La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / KARISTESE / Mi héroe

 Imprimir  Recomendar
  [C:533009]

Mi héroe

Conocí a mi esposo por amistades que tenemos en común. Al principio me negaba a estar con el porque le gusta el fútbol y yo lo odio. Y él no se animaba a andar conmigo porque a mí me gustaban las historias de terror y a él le daban miedo.

Los dos nos animamos a tener una cita y empezamos a salir, no fue fácil acoplarnos a nuestras vidas unidas, el hacia el esfuerzo de ir a ver al cine el estrenos de la película de terror más solicitada y yo tuve que hacer el esfuerzo de ir a ver el partido de su equipo favorito.

Nos cosamos y tuvimos un hermoso hijo de nombre ramón. David y yo le dimos inculcamos valores y de le dimos una buena educación a nuestro hijo para que fuera un hombre de bien. Al paso del tiempo ramón también aprendió a jugar fútbol al igual que su papá.

Un día en las canchas ramón se peleó a golpes con un niño que molestaba a una niña. Con me hablaron del equipo para que fuera porque tenían una queja de mi hijo. Llegó el día del cumpleaños de mi hijo y una de sus invitadas de honor fue esa niña a la cual el defendió. Con el tiempo se hicieron amigos y cuando cumplieron 18 años se hicieron novios.
Pasaron los años y esmeralda y ramón se casaron. Esmeralda estaba embarazada hasta que un día nos hablaron para decirnos que ella estaba muy mala en el hospital. Fueron malas las noticias que dio el doctor, esmeralda había perdido a su hijo y que ya no tenía posibilidades de embarazarse. Eso destrozó a los dos. Con el tiempo se dio la oportunidad de adoptar un pequeño de 3 años. Cesar llegó a cambiarle la vida a los dos. Mi esposo David le regaló un perro a nuestro nieto.

Los cuatro eran una familia muy feliz, esmeralda tenía un buen trabajo y mi hijo también. Un día estando descansando en casa, el perro salió de la casa y lo atropellaron, ellos solo escucharon como los frenos de un carro sonaron a todo volumen. Cuando salieron el perro estaba muerto en el suelo.
Los días para mi nieto cesar no fueron fáciles, y venían días peores. En la oficina era difícil localizar a mi hijo porque hacia sus rondines visitando a todos sus trabajadores, siempre motivándoles a realizar mejor su trabajo. Del hospital llamaron para decir que esmeralda se había desmayado en el supermercado y que tenía que ir su familia a verla. Hasta las 4 de la tarde fue que él se enteró de la llamada. A su secretaria se le había olvidado pasarle el enorme recado. La directora me habló a la casa para ir por ramón a la escuela ya que nadie se había presentado para llevárselo.

Cuando llegamos a mi casa le hable a mi hijo para saber qué había pasado pero nadie me daba razones.

Mi hijo llegó al hospital y le dieron la terrible noticia de que esmeralda tenía cáncer de mama. Fue un golpe duro para todos. Para ese entonces mi esposo David tuvo un infarto y murió.
Para colmo a mi hijo lo corrieron del trabajo. Un buen amigo le ofreció un trabajo de policía, a todos no nos gustó la idea pero no había más opciones. Las quimioterapias, los medicamento, la hospitalización de esmeralda, la educación de ramón.

Pasaron los años y esmeralda poco a poco fue venciendo la enfermedad. Mi nieto creció y ya se veían las canas a mi hijo.
Una mañana, Dios decidió que me fuera con él y me reuniera con el amor de mi vida.
Años después en un asalto a un bando hubo una balacera y muchos policías fueron heridos entre esos, mi hijo. Visitaron en casa a esmeralda para darle la desagradable noticia.

Desde siempre traté de inculcarle valores a mi nieto para fuera igual de fuerte que mi hijo y así fue.
Esmeralda se dedica a cocinar pasteles y mi nieto trabaja para poder darle la vida que se merece su esposa y su hijo. Ramón no olvida a sus abuelos ni es su padre.

Es un gran honor tener héroes en tu familia.

Finů

Texto agregado el 26-11-2013, y leído por 317 visitantes. (0 votos)


Lectores Opinan
2016-03-12 02:52:17 ¡Vaya cuento de la vida! ya me imagino cuantas lágrimas estuvieron contenidas en los ojos de su autora. Felicidades por tener el valor de relatar el contenido de una sufrida cotidianidad. clandestino
2013-11-28 07:11:45 si en este cuento se utiliza la escritura como catarsis debio doler cada letra, si se trata de un ejercicio de la imaginación la historia da para muchisimo más, a veces se tiene tanto que contar y no se sabe como hacerlo. Saludos. adrian_louis
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]