La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / joeblisouto / 1980

 Imprimir  Recomendar
  [C:534663]

En el año de 1980 una mujer de no más de veinte años caminaba junto a una amiga por las calles de la vieja y luminosa ciudad… En ambas brillaba una sonrisa, un grito llamado juventud… Tomaron un auto y se dirigieron rumbo al centro de toda su atención… Hablaban de todo, menos de aquello, aquello que les iba a cambiar la vida por siempre… Bajaron en el lugar correcto… Ambas jóvenes, ambas felices… Una de ellas cogió la dirección del destino final y pararon frente de aquella vieja y limpia casona… Tocaron la puerta y una mujer nonagenaria abrió la puerta… El maestro les espera, les dijo… Cuando se está frente a la verdad o el destino de uno, siempre existe una voz que susurra… o que sí o que no… Pero la fuerza de la curiosidad es mayor en una mujer que en miles de hombres juntos… Quizá sea esa una de los grandes abismos entre un hombre y una mujer… Entraron y luego de ver la casa en cada uno de sus rincones, escuchar como el silencio de las paredes sonaba a canción, se sentaron sobre una banca de madera bastante gruesa y vieja… La anciana las llamó pero dijo que una por una debía de entrar… Dudaron, se cogieron de las manos, pero cuando el tiempo pesaba en sus entrañas, se soltaron y Piedad supo que debía ser la primera…
Caminó lentamente y en sus pasos no dudó en mirar adelante, atrás quedaba lo que quedaba… La sombra o el calor de su amiga se apagó apenas cruzó la puerta… Entró y esta se cerró tras de ella… Un hombre bastante pequeño y lleno de vida le pidió que se sentara frente a él… Una mesa los separaba… Ella se sentó y espero a que el pequeño hombre se sentara… Pudo ver que era bastante mayor a su apariencia… Más de ochenta años, por lo menos, pensó… Y sus ojos celestes y sus arrugas y aquella nariz aguileña y fina le hicieron sentir que estaba frente a un hombre de mundo… Era un extranjero, pero eso ya lo sabía Piedad… Vio que el anciano cogía unas monedas que sacó de una caja de cartón junto con una regla de metal dorado, quizá de oro… Extiende la mano, le dijo el anciano… Piedad obedeció y extendió su pequeña y delicada mano de no más de veinte años… Las líneas, pensó…
El anciano cogió la regla y empezó a medir el tamaño de los dedos, luego echó las cinco monedas y supo que el cinco era el número de Piedad…
Tendrás cinco hijos, con dos hombres diferentes… Viajarás mucho… Uno de los padres de tus hijos será del otro lado del mundo y será gentil y sabio… pero, sufrirás, sufrirás, sufrirás mucho… Te esforzarás mucho, pero siempre saldrás adelante… Nunca encontrarás lo que te haga feliz, pero, quizá, uno de tus cinco hijos te recompensará el inmenso amor que tendrás por cada uno de ellos… Te dará mucho más de lo que puedas jamás soñar, pero será uno de ellos…
Luego de agregar que sufrirá tres enfermedades terribles y que será operada, le dijo, que era muy afortunada… ¿Por qué?, preguntó Piedad… Porque ese hijo que tendrás, llegará muy lejos, tanto o más que muchos hombres en toda la tierra… Y un día lo entenderás…
El anciano se paró y se alejó de aquella mesa, dándole a entender que había terminado… Piedad se paró y salió del cuarto… Vio los ojos de su amiga clavados en los suyos pero no dijo nada… Espero a que su amiga entrara, y luego que entrara y saliera, hablaron y hablaron sin parar, hasta llegar a sus respectivas casas… Se despidieron y Piedad llegó a su casa donde vivía junto a sus doce hermanas… Su padre aún no llegaba del laburo diario… Se acostó y no pudo soñar nada… Tan solo recordaba y pensaba en aquel hijo que iba a tener en un futuro…
...(continuará)...

Texto agregado el 26-12-2013, y leído por 99 visitantes. (1 voto)


Lectores Opinan
2013-12-26 05:33:39 Interesante, espero la continuación. siemprearena
2013-12-26 05:31:09 Bueno. Parece una profesía por cumplirse en la continuidad de esta historia. Recomendación: suple los signos suspensivos (...) por comas (,) o punto y coma (;) según requiera. Un abrazo, sigue así abartig
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]