaparición privo al Perú de uno de sus mas preclaros hijos, fue una terrible perdida nacional.

Texto agregado el 29-10-2013, y leído por 174 visitantes. (0 votos)


Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]