La Página de los Cuentos
Tu comunidad de cuentos en Internet
[ Ingresa
|
Regístrate ]

Menu
Home
Noticias
Foro
Mesa Azul
Eventos
Enlaces
Temas
Búsqueda

Cuenteros
Locales
Invitados


Inicio / Cuenteros Locales / Carmen-Valdes / No Tengas Miedo (Cap.cuatro)

 Imprimir  Recomendar
  [C:536649]

Cuatro
Amanda sacó su teléfono para contestar, pero la conexión se cortó antes que alcanzara a hacerlo, ¿por que le cortaría Joaquín?, metió la llave en la cerradura del su auto intentando al mismo tiempo devolver la llamada. Se quedó rígida al escuchar el disparo, pensó en correr de vuelta al ascensor pero vio que alguien más corría hacia allí, un gemido la hizo volverse, caminó llena de temor hacia el lugar y lo vio tirado en el piso con una pistola en su mano y su celular en el sueldo, sangrando, herido de muerte. Los gritos de Amanda se escucharon en todo el edificio, sintió carreras de la gente que llegaba alertada por sus pedidos de auxilio, después solo caos, preguntas y mas preguntas que ella no sabía contestar, horas de interrogatorio para llegar a nada. ¿Por qué la había llamado antes de suicidarse y para qué?, ella no lo sabía hacía tiempo que no hablaban.

Joaquín Aliste falleció a las 22:05 Hrs. de ese día miércoles, 2 horas después de ingresar en Urgencias y dos horas antes de cumplir sus 45 años, Amanda sabía que poca gente lloraría por él, pero ella si lo haría, le faltarían años y lágrimas para expresar todo lo que sentía. Ahora que sabía lo tonta que había sido: el único hombre al que había amado de verdad estaba muerto y ella nunca se atrevió a decírselo. Si hubiera luchado por él tal vez ahora estaría vivo, ella le hubiera dado la fuerza, no habría estado solo, sin embargo nadie se enteraría jamás que la mitad de su alma se había ido con él.
----------------------------------------------------------------------------------------------- --
Amanda se despertó sobresaltada, muchas veces en este último tiempo había sentido la misma sensación de angustia y desasosiego, abría los ojos en forma brusca, a veces aterrada, sentía miedo de alguien o de algo…

Después de ese día horroroso, nunca mas volvió a la oficina que había sido de su amigo, dejó de ir en auto para no tener que entrar en el estacionamiento donde había muerto tan violentamente. Si nunca demostró su amor por ese hombre, ahora sentía que toda su energía vital se escapaba detrás de él.

Habían pasado dos semanas del hecho, quiso distanciar a Juan Francisco de su vida, necesitaba estar sola, pero él no se lo permitió. Ahora se daba cuenta que había sido su cable a tierra.

La investigación de la muerte de Joaquín seguía abierta, pues tanto la policía civil como el fiscal y de acuerdo a los peritajes realizados, habían descartado el suicidio. La noticia había estado por días en primera plana en los diarios. Porque se había filtrado a la prensa que había dinero de drogas involucrado.

Al parecer después de la muerte de don José, su hijo había hecho pésimos negocios, la desesperación al ver que el patrimonio familiar disminuía a pasos considerables, le había inducido a asociarse con delincuentes y al lavado de dinero. Quien le había disparado tenía que ver con ello seguramente.

El nuevo presidente del directorio ante lo grave de la situación había enviado un comunicado al personal, la empresa sería intervenida y las cuentas bancarias se congelarían hasta cuantificar los valores involucrados con la mafia, por lo que lo más probable que los acreedores solicitaran la quiebra.

Trató de dormir nuevamente, apagó la luz pero la sensación era mucho más fuerte esta vez. Sobresaltada de nuevo, vio con terror como la pantalla de su computador personal se iluminaba, primero blanca y luego completamente roja con unas pequeñas letras negras que en un principio no logró leer por el pánico que se apoderó de ella, pero ahora si las leía “me falta la mitad, Amanda, tu posees la otra mitad ”…

Comenzó a gritar desesperada, sus dos hijos entraron corriendo en el dormitorio y al encender la luz la pantalla estaba apagada. Amanda temblaba de nervios y de miedo, abrazada a sus hijos pero no había explicación, debió ser una pesadilla, tenía que ser una pesadilla.

Sus hijos nunca la habían visto asustada, al contrario, Amanda era valiente, había podido enfrentar la vida solo por ellos. Se adormeció en una especie de sopor, un sueño pesado y asfixiante que la devolvió al día de la muerte de Joaquín, todo repitiéndose, la sombra que se alejaba hacia el estacionamiento, ¿habría sido Joaquín o su asesino? Se vio a si misma frente al escritorio de él y el regalo, lo había olvidado completamente ¿que pasaría con su regalo?, ahí estaba Joaquín en el piso, cubierto de sangre, había algo distinto en el ambiente, como si alguien más observara pero no lograba saber quien era, de pronto la sangre comenzó a brotar del cuerpo saliendo a borbotones, inundándolo todo, despertó dando gritos de angustia, sus hijos ya no estaban con ella en el dormitorio y la pantalla de su computador otra vez estaba de color rojo, y aquel mensaje agrandándose, haciendo que la sangre brotara también de la pantalla inundando su cama mojando sus pies, Amanda sintió el frío líquido subiendo por sus piernas, trataba de gritar pero su voz no salía, sintió con horror que remecían su cuerpo sintiendo el sabor de la sangre en su boca.
Escuchó la voz muy lejos, burlesca, dura, susurrando, repitiendo su nombre, riéndose con maldad...

- AMANDAAAAAAA, Amanda, Hola cariño, despierta, despierta, Amandita, te necesito tienes algo mío, dame lo que me pertenece, Amandaaa

No quería ver la sangre, sentía su cuerpo convulsionando por el terror que paralizaba hasta su mente y esa voz… supo que iba a morir quiso gritar pero su voz quedó atrapada en la garganta.

- ¡Mama despierta! - sintió el abrazo de Elizabeth, su bebé, su niña, que la rescataba del infierno por lo menos esta vez

Texto agregado el 03-02-2014, y leído por 150 visitantes. (4 votos)


Lectores Opinan
2014-03-12 16:20:35 Ahhhh... escalofriante, la trama envolvente entre lo real y lo...¿imaginario? Cinco aullidos aterrados yar
2014-03-03 02:55:45 Pucha, estoy sola, lo estoy leyendo de noche y ya me está dando miedo...Ojalas no tenga pesadillas porque no habrá nadie que me despierte..... Pero sigo pithusa
2014-02-07 03:25:30 Mmmm,me impresiona lo del computador,es como si el alma pidiera algo****** Además la sangre... Victoria 6236013
2014-02-06 01:10:49 seguimos... se pone mejor sendero
2014-02-04 22:58:33 Mmmh... otra vuelta de tuerca. No me esperaba que este relato fuera a tener un tinte paranormal, pero lo tiene. La pesadilla es espantosa. Es evidente que el muerto tiene muchos asuntos pendientes que cerrar... ikalinen
Ver todos los comentarios...
 
Para escribir comentarios debes ingresar a la Comunidad: Login


[ Privacidad | Términos y Condiciones | Reglamento | Contacto | Equipo | Preguntas Frecuentes | Haz tu aporte! |
]