La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Extraña parte 3/4

 Imprimir  Recomendar
  [C:531537]

Extraña parte 3

A los pocos días la esposa de John regresó a la casa para llevarse sus cosas. Esa misma tarde después de muchos días le tocaba estar con ella. Tuvo sexo hasta que se cansó. Disfrutaba de sus pequeños senos, sus manos recorrían su esbelta espalda, su hermosa cintura, sus largas piernas y su caliente vientre y besar sus dulces y tiernos boca

Días después llegó Mike con otro amigo de nombre Roger que era diabético.

-hola John, tenemos que ayudar a Roger – dice Mike.
-¿y cómo? - pregunta John
-pues ya sabes con lo de su diabetes - dice Mike.
-John, ya estoy perdiendo la vista, tu sabes. – dice Roger.
-¿y que puedo hacer yo al respecto? –cuestiona John
-pues me enteré sobre lo de Mike que ya no necesita la operación y que tú ya estas recuperado

Y John accedió a que la joven “curara” a Roger.

-listo terminé – dice Roger.
-este tipo solo está malo de la rodilla y tiene meses de no estar con una vieja y se tardó más de una hora en debutar, tu siendo diabético ¿tardaste 40 minutos?
-¡¡la chica es adorable!! ¿Y ahora qué? – pregunta Roger
-tienes que esperar unos días. – recomienda Mike.
-gracias John te amamos. – dice Roger.
-bien fuera de mi casa – dice John

John empezó a cambiar y notó que ya no le dolía nada, ni la espalda, ni las rodillas, ni el cuello. Limpio su casa, los muebles, tiró la basura en su lugar. Pero lo principal es que cuidaba de la linda joven, la peinaba, la bañaba, le daba de comer y obvio tenia sexo con ella. Pero hubo algo que esa joven movió en John, él estaba sintiendo algo mas que verla como un objeto sexual, era amor, la joven siempre admiraba la bella mirada de John y veía que había algo más que un hombre enojón. Un día llegó su hijo por sus cosas.

-¿quién es? – dice John antes de abrir la puerta.
-soy Davis
-¿qué quieres?
-vengo por mis cosas
-está bien, pásale. ¿Y cómo has estado?
-bien. Vivo con mi mamá
-si me dijo ella. ¿Quieres algo de tomar?
-si. ¿Tienes café? – pregunta Davis
-siéntate. – dice John
-¿tienes un sándwich?
-fíjate en el refrigerador
-¿refresco en tu refrigerador? Si tú odias el refresco – aclama Davis al ver lleno el refrigerado lleno de refresco de cola.
-sírvete lo que encuentres.
-me preguntaba si me puedes prestar dinero
-no. No puedo. Voy por tus cosas. –John fue por las cosas de Davis para que viera a la joven –aquí están tus cosas ya puedes irte – le dijo y se escuchó un ruido en el cuarto
-¿tienes visitas? – pregunta John
-no
-bueno me voy
-cuando quieras puedes venir a tomar cerveza y a jugar billar. Ya sabes tocas en la oficina.
-ok, gracias

Conforme pasaban los días él se enamoraba más de ella y la cuidaba para que estuviera bien. Pero Mike abusó de esa noticia y llevó a Carlos un hombre fornido de 50 años que cree que pronto morirá y necesita evitar eso

-ya sabes John. Podemos ayudar a Carlos – dice Mike
-puedo pagar lo que sea – dice Carlos
-oh no. No tienes que pagar nada. – dice Mike.

Después de acceder el hombre de facha sucia pasó a ver a la joven para tener sexo con ella.
-listo, sabes John por primera vez estamos haciendo lo correcto. Ahora si afuera nos van a respetar. Como deben de hacerlo todos. Ella es un ángel. Por cierto hoy mismo viene Peter que ella lo ayude está muy enfermito el pobre. – dice Mike.

Continuara…

Texto agregado el 31-10-2013, y leído por 81 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2013-10-31 04:44:50 Esperaré ansiosa la continuación godiva
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]