La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Traspasando el espejo.

 Imprimir  Recomendar
  [C:531638]

Traspasando el espejo.

Zemelli era una joven con problemas de obesidad, nadie en la escuela le hablaba todos la hacían aun lado. En su casa nadie la quería por ser gorda y fea. Ella solo tenía a su diario y a su peluche bombita. A los 15 años entró a la preparatoria, y con mayor razón la discriminaban, los maestros tenían algo en contra de ella al igual que sus compañeros de clase, Zemelli no tenía amigos.

En la escuela había un chico muy especial para ella, su nombre era León que era delgado muy cotizado en la escuela por su cara de modelo que tenía, nunca volteaba a ver a Zemelli, solo lo hacía para burlarse de ella. Eso la hacía sentir muy mal.

Cuando Zemelli llegaba a su casa lo único que escuchaba eran reclamos por parte de su familia, le decían que estaba muy gorda y que nunca conseguiría un hombre a su lado.
Todas las noches Zemelli lloraba al son de la oscuridad en su habitación. Después de entrar a su cuarto una noche una emoción muy fuerte tocó su corazón y estuvo en depresión más de seis meses, dejó de comer, dejó ir a la escuela, dejó de vivir y sus padres no se preocuparon por ella mucho menor en la escuela preguntaban por ella.

Un día se levantó y ella misma se dio cuenta que era completamente gris. Nadie preguntaba por ella y regresó a su cuarto del que no debió salir. Esa misma noche se miró al espero y vio un rostro demacrado, vacío, sin sueños ni ganas de vivir. Pero de pronto las luces de su casa se apagaron y del espejo salía una luz muy potente que la podía sentir.

Se sentía una extraña energía, Zemelli le pidió al espejo ser la mujer más hermosa y puso una cobija encima del espejo y se fue a dormir. Al día siguiente por la mañana su familia no se encontraba en la casa habían salido a trabajar desde temprano, Zemelli se levantó de su cama al pasar por enfrente del espejo vio a una mujer perfectamente bella. Era de un rostro perfecto, sin arrugas, ojos verdes, cejas bien realizadas, una nariz respingada, labios pequeños, de melena larga, pechos redondos, cintura y pronunciadas caderas. Su sueño se había cumplido, al salir de su casa todos en la calle tenían que ver con ella la miraban como si fuera un pedazo de carne.

Al llegar a escuela todos la miraban en el patio de escuela, pero no sabían quién era ella, pero en el estacionamiento se vio con león y le pregunto se era Zemelli a lo que ella respondió que sí. Que ella se convertiría en su peor pesadilla, en eso lo tomó del cuello y lo mordió para arrancarle medio cuello y dejándolo en el piso desangrándose. Un par de maestros horas después se encontraron con el cuerpo de León llamando a una ambulancia para que lo atendieran pero ya no había nada que hacer.
Los días pasaron y Zemelli seguía desaparecida, nadie sabía dónde estaba. Su familia se mudó de casa pero al sacar todas las cosas de la casa una cosa no se dejó tocar, el espejo. Pesaba demasiado, un día de luna llena un especia de luz extraña salió del espejo y Zemelli logró regresar a la tierra. Sin comida, sin ropa, sin amigos, sin familia, decidió regresar al espejo y quedarse escondida para siempre.

Texto agregado el 02-11-2013, y leído por 102 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2013-11-09 06:30:43 Muy bueno. jaeltete
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]